Author Topic: HAN SHAN El sabio de la Montaña Fria  (Read 2440 times)

Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3832
HAN SHAN El sabio de la Montaña Fria
« on: Julio 28, 2009, 04:26:07 pm »
HAN SHAN

 

HAN SHAN

El sabio de la Montaña Fria

 

En el  periodo conocido como dinastía Tang, China vivió un momento de especial esplendor, con fructíferos contactos con India y oriente medio. Es en este periodo cuando la familia imperial China adopta el budismo e impulsa su fuerte desarrollo.

En aquellos días vivió  Han Shan  un monje dotado de una divina y peculiar “locura”,  una locura de la que Platón escribió en el Fedro

 

“hay un tercer estado de posesión y de locura procedente de las Musas que, al apoderarse de un alma tierna y virginal, la despierta y la llena de un báquico transporte tanto en los cantos como en los restantes géneros poéticos, y que, celebrando los mil hechos de los antiguos, educa a la posteridad. Pues aquél que sin la locura de las Musas llegue a las puertas de la poesía convencido de que por los recursos del arte habrá de ser un poeta eminente, será uno imperfecto, y su creación poética, la de un hombre cuerdo, quedará oscurecida por la de los enloquecidos”

 

 

Han Shan es considerado uno de los monjes que llegó a un mayor grado de realización de  la budeidad,  pertenece a una categoría de seres iluminados denominados “budas sonrientes” por su espontánea  y continua risa y alegría, estado natural y primordial del ser humano

En el budismo Chan, el futuro Buda Maitreya es representado como uno de estos budas sonrientes, sin duda uno de los más conocidos por su silueta, denominado Pu Tai o Ho Tei

 

 

Sabemos poco de la vida de Han Shan, de hecho toda su obra consiste en una colección de unos 300 poemas que escribió en la Montaña Fria, donde vagabundeó junto a su amigo Shih teh y de la que adopta su nombre (Han Shan, significa Montaña Fria en chino)

 

 

Lu-ch'iu Yin envió ropa limpia e incienso al Templo de Kuo-ch'ing,

 

cerca de la Montaña Fría, pidiendo que estos regalos se entregasen a Han Shan

 

y a su amigo Shih Teh. Pero al acercarse el mensajero con los regalos, Han

 

Shan huyó a una cueva en las montañas. Shih Teh también desapareció.

 

Lu-ch'iu Yin les pidió entonces a los monjes que recogieran todos  los poemas

 

que ellos habian dejado.

 

 

 

En uno de sus poemas Han Shan se describe asi:

 

Han Shan parecía  un vagabundo. Su cuerpo y cara estaban viejos y arrugados. En

 

cada palabra que él decía, si se medita profundamente en ellas, se respiraba un

 

significado profundo acerca de los sutiles   principios de las cosas,.

 

Todo lo que decia tenia el aroma del Tao en él, secretos profundos y arcanos.

 

Su sombrero hecho de corteza de abedul, su ropa  rota y desgarbada, y

 

sus largos zapatos de madera.

.

 

 

 

Se cree que han Shan fue un personaje que procedía de una familia noble,  no destacó en el ejercito, ni en cargos civiles,  y parece ser que su trabajo consistía en ser escriba de algún noble. De alguno de sus poemas, Red Pine, el autor que ha traducido la obra de Han Shan, deduce que  estaba casado y tenia un hijo , pero una rebelión contra los Tang, le obligo a huir y cambiar radicalmente de vida y ocultar su verdadera identidad.

 

Red Pine, ve en sus poemas un gran interés por velar la verdadera personalidad que se oculta bajo Han Shan, piensa que el misterio de su identidad real obedece a posibles amenazas de muerte por parte de los rebeldes, más que a un simple seudónimo poético.

 

Pero es posible también que Han Shan llegara a  un grado completo de disolución de su ilusoria identidad “yo”, sufriera una radical transformación y recuperara el Estado primordial de los Ancestros, tal como expresa en su poema:

 

Has vislumbrado la silueta benigna

del Invisible, aunque ahora las reliquias de los viejos

glifos sólo insinúan a tal sensación aborigen–

la repugnancia sutil de esos ecos pacientemente

paseando en la cúspide de tu rapto,

gradualmente, gradualmente

disolviéndose.

 

Atento para encender en el Altar del Resplandor,

 los arco iris que se  forman en el aire curvo,

has visto la cara en el fuego

predicha por el Sombrero Rojo,

y en el sublime éxtasis de la ola lunar

has probado el desmayo de la devoción.

 

Ni Destino ni disfraz ni cualquier

 fórmula esperanzada han traicionado durante mucho tiempo tu

amor por la luminosidad etérea que permanece en las

cuevas de vocabularios olvidados.

 

 

Han Shan, calificado como Sabio o Buda Loco, muestra signos evidentes en sus poemas de ser un profundo conocedor de todas las tradiciones de su época, Taoismo, Budismo, Confucianismo, Chamanismo… Es más, parece apuntar a un estado mas profundo del alcanzado por ningún practicante de las mismas

 

Acércate mas,  Amigo mío

y permíteme susurrarte al oído

Sobre el mundo que hay más allá del

Río de la Flor de Melocotón -

Lejos del olor de la

pira fúnebre que esta esperando,

pasado el paraje tabú en el

Bosque de la Luz de la Antigüedad,

a través de la Meseta fresca del Espejo

mientras las Hijas de Mara inician

espontáneamente el ritual.

 

No te pierdas-

este  oculto lugar permanece desconocido

a los Hechiceros de la Atención y a los

Chamanes de la Flor de la Alquimia.

 

 

 Pero por que tal sabio huye como un loco a las montañas?

 

El Estado Primordial del Ser humano, del que los hombres gozaban en La  mítica Edad de Oro, no es lo que aparentemente podríamos pensar, no es un estado de grandes conocimientos, ni de milagros, ni de poderes sobrehumanos. Ese Estado Primordial es un estado en que la conciencia y la volición “yo” dejan de producir sus efectos nocivos de ilusión de auto existencia, sufrimiento, iras, codicias e ignorancias.

 

Un ser que haya llegado a tal punto deja de estar dominado por el falso personaje “yo” que su mente ha inventado, pero también  deja de estar dominado por aquello que Freud denominó el Súper Ego, es decir todos aquellos anhelos, normas, superestructuras sociales,  morales y éticas de la personalidad.

 

Nuestro divinamente loco monje muestra espontáneamente los cuatro estados sublimes de los que Buda habló, la alegría, la compasión,  el amor y la ecuanimidad…  y sin embargo siempre está huyendo de la loca sociedad…quien es el loco…?

 

Por todas estas particularidades, Han Shan fue el personaje adoptado como icono ideal por la transgresora generación Hippy

 

En este poema Han Shan canta  la muerte, a la experimentación de la ilusoriedad del cuerpo, conviene estar atentos a lo que expresan sus palabras.

 

Hermanos y Hermanas,

Corazones de Fe,

un momento por favor–

 

Nos hemos acostumbrado a éstos

monótonos refugios del camino por tanto tiempo

que hemos empezado a pensar en ellos como

nuestra morada real.

 

Somos llevados de aqui para allá por

una pequeña máquina imaginaria hundida

bajo nuestra piel, y así

nosotros nunca descansamos.

 

En el fervor de nuestra arqueología,

sostenemos pedazos de vidrio roto

en alto sobre nuestras cabezas y

nos enorgullecemos de nuestros tesoros.

 

En  solitarios momentos de desesperación

continuamos pidiendo secretamente

lo que ya nos ha desesperado –

alguna clase de Bendición final.

 

Amigos -

el secreto de la Bendición es que

la Bendición nunca se niega,

ni nunca es el final.

 

Yo tengo monedas del espíritu para gastar

en la Fiesta del Fantasma, y

Las Leyes de Cielo no permiten

ninguna excepción:

 

se entrelazan suerte y infortunio,

y aunque yo he jugado con éstos

dados mi vida entera,

ellos son ahora inútiles para mí.

 

Se dice que alguien que

no hace flores hace espinas.

 

Incluso el palacio de un Emperador

no es sino una prisión dorada.

 

De verdad, la brisa más ligera de la mente

puede encerrarnos en las verjas de la prisión,

e incluso el buey más fuerte de nuestra voluntad

no puede arrancarnos de nuevo.

 

Dondequiera que nosotros caminamos, el mono

no está ciertamente lejano.

Él incluso se encarcela voluntariamente.

Quizás esto es por lo qué el

Ministro de Máscaras comentó:

 

"El dragón en la superficial laguna

acabará jugando con camarones para siempre

 

El mundo parece a menudo un lugar frío,

pero nosotros podemos darle un calor moderado.

Qué otro goce puede haber en la vida?

Una gota de compasión

trae torrentes de gratitud.

Cada bodega se abastece totalmente.

 

Hay agua en este vino, o

vino en este agua?

Cuando se hacen tales preguntas,

mis ojos se alzan al cielo.

 

Yo miro fijamente y de algún modo no creo, en

las ruinas carbonizadas de mi propio barco.

Cuan rápidamente el fuego, una vez,

encendido, me mostró que

no hay nada que nosotros podemos poseer.

 

Usted pregunta que de donde vengo.

Yo contesto "de Aquí."

Estas cenizas son mi cuna,

y en este barro un especie de

semilla me ha empujado hacia

la luz del día.

 

Yo agradezco el agua.

 

Yo me tambaleo, cegado, desde

La Taberna de los Idiotas Ebrios,

mi cojera es más evidente ahora,

pero los trucos del mono son

desperdiciados en mí en mi condición.

 

La  dioses se apiadan de los locos como yo.

 

Más allá de ellos, donde  ambos

nos mezclamos con la eternidad,

algo me hace allí

oir el mundo entero

suspirar en alivio.

 

Yo me siento a horcajadas sobre la uña del pie de la

Boddhissatva de Cualidades Infinitas (Kuan Yin), sin

ninguna cualidad que yo pueda encontrar en mí.

Donde Ella vaga, truenan los ecos

de Sus pasos, pero

Yo oigo sólo el más imperceptible

murmullo alegre de recepción de la

tierra en la que Ella pisa.

 

Ellos dicen que el corazón actúa como un traductor

entre el misterio y la inteligencia;

que tiene sus propios moradores que

no hablan con aquéllos que están  solo

de paso.

Aun así yo pregunto:

 

"Quién está allí en este suelo brillante

que no sea pisoteado por sus

Pies danzando?"

 

La Princesa llega en el

Barco de Bondad, y a lo largo de las orillas

hay Bosquecillos de Lilas cuya

fragancia corre alborotada a través de los sentidos.

 

Los primeros Brotes de oro de primavera son suficientemente

libres de toda  disputa, así como los Tulipanes

revelan el propósito de nuestra comparecencia.

 

Sí, no, quizá puede ser–

en este jardín encantador de nuestras almas,

¿por qué usamos  estas distinciones?

 

Cuando la vida es este estimado  jardín,

podemos no escuchar la voz tierna

llamándonos casa,

aun ahora,

aun ahora?

 

¡No te pares en cualquier parte!

 

Hasta que nosotros desaparezcamos no podemos saber  donde estamos en verdad.

 

Después de esta muerte  podemos

devenir humanos por fin.

 

Yo he vaciado mis bolsillos -

no hay nada ya en ellos.

 

Si  me agarras por el cuello,

eso que  sostienes es sólo aire.

 

Uno después de otro,

todos atravesaremos esta

Puerta a su tiempo, y estas palabras

como cenizas se esparcirán a lo largo de

avenidas de pueblos hace tiempo abandonados.

 

Y por favor perdona esta

indulgencia aquí –

 

mi arena se ha

derramado ahora.

 

 

POEMAS DE HAN SHAN

"Han Shan parecía  un vagabundo. Su cuerpo y cara estaban viejos y arrugados. En

cada palabra que él decía, si se medita profundamente en ellas, se respiraba un

significado profundo acerca de los sutiles   principios de las cosas,.

 Todo lo que decia tenia el aroma del Tao en él, secretos profundos y arcanos.

 Su sombrero hecho de corteza de abedul, su ropa  rota y desgarbada, y

sus largos zapatos de madera.

 

Lu-ch'iu Yin envió ropa limpia e incienso al Templo de Kuo-ch'ing,

cerca de la Montaña Fría, pidiendo que estos regalos se entregasen a Han Shan

y a su amigo Shih Teh. Pero al acercarse el mensajero con los regalos, Han

Shan huyó a una cueva en las montañas. Shih Teh también desapareció.

Lu-ch'iu Yin les pidió entonces a los monjes que recogieran todos  los poemas

que ellos habian dejado.

La verdadera perfección parece imperfecta

 cuando es vista imperfectamente.

 

 La verdadera sabiduría es una locura

 a los ojos del tonto

 que rehusa ver.

 

Durante treinta años

 he cantado estas canciones de

 nieblas montañesas, de

 árboles y nieve, pero

 el único que de verdad canta

 es uno a quien nadie

 puede conocer jamás.

 

 

Y si tu me preguntas

 “Que es este alboroto?”

 

 Yo me reiré y me alejaré

 la luna llena se alza esta noche,

 eso es todo lo que  tengo

 que decir.

 

   

Visité  de nuevo a la vieja mujer en su choza de las montañas.

Salvia, cedro, y lavanda flotan en anillos de humo

A su alrededor , la paz de los antiguos se ha afirmado en sus ojos.

Para los afligidos ella distribuye hierbas curativas, para los

buscadores ella es una fuente maternal de consuelo.

Cuando ella me ve acercarse,

ella ríe y ríe sin parar–

 empinadas crestas puntiagudas,

¡el sonido del eco de los vientos del cañón!


 

 

Ese sonido secreto en nuestro interior

es el murmullo de un eco

originado en el mismo

anhelo que  nacen

planetas, galaxias,

luminosidades…

 

Zambulléndose en él,

Anfitrión e Invitado,

conocedor y conocido,

el sabio y su sabiduría

desaparecen sin rastro, como si

nunca hubiesen existido.

 

Intenta seguir ese sonido, y

tu harás lo mismo

Sonidos distantes, memoria de sueños,

ecos y olas a través del  espejismo de la noche,

flotando seductoramente alrededor de la cabeza

me pongo a descansar en una almohada de ramas de pino

 

Voy sin rumbo dormido en un rondar

Y una amplia risa permanente

de soñar sobre

Shih Teh.

 

A lo largo de la noche estuve

soñando, oyendo a mi viejo amigo,

riéndose suavemente:

 

" `Esto es sólo un sueño, un sueño,

un sueño...."

 

hasta que yo despierto y me río al descubrir,

que sólo he despertado dentro de un sueño,

soñando el sueño del sin sueños,

 

feliz por ninguna razón.

 

Acércate mas,  Amigo mío

y permíteme susurrarte al oído

Sobre el mundo que hay más allá del

Río de la Flor de Melocotón -

Lejos del olor de la

pira fúnebre que esta esperando,

pasado el paraje tabú en el

Bosque de la Luz de la Antigüedad,

a través de la Meseta fresca del Espejo

mientras las Hijas de Mara inician

espontáneamente el ritual.

 

 

No te pierdas-

este  oculto lugar permanece desconocido

a los Hechiceros de la Atención y a los

Chamanes de la Flor de la Alquimia.

 

 

Si incluso el grito secreto

“O'Chi Wa!”

no puede tocarlo, por qué te apegas al

Arrullo “Wu Wei?”

 

  Nosotros podemos alejarnos del

dominio de extrañas y tristes miradas

donde las cosas son y ya

no son lo que parecen.

 

Tu has jugado con abandonar

el fantasma de tu anfitrión, obsesionándote

con los intrigantes axiomas de la dualidad ,

en un reino de  compañeros de juegos imaginarios

quizás éste es un buen momento para

simplemente hacerlo

 

 

Quizás  has reflexionado sobre  la

Coincidencia de los siete valles

unidos por el canto de los pájaros--

El sueño de cada piedra es caerse

en la huella de lo insondable,

pero en tu peregrino  avance

ha habido posadas por el camino,

llenando de canciones de piedra tu descanso.

 

 

Encontrándote en el  Blanco Albergue,

retorcido por la voluntad de la Madreselva,

has probado la química de

la nocturna languidez--

nunca ha sido bastante.

 

 

Has vislumbrado la silueta benigna

del Invisible, aunque ahora las reliquias de los viejos

glifos sólo insinúan a tal sensación aborigen–

la repugnancia sutil de esos ecos pacientemente

paseando en la cúspide de tu rapto,

gradualmente, gradualmente

disolviendose.

 

 

 Atento para encender en el Altar del Resplandor,

los arco iris que se  forman en el aire curvo,

has visto la cara en el fuego

predicha por el Sombrero Rojo,

y en el sublime éxtasis de la ola lunar

has probado el desmayo de la devoción.

 

 

Ni Destino ni disfraz ni cualquier

fórmula esperanzada han traicionado durante mucho tiempo tu

amor por la luminosidad etérea que permanece en las

cuevas de vocabularios olvidados.

 

  Ahora  sólo buscas

dar la bienvenida a la lluvia en

el bosquecillo bananero,

quizás un asiento suave

cerca del agua, por fin,

sometido al espacio exquisito

extendiéndose infinitamente entre los pensamientos.

 

Si hay una palabra que

exprese lo inexpresable,

podría usarse aquí.

 

 Cautivado por el Inmenso--

 Vacío y Maravilloso–

En anticipación serena

ahora te acercas a la puerta

final predicha para encontrar a

mi Amigo,

que siempre ha sido

sin puertas.

 

Como los pececillos en el torrente sanguíneo del

enorme ser iluminado por las estrellas, nosotros,

damos vueltas a causa de un ténue impulso misterioso

girando y girando en el corazón.

 

La medida de nuestra resistencia

es el plan de nuestro dolor.

 

Pero ah–

¡Loco yo!

Yo he vertido buen vino

por medio de un frasco cuyo fondo tiene

goteras.

Salpica y encharca nuestros pies, y aun así–

¡Qué embriagante aroma¡

 

Entre muchos y largos riachuelos y altas cúspides

vive  un ermitaño feliz.

Durante el día  vaga por la montaña,

por la noche duerme en cualquier cueva sin

ninguna necesidad de pedir permiso.

Deja pasar todas las primaveras y veranos

sereno y callado

él no tiene ningún ego al que ajustarse.

que  gran placer -

¡Libertad!

 

Mismidad a veces es

sentarse en un arroyo en otoño.

En la Montaña de Tien-Tai yo hago mi casa,

las nubes y nieblas mantienen a los turistas lejos.

Yo siento que mi vida entera es una magia

llena de  beatitud de mi

¡solo vagar!

 

Tzon Tze dijo:

`Que buena muerte  está teniendo Han Shan

hace su ataúd de la tierra y el cielo. '

 

Nada nace antes que la tierra,

Ni tiene ninguna forma, salud o enfermedad.

Es el maestro de todas las cosas,

no llevando a cabo nada, en reposo en todo.

 

Sube a a la Montaña Fría--

el camino  no tiene ningún final.

En el largo arroyo  hay piedras,

en las dos orillas el césped está .

Solo las  blancas nubes visten la colina,

Silenciosamente.

 

La choza fue fácil de construir--

Luz procedente de la esencia de la luna.

¡Los ciervos salvajes son excelentes vecinos!

Yo disfruto mi felicidad,

¡un hombre más allá de la existencia!

 

Nacimiento y muerte--

como el agua y el hielo.

El agua se vuelve hielo y

El hielo se vuelve agua.

 

No hay nada en otra parte.

Han Shan-Tze,

¡Siempre Así!

Viviendo simplemente,

¡ningún nacimiento ninguna muerte!"

 

Si yo intento decir algo sobre Esto,

considera que es todo

hablando simultáneamente a

todo.

 

Por eso, cómo puede algo

ser dicho, sino   es

diciéndolo  algo nuevo

surge.

 

La tierra habla en

nuevos pastos, nieve,

crisantemos.

 

 

La montaña habla en

rocas, árboles,

cascadas.

 

El cielo habla en

sol, luna,

nubes.

 

Han Shan

oye,

llora,

se ríe.

 

 Ah, qué secretos dentro de

su propia e iluminada

¡verdadera mente!

Ha ha ha.

Si yo muestro alegría y alivio a mi mente preocupada,

Los problemas mundanos en alegría se transforman.

Preocupación para otros no hace ningún bien al fin.

El gran Dao,  entre alegría,  renace.

En un estado alegre, gobernante y vasallo coinciden,

En una casa alegre,  padre e hijo se llevan bien.

Si los hermanos aumentan su alegría, el mundo florecerá.

Si  marido y esposa tienen alegría, es merecedor de canción.

¿ qué invitado y que anfitrión pueden soportar falta de alegría?

Alto y  bajo, en alegría, pierden sus penas mucho antes.

Ha ha ha.

Si puedes quebrar la mente a través de un solo pensamiento,

Entonces todo el pensamiento ilusorio de  repente se irá.

Te sentirás

Como una flor en el cielo que no proyecta ninguna sombra,

Como un sol luminoso que emite luz ilimitada,

Como un estanque límpido, transparente y claro.

Después de experimentar esto,

Habrá sensaciones inmensurables de luz y tranquilidad,

Y un sentido de liberación.

No hay nada maravilloso o extraordinario sobre eso.

No te regocijes y te revolques en esta experiencia extasiado.

Si lo haces, entonces la Mara (Diablo) del placer te poseerá.

Toda mi vida  he sido un perezoso,

 Odiando cualquier cosa seria, encontrando asuntos de luz más afín.

 Otros pueden estudiar cómo hacer una ganancia,

 Yo solo tengo mi pergamino de escritura.

 Yo no me preocupo de guardarlo en un cilindro o en una caja,

 Ni me preocupa  llevarlo aquí y allá.

Como un doctor que prescribe una medicina para cada enfermedad,

 Yo utilizo el remedio que tengo a mano para salvar el mundo.

Sólo cuando la mente está libre de aflicción

Puede la luz de la comprensión brillar en cada esquina.

 

 

La Montaña fría(Han Shan) no es nada más que nubes

apartado y libre del polvo

un ermitaño que solo tiene un cojín de paja

la luna es su única lámpara

su cama de piedra sobre un lago

sus vecinos son tigres y ciervos

Prefiriendo las alegrías de la soledad

él permanece como un hombre más allá de la forma.

 

Relajándose bajo el Acantilado Frío

las sorpresas son muy especiales

tomando una cesto para recoger plantas salvajes

devolviéndolo cargado con fruta

esparciendo césped fresco para una comida simple

mordisqueando  hongos  mágicos

enjuagando mi cucharón y mi plato en un estanque

haciendo un estofado de las sobras

sentándose  solo envuelto en una túnica

leyendo los poemas de los antiguos.

 

La Montaña fría tiene una morada

sin separaciones en su interior

seis puertas(seis sentidos) se abren a izquierda y derecha

del vestíbulo donde  él ve el cielo azul

dondequiera que él mira  la casa está desnuda

la pared oriental saluda la pared occidental

nada, realmente, entre ellas

ninguna necesidad de que nadie le cuide

él hace un pequeño fuego cuando el frío viene

cocinando plantas cuando  tiene hambre

él no es como el viejo granjero

quién agranda sus campos y dependencias...

Trepando por  el camino de la Montaña Fría,

El sendero de la Montaña Fría sigue y sigue sin parar:

 La gran garganta  sinuosa con piedras y cantos rodados,

 El amplio riachuelo,  césped húmedo de suave rocío.

 El musgo es resbaladizo, aunque no  ha llovido

El sonido de los árboles, pero no hay ningún viento.

Quién puede soltar las ataduras del mundo

Y sentarse conmigo entre las nubes blancas?

- Pon un pez en la tierra y recordará el océano hasta

que muera. Coloca un pájaro en una jaula, y aun así no olvidará

el cielo. Cada uno permanece nostálgico por su verdadero hogar, el lugar donde

su naturaleza ha decretado que debe estar.

- El hombre nace en estado de inocencia. Su naturaleza

original es amor, gracia y pureza. Sin embargo emigra tan

indiferentemente sin siquiera pensar en su viejo hogar. ¿No es eso

más triste que los peces y los pájaros?

Esta Montaña Tonta no deambula alrededor de los imitadores,

jugando a ser payaso, ilusionista de la sociedad.

Ella se sienta sola, satisfecha de la privacidad, perfecta en la paz.

No debería ser tan tonta.

 

De sus propios poemas Han Shan escribió:

"Algunos podrán reírse de mis poemas,

¡Los encontraran bien y les divertirán!

Ellos no necesitan ningún comentario,

ni nadie que los firme.

Por qué preocuparse si alguien los lee o no?

Yo no pronuncio leyes con mis palabras,

mas estos poemas brillan con suave luz."

 

Estando inmersos en esta inmensidad

 contemplando por medio de los ojos de esta misma inmensidad,

el misterio de cualquier cosa que aparece en lo absoluto,

un sobresalto sorprendente en la raíz de una  mente en incipiente

personificación, simple espacio consciente  en que

todo es así como es, imponente en su

simplicidad, sin necesidad o motivo de ser

de otra manera, enfrentándonos en

sumisión alegre al silencio de

este momento aquí, inexpresable,

ondeando serenidad,

sintiéndose ser a si mismo,

con una suave sonrisa

llenando el espacio entre nosotros,

ensanchando y ahondando, eclipsando,

cualquier posibilidad de algo que no sea ello mismo,

esta felicidad en el reconocimiento,

el recuerdo de si mismo como esto,

este palpitante mundo , estas formas infinitas,

estos simples dedos  entrelazados suavemente,

sangre caliente fluyendo bajo la piel,

diminutos nervios , músculos en

estos misterios llamados manos,

"nuestras" manos, unidas  al ponerse el sol,

, ancestralmente, como en agradecimiento

abanicos bondadosos volviendo a casa

tendiendo un hilo nadando entre dos mundos

lágrimas súbitas en nuestros ojos,

Shih Teh,

innecesaria cualquier explicación.