Author Topic: Fragmentos - Ed Fitch - La Formación de un Grupo Pagano  (Read 2357 times)

ArjunaV

  • Newbie
  • *
  • Posts: 133
Fragmentos - Ed Fitch - La Formación de un Grupo Pagano
« on: Febrero 27, 2008, 04:01:34 am »
FITCH, Ed, RENEE, Janine. Ritos mágicos del Pozo de cristal. Luís Cárcamo editor. (1 ed. Magical rites from the Cristal Well, 1984), 1995, Madrid.

La Formación de un Grupo Pagano

En el Arte de hoy en día parece haber desgraciadamente una falta de oportunidades ofrecidas por los grupos de adiestramiento de Covens. Aunque hay muchos seguidores de la Religión de la Diosa sinceros y devotos, los Sacerdotes y Sacerdotisas de un lugar encuentran a menudo muy difícil apartarse de las demandas mundanas de la vida cotidiana para encontrar el tiempo libre necesario para adiestrar a los nuevos iniciados en ciernes. También sucede que aquellos que viven en áreas apartadas no tienen la posibilidad de trabajar de una manera regular con líderes competentes en el Arte. Otro aspecto importante del problema es que dado que los grupos de covens son muy pequeños, estrictamente organizados y estrechamente unidos, los iniciados potenciales a menudo no congenian perfectamente con los tipos de personalidad de los demás miembros del coven. Así que con objeto de preservar la armonía cuasifamiliar tan vital para un coven, hay personas buenas y válidas que son rechazadas simplemente porque no es posible encontrarles un lugar que sea adecuado para ellas. A veces solamente puede haber una solución a estos problemas: si quieres adiestrarte con un grupo, simplemente tienes que empezar tu propio grupo. Nosotros ofrecemos las siguientes soluciones:

1- Superar el número 1 de los mayores problemas cuando se trata de poner en marcha un grupo de adiestramiento: la propia confianza en las cualidades personales de liderazgo. Si no hay líderes de grupo establecidos, tendrás que asumir tú mismo las responsabilidades. Esto conlleva tanto tomar las decisiones necesarias, como el vigilar para que se lleven a cabo. Evidentemente esto es imposible de hacer sin confianza en ti mismo. A menudo personas nuevas en el Arte se sienten muy inhibidas porque temen no tener todavía suficiente conocimiento, y se preocupan de que pueda considerarse presuntuoso el tomar sobre sí cualquier tipo de responsabilidad. Tal falta de conocimiento no debería ser un obstáculo cuando se tiene presente que un coven trabaja en una atmósfera de “perfecto amor” y de “confianza perfectas”. En este espíritu de amor y amistad, los demás miembros del grupo darán su apoyo, animarán serán comprensivos y tolerantes. (nota: Si esto no sucede en tu grupo de covens, es que no sois verdaderos brujos, así que podríais dispersaros en el acto.) también debe recordarse que NUESTROS dioses tienen sentido del humor, así que no os preocupéis si de vez en cuando os sale un ritual chapucero. Además un conocimiento del estilo del Arte tiende a ser “circular” más que “lineal”, es decir, que consiste no tanto en acumular información sobre los hechos (o sea teoría de libros), sino más bien en teorías e ideales básicos que puedan compartirse y experimentarse (practicando) en un grupo. Teniendo esto presente, no hay razón para inhibirse de tomar la iniciativa de reunir a tus amigos para poner en común el estudio de los misterios ocultos de la diosa.

2- Comenzar reuniéndote de un modo informal: Una vez que has contactado unos cuantos amigos que muestren entusiasmo por trabajar en el Arte, puedes organizar algunas reuniones causales, cenas, veladas con el propósito de dar al grupo la oportunidad de sondearse los unos a los otros, para ver las respectivas actitudes hacia el Arte y el nivel al cual están dispuestos a comprometerse. Así también se tendrá la oportunidad de explorar los intereses comunes que comparte el grupo, y las direcciones que desean tomar en el estudio de los oculto y del Arte. Será necesario evitar ejercer todo tipo de presión sobre los individuos que parezcan inseguros y temerosos de llegar a tal compromiso, frecuentemente dichos individuos no están informados de lo que realmente es la Brujería, y están esperando algo totalmente diferente a lo que el trabajar en el Arte significa para ti. Con el tiempo, estas personas llegarán a conocer mejor el Arte y estarán en mejor disposición para determinar si ésta es la religión a la que quieren dedicarse, pero mientras tanto es mejor no forzarles a nada sobre lo que pueden tener sus reservas. También es necesario evitar involucrar a personas que tienen por naturaleza un temperamento muy histérico, pues incluso trabajos de orden menor pueden resultar peligrosos para una persona neurótica y con exceso de imaginación. Cuando se empieza es necesario tomarse las cosas con calma, manteniendo una cómoda atmósfera informal.

3-Una manera muy sencilla de empezar es experimentar con ejercicios de percepción extrasensorial en forma de juegos de salón: hay muchos juegos y ejercicios apropiados que no sólo desarrollarán la capacidad psíquica, sino que también servirán para ayudar al grupo a relajarse, a disfrutar y a conocerse mejor. Uno de los más corrientes es comprobar la capacidad telepática jugando a las cartas de Rhine, la conocida baraja de cuadrados, triángulos, círculos, etc. Una manera divertida de comprobar la habilidad psicométrica, es recoger fotografías que tengan fuertes connotaciones emocionales o elementales, tales como una foto de boda, un animalito de compañía de la familia, el viento soplando entre los árboles, una tormenta sobre el lago etc, e introducirlas en gruesos sobres. Cada miembro del grupo puede contribuir con un par de fotos. Después los sobres uno por uno se van pasando mientras los miembros del grupo intentan recibir impresiones de su interior, tratando de “figurarse” qué clase de escena está en el sobre. Toda clase de juegos que tengan que ver con la adivinación, el péndulo, el tarot etc, pueden ser a la vez divertidos y didácticos. Los diferentes miembros del grupo serán capaces de usar su imaginación para idear muchos otros entretenidos experimentos para ejercitar y poner a prueba los poderes psíquicos.

4- Los ejercicios de meditación son un método excelente para abrir los centros psíquicos, a la vez que desarrollan una unión más estrecha entre los miembros del grupo: está muy bien empezar cada reunión con un período de meditación en silencio. Por ejemplo, puede que vuestro grupo quiera que juntéis las manos, sincronicéis la respiración y llevéis vuestras mentes a un estado subjetivo, mientras que al mismo tiempo os concentréis en introducir y desprender energía cósmica por los poros del cuerpo y dirigirla especialmente a los centros psíquicos. En las meditaciones también se puede incluir música, concentración en símbolos especiales (tales como cartas del tarot o simbolismo astrológico), contemplación de hermosos poemas o nombres de Poder, etc.

5-Trabajo sobre investigación y lecturas: las lecturas y las críticas de libros populares que se han escrito acerca del Arte, de lo Oculto y de otros temas similares tienen el valor de estimular el intercambio de ideas, así como de revelar las respectivas actitudes y posiciones de cada miembro del grupo. Es aconsejable algunas veces pedirle a cada persona que presente al grupo alguna lectura breve y espontánea, como parte de la meditación la investigación de la Mitología es muy útil para este propósito.
Sin embargo, en este caso, la crítica de libros está pensada para estimular animadas discusiones. Un coven experimentado debe evitar por todos los medios usar el precioso tiempo que pasan juntos para estudiar materias que los individuos pueden estudiar por su cuenta. Como la mayoría de la gente no pueden reunirse con demasiada frecuencia, el tiempo que pasan en grupo debe dedicarse a actividades y experimentos para lo que haga falta trabajar juntos. Por ejemplo, si el tema es la telepatía, los miembros deberán leer sobre el tema para obtener información previa, y entonces el tiempo en grupo se utilizará para llevar a cabo experimentos en telepatía reales, algo que requiere participación cooperativa. Cuando la gente se compromete a trabajar juntos en un grupo, cada momento cuenta.
Una nota adicional acerca del trabajo con lecturas es que es más aconsejable leer los libros “buenos” en lugar de los “malos”. Por tanto, es necesario contar con al menos un miembro del grupo que pueda proporcionar bibliografías de material de  lecturas válido y de confianza.

6-Trabajos del Círculo Mágico: los aspectos espirituales de la religión Wicca son muy importantes en el grupo de trabajo del coven y no pasará mucho tiempo antes de que sus miembros estén deseosos de poner en práctica algunos rituales básicos, especialmente en lunas llenas y festividades sabáticas. Está empezando a ser más fácil, para le gente que llega de nuevas al Arte, familiarizarse con rituales que son más generales, suaves y poco complicados. Los rituales de la vía pagana y los ritos básicos de la Sala externa estaban diseñados especialmente para dichos propósitos, y pueden ser adaptados y modificados fácilmente para satisfacer las necesidades individuales y personales de covens diferentes. Existen además libros y revistas muy correctos, tales como “El pozo de cristal” que abastecen a la comunidad Pagano-Wicca proporcionándole material ritual.     Los neófitos no deben sentirse cohibidos en modo alguno por llevar a cabo rituales del Arte por las razones antedichas. Se deben llevar a cabo primeramente estos rituales suaves y sencillos, no obstante lo importante es que se mantenga el espíritu de la circunstancia ritual. Al mismo tiempo, es necesario mantener una actitud reverente y trabajar para estrechar la disciplina del círculo. Hablar, reírse tontamente, interrumpir, insultar y otras formas de mala educación mientras tiene lugar un ritual son garantías seguras de fracaso.   
Debería mencionarse, además, que muchos covens prefieren no mezclar trabajos mágicos con cultos religiosos; algunos usan los descansos semanales para llevar a cabo asuntos mágicos de naturaleza mundana y reservan los ocho descansos festivos, y a menudo las lunas llenas, para procurar conseguir logros de una naturaleza más espiritual.

7-Hacer que las técnicas de sugestión hipnótica trabajen para ti: cuando una sesión vespertina se acerca a su fin, hay ciertas técnicas muy sencillas que hacen uso del poder de sugestión, utilizable para ayudar a la consecución de cosas que el grupo considera importante. Esta sugestión se aplica con más eficacia cuando el grupo se encuentra en un estado de relajación y meditación. Las posibilidades de poner en práctica la sugestión hipnótica son innumerables. Por ejemplo, ciertos miembros del grupo pueden querer desarrollar su clarividencia: durante la meditación vespertina, cada individuo se pondrá mentalmente en un estado muy subjetivo mientras otra persona habla al resto, diciéndoles que a medida que se relajan y respiran más profundamente su tercer ojo comienza a hormiguear y a hacerse más sensible. Además, se les dice que cuando regresen a casa esa noche para irse a la cama, la oscuridad sólo servirá para elevar y reforzar su habilidad para recibir energía psíquica, auras, etc. Otro ejemplo puede ser que el grupo haga que una persona siembre en sus mentes la sugestión de que, cuando se queden dormidos, tengan sueños intensos en los cuales se encuentren con el resto de los miembros del grupo y conversen con seres de planos superiores, adquiriendo conocimiento de importancia espiritual. Las formas de sugestión pueden usarse encaminadas a conseguir toda suerte de logros, desde perder peso hasta controlar los sueños o desarrollar una mayor sensibilidad psíquica. Lo que se está llevando a cabo, en esencia, es conseguir que la mente inconsciente trabaje para uno mismo. Cuanto antes sea uno capaz de quedarse dormido, más fuerte permanecerá en el subconsciente la sugestión, especialmente cuando el trabajo que se desea completar lleva consigo alguna forma de control de los sueños. La razón por la que se reserva el trabajo con sugestión para el final de la sesión, es que al ser la última orden del trabajo, la mente puede trabajar en ella con menos distracciones.

8 - Cuidado con la sobrecarga psíquica: a medida que un coven se hace más eficaz en trabajos psíquicos y mágicos, una de las molestias que aprende más pronto es que un constante fluir de gente comenzará a aparecer en su puerta para que les resuelvan mágicamente todo tipo de problemas. Nunca os faltarán tareas mágicas en las que trabajar. Todo el mundo encontrará amigos, parientes, vecinos, conocidos, etc...con problemas.
Más aún es un hecho desgraciadamente constatable que muchos individuos se ven atraídos a hacerse miembros de un coven porque tienen muchos problemas personales y esperan que, uniéndose a un grupo, encontrarán gran cantidad de gente que les resuelva sus problemas haciendo magia para ellos constantemente. Tales personas tienen la capacidad de inventar miles de modos en los que agotar la energía del grupo, lo cual es otra buena razón para seleccionar los miembros y hacer una criba rigurosa de los solicitantes. A veces, llega a ser necesario establecer unas prioridades de los tipos de trabajo a realizar y hay que rechazar muchas peticiones de ayuda. El problema es que el Brujo/a como individuo también tiene la responsabilidad de mantenerse sano y no puede permitir que la energía personal se le desperdicie en tareas mágicas de poca importancia. Ya es bastante difícil hacerse con una cierta energía y acumularla, así que debe encauzarse únicamente hacia trabajos de mayor importancia.