Author Topic: Mi religion (Mahatma Gandhi)  (Read 1777 times)

ArjunaV

  • Newbie
  • *
  • Posts: 133
Mi religion (Mahatma Gandhi)
« on: Noviembre 10, 2008, 06:24:17 pm »
De: The_dark_crow_v301  (Mensaje original)
 Enviado: 30/10/2005 0:37

12
BUDISMO

He oído sostener innumerables veces -y también

lo he leído en libros que pretenden expresar el

espíritu del budismo- que Buda no creía en Dios.

En mi humilde opinión, semejante convencimiento

contradice el eje mismo de las enseñanzas del Buda...

La confusión se origina en su rechazo -justo

rechazo- a las cosas bajas que en su época se ocultaban

tras el nombre de Dios. Sin duda rechazaba la

noción de que un ser llamado Dios estuviera animado

de malas intenciones, se arrepintiera de Sus

actos y, como los reyes de la Tierra, fuera sensible a

las tentaciones y sobornos y tuviera personas favoritas.

Toda su alma se levantaba con potente indignación

contra la creencia de que un ser llamado

M I R E L I G I Ó N

59

Dios exigiera -que se le ofrendara, para satisfacerse,

la sangre de animales vivientes- animales que eran

Su propia creación. En consecuencia, Buda reinstaló

a Dios en su justo lugar y destronó al usurpador que

en ese momento parecía ocupar el Trono Blanco.

Puso énfasis en declarar repetidas veces que existía

eterna e inalterablemente un gobierno moral de este

universo. Y sin vacilaciones afirmó que la Ley era

Dios.

Las leyes de Dios son eternas e inalterables y no

pueden ser separadas del mismo Dios: son la condición

indispensable de Su perfección. Tal es la causa

de la gran confusión respecto de que Buda no creía

en Dios y creía simplemente en la ley moral. A causa

de esta confusión sobre Dios se produjo la confusión

sobre el correcto entendimiento de la gran

palabra nirvana. Sin duda nirvana no es la extinción

completa. Hasta lo que alcanzo a comprender el

hecho central de la vida de Buda, nirvana es la extinción

completa de lo que hay de bajo en nosotros,

de todo cuanto en nosotros es imperfecto, de

cuanto es corrupto y corruptible dentro de nosotros.

Nirvana no es la negra paz muerta de la sepultura

sino una paz viviente, la viva felicidad del

M A H A T M A G A N D H I

60

alma consciente de sí y consciente de haber encontrado

su morada en el corazón de lo Eterno.

Young India, 24-11-'27, p. 393

M I R E L I G I Ó N

61

13

ISLAMISMO

Considero que el islamismo es una religión de

paz. en el mismo sentido en que lo son el cristianismo,

el budismo y el hinduismo. Sin duda hay diferencias

de grado, pero el objetivo último de estas

religiones es la paz. En otro momento he declarado

que creo que los seguidores del Islam son demasiado

libres con la espada. Pero eso no se debe a las

enseñanzas del Corán. En mi opinión, se debe a las

circunstancias en que surgió el islamismo. El cristianismo

tiene en su contra un historial de sangre, no

porque Jesús lo hubiera querido sino porque el ambiente

que lo rodeó no era sensible a su excelsa enseñanza.

Young india, 20-1-'27, p. 21

M A H A T M A G A N D H I

62

14

TEOSOFÍA

Al preguntársele si había sido miembro de la Sociedad

Teosófica, Gandhiji se quejó de que ya había

aclarado que nunca había pertenecido a la Sociedad

pero que simpatizaba y había simpatizado con su

mensaje de Hermandad Universal y la tolerancia que

ello implicaba.

Gandhiji agregó: "Les debo mucho a los teósofos,

entre los cuales cuento con muchos amigos.

Sean cuales fueren. las críticas que puedan hacérsele

a Madame Blavatsky, al coronel Olcott o a la doctora

Besant, su contribución a la humanidad ocupará

siempre una posición muy alta. El obstáculo que me

impidió unirme a la sociedad es su lado secreto, su

ocultismo. Eso es algo que nunca me atrajo."

This Was Bapu, por R. K. Prabhu, 1954, p. 13

M I R E L I G I Ó N

63

15

ESPIRITISMO

Nunca recibí comunicaciones del espíritu de los

muertos. No tengo ninguna prueba que justifique el

no creer en la posibilidad de tales comunicaciones.

No obstante, desapruebo enérgicamente la práctica

de mantener o intentar mantener comunicaciones

semejantes. A menudo son falaces: un mero producto

de la imaginación. En el caso que tales comunicaciones

sean posibles, su práctica es dañosa tanta

para el médium como para los espíritus. Atrae y liga

a la tierra al espíritu invocado, cuyo esfuerzo debiera

dirigirse a desprenderse de la tierra, elevándose más

cada vez. Un espíritu no es necesariamente puro por

estar desencarnado sino que carga consigo las debilidades

a que estaba sujeto en la tierra. Por consiguiente,

las: informaciones o los consejos que

M A H A T M A G A N D H I

64

suministren no han de ser por fuerza ciertos o sanos.

Que a los. espíritus les guste comunicarse con

quienes. están en la tierra no es razón para darles

ese placer. Por el contrario, debiera apartárselos de

ese apego ilegítimo, sobre todo por el daño que les

hace.

En cuanto a los médiums, sé positivamente por

experiencia que quienes mantienen -o piensan que

mantienen- ésas comunicaciones sufren desvaríos o

debilidad mental y quedan incapacitados para el trabajo

práctico. No puedo recordar ningún amigo

que, habiendo celebrado esas comunicaciones, haya

extraído de ello algún tipo de beneficio.

Young India, 12-9-'29, p. 302

M I R E L I G I Ó N

65

16

SUPERIORIDAD E INFERIORIDAD DE

LAS RELIGIONES

Dado que hay diferentes religiones, éstas necesitan

de algún símbolo distintivo exterior. Sin

embargo, es conveniente descartarlo cuando, ese

símbolo se convierte en fetiche o en instrumento

para provocar la superioridad de una religión sobre

las otras.

Autobiografía, 1948, p. 480

Dios ha creado las diferentes religiones al igual,

que los devotos para cada una de ellas. ¿Cómo es

posible abrigar, ni siquiera secretamente, el pensamiento

de que la creencia del prójimo es inferior a

la nuestra y que debiera abandonar su fe para abra-

M A H A T M A G A N D H I

66

zar la de nosotros? Como amigos leales y sinceros,

hemos de desear y rogar porque cada uno viva y se

desarrolle perfectamente dentro de su propia creencia.

En la casa de Dios hay muchos ámbitos y , todos

son sagrados.

Harijan, 20-4-'34, p. 73

Mi temor es que aunque mis amigos cristianos

de hoy no digan ni acepten que la religión hinduísta

es falsa, abriguen en su pecho la convicción de que

el hinduismo es un error y que el cristianismo en el

que creen es la única religión verdadera. Sin esto, no

es posible comprender y menos aún esclarecer la

exhortación de la Sociedad Misionera Cristiana7, de

la que días pasados reproduje algunos extractos reveladores

en estas mismas columnas. Es comprensible

el ataque a la intocabilidad y muchos otros

errores que se han deslizado en la vida hindú. Si nos

ayudara a desembarazarnos de los abusos admitidos

y a purificar nuestra religión, esa crítica sería una

labor valiosa y constructiva que debiéramos aceptar

con agradecimiento. Sin embargo, hasta donde alcanza

nuestra comprensión del esfuerzo realizado,

M I R E L I G I Ó N

67

se trata de arrancar al hinduismo de raíz para reemplazarlo

por otra religión. Es como el intento de

destruir una casa que a su morador le parece muy

decente y habitable, aunque necesita urgentemente

ser reparada. No es de extrañar que aquél reciba

calurosamente a quienes le enseñen cómo repararla,

más aún si el consejo viene acompañado del ofrecimiento

de efectuar las reparaciones. Pero se

opondrá decididamente a quienes pretendan destruir

esa casa que durante siglos les ha servido muy

bien a él y a sus antepasados, a menos que él -el

morador- esté convencido de que la casa ya no soporta

ninguna reparación y que se ha vuelto inhabitable.

Si el mundo cristiano sustenta esa opinión

sobre la casa hindú, el "Parlamento de las Religiones"

y la "Fraternidad Internacional" son frases vacías.

Ambos términos suponen condiciones

similares, una plataforma común; plataforma común

que no puede existir entre inferiores y superiores,'

es decir, entre el culto y el no-culto, el regenerado y

el irredento, el nacido en cuna alta y el de baja condición

social, el individuo que pertenece a una casta

y el paria. Mi comparación puede no ser correcta e

7 Se refiere a la exhortación publicada por la Sociedad Misionera Cristiana

de Inglaterra, de la cual fueron reproducidos algunos. extractos en la

M A H A T M A G A N D H I

68

incluso sonar ofensiva. Quizá mi razonamiento carezca

de solidez. Pero mi pro-puesta es firme.

Harijan, 13-3-'37, p. 38

El objetivo de la Fraternidad (de religiones) debiera

ser el ayudar al hinduísta a ser un hinduísta

mejor, al musulmán a transformarse en un musulmán

mejor y al cristiano a convertirse en un cristiano

mejor. La actitud de fomentar la tolerancia falsea

el espíritu de la Fraternidad Internacional. Si sospecho

que mi religión es más o menos verdadera y que

las otras son más o menos falsas en vez de ser más

o menos verdaderas, entonces, aunque aliente por

ellas cierta fraternidad, ésta será enteramente distinta

a la que necesitamos en la Fraternidad Internacional.

Nuestra plegaria por los otros NO debe ser

"Dios, dales la luz que Tú me has dado a mí" SINO

"Dales la luz y la verdad que necesitan para sus logros

más elevados." Hay que rogar meramente porque

nuestros amigos se vuelvan hombres mejores,

cualquiera sea la religión a que pertenezcan.

A pesar de todo, y sin saber cómo, nuestra experiencia

puede convertirse en parte de la experiencia

de los demás.

edición de Harijan del 26-12-'36.

M I R E L I G I Ó N

69

Sabarmati (Informe del Primes Encuentro final de la

Federación de Fraternidades Internacionales) 1998, PP. 17-

19.

M A H A T M A G A N D H I

70

17

LA CONVERSIÓN

C. F. Andrews: ¿Qué le diría a un hombre que

después de pensar y rogar mucho afirma que no

puede salvarse ni tener paz, excepto convirtiéndose

al cristianismo?

Gandhiji: Diría que si un no-cristiano (digamos

un hinduista) le afirma tal cosa a un cristiano, éste

debería instarlo a que fuera un hinduista mejor antes

que poner el acento en el cambio de fe.

C.F.A.: No comparto eso enteramente, a pesar

de mi posición, que usted conoce. Hace mucho

tiempo que dejé de lado la seguridad. de que no hay

salvación posible, excepto a través del cristianismo.

Pero supongamos que el Movimiento del Grupo de

M I R E L I G I Ó N

71

Oxford le cambiará la vida a su hijo y que él sintiera

que lo han convertido, ¿qué diría usted?

Gandhiji: Diría que el Grupo de Oxford puede

cambiar la vida de cuantas personas quiera, pero no

su religión. Lo que sí pueden es hacerles prestar

atención a lo mejor de sus respectivas religiones,

cambiándoles la vida al pedirles que vivan de acuerdo

con eso. Una vez se presentó ante mí un hombre,

hijo de brahmanes, que afirmó que la lectura de

vuestro libro sagrado lo había llevado a abrazar el

cristianismo. Le pregunté si pensaba que la religión

de sus mayores estaba equivocada. Me respondió

que no. Entonces. le dije: "¿Acaso tiene algún problema

en aceptar la Biblia como uno de los más

grandes libros religiosos del mundo y a Cristo como

uno de los grandes maestros?" Continué diciéndole

que había leído mal vuestro libro, que en toda

vuestra literatura ustedes nunca instan a los hinduístas

a aceptar la Biblia y a abrazar el cristianismo

-a menos, por supuesto, que su posición sea semejante

a la del difunto M. Mahommed Ali, que sostenía

que "por mala que sea la vida de un musulmán

es mejor que la de un buen hindú."

C.F.A.: No acepto en absoluto la posición de M.

Mahommed Ali. Lo que sostengo es que si una per-

M A H A T M A G A N D H I

72

sona necesita realmente cambiar sus creencias, no

seré yo quien le cierre el paso.

Gandhiji: ¿Pero acaso no comprende que no le

da la menor oportunidad? Ni siquiera lo interroga

seriamente. Supongamos que un cristiano se me

acerca y me dice que está cautivado por la lectura

del Bhagavad y que, por lo tanto, quiere declararse a

sí mismo hinduísta; yo le diría: "No. Lo que ofrece

el Bhagavad lo ofrece también la Biblia. Usted ni

siquiera intentó descubrir eso. Inténtelo y sea un

buen cristiano."

C.F.A.: No sé. Si alguien dice seriamente que

quisiera ser un buen cristiano,, yo le diría, "Sí, puede

serlo", aunque usted. sabe que a lo largo de mi vida

he disuadido enérgicamente ciertos ardientes entusiasmos

de gente que se me acercó. Les decía, "Sin

duda no será por mi consejo que haréis nada así."

Pero la naturaleza humana requiere una fe concreta.

Gandhiji: Si una persona quiere creer en la Biblia,

dejemos que lo diga, pero ¿por qué habría de

desechar su religión? Esta proselitización no contribuirá

a la paz del mundo. La religión es un asunto

muy personal. Debemos compartir con los otros lo

mejor que tengamos, viviendo la vida de acuerdo

con nuestro leal saber y entender. De esta manera

M I R E L I G I Ó N

73

nos incorporaremos a la suma total del esfuerzo

humano por llegar a Dios.

"Considere", prosiguió Gandhiji, "si va a

.aceptar la posición de mutua tolerancia o la de

igualdad de todas las religiones. Mi posición se basa

en que todas las grandes religiones son fundamentalmente

iguales. Debemos tener por las demás religiones

el mismo respeto que tenemos por la propia.

Recuerde, no mutua tolerancia sino respeto similar."

Hafan, 28-11-'38, p. 330

La conciencia no es lo mismo para todos. Por lo

tanto, si bien et una buena guía para la conducta

individual, el imponerle esa conducta a los demás

sería una interferencia insufrible en la libertad de

conciencia de todo el inundo.

Young India, 33-8-'28, P. 334

M A H A T M A G A N D H I

74

ArjunaV

  • Newbie
  • *
  • Posts: 133
Re: Mi religion (Mahatma Gandhi)
« Reply #1 on: Noviembre 10, 2008, 06:25:35 pm »
De: The_dark_crow_v301
Enviado: 30/10/2005 0:38
18

EL MEJOR CAMINO

La propagación de la verdad y la no-violencia

puede hacerse mejor viviendo realmente esos principios

que divulgándolos a través de los libros. La

vida realmente vivida es más significativa que los

libros.

Harijan, 13W39, p. 122

Después de largos estudios y mucha experiencia,

he llegado a la conclusión de que (1) todas las religiones

son verdaderas; (2) todas las religiones encierran

algún error; (3) todas las religiones me son casi

tan caras como mi hinduísmo, por cuanto todos los

seres huma-nos me son tan queridos como mis pa-

M I R E L I G I Ó N

75

rientes cercanos. Mi veneración por las creencias

ajenas es la misma que siento por mi propia fe.

Sabarmati, 1928 p. 17

M A H A T M A G A N D H I

76

CUARTA PARTE

MI FE EN DIOS

19

DIOS ES

Si nosotros existimos, si nuestros padres y sus

padres han existido, entonces es natural creer en el

Padre de toda la creación. Si Él no existe, nosotros

no existimos en parte alguna. Él es uno y, al mismo

tiempo, es muchos. Es más pequeño que un átomo

y más grande que el Himalaya. Lo contiene hasta

una gota del océano y, sin embargo, ni los siete mares

pueden encerrarlo. La razón es impotente para

conocerlo. Él está más allá del alcance o la

aprehensión racional. No es necesario que continúe

M I R E L I G I Ó N

77

insistiendo sobre el tema. En esta cuestión lo esencial

es la fe. Mi lógica puede hacer y deshacer innumerables

hipótesis. Un ateo podría derrotarme en

un debate; sin embargo, mi fe corre tanto más rápidamente

que mi razón, por lo cual puedo desafiar al

mundo entero y decir que "Dios es, fue y será siempre."

No obstante, aquellos que quieran negar su

existencia, tienen la libertad de hacerlo. Dios es

misericordioso y compasivo: no es un rey terrenal

que necesita un ejército para hacernos aceptar su

poder. Él nos concede la libertad y, sin embargo, Su

compasión ordena obediencia a Su voluntad. Si alguien

desdeña inclinarse ante Su voluntad, £1 dice:

"Así sea; no por esto mi sol brillará menos para ti,

ni tampoco mis nubes para ti han de llover menos.

No necesito forzarte para que aceptes mi poder."

Dejemos, pues, al ignorante que discuta la existencia

de semejante Dios. Yo soy uno de los millones de

hombres sabios que creen en E y nunca me cansaré

de inclinarme ante E1l ni de cantar Su gloria.

Young India, 21-1-'28, pp. 30.31

Existe un Poder indefinible y misterioso que todo

lo penetra. Lo siento aunque no lo vea. Este Po-

M A H A T M A G A N D H I

78

der oculto que se hace sentir desafía, sin embargo,

todas las pruebas porque es completamente distinto

a todo lo que percibo a través de mis sentidos. Es

un Poder que trasciende los sentidos.

No obstante es posible demostrar, hasta cierto

punto, la existencia de Dios. Aun en los. asuntos

cotidianos sabemos que la gente en general no sabe

quién gobierna ni por qué y tampoco cómo gobierna.

Sin embargo saben que, sin duda, hay un poder

que gobierna.

El año pasado, en mi viaje por Mysore, me encontré

con muchos aldeanos pobres y pude descubrir,

mediante las preguntas que les formulaba, que

no sabían quién gobernaba Mysore. Decían simplemente

que lo gobernaba algún dios. Si el conocimiento

de esta pobre gente sobre su gobernante

era tan limitado, a - mí, que soy infinitamente más

pequeño que Dios -más pequeño que ellos respecto

de su gobernante- no debiera causarme sorpresa el

no haberme dado cuenta de la presencia de Dios, el

rey de reyes.

No obstante, yo también siento -como sentían

los pobres aldeanos respecto de Mysore- que hay un

orden en el universo, que existe una Ley inalterable

que gobierna cada cosa y cada ser existente o vi-

M I R E L I G I Ó N

79

viente. No es una ley ciega pues ninguna ley que se

ciega puede gobernar la conducta de los seres vivientes;

vida que, gracias a las maravillosas investigaciones

de Sir J. C. Bose, ahora podemos probar

que se extiende inclusive a la materia. Luego, esa

Ley que gobierna toda vida es Dios. La Ley y el Legislador

son uno. No puedo negar la Ley y tampoco

al Legislador tan sólo porque sé muy poco sobre

Ella o sobre El. Así como mi negación o ignorancia

sobre la existencia de un poder terrenal no me servirá

de nada, del mismo modo mi negación de Dios y

de su Ley no me liberará de su acción. Al igual que

una aceptación humilde y silenciosa de la autoridad

divina torna más fácil el camino de la vida, la aceptación

de un gobierno terrenal torna más fácil la

vida que se somete a él.

Al paso que percibo oscuramente que todo a mi

alrededor cambia constantemente, muere constantemente,

encuentro que por debajo de esos cambios

hay un poder vital que es inmutable, que todo lo

reúne, que crea, disuelve y recrea. Ese poder o espíritu

que da toda forma es Dios. Y puesto que nada

de lo que veo meramente a través de mis sentidos

puede o podrá perdurar, solo Él es.

M A H A T M A G A N D H I

80

Este poder ¿es benévolo o malévolo? Yo lo

considero puramente benévolo. Ya que me es dado

ver la perduración de la vida en medio de la muerte,

la perduración de la verdad en medio de la mentira y

la perduración de la luz en medio de la oscuridad,

deduzco de ello que Dios es Vida, Verdad, Luz. É1

es Amor. Es el Bien Supremo.

No obstante, Él no es un Dios que simplemente

satisface el intelecto, si es que alguna vez lo hace.

Dios, para ser Dios, debe gobernar el corazón y

transformarlo. Debe expresarse hasta en el más ínfimo

acto de Su devoto. Esto sólo puede darse mediante

una comprensión definitiva y mucho más real

que la que jamás podrían producir cualesquiera de

los cinco sentidos. Las percepciones de los sentidos

pueden ser -y con frecuencia lo son- falsas e ilusorias,

a pesar de que a nosotros nos puedan parecer

muy reales. Pero cuando la comprensión no se produce

con los sentidos, es infalible. Esto se ha comprobado,

no por medio de una evidencia externa,

sino por la transformación de la conducta y del carácter

de aquellos que han sentido en su interior la

presencia real de Dios.

Semejante testimonio puede hallarse en la cadena

ininterrumpida de profetas y sabios de todos los

M I R E L I G I Ó N

81

países y todos los climas. Rechazar esta evidencia es

negarse a sí mismo.

Dicha comprensión está precedida por una fe

inamovible. Aquel que quiera comprobar en sí

mismo la presencia de Dios puede hacerlo mediante

una fe viva. Y puesto que la fe no, puede ser, probada

mediante una evidencia externa, el camino más

seguro es creer en el gobierno moral del mundo y,

en consecuencia,. en la supremacía de la ley moral,

la ley de la Verdad y el Amor. El ejercicio de la fe

será lo. más seguro allí donde haya una clara determinación

de rechazar sumariamente todo lo que.

sea contrario a la Verdad y el Amor.

No puedo explicar la existencia del mal mediante

ningún método racional. Querer hacerlo es

sentirse igual a Dios. Por eso, soy lo suficientemente

humilde como para aceptar el mal como lo

que es. Y denomino a Dios paciente y sufriente por

la precisa razón de que permite la existencia del mal

en el mundo. Sé que no hay mal en Él aunque..

existe el mal y Dios sea su autor, Él, permanece inmaculado.

Asimismo, sé que nunca conoceré a Dios si no

lucho con y contra el mal, aun cuando eso me

cueste la vida. Mi experiencia humilde y limitada me

M A H A T M A G A N D H I

82

ha fortalecido en la fe. A medida que trato de volverme

más puro, me siento más cerca de Dios.

¿Cuánto más puro he de ser cuando mi fe ya no sea

una mera apología como lo es hoy sino que se haya

tornado tan inamovible como el Himalaya y tan

blanca y brillante como la nieve de sus picos? Entretanto,

invito al lector a rezar con Newman, que

en sus ejercicios espirituales cantaba:

Guíame, Luz bondadosa, a través del cerco

de tinieblas,

Enséñame el camino.

La noche es oscura y estoy lejos del hogar,

Enséñame el camino.

Dirige mi andar: me basta solo un .paso,

Yo no pido ver el paisaje lejano.

Young India, 11-10-'28, pp. 340-41

Los racionalistas son seres admirables, pero el

racionalismo se vuelve un monstruo horrible cuando

tiene pretensiones de omnipotencia. Atribuir

omnipotencia a la razón es tan deplorable como

adorar un ídolo de madera y piedra creyendo que es

Dios. No abogo por la supresión de la razón sino

M I R E L I G I Ó N

83

por un debido reconocimiento de aquello que está

dentro de nosotros y que santifica a la razón misma.

Young India, 14-10-'28, p. 359

Es bastante fácil decir: "No creo en Dios", pues

Dios permite que impunemente se digan muchas

cosas de P-1. F1 observa nuestros actos. Cualquier

quebrantamiento de Su Ley lleva consigo su castigo,

no vindicativo sino purificador y constrictivo.

Young India, 23-9-'28, p. 333

M A H A T M A G A N D H I

84

20

LA NAO DE DIOS

Yo no considero a Dios una persona. La Verdad es

para mí Dios y la Ley de Dios y Dios no son cosas

ni hechos diferentes -como podrían serlo un rey

terrenal y su ley-, puesto que Dios es una Idea, la

Ley misma. Por lo tanto,. es imposible concebir a

Dios infringiendo la Ley; por esto, Él no rige las

acciones y se aparta. Cuando decimos que El rige

nuestras acciones, simplemente estamos usando un

lenguaje humano que trata de limitar a Dios. Por el

contrario, Él y Su Ley están en todas partes y gobiernan

todo. En consecuencia, no creo que Él responda

en detalle a cada una de nuestras preguntas,

aunque no hay duda que gobierna nuestro obrar:

creo con firmeza que ni una brizna de pasto crece o

M I R E L I G I Ó N

85

se mueve independientemente de Su voluntad. El

libre albedrío de que gozamos es menor que el de

un pasajero en la cubierta atestada de gente de un

barco.

"¿Siente usted una sensación de libertad en: su

comunidad con Dios?"

-Sí, no siento la estrechez que sentiría en un

bote repleto de pasajeros. Aunque sé que mi libertad

es menor que la del pasajero, aprecio esa libertad

puesto que me he empapado hasta los tuétanos

de la enseñanza fundamental del Gita que dice que

el hombre es el hacedor de su propio destino -en el

sentido de que tiene libertad de elección y también

por la forma en que usa dicha libertad. Sin embargo,

él hombre no puede controlar los resultados: en el

momento en que cree que puede, fracasa.

Harijan, 23-3-'40, p. 55

La perfección es el atributo del Todopoderoso

y, sin embargo, ¡qué gran demócrata es Dios!

Cuánto mal y cuánta farsa recibe de nosotros. Debe

padecer hasta que nosotros -insignificantes criaturas

Suyas- dudamos de Su existencia, a pesar de que Él

está en cada átomo que se halla cerca de nosotros,

alrededor de nosotros y dentro nuestro. No obs-

M A H A T M A G A N D H I

86

tante, Se ha reservado el derecho a manifestarse a

quien quiera que Él elija. Es un Ser sin manos, sin

pies y sin órganos; empero, puede ser visto por

quien Él ha elegido para autor revelarse.

Harijan, 14-11-'36, p. 316

En un sentido estrictamente científico, Dios es

la causa tanto del bien como del mal. Él dirige la

daga del asesino tanto como el bisturí del cirujano.

Sin embargo, respecto de los fines humanos, el bien

y el mal son distintos e incompatibles y simbolizan

la luz y las tinieblas, Dios y Satán.

Hariian, 20-2-'37, p. 9

Las leyes de la naturaleza son inmutables e invariables

y no ocurren milagros en cuanto a su infracción

e interrupción. Sin embargo nosotros -seres

limitados- imaginamos toda .clase de cosas y atribuimos

a Dios nuestras limitaciones.

Harijan, 14-4-'37, p. 87

Dios es para mí Verdad y Amor. Dios es ética .y

moral; Dios es intrepidez. Dios es la fuente de Luz

y Vida y, sin embargo, está más allá de todo esto,

Dios es conciencia; es, inclusive, el ateísmo del ateo,

M I R E L I G I Ó N

87

porque en Su amor ilimitado Dios permite que el

ateo viva. Él es quien busca en los corazones. Él

trasciende todo lenguaje y razón. Él nos conoce y

conoce nuestros corazones mejor que nosotros

mismos. Él no se fía de nuestras palabras porque

sabe que a menudo no hablamos seriamente -

algunas veces a sabiendas y otras sin saberlo. Es un

Dios personal para aquellos que necesitan Su presencia

personal. Él se ha encarnado para quienes

necesitan Su contacto. Él es la más pura esencia.

Dios simplemente es para los que tienen fe; es todas

las cosas para todos los hombres. Dios está en nosotros

y, sin embargo, está por encima y más allá de

nosotros. Se puede proscribir la palabra "Dios" del

Congreso, pero nadie tiene el poder de desterrar la

Cosa misma. Además la conciencia es, sin dudas,

sólo una pobre y laboriosa paráfrasis de la simple

combinación de cuatro letras que forman la palabra

Dios. Él no puede dejar de ser solo porque en Su

nombre se cometen horribles inmoralidades y brutalidades

inhumanas. Él es resignación. Dios es paciente

pero también es terrible. Es el personaje más

exigente del mundo actual y del mundo por venir.

Dios nos mide con la misma medida con que nosotros

medimos a nuestros prójimos -ya sean hombres

M A H A T M A G A N D H I

88

o bestias. La ignorancia no es excusa para Él y, al

mismo tiempo, es todo misericordia, ya que siempre

nos da la oportunidad de arrepentirnos. Es el demócrata

más grande que el mundo haya conocido

puesto que nos deja "libres" para que elijamos por

nosotros mismos entre el bien y el mal. Es el tirano

máximo que jamás se haya conocido porque a menudo

aparta la copa de nuestros labios y nos deja un

margen de libre albedrío totalmente desproporcionado,

tan sólo para regocijarse a costa nuestra. Por

eso, el mundo es lo que el hinduismo llama Su diversión:

lila, o la ilusión, maya. Nosotros no existimos,

sólo Él existe; y si queremos ser, debemos

cantar eternamente. Su gloria y hacer Su voluntad.

Bailemos al son de Su bansi -de su flauta- y todo

estará bien.

Young India, 5-3-'25, p. 81

Me habéis preguntado por qué considero que

Dios es la Verdad. En mi temprana juventud me

enseñaron a repetir lo que en las escrituras hindúes

se conoce como los mil nombres de Dios. Sin embargo,

estos mil nombres de Dios no son, de ninguna

manera, todos los posibles. Nosotros creemos

-y personalmente pienso que es cierto- que Dios

M I R E L I G I Ó N

89

tiene tantos nombres como criaturas haya y por esto

también decimos que Dios es innombrable; dado

que Dios tiene muchas formas, Lo consideramos

sin forma y puesto que Él nos habla mediante numerosas

lenguas, Lo consideramos carente de habla

-y así sucesivamente. Luego, cuando comencé a estudiar

el islamismo, descubrí que también allí tenían

muchos nombres para Dios. Yo decía Dios es amor

con aquellos que dicen Dios es Amor. Sin embargo,

en lo profundo de mi ser solía decirme que Dios

puede ser amor, pero que, por sobre todas las cosas,

Dios es verdad. Así, llegué a la conclusión de, que si

existe alguna posibilidad de que el lenguaje humano

logre dar una descripción acabada de Dios, esa posibilidad

era para mí decir que Dios es Verdad. Sin

embargo, hace dos años di otro paso adelante y declaré

que la Verdad es Dios. Vosotros habréis de

ver la sutil diferencia entre ambas afirmaciones, a

saber: Dios es Verdad y la Verdad es Dios. Arribé a

esa conclusión después de una continua e implacables

búsqueda de la Verdad que comenzó hace

aproximadamente cincuenta años. Descubrí entonces

que la forma de lograr el mayor acercamiento

posible a la Verdad era a través del amor. Pero descubrí

asimismo que el amor tiene diversas acepcio-

M A H A T M A G A N D H I

90

nes -por lo menos en la lengua inglesa- y que el

amor humano en el sentido de pasión puede volverse

también algo degradante. Del mismo modo, descubrí

que el amor en el sentido del ahimsa sólo tiene

un número limitado de adeptos en el mundo. Sin

embargo, jamás encontré un doble significado en

relación con la verdad. Aún los ateos no han dudado

de la necesidad ni del poder de la verdad, aunque

en su apasionada búsqueda de la misma no hayan

vacilado en negar hasta la existencia misma de Dios

-lo cual, desde su punto de vista personal, es correcto.

A causa precisamente de este razonamiento,

me di cuenta de que era mejor decir la Verdad es

Dios que decir Dios es la Verdad. Me viene a la

memoria el nombre de Charles Bradlaugh, que se

complacía en llamarse ateo: cuando se sabe algo de

él -como me sucede a mí- nunca se lo consideraría

ateo. Lo llamaría hombre temeroso de Dios, aunque

sé que él rechazaría ese título. Si Yo le dijera: "Usted

es un hombre temeroso de la verdad, Sr. Bradlaugh,

y por lo tanto un hombre temoroso de Dios", su

rostro se cubriría de rubor. Yo desarmaría inmediatamente

su crítica diciendo que la Verdad es Dios,

tal como lo he hecho con las críticas de muchos

jóvenes. Sumemos a lo anterior el gran obstáculo de

M I R E L I G I Ó N

91

que millones de personas han tomado el nombre de

Dios para cometer en Su nombre atrocidades sin

cuento. Por supuesto que los científicos también

han cometido a menudo crueldades en nombre de

la verdad. Sé que cuando se practica la vivisección

en animales, los hombres están perpetrando crueldades

inhumanas en nombre de la verdad y la ciencia.

Por lo tanto, no importa la manera en que

describamos a Dios: en el camino tropezaremos

siempre con una serie de dificultades. La mente

humana es una cosa limitada; por ello, cuando pensamos

en un ser o entidad que está más allá de

nuestro humano poder de comprensión, lo hacemos

sujetos necesariamente a nuestras limitaciones.

Asimismo, hay algo más en la filosofía hindú, a

saber: solo Dios es y no existe nada más. Esta misma

verdad la encontramos enfatizada y ejemplificada

en el kalma del islamismo. Allí encontramos

claramente expuesto que solo Dios es y no existe

nada más. En realidad, la palabra sánscrita para

Verdad -sat- significa literalmente lo que existe. Por

esto -y por diversas razones que podría darles- he

llegado a la conclusión de que la definición "La

Verdad es Dios" me resulta altamente satisfactoria.

M A H A T M A G A N D H I

92

Cuando se quiere descubrir que la Verdad es

Dios, el único medio inevitable es el amor, es decir,

la no-violencia y como creo que los medios y el fin

son en esencia términos convertibles, no vacilaría en

decir que Dios es amor.

"¿Qué es entonces la Verdad?"

Es una pregunta difícil (respondió Gandhiji),

pero personalmente la he resuelto diciéndome que

es aquello que nos dice la voz interior. Vosotros os

preguntaréis entonces cómo es que diferentes personas

piensan en verdades distintas y contradictorias.

Considerando que la mente humana trabaja en

innumerables niveles y que la evolución de la mente

humana no es la misma para todos, se desprende

que lo que puede ser verdad para uno puede resultar

falso para otro; por tal motivo, los que han realizado

experiencias en ese sentido, han llegado a la conclusión

de que para realizar dichas experiencias

deben atenerse a ciertas condiciones. Al igual que

para llevar a cabo experimentos científicos es indispensable

seguir un curso de instrucción científica,

para que una persona tenga la capacidad de realizar

experimentos en el reino espiritual es necesario que

observe una estricta disciplina preliminar. Por lo

tanto, antes de hablar de nuestra voz interior debié-

M I R E L I G I Ó N

93

ramos tener en cuenta nuestras limitaciones. Creemos,

basándonos en la experiencia, que quienes

realicen una búsqueda individual de la verdad como

Dios, deberán efectuarla mediante votos diversos,

como por ejemplo el voto de verdad, el voto de

brahmacharya (pureza) -puesto que no se puede

compartir el amor a la verdad y a Dios con ninguna

otra cosa-, el voto de no-violencia, el , de pobreza y

el de no-posesión. A menos que uno se imponga

asimismo los cinco votos, será mejor no embarcarse

en dicho experimento. Se prescriben también algunas

condiciones más, pero no es necesario que las

enumere a todas. Es suficiente decir que quienes

han realizado estas experiencias saben que no es

conveniente que todos pretendan oír la voz de la

conciencia. Esta afirmación se debe a que en el

momento presente todo el mundo reclama el derecho

a hacer oír su conciencia sin seguir previamente'

una disciplina, sea ésta cual fuere. Por otra parte, se

le entrega tanta mentira a un mundo aturdido que

todo lo que yo puedo decirles, con verdadera humildad,

es que la verdad sólo será hallada por aquel

que posea un gran sentido de la humildad. Si queremos

nadar en el seno del océano de la verdad,

M A H A T M A G A N D H I

94

debemos reducirnos acero. Desgraciadamente, no

puedo seguir más allá por esta senda fascinante.

Young India, 31-12-'31, pp. 427-28

Existen innumerables definiciones de Dios porqué

sus manifestaciones son innumerables. Estas

manifestaciones me abruman de admiración y temor

reverente y, por momentos, me pasman. Pero sólo

adoro a Dios como verdad. Aún no he encontrado

a Dios, pero sigo buscándolo. Estoy dispuesto a

sacrificar las cosas que me son más queridas para

proseguir con esa búsqueda. Espero estar preparado

para dar hasta mi propia vida si se me exigiera ese

sacrificio. Pero hasta tanto no haya comprendido

esa Verdad Absoluta, tendré que atenerme a la verdad

relativa tal como la he concebido. Esa verdad

relativa deberá ser en el entretanto mi luz, mi amparo

y mi escudo. A pesar de que este camino es riguroso,

estrecho y cortante como el filo de una navaja,

a mí me ha resultado el más rápido y el más fácil:

Hasta mis. errores. grandes como el Himalaya, me

han parecido insignificantes porque he seguido estrictamente

dicho camino -sendero que he recorrido

de acuerdo con mi propia luz y que. me ha salvado

de fracasar. A medida que avanzaba he tenido a

M I R E L I G I Ó N

95

menudo tenues vislumbres de la Verdad Absoluta y

de Dios y día a día crece en mí la convicción de que

sólo Él es real y que todo lo demás es irreal.

Una nueva convicción se ha ido apoderando de

mí: todo lo que me es posible, le es posible inclusive

a un niño -y tengo buenas razones para decirlo. Los

instrumentos para la búsqueda de la verdad son tan

simples como dificultosos: pueden resultar imposibles

para una persona arrogante y completamente

posibles para un niño inocente. El que busca la

Verdad tiene que ser más humilde que el polvo.

Todo el mundo aplasta el polvo bajo sus pies, pero.

el que busca la Verdad debe ser tan humilde como

para que hasta el polvo pueda aplastarlo.

Que cientos de personas como yo perezcan,,

pero que reine la Verdad.

De la Introducción a la Autobiografía, pp. 8-7

M A H A T M A G A N D H I

96

ArjunaV

  • Newbie
  • *
  • Posts: 133
Re: Mi religion (Mahatma Gandhi)
« Reply #2 on: Noviembre 10, 2008, 06:26:33 pm »
De: The_dark_crow_v301 Enviado: 30/10/2005 0:43
21

DIOS EN MI VIDA

Estoy más seguro de su existencia que del hecho

de que vosotros y yo estemos sentados en esta

habitación. Puedo asegurar también que podría vivir

sin aire y sin agua pero no sin Él. Pueden arrancarme

los ojos que eso no lograrán matarme. Pueden

troncharme la nariz, que eso no me Tratará. Sin

embargo, si hacen saltar mi creencia en Dios, estoy

muerto. Pueden decir que esto es una superstición

confieso que abrazo es superstición del mismo modo

que en mi niñez utilizaba .el nombre de Rama

cuando había algún motivo de peligro o alarma.

Harijan, 14-5-'38, p. 109

M I R E L I G I Ó N

97

Aprendí a confiar conscientemente en Dios

antes de los quince años.

Harijan, 11-3-'39, p. 48

Mi alma se expande en adoración al Creador

cuando admiro la maravilla de una puesta del sol o

la belleza de la luna. En todas estas creaciones procuro

verlo a Él y a sus mercedes.

Young India, 13-11-24, p. 378

Lo que quiero lograr -lo que me he esforzado

en lograr y lo que he anhelado durante estos últimos

treinta años- es el auto conocimiento, el ver a Dios

cara a cara y alcanzar así el moksha8. Vivo, me muevo

y he puesto mi ser en la prosecución de esa meta.

Todo lo que hago por medio de la palabra o el escrito

-amén de mis aventuras en el campo político

está dirigido hacia ese mismo fin.

De la Introducción a la Autobiografía pp. 4-5

Me resulta una tortura continua estar todavía

tan lejos de Dios, puesto que sé cabalmente qué Él

gobierna cada sopló de mi vida y que yo soy su

8 Lit., liberarse del nacimiento y la muerte. El equivalente español que

más se le aproxima es salvación.

M A H A T M A G A N D H I

98

vástago. Sé que son las malas pasiones que llevo

adentro las que me mantienen apartado de Él y, no

obstante, no puedo librarme de ellas.

De la Introducción ala Autobiografía, p. 8

Debo marchar con' Dios como única guía. Él es

un Señor celoso. No admitiría que nadie compartiera

Su autoridad. Por ello, tenemos que aparecer ante

Él con toda nuestra debilidad, con las manos vacías

y con un espíritu de sumisión absoluto. Entonces Él

nos capacitará para enfrentarnos al mundo entero y

nos protegerá de todo mal.

Young India, 3-9-'31, p. 247

No trato de prever el futuro. Lo que me importa

es atender al presente, Dios no me ha dado

ningún control sobre el momento siguiente.

Young India, 26-12-'24, p. 427

No os esforcéis por protegerme. El Altísimo

siempre está allí para protegernos a todos. Podéis

estar seguros que cuando me llegue la hora, nadie,

ni siquiera la persona más famosa del mundo, podrá

interferir. entre Él y yo.

Young India, 2-4-'31, p. 54

M I R E L I G I Ó N

99

Dios me pondrá a salvo mientras Él quiera que

yo permanezca en este cuerpo. En el momento en

que Sus deseos estén satisfechos, no valdrán precauciones

de mi parte para salvarme.

Cartas de Bapu a Mira, 1949, p. 91

Dios es el capataz más duro que he conocido en

esta tierra, pues Él nos prueba en todo. Pero cuando

descubrimos que nuestra fe está fallando -o

nuestro cuerpo nos está. fallando - y nos estamos

hundiendo, viene a ayudarnos de uno u otro modo.

Y nos prueba que no debemos perder nuestra fe y

que Él está a disposición de nosotros -pero en sus

términos, no en los nuestros.

Discursos y escritos del Mahatma Gandhi, 4a edición, p.

1069

Esta persona (el partidario del Gita) toma nota

de las cosas tal como suceden y reacciona naturalmente

ante ellas, cumpliendo su parte como si lo

impulsara el gran Mecanicista, del mismo modo que

una pieza de máquina que funciona bien responde

automáticamente a las instancias del mecanismo.

Para un intelligent es algo muy difícil ser semejante a

una máquina. Sin embargo, quien desea la perfec-

M A H A T M A G A N D H I

100

ción precisamente debe convertirse en cero. La diferencia

sustancial entre la máquina y el hombre es

que la máquina es inerte y el hombre es vida plena,

transformada, conscientemente en máquina en manos

del Mecánico Maestro. Krishna dice repetidamente

que Dios mueve a todos los seres como si

fueran partes de un mecanismo.

Carta de Bapu a Mira, 1949, pp. 238-39

Yo he sido un esclavo voluntario del exigentísimo

Maestro durante más de medio siglo. Con el

correr de los años Su voz ha sido cada vez más audible.

Jamás me ha abandonado, ni siquiera en mis

peores momentos. Con frecuencia me ha salvado de

mi mismo y me ha dejado sin el menor vestigio de

independencia. Cuanto más me he sometido a Él,

mayor ha sido mi gozo.

Harijan, 6-5-'33, p. 4

Dios nos considera y nos cuida como si É1 no

tuviera ninguna preocupación. Cómo sucede esto,

no lo sé. Lo que si sé es que ocurre. A quienes tienen

fe se les alivia' de los cuidados que pesan sobre

sus hombros.

Cartas de Bapu a Mira, 1949, p. 287

M I R E L I G I Ó N

101

La derrota no puede descorazonarme: sólo sirve

para purificarme. Sé que Dios me guiará.

Young India, 3-7-'24, p. 218

No hay momento en que no sienta la presencia

de un Testigo cuyos ojos no dejan nada sin registrar;

presencia con la que trato siempre de estar en armonía.

No puedo recordar un momento de mi vida

en que no haya sentido que Dios estaba a mi lado.

Harijan, 24-12-'38, p. 395

Veo a diario tanta miseria y frustración que si no

sintiera dentro de mi la presencia de Dios; me convertiría

en un maniático delirante cuyo destino seria

el Hoogli.

Young India, 8-8-'25, p. 275

A medida que transcurren los días siento la Presencia

Viviente en cada fibra de mi ser. Si no sintiera

eso, me volvería loco. Tantas cosas están

dispuestas para perturbar la paz de mi mente, ocurren

hechos tales, que si no fuera consciente de esa

Presencia, viviría conmovido hasta la médula. Pero

esas cosas pasan dejándome prácticamente intocado.

M A H A T M A G A N D H I

102

Carta de Bapu Mira 1949 p, 988

Creo qué a todos los seres humanos les es posible

lograr ese estado sin mácula, bendito e indescriptible,

en que se siente dentro de uno la presencia

de Dios, con exclusión de cualquier otra cosa.

Young India 17-11-‘21p. 388

M I R E L I G I Ó N

103

22

ArjunaV

  • Newbie
  • *
  • Posts: 133
Re: Mi religion (Mahatma Gandhi)
« Reply #3 on: Noviembre 10, 2008, 06:27:22 pm »
De: The_dark_crow_v301
 Enviado: 30/10/2005 0:44
22

LA VOZ INTERIOR

Mi pretensión de oír la Voz de Dios no es nueva.

Desafortunadamente no hay ningún medio -que

yo sepa- de probar dicha pretensión, excepto a través

de los resultados.

Harijan, 6-5-'33,p.4

Lo que ante todo me dejó perplejo fue la. cuestión

de la-Voz de Dios. ¿Qué era? ¿Qué oía? : ¿Era

la de una persona que podía ver? Si. no lo era, cómo

me llegaba esa Voz? Estas preguntas son muy pertinentes.

La Voz de Dios, de la Conciencia, de la Verdad,

la Voz Interior -o la "suave y pequeña Voz"- son

para mí una sola y la misma cosa. No veo ninguna

M A H A T M A G A N D H I

104

forma ni tampoco he tratado de verla pues siempre

he creído que Dios no tiene forma. Sin embargo, sí

he oído como una Voz distante y, a la vez, muy cercana.

Era tan inequívoca como una voz humana,

irresistible, que indudablemente se dirigiera a mí.

En el momento en que oí la Voz por primera

vez yo no estaba soñando sino que antes de oírla se

produjo en mi interior una tremenda lucha. De repente,

la Voz cayó sobre mí, yo escuché, me cercioré

de que era la Voz y la lucha cesó. Quedé en

calina. Tomé una determinación acorde y fijé el día

y la hora del ayuno. Sentí alegría. Esto ocurrió entre

las 11 y las 12 de la noche. Me sentí renovado y

comencé a escribir los apuntes que el lector quizá

haya visto.

¿Acaso puedo ofrecer mayor evidencia de que

realmente oí la Voz y no un eco de mi propia imaginación

ardiente? No poseo otra prueba para convencer

al escéptico. Este queda en libertad de decir

que todo no fue más que un autoengaño o una alucinación.

Bien podría haberlo sido. No puedo ofrecer

una prueba en sentido contrario. Sin embargo,

he de decir lo siguiente: ni siquiera el veredicto unánime

del mundo entero en mi contra podría apar-

M I R E L I G I Ó N

105

tarme de creer que eso que he oído es la verdadera

Voz de Dios.

No obstante, algunos piensan que Dios mismo

es una creación de nuestra imaginación. Si esa opinión

es cierta, entonces nada es real, todo es producto

de nuestra imaginación. Suponiendo que así

fuese, mientras mi imaginación me domine yo sólo

podré obrar bajo su hechizo. Las cosas más reales lo

son sólo relativamente; sin embargo, la Voz fue para

mí algo más real que mi propia existencia. Nunca

me ha fallado y tampoco lo ha hecho con ningún

otro.

Todo aquel que lo desee puede oír la Voz. Está

dentro de cada uno, aunque -como todo- requiere

una preparación previa y definida.

Harijan, 8-7-'33, p. 4

Voy a dejar de ser útil el días que se silencie en

mí "la suave y pequeña Voz Interior".

Young India, 3-12-'25, p 422

Que yo sepa, nadie ha cuestionado la posibilidad

de que la Voz Interior le hable a alguien; incluso, es

de provecho para el mundo que la persona que habla

bajo la autoridad de la Voz Interior, fundamente

M A H A T M A G A N D H I

106

realmente esa pretensión. Mucha gente puede jactarse

de eso, pero no todos pueden fundamentar su

aserto. No obstante, no puede ni debe ser suprimida

envistas a evitar que haya falsos demandantes. No

existe el menor peligro en que mucha gente represente

con sinceridad la Voz Interior. Pero, desgraciadamente,

no hay remedio contra la hipocresía. La

virtud no debe ser suprimida porque muchos simulen

poseerla. En todo el mundo siempre ha habido

hombres que pretenden hablar en nombre de la

Verdad Interior. Sin embargo, por ahora, sus efímeras

actividades no han hecho daño al mundo. Es

preciso atravesar un largo y muy severo entrenamiento

antes de estar capacitado para escuchas esa

Voz. Si verdaderamente es la Voz Interior la que

habla, no puede confundirse. No se puede engañar

alnado con buenos resultados durante largo tiempo.

Por lo tanto, no. hay peligro de que sobrevenga la

anarquía porque no se suprima a un hombre como

yo, que se atreve a defender la autoridad de la Voz

Interior cuando cree haberla oído.

Harijan, 18-3-'33, p. 8

El hombre es un ser falible, que nunca puede

estar seguro del camino que sigue. Quizá lo que

M I R E L I G I Ó N

107

considera una respuesta a sus plegarias sea únicamente

un eco de su orgullo. Tener una conducta

infalible supone gozar de un corazón perfectamente

inocente, incapaz de hacer mal. En mi caso, no cabe

sostener esa pretensión. La mía es un alma imperfecta

que erra, lucha y se esfuerza.

Young India, 25-9-'24, p.313

Dado que he realizado un esfuerzo .incesante

para alcanzar la autopurificación, he logrado desarrollar.

cierta capacidad para oír en forma -clara y -

correcta la "suave y pequeña Voz Interior."

The Epic Fast, por Pyarelal, 1933, p. 34

Creo firmemente que Dios se revela diariamente

a todos los seres humanos, pero que nosotros cerramos

nuestros oídos a la "dulce y pequeña Voz."

Young India, 25-5-’21, p. 162

M A H A T M A G A N D H I

108

ArjunaV

  • Newbie
  • *
  • Posts: 133
Re: Mi religion (Mahatma Gandhi)
« Reply #4 on: Noviembre 10, 2008, 06:28:32 pm »
De: The_dark_crow_v301
Enviado: 30/10/2005 0:44
QUINTA PARTE

MI RELIGION EN LA PRACTICA

23

LA RELIGIÓN DEL AMOR

Allí donde hay amor, también está Dios.

Satyagraha in South Africa, 1950, p. 380

La no-violencia es una fuerza activa de la más

alta clase: es la fuerza o poder de la Divinidad en

nosotros. Nos volvemos semejantes a Dios en la

medida en que nos tornamos no-violentos.

Harijan, 12-11-‘ 38, p. 328.

M I R E L I G I Ó N

109

Los científicos nos dicen que sin la presencia de

una fuerza cohesiva entre los átomos que comprenden

nuestro planeta, éste se desmoronaría y nosotros

dejaríamos de existir. Así como hay una fuerza

cohesiva en la materia muerta, del mismo modo la

hay en todas las cosas animadas: el nombre de dicha

fuerza cohesiva entre los seres animados es Amor.

La observamos en la relación padre e hijo, hermano

y hermana y amigo y amiga. Sin embargo, tenemos

que aprender a .usar esa fuerza de todo lo viviente,

ya que nuestro conocimiento de Dios dependerá del

uso que de ella hagamos.

Young India, 5-5-‘20 p. 7

El empeño más alto del hombre consiste en

tratar de encontrara Dios, dijo Gandhi. A Dios no

puede hallárselo en los templos, los ídolos o los lugares

de adoración construidos por manos humanas,

y tampoco se habrá de llegar a Él por el camino

de las abstinencias. Se puede hallar a Dios sólo mediante

el amor, pero no el terrestre sino el divino.

Harijan, 23-11-‘47, p. 40

Sostengo que incluso ahora que la estructura social

no está basada en la aceptación consciente de la

M A H A T M A G A N D H I

110

no-violencia, en todo el mundo la humanidad vive y

los hombres retienen sus posesiones por el consentimiento

y la tácita aceptación mutua. Si así no fuera

hubieran sobrevivido únicamente un número muy

reducido de los más feroces. Pero ése no es el caso.

Las familias están unidas por lazos de amor, como

también lo están. esos grupos que se denominan

naciones en la llamada sociedad civilizada. Sólo que

no reconocen la supremacía de la ley de la noviolencia.

En consecuencia, se deduce que no han

investigado sus vastas posibilidades. Digamos que

hasta ahora, excepto la total inercia, hemos dado

por sentado que la no-violencia completa sólo es

posible para los pocos que han formulado el voto

de no-posesión y las abstinencias con él relacionadas.

Si bien es cierto que únicamente quienes han

formulado ese voto pueden ocuparse del trabajo de

investigación, declarando de cuando en cuando

cuáles son las nuevas posibilidades de la gran ley

eterna que gobierna a los hombres, a todos les concierne

su aplicación puesto que se trata de una ley.

Los numerosos errores que vemos no-deben atribuírsele

a la ley sino a sus seguidores muchos de los

cuales ni siquiera saben que de grado o por fuerza

se encuentran .bajo esa - ley: La madre que muere

M I R E L I G I Ó N

111

por su hijo sin saberlo obedece esa ley. Durante los

últimos cincuenta años he estado abogando por la

aceptación consciente de esa ley y por su celosa

práctica, a pesar de los fracasos. La labor de cincuenta

años ha dado resultados maravillosos y ha

contribuido a fortalecer mi fe.

Harijan, 22-2-’42, p. 48

He sugerido en estas columnas que la mujer es

la encarnación del ahimsa. El ahimsa entraña un

amor infinito, que a su vez implica una infinita capacidad

de sufrimiento. ¿Quién sino la mujer, la

madre del hombre, es capaz de demostrar esta capacidad

en su más alta expresión? La demuestra

cuando lleva en sí al niño y lo alimenta durante nueve

meses, extrayendo alegría del sufrimiento que eso

implica. ¿Qué puede sobrepasar al sufrimiento causado

por los dolores del parto? Sin embargo la mujer

los olvida en la alegría de la creación. ¿Quién, de

nuevo, sufre cotidianamente para que el bebé crezca

día a día? Hagamos que transfiera ese amor a la humanidad

entera, hagamos que olvide que siempre

fue y continúa siendo objeto de la lujuria del hombre,

y ocupará un orgulloso lugar junto al varón

como madre suya, su artífice y conductora silencio-

M A H A T M A G A N D H I

112

sa. A ella se le ha dado el don de enseñar el arte de

la paz a un mundo en guerra, sediento de ese néctar.

Harijan, 24-2-'40, p. 13

M I R E L I G I Ó N

113

24

EL SERVIR ABNEGADO COMO FORMA

DE EXPRESIÓN DEL AMORA. EL AMOR

A. El Servir

El único camino para encontrar a Dios es: verlo

en Su creación y unirse a ella. Esto solo, puede hacerse

sirviendo a todos. Yo soy una parte, una parcela

de la totalidad y no puedo. encontrar a Dios

separadamente del resto de la humanidad. Mis

compatriotas son mis vecinos más cercanos. Ellos

se hallan tan desamparados, tan desposeídos, tan

inertes que debo concentrar todas mis fuerzas en

servirlos. Si me persuadiera de que puedo encontrar

a Dios en una caverna del Himalaya, marcharía allí

inmediatamente, pero sé que no puedo hallarlo. fuera

del género humano.

M A H A T M A G A N D H I

114

Harijan, 29-8-'38, p. 228

Dado que Dios me ha echado en suertes en medio

del pueblo de la India, sería falso con :ni Hacedor

si faltara en servir a mi gente. Si no se cómo

servirlos, nunca sabré cómo servir a la humanidad.

Young 18-8-'25, p. 211

Estoy luchando por ponerme a la altura de los

que están más bajo entre Sus criaturas porque sé

que a Dios se lo encuentra con mayor: frecuencia

entre ellos que entre los poderosos y los que están

arriba. No podría hacer tal cosa sin su servicio. Ése

es el motivo de mi pasión: por servir a las clases

oprimidas. Y dado que no puedo realizar ese servicio

sin entrar en política, en eso me hallo.

Young India, 11-9-'24, p. 298

Quisiera identificarme con la aflicción del último

de los seres de la India; sí, si tuviera ese poder, por

mínimo que fuese, me identificaría con los pecados

de los muchachitos que están bajo mi cuidado. Tengo

la esperanza de que, haciéndolo así., con toda

humildad, podría llegar a ver cara a cara a Dios -la

Verdad.

M I R E L I G I Ó N

115

Young India, 3-12-'25. p. 44

Te voy a dar un talismán. Siempre que te asalten

dudas o cuando el yo te resulte demasiado pesado,

adopta el método siguiente: Trata de recordar el

rostro del hombre más pobre y desvalido que hayas

conocido y pregúntate si lo que vas. a hacer le puede

resultar útil a ese individuo. ¿Podrá sacar de eso

algún provecho? ¿Le devolverá cierto control sobre

su vida y su destino? En otras palabras, ¿lo que vas

a hacer contribuirá al Swaraj o autonomía de los

millones de compatriotas que mueren de hambre

material y espiritual?

Encontrarás así que tus dudas y tu yo se disipan.

(De una carta dirigida a un amago).

This Was Bapu, por R. K. Prabbu, 1954, p. 48

Un joven misionero norteamericano, que se hallaba

al servicio. del Mahatmaji, le preguntó qué religión

profesaba y qué forma adoptaría la futura

religión de la India.

Su respuesta fue muy breve. Señalando a dos

personas enfermas que se hallaban en la habitación,

afirmó: "Servir es mi religión. El futuro no me

preocupa."

M A H A T M A G A N D H I

116

This Was Bapu, por R. K. Prabhu, 1954, p. 4

Religión es servir a los desamparados. Dios se

manifiesta adoptando la forma de los desamparados

y los humillados.

Es cierto que he sostenido que la acción de hilar

es superior a la práctica de las religiones sectarias.

Pero eso no significa que estas últimas deban abandonarse.

Lo que quiero decir es que hay un dharma

que trasciende a los seguidores de cualquier religión

y que éstos deben observar. Tal es la razón de que

afirmara que un brahmán se torna un brahmán

mejor, un musulmán en un musulmán mejor y un

vaishnavaíta se convierte en un vaishnavaíta mejor

si hacen girar la rueda (de hilar) con espíritu de servicio.

Si me fuera posible hacer girar la rueda en mi lecho

de enfermo y si creyera que me ayuda a concentrarme

en Dios, sin duda dejaría de lado el

rosario y haría girar la rueda. Si estuviera lo bastante

fuerte como para girar la rueda y me dieran a elegir

entre pasar las cuentas o girar la rueda, sin duda decidiría

en favor de la rueda, convirtiéndola en mi

rosario, dado que encuentro que la pobreza y el

hambre asuelan la tierra. Confío en que llegue un

M I R E L I G I Ó N

117

tiempo en que hasta sea un obstáculo repetir el

nombre de Rama. Cuando llegue a tomar realmente

conciencia de que Rama trasciende toda palabra, no

tendré necesidad de repetir su nombre. La rueda de

hilar, el rosario y el Ramanama tienen para mí idéntico

valor. Los tres sirven al mismo fin: enseñarme

la religión del servir. No puedo practicar el ahimsa

sin practicar la religión de servir y no puedo hallar la

verdad sin practicar la religión del ahimsa. Por lo

demás, no existe otra religión que no sea la de la

verdad.

Young India, 14-8-'24, p. 287

El hilar a mano no compite para desplazar a

ningún tipo de industria existente y tampoco intenta

hacerlo; asimismo, no se propone distraer a una sola

persona físicamente capaz que pueda encontrar otra

ocupación remunerativa en qué trabajar. La razón

exclusiva propuesta en su favor es que se trata de lo

único que ofrece una solución inmediata, practicable

y permanente, a ese problema máximo con que

se enfrenta la India, a saber: el ocio forzado, durante

seis meses al año, de una abrumadora mayoría de la

población hindú -ocio debido a la falta de una adecuada

ocupación suplementaria de la agricultura,

M A H A T M A G A N D H I

118

que se deriva en una hambruna crónica de las masas.

Young India, 21-10-'28, p. 368

Nos invade la vergüenza si descansamos o tomamos

una comida completa, en tanto haya un solo

hombre o una sola mujer físicamente capaces que

estén sin trabajo o comida.

Young India, 5-2-'25, p. 48

Imaginad, entonces, qué calamidad debe ser tener

300 millones de personas sin empleo; día a día

algunos millones se van quedando debido a la falta

de empleo, a la carencia de autorrespeto y a la ausencia

de fe en Dios. Hablarles del mensaje de Dios

a esos millones de hambrientos cuyos ojos están

faltos de brillo y cuyo único Dios es su pan es como

dirigirse a los perros. Puedo llevarles el mensaje de

Dios sólo si les llevo el mensaje del trabajo sagrado.

Está bien hablar de Dios sentados ante un buen

desayuno y con la perspectiva de un almuerzo mejor.

pero, ¿cómo voy a hablarles de Dios a esos millones

(le personas que tienen que pasárselas sin las

dos comidas diarias? Para elles, Mas puede aparecérsele

solo cromo el pan y la Manteca.

M I R E L I G I Ó N

119

Young India 15-10-'31, p. 310

Sostengo que es imposible la autorrealización

sin el servir al más pobre, identificándose con él.

Young India, 21-10-’26, p. 364