Author Topic: Musica maldita de la A a la z, la musica clasica contracultural  (Read 2336 times)

Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3832
A









B







Live from Mars, de Ben Harper & The Innocent Criminals: muy bueno, aunque sea en directo el sonido es muy limpio apreciándose perfectamente la guitarra especial de Ben Harper. Buenas canciones para escuchar de fondo mientras haces otras cosas...leer, guarros.




Cheap shots, recopilación de Burning Heart Records: sello discográfico sueco con grupos de punk melódico (Millencolin, Mindjive), hardcore (59 Times The Pain y Raised Fist) y skatalíticos (Chikenpox o Liberator) y atención a los agitadores políticos filocomunistas de The (International) Noise Conspiracy formado por antiguos componentes de los Refused. Hay cinco CD de esta colección a precio barato, los mejores los primeros, como siempre.
C






London Calling, de The Clash: en fin, qué os voy a contar, punk inteligente británico, aunque en este disco se mezclan muchos estilos siendo el menos punk, en cuanto a sonido me refiero, de todos los suyos. Canciones como “Brand new cadillac”, “Jimmy Jazz” versionada por los Kortatu, “Rudie can’t fail”, “Spanish bomb”, “Lost in the supermarket” y tantas otras.



Greatest hits, de The Cure: bonitas canciones como “Boys don’t cry”, “The lovecats”, “In between days”, “Close to me”, “Just like heaven y “Friday I’m in love” que te alegran el día. Sí, aunque sean siniestros y oscuros, a mí me alegran el día, ¿qué pasa?

D







The Contino sessions, de los Death in Vegas: disco raro-raro de rock y electrónica potente, con apariciones de Iggy Pop y su voz cavernosa en la canción “Aisha”. Ahora estaba barato en la multi francesa que todos sabemos




Alzheimer, de los Def Con Dos: kaña de España, auténtico rap-metal con letras de cachondeo y no tanto. César Strawberry como frontman con su cresta a lo Taxi Driver, con apoyo de todo el Escuadrón de las Sombras. Ahora han sacado nuevo disco.

E







Beautiful freak, de Eels: primer disco de este grupo con canciones de pop rarísimo, parecido a Beck, con un pavo que se hace llamar Mr. E que se encarga de casi todo y nos cuenta sus movidas y comidas de tarro. A lo mejor os suena “Novocaine for the soul”, el título lo dice todo, y “Susan’s house”




Daisies of the galaxy, de Eels: mismo tipo de canciones que el anterior, pero más tristes porque parece que hizo este disco después del suicidio de su hermana, el pobre. En fin, la puta vida y tal.




Electro-shock blues, de Eels: más de lo mismo pero también recomendable.




Souljacker, de Eels: es su penúltimo disco ya que ha sacado otro llamado “Shootenany” o algo así que no tengo.En la misma línea de los anteriores, pero como siempre hay que arriesgarse y comprar los primeros siempre.




Porelamordedios, de Élena: grupo español de canciones pop tranquilas con chica al frente. Yo me compré el disco porque escuché un concierto en Radio 3 (la única emisora decente que se puede escuchar en este país, excepto las piratas claro) y me gustaron las canciones. También porque el grupo se llama como mi hija, ¡toma ya!.




Obras escondidas, de los Enemigos: grabado en directo en un teatro de Salamanca, creo, pero se oye muy bien y tiene todas las mejores canciones de estos malasañeros con Josele al frente grabado antes de lanzarse en solitario. También recomendables todos los discos de los Enemigos, si te gusta el rock y el blues de toda la vida, hecho en español, para disfrutar con cervecitas y colegas en el bar.

F







Fat music, recopilación de Fat Wreck Chords: sello de Fat Mike, de los NOFX, con grupos de hardcore melódico de la costa oeste estadounidense como Propagandhi (políticos), No Use For A Name, Good Riddance (los más punks), Mad Caddies y Me First & The Gimme Gimme’s. También son cinco discos hasta el momento en esta colección. Ya sabéis empezad por el primero. No os compréis todos de golpe porque os explotará la cabeza.




Brigadistak soundsystem, de Fermín Muguruza: este disco parece que se lo ha empollado bien el Manu Chao. Canciones con ánimo internacionalista y mezcla de estilos: ska, reggae, cada canción está tocada por mezcla de gente de varios grupos, canciones en varios idiomas y que te ponen las pilas, en plan “buen rollito, qué majos somos porque no comemos carne”




Si el whisky no te arruina, las mujeres lo harán, de La Frontera: rock vaquero hecho en españa, para patilleros con camperas y bourbon. Si te mola, tu mismo.




100% Colombian, de los Fun Loving Criminals: ¡¡ehhhhh!! nuestro grupo Juli, you know... Canciones de rock mezclado con estilo formado por un ganster de Nueva York, un exmarine y otro que seguro que ha pisado la cárcel, con canciones como “Up on the hill” y “Korean bodega”. Perfecto para apoyarse en la barra del pub con el cubata, el porrito y castigando...

Aromas de NY y recuerdos de noches de juerga, chicas y alcohol con “el Juli” y “el Lennon”, ¡sniff!




Mimosa, de los Fun Loving Criminals: versiones de sus canciones y de otros en plan tranqui, tipo calypso y lounge, perfectos para poner en verano en el chalet de la piscina (quien lo tenga, yo no), rodeado de chicas en bikini y martín blanco bien cargadito. Un placer.




Come find yourself, de los Fun Loving Criminals: canciones como “Scooby snacks”, “The fun loving’ criminal” y “I can’t get with that”. De sus mejores discos. Por cierto el concierto de la Riviera al que fuimos los tres nos resultó un poco paradito, demasiado tranqui.

G









H







Breaking god’s heart, de Hefner: grupo de canciones pop alegres y divertidas que te hacen parecer un erasmus en Londres. Además puedes aprender el idioma escuchándolos porque se les entiende bastante bien




The fidelity wars, de Hefner: es el primero y está muy bien. ¡Pillátelo!




Boxing Hefner, de Hefner: creo que es una recopilación con canciones muy buenas.




We love the city, de Hefner: más de lo mismo, aunque prefiero los primeros.




Give’em the boot, recopilación de Hellcat Records: sello de uno de los Rancid con grupos americanos de streetpunk, ska, rocksteady, oi y psychopunk como Slackers, Hepcat, Dropkick Murphy’s, Gadjits, Tiger Army o Dave Hillyard & the Rocksteady 7. Recopilación que te ayuda a descubrir grupos muy buenos, cada uno en su estilo, y a precios baratos. Colección de cuatro volúmenes hasta el momento, alguno hasta con videos.




Right on time, de Hepcat: buenísimos, grupo actual pero con sonido añejo tipo rocksteady y ska clásico, sin llegar a aburrir como los Skatalites. Te alegran el día. Si quieres conocer algo distinto al ska hooligan borrachuzo píllate este disco y disfruta.

I







Somos unos macarras, de los Ilegales: doble disco con todas sus canciones de rock en español con letras contundentes. Otro de los pocos grupos españoles que os recomendaré aquí.




Make yourself, de los Incubus: mezcla de metal y electrónica contundente. Incluso hay baladas. El tío tiene buena voz. Por lo menos es un grupo original, que ahora se está poniendo de moda, pero que nadie conocía cuando, hace años ya, vinieron a España como teloneros de los Korn. Bueno, yo sí los conocía...

J







Beat surrender, de The Jam: buenísima recopilación con conocidas canciones como “Beat surrender”, “Town called Malice”, “Pretty green”, “That’s entertainment”, “In the city”, “The modern world” y “In the midnight hour”. Primera época de los Jam más influenciados por el emergente punk de la época y menos por el soul que posteriormente ha hecho Paul Weller. Recuerdos de fiestas mod anfetamínicas, saltos y empujones.




BBC Sessions, de The Jam: doble disco con un montón de canciones en directo y grabaciones de John Peel (r.i.p.) en la BBC. Curioso para conocer la evolución del grupo icono mod desde su época más punk a su época final más sosita, que me gusta menos, como habréis notado.




Ritual de los habitual, de los Jane’s Addiction: disco muy raro, como un viaje en heroína, con canciones de rock estratosférico y canciones lentas que te transportan y te dejan sopa, de hecho yo me quedo sobado cuando lo escucho, aunque cuando arrancan tienes que bajar el volumen. Curiosos e innovadores.




Vol. 1, de Jazzmatazz: disco que mezcla hip-hop sobre bases jazz que queda muy elegante en un cóctel (ein?). Mola.




21 singles, de los Jesus & Mary Chain: caña y distorsión guitarrera de los hermanos Reid con sus pelos cardados y canciones como “Just like honey”, que aparece al final en la peli “Lost in Translation”, “Some candy talking”, “Sidewalking” y “I love rock’n’roll”. Muy bueno, gracias Juli por grabármelo.




Substance, de Joy División: típico after-punk que te devuelve a los ochenta y sus sonidos oscuros con la clásica “Love will tear us apart”. Me lo regaló también el Juli, él sabe lo que me mola. Aviso: el cantante, Ian Curtis se ahorcó con su cinturón en la habitación de un hotel. Recuerdo que el día que me despidieron del puto trabajo llevaba este CD en el discman y me animó bastante, es que yo soy muy raro...

K







Sahra, de Khaled: música argelina, exactamente rai, aunque en algunas canciones parece reggae. Como todos los músicos de rai, están amenazados por el integrismo radical islámico por lo que viven fuera de Argelia, normalmente Paris. Es un disco alegre que me hace recordar noches locas del Suristán.




Kortatu, de Kortatu: y ahora volvemos a la época del instituto y los primeros años de la universidad. Los Kortatu fueron un símbolo con su mezcla de ska y punk, letras en vasco que ni dios entendía pero que todos cantábamos (curiosidades del alcohol), en fin, mucho baile y lucha en las calles contra todo porque sí, y con razón, ¡kojones!. Inolvidables “Sarri, Sarri” y “Manolo Rastamán”.




The K & D Sessions, de Kruder & Dorfmeister: doble disco de música electrónica tipo chill-out para escuchar de tranqui en casa. Mezclado por dos DJ’s austriacos....Pilladlo para tener de fondo en fiestas cool y modernillas

L









M







The Ras portrait series, Mad Professsor, recopilación de Ras Records: mezclas de Mad Profesor en clave dub fumeta. Muy bueno para estar tirado en casa fumando lo que te apetezca.




Clandestino, de Manu Chao: bueno, bueno, volvemos al Suristán con los colegas controlando, desde la barra por supuesto, el ambiente y el movimiento estratégico de ellos y ellas, vamos tipo documental de la 2. Curso acelerado de antropología en directo y a pelo, me refiero al Suristán no al disco. El disco está bien, ya sabes, mezcla de músicas del mundo y buen rollito alternativo. ¿Qué habrá sido de los argelinos? Por cierto en el Suristán conocí a Clarita, mi mujer, besos, je, je.




Metallica, de los Metallica: me refiero al disco negro con canciones como “Enter sandman” y “Nothing else matters”, las clásicas vamos.




Complete discography, de los Minor Threat: ¡¡¡aaaaaaaalucinante, cañero total, una buena hostia en la boca!!!, auténtico hardcore straight-edge contra el sistema y todo lo que se mueve. ¡Te lo compres ya!. Luego se convirtieron en los Fugazi y se tranquilizaron bastante. Fotos de conciertos muy buenas en el CD.

N







The fragile, de Nine Inch Nails: rock industrial hecho por Trent Reznor, que también ha hecho algo con Marylin Manson. Doble disco contundente en ocasiones y con atmosferas oscuras y tranquilas en otras que de repente estallan en espiral industrial y demoledora in your fucking head.




The downmard spiral, de Nine Inch Nails: el primero de este grupo con canciones industriales que aparecen en la peli “Natural born killers”, “Asesinos natos” para los que no lo hayan pillado.




Unplugged in New York, de Nirvana: muy bueno para tener otra visión del grupo. Versiones acústicas de sus clásicas canciones con un Kurt Cobain desgarrador que da cosa escuchar sabiendo que se voló la cabeza con una escopeta. Demasiada presión del sistema discográfico o demasiada heroína, Courtney Love lo debe saber mejor.




Nevermind, de Nirvana: el primer disco del grunge de la historia, yo estaba en la universidad y me acuerdo de los carteles anunciándolo. Muy buena “Smell like teen spirit”. Recuerdo que “El Despi” me preguntó si conocía el grupo, creo que terminó de policía...

O







Smash, de Offspring: primer disco del grupo y muy bueno con canciones de punk y alguna ska. Mucho mejor que los posteriores y que un montón de grupos han intentado copiar. Supuso la universalización del punk melódico, ¡venga todos en patinete con bermudas y zapatillas tochas!.

P







Rearviewmirror, de Pearl Jam: acaba de salir, es una doble recopilación de singles. El segundo disco es más tranquilo y me gusta más que el primero. Eddie Veder y su voz cavernosa.




Doolittle, de los Pixies: buenísimo disco de rock-pop-punk con canciones como “Wave of mutilation”, “Here comes your man” y “Monkey gone to heaven”. Grupo que marcó estilo y del que salieron más grupos que toman su nombre de algunas de sus canciones. Un icono para los indies patrios.




Placebo, de Placebo: ¡pues a mí me gustan! Rock actual contundente con canciones que te ponen las pilas, aunque te manches un poco con el maquillaje de estos chicos, ¡oig!




Without you I’m nothing, de Placebo: buenísimo, como el anterior, contundencia y variedad.




Black market music, de Placebo: más canciones del mismo estilo




Sleeping with ghosts, de Placebo: el último disco de estudio por el momento. Este disco también se presenta en formato doble con un disco de versiones que debe estar muy bien pero que no he escuchado.




Super 8, de los Planetas: el primero de “J” y sus muchachos, pop-rock en español con distorsión y letras de colgao. Muy bueno, no parecen de aquí. Gente creativa y diferente, auténticos. Los ví en un concierto en el planetario, con Luigi (saludos a Barcelona) y sus colegas, cuando tocaba la bajista de espaldas al público. Cada uno es como es, oye.




Una semana en el motor de un autobús, de los Planetas: muy bueno también, con la canción de la playa. Grupo también icono paralos indies españoles y recuerdos del Maravillas en Malasaña con el Lennon y sus triples de Bacardi.




Salve, de La Polla Records: los mejores, volvemos con Kortatu al instituto y la universidad. Auténtico rock radikal vasco desde Salvatierra con letras contundentes y válidas actualmente (“ya está bien de decir mierda y no hacer nada por cambiarlo”. Un clásico.




Revolución, de La Polla Records: buenísimo, como el anterior, marcó una generación, que ahorá se habrá aburguesado y votará al PSOE.




Dummy, de Portishead: para flipar, trip-hop buenísimo y original, fueron los primeros en hacerlo. Atmósferas de cine negro y humo de garito de jazz. Muy recomendable.




Screamadelica, de Primal Scream: disco de rock psicodélico por llamarlo de alguna forma que también te transporta a otros mundos. Se nota que esta gente hace las canciones puestos.




Dirty hits, de Primal Scream: disco doble, uno es una recopilación de singles y el otro son versiones mezcladas por DJ’s. Interesante y muy bueno.




Music for the jilted generation, de The Prodigy: grupo que inició la mezcla entre el punk y la electrónica, descubierto en Radio 3, en el programa de Pérez Brian (gracias tío, tu programa me enseñó muchos grupos) con canciones como “Voodoo people” la preferida del Lennon, , “Poison”y “Their law”. Muy bueno el concierto del Festimad, estuve en primera línea con Juan Carlos, que no sé que hacía allí (saludos a Huelva), el Lennon y Josito se quedaron al final en plan cómodo.

Q









R







Rage against the machine, de los Rage Against The Machine: ¡¡¡¡¡dios!!!!!!! los mejores entre los mejores, hardcore-rap-metal, los primeros en hacerlo y los más originales, letras descomunales y activismo guerrillero con un par de pelotas, canciones como “Killing in the name” con su frase “fuck you!, I won’t do what you tell me” que más de uno y una se deberían aplicar… y el de “now you do what they told ya’” que la gente canta en los conciertos“que me chupes la polla” el Zach de la Rocha debe flipar, “Bullet in the head”con el estribillo “they say jump! you say how high?” más de lo anterior, “Know your enemy”, “Fistful of steel” y “Freedom”. Recuerdos de noches cañeras en el Norton con los de siempre (Juli y Lennon) dando botes y quedándonos sordos, yo por lo menos




Renegades, de los Rage Against The Machine: versiones de otros grupos. Destaca “kick out the jams” de los MC5, grupo de norteamericanos comunistas investigados por el FBI y la CIA.




Watch your step, de Raised Fist: otra patada en la cara, estos suecos hacen hardcore contundente y brutal, que dan ganas de matar, vamos. Me lo llevé para escuchar en el tren el día del “juicio” por mi despido improcedente, para darme ánimos, you know, grrrrrrrrrrrr




Ramones, de los Ramones: bueno, bueno, que voy a decir de los Ramones, aparte de que se han muerto casi todos y que alguno era de derechas, son otro de los grupos que ha hecho historia y creado estilo con canciones como “Judy is a punk”, “I wanna be your boyfriend” y “I don’t care”. Cualquier disco es buenísimo si te gusta el rock’n’roll acelerado. Ello son los creadores del Hey! Ho! Let’s go!. Recuerdos del Nueva Visión en Malasaña, con Guillermo (¿cómo te va cabrón?). Le gustaban hasta a Benjamín; holaaaaa.




The Ras portrait series, reggae, recopilación de Ras Records: selección de reggae clásico muy bueno y variado. Si queréis un disco de reggae y no queréis el típico de UB40 podéis utilizar este.




Greatest hits & Videos, de los Red Hot Chili Peppers: otros buenísimos creadores de su estilo funk-rock, originales y atrevidos, como cuando acababan sus conciertos tocando desnudos con un calcetín en la polla. Disco con canciones como “Under the bridge”, “Give it away”, “Californication”, “Scar tissue” y “Suck my kiss” y DVD con videos y conciertos con Anthony Kiedis en plan cresta de peluquería, pero le queda bien, mejor que el pelito corto rubio que me lleva ahora, joder.




The shape of punk to come, de los Refused: grupo sueco original mezclando punk y electrónica, origen de los The (internacional) noise conspiracy. Pasan de canciones supercañeras a tocar el Tannhäuser ¡!!?????




New forms, de Roni Size & Reprazent: el primer disco de jungle, con perdón de Goldie, electrónica diferente, nada de bacalao, ya sabéis elegante. Éste es para escuchar en un cohazo con equipo de música bueno.

S







Greatest hits, de los Selecter: ska británico de los 80 con chica de color al frente, muy buenos sobre todos las canciones skatalíticas y menos las poperas.




Live at Ernesto’s, de The Slackers: fiesta ska en directo del grupo de Hellcat, buen sonido y buenos músicos, sobre todo la sección de viento con David Hillyard al frente. Actualmente es el mejor grupo de ska que hay.




Siamese dream, de los Smashing Pumpkins: otro grupo de hace años con estilo raro y cantante con personalidad, Billy Corgan, parece ser que un poco hedonista y que se cree el culo del mundo pero bueno. Canciones como “Cherub rock”, “Quiet”, “Today” y “Disarm”. Por cierto al batería le echaron por darle al jaco demasiado. Salieron en un capítulo de los Simpsons.




Mellon collie & the infinite sadness, de los Smashing Pumpkins: disco doble con muchas canciones buenas. Recomendable.




The Specials, de los Specials: los mejores en su época y ahora, grupo de ska británico formado por blancos y negros luchando contra el racismo, con actitud vamos. Nuenísimas canciones como “A message to you Rudy”, “It’s up to you”, “Too hot”, “Doesn’t make it alright” y “You’re wondering now”. Todavía recuerdo el poster en el Nueva Visión de Malasaña.




BBC Sessions, de los Specials: en general os recomiendo todos los discos de esta serie. Canciones de siempre y otras, con buen sonido y marcha ska: “Liquidator” y “Skinhead moonstomp”.




Stray Cats, de los Stray Cats: rockabilly auténtico de estos tres rockers que parecen que han vivido siempre en los 50. Brian Setzer sigue haciendo discos. Recuerdos de noches en el King Creole con las rockers (saludos Marga y Almu).




Sublime, de los Sublime: grupo que mezcla ska, reggae y hardcore. Un disco que no es muy conocido pero que es muy bueno y tiene canciones bonitas. Para inquietos y buscadores de nuevos grupos.






T







Close the door, de Terranova: electrónica tranquila tipo trip-hop. En plan tranqui para guarrerías sexuales, por ejemplo.




Mule variations, de Tom Waits: bueno, este tío tiene un estilo de blues-rock-borrachuzo que mola. Ya sabéis la voz aguardentosa con olor a tabacazo, ambiente de tugurio yanqui con mucho wishky, chicas malas, y tipos peligrosos.




Used songs, de Tom Waits: recopilación de canciones antiguas de Tom Waits. Muy bueno.




The very best of…, de Toots & The Maytals: recopilación de este grupo reggae clásico con canciones de las que s ehan hecho distintas versiones como “54-46 was my number”, que se refiere al número que tenía el señor Toots en la cárcel. ¡Joder, si es que me mezclo con una gente!




Ten years of toys, de los Toy Dolls: este grupo hace punk-rock de cachondeo pero potente y buenísimo. Te ponen las pilas. Muy recomendable cualquier disco de ellos. Recuerdos a Larry de la universidad.




Maxinquaye, de Tricky: este tío es la hostia, empezó en los Massive Attack (buenísimos también), se dió de hostias con Goldie y creció en un ambiente muy duro en su ciudad con drogas y pistolas en su casa. Canciones de trip-hop oscuro y denso como “Overcome”, “Ponderosa”, “Black steel”, “Aftermath” y “Suffocated love”. Da miedo.




A ruff guide, de Tricky: recopilación de grandes éxitos que os puede servir para acercaros al universo Tricky. Muy bueno el concierto en la Riviera con Juli y Sonia de acompañantes. Fue una orgía vudú (me refiero al concierto), ceremonia de tambores y colores rojos y azules. Más miedo todavía en directo.

U







The Undertones, de los Undertones: ¡¡¡hostias!!! auténtico street-punk proletario del 77 de este grupo irlandés con canciones como “Teenage kicks” (estuve todo el día escuchándola el día después de conocer a Clara, más besossss) y “Here comes the summer” (versionada por los Siniestro Total con el título “Llega el verano”). Te anima el día y te pone las pilas. Muy buenas las fotos del CD con ellos y son botas Doc Martens rojas, como deben ser. ¡Salud!




Persona non grata, de los Urban Dance Squad: crossover potente y muy buen sonido. El mejor disco de este grupo mezclando rap y rock. Muy recomendable, de los primeros que hicieron este tipo de música ahora tan popular entre los chicos malotes del skate y similares (surf).




Hand on the torch, de US3: je, je, otro disco perfecto para fiestas de Martini blanco con chicas en vestidos cortos y negros. Seguro que os suenan muchas canciones de este disco. Hip-hop-funk vacilón.

V







Punk chartbusters, recopilación de Volverine Records: versiones punk de canciones de todo tipo desde los Beatles a Chris Isaak pasando por Madonna. Divertido. Hay varios discos en esta colección, yo tengo el tercero.

W







Weezer, de Weezer: grupo también descubierto en Radio 3, pop-rock potente hecho por unos tíos que parecen estudiantes de universidad, tipo Pavement, pero con buenas canciones como “My name is Jonas”, “Buddy Holly”, “Undone – The sweater song” y “In the garage”, que te animan. Alegres. Éste es el disco azul, en el verde es donde sale la canción del anuncio