Author Topic: Retazo (diversas fuentes)  (Read 1546 times)

ArjunaV

  • Newbie
  • *
  • Posts: 133
Retazo (diversas fuentes)
« on: Agosto 10, 2010, 11:12:52 pm »
Escrito por Dark Crow (foro Tradiciones Indigenas) el 17 de Mayo

La espiritualidad indigena permea todas sus acciones y sus formas de expresion. Al ser pueblos que por situaciones educativas y culturales hasta recientemente han tenido una forma escrita para preservar su conocimiento y tradiciones, es en sus palabras y relatos como estas se han trasmitido. Este post son ejemplos de distintas manifestaciones de las creencias y la espiritualidad del indigena actual y del pasado. Espiritualidad que ha sobrevivido gracias a distintas personas, algunas anonimas y otras no tanto. Pero muchos de ellos son gente que han considerado que lo que importa no es su individualidad o egocentrismo, sino lo colectivo y lo humano.

Cuando se encuentran dos seres son como dos pájaros delante de una llama. Esta llama tiene dos lados, uno que calienta y otro que quema. El lado que te calienta es el lado que te gusta de la otra persona. El lado que te quema es el lado que no te gusta de ella. Si tienes la paciencia de sentarte al fuego y de aguantar la quemadura hasta que poco a poco se va apagando la llama que quema, hallarás la llama que calienta y estarás bien. Si no tienes esa paciencia tendrás que dejar el fuego, o quemarte más allá de lo que quieres. Tendrás que dejar muchos fuegos, quemarte muchas veces y quizá un día te quemarás en tu propio fuego.

Leyenda Amaisi-Yaqui, La voz del viento


Lo que les sucede a los animales, también les sucede a los hombres. Eso lo sabemos muy bien. Todo está unido entre sí, como la sangre que une a una misma familia. Todo está unido. Lo que acaece a la Tierra, les acaece, también, a los hijos de la Tierra.

Gran Jefe Seattle

Permanecía yo entonces allí, de pie, sobre la más alta de las montañas y abajo, a mi alrededor, estaba el círculo del mundo. Y mientras allí estuve contemplé más de lo que pude describir y comprendí mucho más que lo hasta entonces visto; porque veía de un modo sagrado la forma de todas las cosas en el Espíritu y la forma de todas las formas, como si todo viviera unido cual si fuera un único ser. Y contemplé como el círculo sagrado de mi pueblo formaba parte de los muchos círculos que componen el Gran Círculo, amplio como la luz del día y como la luz de las estrellas en la noche, y en su centro crecía un árbol poderoso y florecido, para cobijar a todos los hijos de una misma madre y de un mismo padre. Y vi que esto era sagrado.

Alce Negro

Desde su juventud, Caballo Loco (Tashunka Witko) había sabido que el mundo en que vivían los hombres era sólo una sombra del mundo real. Para entrar al mundo real él tenía que soñar, y cuando estaba en el mundo real todo parecía flotar o bailar. En este mundo real su caballo bailaba como si fuera salvaje o estuviera loco, y por esta razón se llamaba a sí mismo Caballo Loco. Había aprendido que si entraba soñando en el mundo real antes de una pelea, podría resistir cualquier cosa.

Dee Brown, Bury my Heart at Wounded Knee


Todo lo que hace el Poder del Universo lo hace en forma de círculo. El cielo es circular, y he oído decir que la tierra es redonda, y las estrellas son redondas. El viento, en su fuerza máxima, se arremolina. Los pájaros hacen sus nidos en forma de círculos, pues tienen la misma religión que nosotros. El sol sale y se pone en círculo, como la luna. Incluso las estaciones forman un círculo enorme, y vuelven siempre a donde estuvieron. La vida del hombre es un círculo de infancia a infancia. Nuestros tipis eran redondos como los nidos de los pájaros, y siempre se disponían en círculo, el aro de la nación, nido de múltiples nidos, en el que el Gran Espíritu deseaba que nosotros empollásemos a nuestros hijos.

Nos hicieron muchas promesas, más de las que puedo recordar.

Pero de todas sólo cumplieron una.
Prometieron despojarnos de nuestra tierra... Y así fue.


Que nuestra Madre Tierra se envuelva

en una cuádruple túnica de harina blanca.

Que sea cubierta de flores de escarcha.

Que allá, en todas las montañas cubiertas de musgo

los bosques se aprieten unos contra otros, de frío.

Que sus brazos sean quebrados por la nieve

para que la tierra permanezca así.


He esculpido mi báculo de oración

en forma de seres vivos.
Ofrenda Zuñi
En la gran noche mi corazón saldrá.

A mi encuentro viene la oscuridad zumbadora.

En la gran noche mi corazón saldrá.

Canto Papago

Apresuraos,
¡Oh hijos de los jefes de las tribus!,
en convertiros en mi esposo
porque yo haré de él
un gran jefe gracias a mi padre.
Estoy sentada sobre tesoros de cobre
y mi padre dará privilegios a mi pretendiente.

Porque mi ceñidor lo ha tejido mi madre
y me lo pongo cuando velo las jarras
que mi padre dará el día de mi boda
a quien se case conmigo.
Canto de una adolescentes Kwakiutl
Escrito por Dark Crow (foro Tradiciones Indigenas) el 17 de Mayo

El que utiliza un gran haz de leña para cocinar no tiene consideración con el que ha de recoger la leña.
-Proverbio Ugandés-

De alguna manera, el uso de recursos limitados podría entenderse mejor si existiera una relación más extrecha entre los que recogen los recursos y los que los utilizan.
Estados Unidos utiliza un porcentaje muy elevado de los recursos del mundo entero, Sin embargo, nuestra vida está muy alejada de la producción y recogida de estos recursos.

Los pueblos tribales han permanecido mucho más cerca del enlace entre producción y uso.
Debemos escuchar lo que saben y trasladar este conocimiento a nuestra vida cotidiana.

De algún modo, creemos que somos ricos. Teníamos las dunas para jugar en ellas y nuestro precioso puerto natural. Teníamos nuestra cultura.
-Anciana Maorí-

En la cultura occidental tenemos unas ideas muy extrañas acerca de la riqueza y la pobreza. De algún modo creemos que la riqueza tiene algo que ver con el dinero y las posesiones. Éste es un concepto particularmente occidental.
Qué arrogancia llamar pobre a otro sólo porque tiene poco dinero.
Irónicamente, parece existir cierta correlación entre tener mucho dinero y ser pobre de espíritu; al menos muchos profesores espirituales nos previenen de esa posibilidad.

¿Y si ser pobre es no saber y no tener cultura propia?
¿Y si ser pobre es no estar arraigado a la cultura y a la tierra de los antepasados de uno?.


La ecología moderna puede aprender mucho de la gente que ha manejado y mantenido su mundo en tan buen estado durante 50. 000 años.
-escritor aborigen australiano-

¿Como vivimos con la Tierra? ¿Que tenemos que aprender para desarrollar la conciencia de que nuestra existencia depende de la Madre Tierra? El respeto no puede derivar de una actitud de violación, explotación y agotamiento.
¿Como encontramos nuestro lugar en este planeta? Ahorrar latas de aluminio puede hacernos sentir mejor y es hacer -algo-. Sin embargo, lo que realmente tenemos que hacer es pasar de una actitud de dominio a una de respeto y participación.

Tenemos que darnos cuenta de que somos humanos que participamos en un universo vivo en el que nosotros no somos más que una parte de un enorme reparto de personajes que incluye todo lo que nos rodea, lo que vemos y lo que no vemos.

Vosotros, los blancos, siempre estáis haciendo preguntas. Nunca os limitáis a observar y observar. Suele ser posible aprender lo que hay que saber observando y escuchando
-anciano nativo norteamericano-

Piensa por un momento en la tiranía de estas preguntas: ¿Por qué esto es así? ¿Qué es eso? ¿Qué explicación tiene? ¿Puedes demostrarlo?.
Cuando nos consideramos máquinas a nosotros mismos y nuestro mundo, nos engaña la idea de que si nos limitamos a separar las cosas (incluidos nosotros mismos) y a comprender cómo funciona todo, sabremos, tendremos sabiduría.
Debido a nuestra convicción de que la ciencia mecanicista occidental es el único camino para la realidad y la verdad, creemos que la información ha de ser recibida y procesada de un modo racional y lógico y queremos administrarla directamente por la función lógica, (informatizada), del hemisferio izquierdo del cerebro.
Hemos perdido la capacidad de observar y escuchar. Hemos perdido la capacidad de fijarnos en las cosas. Hemos perdido la capacidad de que la información se nos revele. Hemos perdido el camino hacia la sabiduría cuando aceptamos la idea de que el único conocimiento verdadero es el que puede ser procesado lógica y racionalmente.

Los nativos siempre han sabido que la espiritualidad y una relación con el Gran Espíritu requieren una gran cantidad de paciencia para esperar y escuchar.



Trata de comprender el agua, los minerales, la vegetación, la conducta animal, y luego es fácil comprender la conducta humana.
-Anciano kainai (pie negro)-

Todo lo que nos rodea conforma nuestra universidad. Si somos parte de la Creación, podemos aprender lo que necesitamos saber acerca de nosotros mismos estando en la creación y observando, escuchando y aprendiendo.
¿Qué podemos aprender escuchando el agua? A veces, cuando el agua golpea una roca, salpica con fuerza y luego esta fuerza se disipa al romperse en gotitas. Y sin embargo, estas gotitas y sus descendientes con el tiempo pueden llegar a quebrar la roca o buscar el camino más fácil de rodearla.
¿Qué podemos aprender de la vegetación? Que una planta, para crecer, necesita la tierra, el aire, el sol, y el agua. De la misma manera que estos elementos satisfacen todas las necesidades de la planta, las plantas satisfacen las nuestras.
¿Qué podemos aprender de los animales? Que no emiten juicios y no tratan de analizarse unos a otros.

Cuando entiendo que los humanos no somos más que una parte del universo creado, comprendo mejor cuál es mi lugar



A los grandes padres blancos y a su pueblo:

Los nativos norteamericanos reclamamos, en nombre de todos los indios, en virtud del derecho del descubridor, la tierra conocida por el nombre de Alcatraz. Queremos ser justos y honrados con los habitantes blancos de este territorio y, por ello, les proponemos el siguiente acuerdo: adquirimos la isla de Alcatraz por 24 dólares en perlas de vidrio y una tela roja, emulando la compra de una isla similar por el hombre blanco hace unos 300 años. Sabemos que los 24 dólares en especies por estas 16 fanegas es más de lo que se abonó en la venta de la isla de Maniatan, pero también sabemos que el precio de la tierra se ha incrementado con el paso de los años. Nuestra oferta de 24 dólares es mejor que los 47 centavos por fanega que los hombres blancos están pagando actualmente a los indios californianos por sus tierras. Mientras el Sol brille y los ríos vayan a parar al mar cederemos a los habitantes de esta tierra una parte para su propio uso, ya que el gobierno indio, en calidad de fiduciario a través de su Bureau for White Affairs (BWA) -Ministerio De Asuntos Con Los Blancos-, permitirá su administración. Por otra parte, instruiremos a los habitantes en la forma de vida correcta. Les transmitiremos nuestra religión, educación y estilo de vida, para que alcancen el grado de nuestra civilización y podamos liberarles a ellos y a sus hermanos blancos de su existencia salvaje y desgraciada. Proponemos el acuerdo de buena fe y deseamos mantener siempre una relación justa y honrada con todos los blancos.

Creemos que esta isla llamada Alcatraz es más apropiada para este fin que una reserva para indios, como se refleja en los estándares del hombre blanco. Con ello nos referimos a que este lugar se asemeja a la mayoría de las reservas en muchos aspectos: 1. - no existe acceso a la infraestructura moderna ni medios de transporte; 2. - no hay agua potable; 3. - las instalaciones sanitarias son insuficientes; 4. - no existen derechos de perforación y extracción de petróleo y bronce; 5. - no hay industria y, por tanto, los niveles de desempleo son muy elevados; 6. - no hay asistencia sanitaria; 7. - la tierra es rocosa e improductiva y no podrá alimentar a los animales; 8. - no existen centros de formación; 9. - los residentes son tratados como presos y carecen de independencia. Sería muy adecuado y simbólico, porque los barcos de todo el mundo que pasaran por debajo del Golden Gate lo primero que verían sería tierra india y de esta manera recordarían la verdadera historia de esta nación. Esta pequeña isla simbolizaría las extensas regiones que una vez ocuparon indígenas libres y nobles. ¿Cómo vamos a aprovechar la tierra?. Desde que se incendiara el Centro Indio de San Francisco, los indios no disponemos de un local donde reunirnos. Por esta razón, la isla debería albergar varias instalaciones para los indígenas:


1. Un centro para el estudio de los primeros habitantes de Norteamérica transmitirá a los jóvenes lo mejor de nuestras artes y ciencias, y les enseñará las habilidades y conocimientos para mejorar la vida material y espiritual de todos los pueblos indígenas. Anexo a este centro deberá construirse una universidad a distancia dirigida por los indios, cuyos estudiantes deberán aprender los valores tradicionales de los habitantes de las reservas, de los que carece la formación de los blancos.


2. Un centro espiritual indio transmitirá los ritos de nuestras antiguas ceremonias religiosas y nuestra medicina. Aquí se representarán nuestras artes y nuestros jóvenes aprenderán música, danza y medicina.


3. Un centro ecológico indio formará a nuestro jóvenes en la investigación y tecnología científica y ayudará a devolver a la tierra y al agua a su estado puro y natural. Intentaremos que el aire y el agua de la Bahía de San Francisco vuelva a estar limpio. Vamos a restablecer la vida marítima y terrestre, que se vieron amenazadas por la emigración del hombre blanco. Deberíamos desarrollar un sistema de desalinización del agua del mar para el consumo humano.


4. Un gran taller de formación indio enseñará a nuestros pueblos cómo sobrevivir en el mundo actual, cómo aumentar el nivel de vida y erradicar el hambre y el desempleo en todos nuestros pueblos. Dicho taller de formación albergará un centro de artesanía y manufacturas indias, así como un restaurante de comida indígena y cursos de cocina para indios. Este centro mostrará a la opinión pública el arte y la cocina indígena de todas las tribus para que todos puedan ser testigos de la belleza y el espíritu de las tradiciones indias.


5. Algunos edificios alojarán un museo que exponga nuestros platos y otros logros culturales que hemos ofrecido al mundo. Otra parte del museo mostrará todo lo que el hombre blanco ha dado a los indios a cambio de sus tierras: enfermedades, alcohol, pobreza y pérdida de la cultura (simbolizada en latas de conserva, alambradas, neumáticos, envases de plástico, etc.). Otra sección del museo se mantendrá como calabozo, en señal de recuerdo de los presos indígenas que se rebelaron contra el dominio blanco y aquellos que fueron encerrados en las reservas. El museo exhibirá los logros y miserias de la historia de los indios, entre ellos los tratados ignorados, la documentación del sendero de las lágrimas, la masacre de Wounded Knee y la victoria sobre el rubio Custer y su ejército.

Por todos estos motivos reclamamos, en nombre de todos los indios, la presente isla para nuestra nación indígena. Creemos que se trata de una petición justa y que se nos debería ceder la tierra, mientras los ríos sigan su curso y el Sol siga brillando.


Solo cuando el hombre tale el ultimo arbol , contamine el ultimo rio y mate el ultimo animal , solo entonces ,se dara cuenta que el dinero no se come.

Jefe tapi , tribu del amazonas brasileño.



Tu religión fue escrita sobre tablas de piedra por el dedo férreo de tu Dios, para que no lo olvidaras. El hombre rojo no podría comprenderla ni recordarla jamás.
Nuestra religión está en las tradiciones de nuestros ancestros los sueños de nuestros ancianos, que el Gran Espíritu les entregó en las solemnes horas de la noche, y las visiones de nuestros jefes y está escrita en los corazones de nuestra gente.
Jefe Seattle de los Suquamish, 1853




Que nuestra Madre Tierra se envuelva

en una cuádruple túnica de harina blanca.

Que sea cubierta de flores de escarcha.

Que allá, en todas las montañas cubiertas de musgo

los bosques se aprieten unos contra otros, de frío.

Que sus brazos sean quebrados por la nieve

para que la tierra permanezca así.


He esculpido mi báculo de oración

en forma de seres vivos.
Ofrenda Zuñi



Que es la vida?
Es el destello de na luciernaga en la noche.
Es el resuello de un bisonte en invierno.
Es la diminuta sombra que corre por la hierba
y desaparece cuando se pone el sol.
**Pie de cuervo, jefe pies negros
(1821-1890)**


En el origen de los tiempos
no habia diferencia
entre los hombres y los animales.
Todas las criaturas vivian sobre la tierra.
Un hombre podia transformarse en animal
si lo deseaba
y un animal podia convertirse en un ser humano.
No habia diferencia alguna.
Las criaturas eran animales
a veces, a veces hombres.
Todos hablaban el mismo lenguaje.
En aquel tiempo, las palabras eran magia
y el espiritu poseia misteriosos poderes.
Una palabra pronunciada al azar
podia tener extrañas consecuencias.
Cobraba vida subitamente
y los deseos se realizaban.
Bastaba con expresarlas.
Resulta imposible explicarlo.
Era asi, eso es todo.
**leyenda esquimal**

Cuando se encuentran dos seres son como dos pájaros delante de una llama. Esta llama tiene dos lados, uno que calienta y otro que quema. El lado que te calienta es el lado que te gusta de la otra persona. El lado que te quema es el lado que no te gusta de ella. Si tienes la paciencia de sentarte al fuego y de aguantar la quemadura hasta que poco a poco se va apagando la llama que quema, hallarás la llama que calienta y estarás bien. Si no tienes esa paciencia tendrás que dejar el fuego, o quemarte más allá de lo que quieres. Tendrás que dejar muchos fuegos, quemarte muchas veces y quizá un día te quemarás en tu propio fuego.

Leyenda Amaisi-Yaqui, La voz del viento


Lo que les sucede a los animales, también les sucede a los hombres. Eso lo sabemos muy bien. Todo está unido entre sí, como la sangre que une a una misma familia. Todo está unido. Lo que acaece a la Tierra, les acaece, también, a los hijos de la Tierra.




OBSERVAD HERMANOS, la primavera ha llegado, la tierra ha recibido el abrazo del sol, y pronto veremos los frutos de ese amor!
Todas las semillas despiertan, igual que cobran vida los animales. A este poder misterioso debemos, tambien nosotros, nuestra existencia, por eso atribuimos a nuestros vecinos, incluso a nuestros vecinos, los animales, el mismo derecho que tenemos nosotros de residir en esta tierra.
Pero, escuchadme todos, ahora tenemos que hacer frente a otra raza -escasa y debil cuando nuestros padres entraron en contacto con ella por primera vez, mas extendida y arrogante en nuestros dias-. Por extraño que parezca, se han empeñado en cultivar la tierra y estan enfermos del afana de posesion. Estas gentes han establecido muchas reglas que los ricos pueden saltarse, pero no los pobres. Recaudan impuestos de los pobres y los debiles para mantener a los ricos que gobieranan. Reivindican nuestra madre tierra, la de todos, para su disfrute particular y se atrincheran contra sus vecinos; desfiguran la tierra con sus construcciones y sus inmundicias. Esta nacion es como un torrente de nieve fundida que desborda su lecho y lo arrasa todo a su paso.
RESULTA IMPOSIBLE CONVIVIR CON ELLOS.
Toro Sentado,
jefe siux hunkpapa
(1875)




Sin que nadie se lo haya dicho,
el indio sabe muchas cosas.
El indio lee con sus ojos tristes
lo que escriben las estrellas que pasan volando,
lo que está escondido en el fondo de las grutas,
lo que está grabado en el polvo húmedo de la pradera
y en la huella fugaz del ciervo fugitivo.

El oído del indio escucha lo que dicen
los pájaros sabios cuando el sol se apaga,
y oye hablar a los árboles en el silencio de la noche,
Nadie le ha enseñado a ver, ni a oír, ni a entender
estas cosas misteriosas y grandes... Pero él ¡Sabe!
Sabe y no dice nada.

El indio habla solamente con las sombras.
Cuando el indio duerme su fatiga
está hablando con aquellos que lo escuchan
y está escuchando a aquellos que le hablan.
Cuando despierta, sabe más que antes
y calla, calla más que nunca...

Anónimo adaptado por
AUKANAW

selk'nam

ginko. Jpg

No te acerques a mi tumba sollozando.
No estoy allí. No duermo ahí.

Soy como mil vientos soplando.
Soy como un diamante en la nieve, brillando
Soy la luz del sol sobre el grano dorado
Soy la lluvia gentil del otoño esperado

Cuando despiertas en la tranquila mañana,
Soy la bandada de pájaros que trina
Soy también las estrellas que titilan,
mientras cae la noche en tu ventana

Por eso, no te acerques a mi tumba sollozando
No estoy allí. Yo no morí

ginko. Jpg

FLORES NUEVAS

¡Llegaron las flores!
¡A revestirse de ellas, oh, príncipes,
a adquirir su riqueza!
Fugaces en extremo nos muestran su rostro,
fugaces reverberan.
Sólo en tiempo de verdor llegan a ser perfectos.
¡Las amarillas flores de mil pétalos!
¡Llegaron las flores junto a la montaña!

Anónimo de Huejotzingo.


LA MARIPOSA

¿Qué es lo que dice el ave roja de los dioses?
Es cual un repicar de sonidos;
anda chupando miel.
¡Que se deleite, ya se abre su corazón;
es una flor!
Ya viene, ya viene la mariposa:
viene, viene volando;
viene abriendo sus alas;
sobre las flores anda chupando miel.
¡Que se deleite; ya se abre su corazón:
es una flor!

Anónimo de Tenochtitlán



SOLAMENTE ÉL

Zan yehuan,
Ipal neouhua.
Ninentlamatia,
¿Ac azo aic ic?
¿Ac azo aic?
Nonahuiya in tenahuacan.
In zan tictlazotzetzelohua,
in motechpa ye huitz in monecuiltonol,
¡Ipal nemohua!
In izquixochitli, cacahuaxochitli,
zan nocolehuiya,
zan ninentlamatia...

Solamente él,
el dador de la vida.
Vana sabiduría tenía yo,
¿Acaso alguien no lo sabía?
¿Acaso alguien no?
No tenía yo contento al lado de la gente.
Realidades preciosas haces llover,
de tí proviene tu felicidad,
¡Dador de la vida!
Olorosas flores, flores preciosas
con ansia yo las deseaba,
vana sabiduría tenía yo...



CON FLORES ESCRIBES


Con flores escribes, Dador de la vida,
con cantos das color,
con cantos sombreas
a los que han de vivir en la tierra.
Después destruirás a águilas y tigres,
solo en tu libro de pinturas vivimos,
aquí sobre la tierra.
Con tinta negra borrará
lo que fue la hermandad,
la comunidad, la nobleza.
tú sombreas a los que han de vivir en la tierra

Netzahualcoyotl


ALEGRAOS
Ica xon ahuiyacan ihuinti xochitli,
tomac mani.
Ma on te ya aquiloto
xochicozquitl.
In toquiappancaxochiuh,
tla celia xochitli,
cueponia xochitli.
Oncan nemi tototl,
chachalaca, tlatohua,
hual on quimatli teotl ichan.
Zaniyo in toxochiuh
ica tonahuiyacan.
Zaniyo in cuicatl
ica on pupulihui in amotlaocol.
In tepilhuan ica yehua,
amelel on quiza.
Quiyocoya in Ipalnemohua,
qui ya hual temohuiya
moyocoyatzin,
in ayahuailo xochitli,
ica yehua amelel on quiza.

Alegraos con las flores que embriagan
las que están en nuestras manos.
Que sean puestos ya
los collares de flores.
Nuestras flores del tiempo de la lluvia,
fragantes flores,
abren ya sus corolas.
por allí anda el ave,
parlotea y canta,
viene a conocer la casa del dios.
sólo con nuestras flores
nos alegramos.
sólo con nuestros cantos
perece nuestra tristeza.
Oh señores, con esto,
vuestro disgusto se disipa.
Las inventa el dador de la vida,
las ha hecho descender
el inventor de sí mismo,
flores placenteras,
con esto vuestro disgusto se disipa

Netzahualcoyotl



NO ACABARÁN MIS FLORES

No acabarán mis flores,
no cesarán mis cantos.
Yo cantor los elevo,
se reparten, se esparcen.
Aún cuando las flores
se marchitan y amarillecen,
serán llevadas allá
al interior de la casa
del ave de plumas de oro.

Netzahualcoyotl




ginko. Jpg

Mi padre me mando llamar. Vi que se estaba muriendo. Tome su mano en la mia y me dijo:
'' hijo mio, mi cuerpo regresa donde mi madre tierra, y muy pronto mi espiritu vera al jefe Gran Espiritu. Cuando me haya ido, piensa en tu pais. Tu eres el jefe de este pueblo. Esperan de ti que les guies, Recuerda siempre que tu padre no vendio nunca su pais. Debes taparte los oidos cada vez que te pidan firmar un tratado para vender el pais donde naciste. Dentro de algunos años los hombres blancos te habran sitiado. Tienen los ojos puesto en esta tierra. Nunca olvides, hijo mio, estas palabras en mi lecho de muerte. Esta tierra alberga el cuerpo de tu padre. Nunca vendas los huesos de tu padre y de tu madre. ''

Estreche la mano de mi padre y le dije que protegeria su tumba con mi propia vida. Mi padre sonrio y marcho hacia la tierra de los Espiritus.

Le enterre en este hermoso valle donde el agua serpentea. Amo esta tierra mas que todo el resto del mundo. Un hombre que no ame la tumba de su padre es peor que un animal salvaje.
**Jefe Joseph, indio nez-perce
(1840-1904)

Que la belleza que esta frente a mi me haga avanzar
que la belleza que esta tras de mi me haga avanzar
que la belleza que esta sobre mi me haga avanzar
que la belleza que esta debajo de mi me haga avanzar
que la belleza que esta a mi alrededor me haga avanzar.
Estrofa del ''Kledze Hatal''
canto chaman navajo

Cuando era niño, sabia dar; desde que me he convertido en civilizado he olvidado este don.
Seguia un modo de vida natural mientras que hoy, es artificial.
Cualquier piedra bonita tenia un valor a mis ojos;
cada arbol que crecia era digno de respeto.
Ahora, me inclino junto con el hombre blanco ante la pintura de un paisaje cuyo valor se estima en dolares.
*Ohiyesa, escritor indio contemporaneo.*
Escrito por Dark Crow (foro Tradiciones Indigenas) el 17 de Mayo
Carta del Jefe Seattle


El Gran Jefe Blanco de Washington nos envía el mensaje de que quiere comprar nuestras tierras. Pero, ¿Cómo es posible comprar o vender el cielo o el calor de la tierra? Nosotros no comprendemos esta idea. Si no somos dueños de la frescura del aire, ni del reflejo del agua, ¿Cómo podréis comprarlos?

El Gran Jefe Blanco de Washington nos envía también palabras de amistad y de buena voluntad. Esto es muy amable por su parte, pues sabemos que él no necesita de nuestra amistad. Sin embargo nosotros meditaremos su oferta, pues sabemos que si no vendemos vendrán seguramente hombres blancos armados y nos quitarán nuestras tierras.

Nosotros tomaremos una decisión. El Gran Jefe Blanco de Washington podrá confiar en lo que diga el Jefe Seatlle, con tanta seguridad como en el transcurrir de las estaciones del año. Mis palabras son como las estrellas, que nunca tienen ocaso.

Cada partícula de esta tierra es sagrada para mi pueblo. Cada brillante aguja de pino, cada grano de arena de las playas, cada gota de rocío de los sombríos bosques, cada calvero, el zumbido de cada insecto... Son sagrados en memoria y experiencia de mi pueblo. La savia que asciende por los árboles lleva consigo el recuerdo de los pieles rojas.

Los muertos de los hombres blancos olvidan la tierra donde nacieron cuando parten para vagar entre las estrellas. En cambio, nuestros muertos no olvidan jamás esta tierra maravillosa, pues ella es nuestra Madre. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas, el venado, el caballo, el gran águila, son nuestros hermanos. Las cumbres rocosas, los prados húmedos, el calor del cuerpo de los potros y de los hombres, todos somos de la misma familia. Por todo ello, cuando el Gran Jefe Blanco de Washington nos comunica que piensa comprar nuestras tierras exige mucho de nosotros. Dice que nos reservará un lugar donde podamos vivir agradablemente y que él será nuestro padre y nosotros nos convertiremos en sus hijos. Pero, ¿Es eso posible? El Gran Espíritu ama a vuestro pueblo y ha abandonado a sus hijos rojos. El envía máquinas para ayudar al hombre blanco en su trabajo y construye para él grandes poblados. Hace más fuertes a vuestro pueblo de día en día. Pronto inundaréis el país como ríos que se despeñan por precipicios tras una tormenta inesperada. Mi pueblo es como una época en regresión pero sin retorno. Somos razas distintas. Nuestros niños no juegan juntos y nuestros ancianos cuentan historias diferentes. El Gran Espíritu os es propicio y en cambio, nosotros estamos huérfanos.

Nosotros gozamos de alegría al sentir estos bosques. El agua cristalina que discurre por los ríos y arroyos no es solamente agua, sino también la sangre de nuestros antepasados. Si os vendemos nuestras tierras debéis saber que son sagradas y que cada reflejo fugaz en el agua clara de las lagunas narra vivencias y sucesos de mi pueblo. El murmullo del agua es la voz de mis antepasados. Los ríos son nuestros hermanos que sacian nuestra sed. Ellos llevan nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos. Si os vendemos nuestras tierras debéis recordar esto y enseñad a vuestros hijos que los ríos son nuestros hermanos y que, por tanto, hay que tratarlos con dulzura, como se trata a un hermano.

El piel roja retrocedió siempre ante el hombre blanco invasor, como la niebla temprana se repliega en las montañas ante el sol de la mañana. Pero las cenizas de nuestros padres son sagradas, sus tumbas son suelo sagrado, y por ello estas colinas, estos árboles, esta parte del mundo es sagrada para nosotros. Sabemos que el hombre blanco no nos comprende. El no sabe distinguir una parte del país de otra, ya que es un extraño que llega en la noche y despoja a la tierra de lo que desea. La tierra no es su hermana sino su enemiga, y cuando la ha dominado sigue avanzando. Deja atrás las tumbas de sus padres sin preocuparse. Olvida tanto las tumbas de sus padres como los derechos de sus hijos. Trata a su madre, la tierra, y a su hermano, el aire, como cosas para comprar y devastar, para venderlas como si fueran ovejas o cuentas de colores. Su voracidad acabará por devorar la tierra, no dejando atrás más que un desierto.

Yo no sé, pero nuestra raza es diferente de la vuestra. La sola visión de vuestras ciudades tortura los ojos del piel roja. Quizá sea porque somos unos salvajes y no comprendemos. No hay silencio en las ciudades de los blancos. No hay ningún lugar donde escuchar cómo se abren las hojas de los árboles en primavera o el zumbido de los insectos. Quizá sea sólo porque soy un salvaje y no entiendo, pero el ruído de las ciudades únicamente ofende a nuestros oídos.

¿De qué sirve la vida si no podemos escuchar el grito solitario del ave chotacabras, ni las querellas nocturnas de las ranas al borde de la charca? Soy un piel roja y nada entiendo, pero nosotros amamos el suave rumor del viento, que acaricia la superficie del arroyo, y el olor de la brisa, purificada por la lluvia del medio día o densa por el aroma de los pinos. El aire es precioso para el piel roja, pues todos los seres comparten el mismo aliento: el animal, el árbol, el hombre... , todos respiramos el mismo aire. El hombre blanco parece no notar el aire que respira. Como un moribundo que agoniza desde hace muchos días, es insensible a la pestilencia.

Pero si nosotros os vendemos nuestras tierras no debéis olvidar que el aire es precioso, que el aire comparte su espíritu con toda la vida que mantiene. El aire dio a nuestros padres su primer aliento y recibió su última expiración. Y el aire también debe dar a nuestros hijos el espíritu de la vida. Y si nosotros os vendemos nuestras tierras, debéis apreciarlas como algo escepcional y sagrado, como un lugar donde también el hombre blanco sienta que el viento tiene el dulce aroma de las flores de las praderas.

Meditaremos la idea de vender nuestras tierras, y si decidimos aceptar será sólo con una condición: el hombre blanco deberá tratar a los animales del país como a sus hermanos. Yo soy un salvaje y no lo entiendo de otra forma. Yo he visto miles de bisontes pudriéndose, abandonados por el hombre blanco tras matarlos a tiros desde un tren que pasaba. Yo soy un salvaje y no puedo comprender que una máquina humeante sea más importante que los bisontes, a los que nosotros cazamos tan sólo para seguir viviendo. ¿Qué sería del hombre sin los animales? Si los animales desaparecieran el hombre también moriría de gran soledad espiritual. Porque lo que suceda a los animales, también pronto ocurrirá al hombre. Todas las cosas están relacionadas entre sí. Lo que afecte a la Madre Tierra, afectará también a todos sus los hijos.

Enseñad a vuestros hijos lo que nosotros hemos enseñado a nuestros hijos: la tierra es nuestra madre. Lo que afecte a la tierra, afectará también a los hijos de la tierra. Si los hombres blancos escupen a la tierra, se escupen a sí mismos. Porque nosotros sabemos esto: la tierra no pertenece al hombre, sino el hombre a la tierra. Todo está relacionado como la sangre que une a una familia.

El hombre blanco no creó el tejido de la vida, sino que simplemente es una fibra de él. Lo que hagáis a ese tejido, os lo hacéis a vosotros mismos. El día y la noche no pueden convivir. Nuestros muertos viven en los dulces ríos de la tierra, regresan con el paso silencioso de la primavera y su espíritu perdura en el viento que riza la superficie del lago. Meditamos la idea del hombre blanco de comprar nuestras tierras. Pero, ¿Puede acaso un hombre ser dueño de su madre?. Mi pueblo pregunta: ¿Qué quiere comprar el hombre blanco? ¿Se puede comprar el aire o el calor de la tierra, o la agilidad del venado? ¿Cómo podemos nosotros venderos esas cosas, y vosotros cómo podríais comprarlas? ¿Podéis acaso hacer con la tierra lo que os plazca, simplemente porque un piel roja firme un pedazo de papel y se lo entregue a un hombre blanco?. Si nosotros no poseemos la frescura del aire, ni el reflejo del agua, ¿Cómo podréis comprarlos? ¿Acaso podréis volver a comprar los bisontes, cuando hayáis matado hasta el último?

Cuando todos los últimos bisontes hayan sido sacrificados, los caballos salvajes domados, los misteriosos rincones del bosque profanados por el aliento agobiante de muchos hombres blancos y se atiborren de cables parlantes la espléndida visión de las colinas... ¿Dónde estará el bosque? Habrá sido destruido. ¿Dónde estará el águila? Habrá desaparecido. Y esto significará el fin de la vida y el comienzo de la lucha por la supervivencia.

Pero vosotros hombres blancos caminaréis hacia el desastre brillando gloriosamente, iluminados con la fuerza del Gran Espíritu que os trajo a este país y os destinó para dominar esta tierra y tambien al hombre piel roja. El Gran Espíritu os dio poder sobre los animales, los bosques y los pieles rojas por algún motivo especial que no comprendemos. Ese motivo es tambien para nosotros un enigma. Quizás lo comprendiéramos si supiésemos con qué sueña el hombre blanco, qué esperanza trasmite a sus hijos en las largas noches del invierno y qué ilusiones bullen en su imaginación que les haga anhelar el mañana. Pero nosotros somos salvajes y los sueños del hombre blanco nos permanecen ocultos. Y por ello seguiremos distintos caminos, porque por encima de todo valoramos el derecho de cada hombre a vivir como quiera, por muy diferente que sea a sus hermanos.

No es mucho realmente lo que nos une. El día y la noche no pueden convivir y nosotros meditaremos vuestra oferta de comprar nuestro país y enviarnos a una reserva. Allí viviremos aparte y en paz. No tiene importancia dónde pasemos el resto de nuestros días. Nuestros hijos vieron a sus padres denigrados y vencidos. Nuestros guerreros han sido humillados y tras la derrota pasan sus días hastiados, envenenando sus cuerpos con comidas dulces y fuertes bebidas. Carece de importancia dónde pasemos el resto de nuestros días. Ya no serán muchos. Pocas horas más, quizás un par de inviernos, y ningún hijo de las grandes tribus que antaño vivían en este país y que ahora vagan en pequeños grupos por los bosques, sobrevivirán para lamentarse ante la tumba de un pueblo, que era tan fuerte y tan lleno de esperanzas como el nuestro.

Pero cuando el último hombre piel roja haya desaparecido de esta tierra y sus recuerdos sólo sean como la sombra de una nube sobre la pradera, todavía estará vivo el espíritu de mis antepasados en estas riberas y en estos bosques. Porque ellos amaban esta tierra como el recién nacido ama el latir del corazón de su madre.

Pero, ¿Por qué he de lamentarme por el ocaso de mi pueblo? Los pueblos están formados por hombres, no por otra cosa. Y los hombres nacen y mueren como las olas del mar. Incluso el hombre blanco, cuyo Dios camina y habla con él de amigo a amigo, no puede eludir ese destino común. Quizás seamos realmente hermanos. Una cosa sí sabemos, que quizás el hombre blanco descubra algún día que vuestro Dios y el nuestro son el mismo Gran Espíritu. Vosotros quizás pensáis que le poseéis, al igual que pretendéis poseer nuestro país, pero eso no podéis lograrlo. El es el Dios de todos los hombres, tanto de los pieles rojas como de los blancos. Esta tierra les es preciosa, y dañar la tierra significa despeciar a su Creador. Os digo que también los blancos desapareceréis, quizás antes que las demás razas. Continuad ensuciando vuestro lecho y una noche moriréis asfixiados por vuestros propios excrementos.

Nosotros meditaremos vuestra oferta de comprar nuestra tierra, pues sabemos que si no aceptamos vendrá seguramente el hombre blanco con armas y nos expulsará. Porque el hombre blanco, que detenta momentáneamente el poder, cree que ya es Dios, a quien pertenece el mundo. Si os cedemos nuestra tierra amadla tanto como nosotros la amábamos, preocuparos por ella tanto como nosotros nos preocupábamos, mantened su recuerdo tal como es cuando vosotros los toméis. Y con todas vuestras fuerzas, vuestro espíritu y vuestro corazón conservarla para vuestros hijos y amadla como El Gran espíritu nos ama a todos nosotros. Pues aunque somos salvajes sabemos una cosa: nuestro Dios es vuestro Dios. Esta tierra le es sagrada. Incluso el hombre blanco no puede eludir este destino común. Quizás incluso seamos hermanos. ¡Quién sabe!

Gran Jefe Seatlle.

Todo empieza con respetar al Gran Espíritu, en El están todos los seres y cosas,
animales, plantas, rocas. Humanos, minerales,
el rayo, el viento, el fuego, las estrellas...
Por eso todo es sagrado.
Y por eso todas las cosas tienen voluntad, inteligencia, percepción;
su propio camino y su razón de ser.
Esto hay que respetar.
Rolling Thunder, Cherokee.

La responsabilidad actual de los humanos
es dirigir todos sus actos a cuidar los animales, las plantas y el paisaje,
que forman el mundo en que vivimos y están siendo destruidos.
Las sociedades industriales del mundo occidental,
con sus leyes y reglas basadas en la envidia y la avaricia,
son como un monstruo enorme con un estómago sin fondo que se come todo.
La comunicación espiritual es lo que mas necesitan los habitantes de la tierra.
Wallace Black Elk, Sioux.

Todas las partes del universo están unidas unas con otras,
a todos los niveles, desde el físico hasta el espiritual.
Por eso cualquier cosa que le pase a un individuo afecta a todos,
y lo que le pase a los demás afecta al individuo
Los objetos que son percibidos por los sentidos humanos
son partes perceptibles de redes mas grandes.
Es tan importante lo que los sentidos NO pueden percibir
como lo que puede ser medido y comprobado por los sentidos.
Todo tiene vida o conciencia.
El universo y todo lo que hay en él es sagrado y tiene propósito y significado.
Lewis Mehl, Cherokee, profesor de Medicina en la Universidad de Stanford.


El texto que sigue parece que había sido un discurso, y que le hicieron muchos cambios.
Yo también lo cambié, para hacerlo mas breve, para adaptarlo a esta poca moderna,
y para destacar conocimientos que ahora son muy necesarios:

Cada grano de tierra, cada hoja, cada playa, la neblina, cada bicho que vuela,
la savia de los árboles, las flores perfumadas, el ciervo, el águila,
el agua de ríos y lagos, las rocas y los seres humanos,
todos son parientes, son de una misma familia.
Hay que saber esto y enseñarlo a los hijos.

Los ríos calman la sed, llevan los botes, tienen pesca para comer.
Y hay que tratarlos bien, como a una persona.

El moderno le saca a la tierra lo que él quiere; no la siente como pariente,
Cuando la arruinó destruye otro lugar. Así la va a dejar hecha desierto.

Ver ciudades modernas es sufrir; destruyeron el pasto, los árboles y los arroyos;
taparon casi todo con cemento y asfalto;
casi no hay lugares donde se pueda oir viento entre hojas o canto de grillos.
El ruido de la ciudad parece que insulta los oídos
. ¿Qué clase de vida es cuando nunca se oye cantar un pájaro libre,
o, a la noche, la discusión de las ranas al borde de una laguna?
¿No es mejor el sonido del viento que hace olas en el río,
y ese viento purificado por árboles y perfumado por flores silvestres,
que el ruido de tránsito y el humo venenoso de automóviles?

El aire tiene un valor inmenso,
comparte su espíritu con animales, plantas y humanos y hace posible la vida.
Los modernos no se dan cuenta qué es que respiran.
Como si estuvieran muy enfermos, no sienten el olor de aire envenenado.
Hay que dejar lugares donde todos puedan ir para respirar aire puro.

Resumen de una Declaración de la
HAU DE NO SAU NEE (Confederación de la Seis Naciones Iroquesas)

Sabemos que nuestra vida existe con la vida de los árboles,
nuestro bienestar depende del bienestar de las plantas,
somos parientes cercanos de los seres de cuatro patas.

Entendemos muy bien que estamos relacionados con todos los seres.
Hasta hoy, los territorios que todavía conservamos
están llenos de árboles, animales y otros seres.

Las ciudades tienen que traer del campo las necesidades de su población,
por eso la cultura de ciudad hace creer
que el mundo natural tiene que ser vencido, exprimido y explotado
según las necesidades y ambiciones de los que viven en ciudades.
Para ordenar este proceso se hicieron leyes.

La religión moderna se impone a sí misma
sobre todas las otras formas de espiritualidad.
Destruyó la percepción espiritual de la naturaleza.

La civilización moderna
ha sido y es horriblemente explotadora y destructora del mundo natural.
La tecnología occidental y la gente que la usa
son las fuerzas mas pasmosamente destructivas de la historia humana.
La energía atómica es una forma de producción de energía
que da las sustancias mas venenosas que el ser humano haya jamás conocido.

El estilo de vida conocido como civilización occidental
está en un camino suicida
para el que su propia cultura no tiene respuestas verdaderas.
La aparición del Plutonio en este planeta
es la señal más clara de que la humanidad está en dificultades.
Es una señal que muchos occidentales eligen no tener en cuenta.

La destrucción de las culturas nativas y de la gente nativa
es el mismo proceso que ha destruido y destruye la vida en este mundo.
Las tecnologías y los sistemas sociales
que han arrasado la vida de los animales y de las plantas,
también están aniquilando a la gente nativa.
Ese proceso es la civilización occidental.

La gente más oprimida y explotada es la gente de occidente.
Imitar al opresor es una característica del oprimido.
Hay que aprender a resistir esa respuesta a la opresión.

Hay que romper el concepto estrecho de liberación humana,
y ver la liberación como algo que hay que expandir a todo el mundo natural.
Se necesita la liberación de todas las cosas que sostienen la vida
- el agua, el aire, los árboles, los animales-
todas las cosas que sostienen la trama sagrada de la vida.

Los Lobos
Un viejo indio estaba hablando con su nieto.
Le decía:
- "Me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi corazón.
Uno de los dos es un lobo enojado, violento y vengador.
El otro está lleno de amor y compasión".
El nieto preguntó:
"Abuelo, dime, Cuál de los dos lobos ganará la pelea en tu corazón?"
El abuelo contestó:
- "Aquel que yo alimente"...




indios onas o selk'nams Habitaron el sur de la Argentina. Hoy extinguidos

Canta la cancion de tu alma

dejala volar en los vientos de tu espiritu

vive la melodia de tu amor tan fuerte

todo el mundo lo notará y lo oirá

el regalo de tu sola presencia

marca tu lugar como una persona de valor

regocijate y esta siempre agradecido

por los dias de tu viaje en la tierra

Elevate, encuentra tu pasion

decide en quien en que quieres convertirte

crea tu vida y ve hacia adelante

no estas definido por el lugar de donde vienes

la carrera de la humanidad es tuya

no las fronteras de una sola nacion

parate y brilla por la luz que tu eres

una creación amada y gloriosa.

Percibo lo secreto, lo oculto:
¡Oh vosotros los señores!
Así somos,
somos mortales,
de cuatro en cuatro nosotros los hombres,
todos habremos de irnos,
todos habremos de morir en la tierra...
Como una pintura
nos iremos borrando.
Como una flor,
nos iremos secando
aquí sobre la tierra.
Como vestidura de plumaje de ave zaguán, de la preciosa ave de cuello de hule,
nos iremos acabando...
Meditadlo señores,
águilas y tigres,
aunque fuerais de jade,
aunque fuerais de oro,
también allá iréis,
al lugar de los descarnados.
Tendremos que desaparecer,
nadie habrá de quedar.
Netzahualcoyotl

Los conquistadores destruyen Itzá
(1541, Chilam Balam de Chumayel)

La luna, el viento, el año, el día:
todo camina, pero pasa también.
Toda sangre llega al lugar de su reposo,
como todo poder llega a su trono
Estaba medido el tiempo
en que se alabaría la grandeza de Los Tres.
Medido estaba el tiempo de la bondad del sol,
de la celosía que forman las estrellas,
desde donde los dioses nos contemplan.
Los buenos señores de las estrellas,
todos ellos buenos.

Ellos tenían la sabiduría, lo santo,
no había maldad en ellos.
Había salud, devoción,
no había enfermedad,
dolor de huesos, fiebre o viruela,
ni dolor de pecho ni de vientre.
Andaban con el cuerpo erguido.

Pero vinieron los conquistadores
y todo lo deshicieron.
Enseñaron el temor, marchitaron las flores,
chuparon hasta matar la flor de los otros
porque viviese la suya.
Mataron la flor de Nacxitl.
Ya no había sacerdotes que nos enseñaran.
Y así se asentó el segundo tiempo, comenzó a señorear,
y fue la causa de nuestra muerte.
Sin sacerdotes, sin sabiduría, sin valor
y sin vergüenza, todos iguales.
¡Los conquistadores sólo habían venido a castrar al Sol!
Y los hijos de sus hijos quedaron entre nosotros,
que sólo recibimos su amargura.

PERCIBO LO SECRETO
Percibo lo secreto, lo oculto:
¡Oh vosotros los señores!
Así somos,
somos mortales,
de cuatro en cuatro nosotros los hombres,
todos habremos de irnos,
todos habremos de morir en la tierra...
Como una pintura
nos iremos borrando.
Como una flor,
nos iremos secando
aquí sobre la tierra.
Como vestidura de plumaje de ave zaguán,
de la preciosa ave de cuello de hule,
nos iremos acabando...
Meditadlo señores,
águilas y tigres,
aunque fuerais de jade,
aunque fuerais de oro,
también allá iréis,
al lugar de los descarnados.
Tendremos que desaparecer,
nadie habrá de quedar.
Netzahualcoyotl

"Oh, gran Espiritu! No dejes que juzgue a un hombre sin haber podido caminar antes con sus moscasines..."

"Dejadnos vivir en paz y armonía, para que podamos mantener el equilibrio de la Tierra y de toda vida. Sólo la oración y la meditación puede conseguirlo"

hopis en Alcatraz

Eclipse de luna
Se incendió la temblorina del señor del cielo
empezaron las puertas a discutir
los caracoles a llorar
los perros a insultar
los pájaros a silbar
también se inmovilizó la especie humana del mundo
atraparon ya a la hermosa madre luna
han comenzado a engullir su rostro
sufre
intenta liberarse entre tanto barullo
entre el llanto
entre insultos
entre los silbidos
se avergonzó la gran madre tierra
y soltó a la madre luna
entonces se derramó la alegría entre todos nosotros.

La actriz yucateca Madeleine Lizama como la muerte

LA MUERTE

Me río de ti
sé que nunca te separas de mí
aunque yo duerma.
aunque me aleje de aquí.

¡Eso que importa!
Tú cumples con tu labor;
tampoco me incomoda
así se que nunca estoy solo.

Platícame
¿No es aburrido seguirme?
¿Acaso no duermes?
¿Eres incansable acaso?

Déjame un momento
no huiré de ti
sabes que en cualquier lugar que vaya
existe la muerte.
(poesia maya)
Escrito por Beatriz Bassino el 19 de Mayo
Fabricio mi contribución, parecido a lo que pusiste, pero distinto a la vez, tenia una visión circular de todo, recién me he dado cuenta, muy bueno todo, felicitaciones



 



LOS CÍRCULOS


Habrás advertido que todo lo que hacemos los indios tiene forma de círculo, y es así porque el Poder del Mundo siempre trabaja en círculo, y todas las cosas tienden a ser redondas… El firmamento es esférico, y he oído que la Tierra es redonda como una bola y que las estrellas también lo son. Los pájaros hacen sus nidos en forma de círculo, pues su religión es la misma que la nuestra… Incluso las estaciones, en su metamorfosis, describen un gran círculo y retornan siempre a su punto de partida.
La vida es un círculo que nace y termina y lo mismo les ocurre a todas las cosas conectadas con el movimiento de ese Poder.

Alce Negro - Hombre medicina Sioux Oglala


Escrito por Dark Crow (foro Tradiciones Indigenas) el 19 de Mayo
Diste en un punto clave. La enseñanza tradicional por lo menos la actual es de tipo circular. Pareciera similar en varias situaciones pero es algo que va teniendo una escalada ascendente la construccion, no del conocimiento, sino mas en especifico el del sujeto dentro de su comunidad.


Escrito por Rafael Gómez Díaz el 21 de Mayo
Tengo la carta de Seattle. Es una joya histórica


Escrito por Gabriel Gonzalez el 2 de Junio

Agrego mi retazo Wirrico.


 


 Ma´arakame artista Wixarika. Nació en la localidad de Santa Cruz de la comunidad de San Sebastián Teponahuaxtlán municipio de Mezquitic, Jalisco.
Recibió el nombre de Yucauye (caminante)por parte de los dioses y Cuacame (silencioso) por parte de sus “abuelos”. Durante un viaje al lugar Sagrado Wirikuta a su regreso los ancianos lobautizaron así durante el trayecto de la peregrinación¨porque me quedé callado y regrese mas serio y mejor educado¨.
La vividez con que recordaba sus sueños desde niño, lo señaló para iniciarse en los conocimientos tradicionales de sus antepasados teniendo como maestro a su padre quien también fue Ma´rakame(Chaman)Un elemento, fundamental en la inspiración de José Benítez es el impacto que tienen los sueños sobre sus creaciones. Las figuras de sus cuadros recrean grandes mosaicos que representan la cosmovisión de sus ancestrales hermanos indígenas.
La trilogía simbólica venado-peyote-maíz conectan a los huicholes indígenas con sus antepasados. Benítez refiere constantemente a través de sus cuadros la presencia de los distintos mundos: ¨cuando todo era oscuro y los animales eran piedras¨ y el tiempo de la luz, el tiempo terrenal.
Actualmente, Benítez es un artista y representante de su comunidad Zitakua, ubicada en la ciudad de Tepic, Nayarit; cuyos habitantes son todos huicholes.
Ha expuesto su obra en diversos estados de la República Mexicana. La fama de Benítez ha trascendido fronteras ya que su obra ha sido exhibida desde 1972 en diversos lugares del extranjero, sobresalen las exposiciones en Novoa I Gallery en Berkley, E.B.Crocker art Gallery en Sacramento, M.H. De Young Memorial Museum, James Willis Gallery , Southern Exposure Gallery y Annebeg Gallery en San Francisco, Merrill College en Santa Cruz, San Jose Museum of Art en San Jose, Los Angeles Municipal Art Gallery y Ankrum Gallery en Los Angeles, California; así como enTropen Museum en Amsterdam , Neuberger Museum y Center for the International Arts en New York. También ha exhibido en Boston, Texas, Massachusetts, Chicago y Washington D.C.
Su obra de mayor dimensión se encuentra en la estación Juarez del tren ligero de la Ciudad de Guadalajara, El mural La semilla del mundo de José Benítez es la representación del origen de los tres mundos, de acuerdo a la cosmovisión huichol.
El Mural de 20 m2,único por sus dimensiones, fue auspiciado en el 2001, por la Secretaria de Cultura del gobierno del estado de Jalisco, el Instituto Nacional Indigenista y el Sistema de Tren Eléctrico Urbano.
En el 2003 José Benítez Sánchez fue galardonado con el Premio Nacional de las Artes y Tradiciones Populares por su obra musical.

he aqui su obra mayor.
 


tratare de checar mis documentos para agregarles parte de su obra escrita.
Escrito por Dark Crow (foro Tradiciones Indigenas) el 13 de Junio
Carta de un jefe indio
Por Noah Seatlh


En el año 1854 el jefe indio Noah Sealth respondió de una forma muy especial a la propuesta del presidente Franklin Pierce para crear una reserva india y acabar con los enfrentamientos entre indios y blancos. Suponía el despojo de las tierras indias. En el año 1855 se firmó el tratado de Point Elliot, con el que se consumaba el despojo de las tierras a los nativos indios. Noah Sealth, con su respuesta al presidente, creó el primer manifiesto en defensa del medio ambiente y la naturaleza que ha perdurado en el tiempo. El jefe indio murió el 7 de junio de 1866 a la edad de 80 años. Su memoria ha quedado en el tiempo y sus palabras continúan vigentes.








¿Como se puede comprar o vender el firmamento, ni aun el calor de la tierra?
Dicha idea nos es desconocida.

Si no somos dueños de la frescura del aire
ni del fulgor de las aguas,
¿Como podrán ustedes comprarlos?

Cada parcela de esta tierra es sagrada para mi pueblo. Cada brillante mata de pino, cada grano de arena en las playas, cada gota de rocío en los bosques, cada altozano y hasta el sonido de cada insecto, es sagrada a la memoria y el pasado de mi pueblo. La savia que circula por las venas de los árboles lleva consigo las memorias de los pieles rojas.

Los muertos del hombre blanco olvidan su país de origen cuando emprenden sus paseos entre las estrellas, en cambio nuestros muertos nunca pueden olvidar esta bondadosa tierra puesto que es la madre de los pieles rojas. Somos parte de la tierra y asimismo ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el venado, el caballo, la gran águila; estos son nuestros hermanos. Las escarpadas peñas, los húmedos prados, el calor del cuerpo del caballo y el hombre, todos pertenecemos a la misma familia..

Por todo ello, cuando el Gran Jefe de Washington nos envía el mensaje de que quiere comprar nuestras tierras, nos esta pidiendo demasiado. También el Gran Jefe nos dice que nos reservara un lugar en el que podemos vivir confortablemente entre nosotros. El se convertirá en nuestro padre, y nosotros en sus hijos. Por ello consideraremos su oferta de comprar nuestras tierras. Ello no es fácil, ya que esta tierra es sagrada para nosotros.

El agua cristalina que corre por los ríos y arroyuelos no es solamente agua, sino que también representa la sangre de nuestros antepasados. Si les vendemos tierras, deben recordar que es sagrada, y a la vez deben enseñar a sus hijos que es sagrada y que cada reflejo fantasmagórico en las claras aguas de los lagos cuenta los sucesos y memorias de las vidas de nuestras gentes. El murmullo del agua es la voz del padre de mi padre.

Los ríos son nuestros hermanos y sacian nuestra sed; son portadores de nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos. Si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben recordar y enseñarles a sus hijos que los ríos son nuestros hermanos y también los suyos, y por lo tanto, deben tratarlos con la misma dulzura con que se trata a un hermano..

Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestro modo de vida. El no sabe distinguir entre un pedazo de tierra y otro, ya que es un extraño que llega de noche y toma de la tierra lo que necesita. La tierra no es su hermana, sino su enemiga y una vez conquistada sigue su camino, dejando atrás la tumba de sus padres sin importarle. Le secuestra la tierra de sus hijos. Tampoco le importa. Tanto la tumba de sus padres, como el patrimonio de sus hijos son olvidados. Trata a su madre, la Tierra, y a su hermano, el firmamento, como objetos que se compran, se explotan y se venden como ovejas o cuentas de colores. Su apetito devorara la tierra dejando atrás solo un desierto. No se, pero nuestro modo de vida es diferente al de ustedes. La sola vista de sus ciudades apenas la vista del piel roja. Pero quizás sea porque el piel roja es un salvaje y no comprende nada..

No existe un lugar tranquilo en las ciudades del hombre blanco, ni hay sitio donde escuchar como se abren las hojas de los árboles en primavera o como aletean los insectos. Pero quizás también esto debe ser porque soy un salvaje que no comprende nada. El ruido parece insultar nuestros oídos. Y, después de todo, ¿Para que sirve la vida, si el hombre no puede escuchar el grito solitario del chotacabras ni las discusiones nocturnas de las ranas al borde de un estanque? Soy un piel roja y nada entiendo. Nosotros preferimos el suave susurro del viento sobre la superficie de un estanque, así como el olor de ese mismo viento purificado por la lluvia del mediodía o perfumado con aromas de pinos. El aire tiene un valor inestimable para el piel roja, ya que todos los seres comparten un mismo aliento - la bestia, el árbol, el hombre, todos respiramos el mismo aire. El hombre blanco no parece consciente del aire que respira; como un moribundo que agoniza durante muchos días es insensible al hedor. Pero si les vendemos nuestras tierras deben recordar que el aire no es inestimable, que el aire comparte su espíritu con la vida que sostiene. El viento que dio a nuestros abuelos el primer soplo de vida, también recibe sus últimos suspiros. Y si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben conservarlas como cosa aparte y sagrada, como un lugar donde hasta el hombre blanco pueda saborear el viento perfumado por las flores de las praderas. Por ello consideraremos su oferta de comprar nuestras tierras. Si decidimos aceptarla, yo pondré una condición: El hombre blanco debe tratar a los animales de esta tierra como a sus hermanos.

Soy un salvaje y no comprendo otro modo de vida. He visto a miles de búfalos pudriéndose en las praderas, muertos a tiros por el hombre blanco desde un tren en marcha. Soy un salvaje y no comprendo como una maquina humeante puede importar mas que el búfalo al que nosotros matamos solo para sobrevivir.

¿Que seria del hombre sin los animales? Si todos fueran exterminados, el hombre también moriría de una gran soledad espiritual; Porque lo que le sucede a los animales también le sucederá al hombre. Todo va enlazado.

Deben enseñarles a sus hijos que el suelo que pisan son las cenizas de nuestros abuelos. Inculquen a sus hijos que la tierra esta enriquecida con las vidas de nuestros semejantes a fin de que sepan respetarla. Enseñen a sus hijos que nosotros hemos enseñado a los nuestros que la tierra es nuestra madre. Todo lo que le ocurra a la tierra le ocurriría a los hijos de la tierra. Si los hombres escupen en el suelo, se escupen a si mismos.

Esto sabemos: la tierra no pertenece al hombre; el hombre pertenece a la tierra. Esto sabemos. Todo va enlazado, como la sangre que une a una familia. Todo va enlazado.

Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá a los hijos de la tierra. El hombre no tejió la trama de la vida; el es solo un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a si mismo. Ni siquiera el hombre blanco, cuyo Dios pasea y habla con el de amigo a amigo, queda exento del destino común.

Después de todo, quizás seamos hermanos. Ya veremos. Sabemos una cosa que quizás el hombre blanco descubra un día: nuestro Dios es el mismo Dios. Ustedes pueden pensar ahora que El les pertenece lo mismo que desean que nuestras tierras les pertenezcan; pero no es así. El es el Dios de los hombres y su compasión se comparte por igual entre el piel roja y el hombre blanco. Esta tierra tiene un valor inestimable para El y si se daña se provocaría la ira del creador. También los blancos se extinguirán, quizás antes que las demás tribus. Contaminan sus lechos y una noche perecerán ahogados en sus propios residuos. Pero ustedes caminaran hacia su destrucción, rodeados de gloria, inspirados por la fuerza de Dios que los trajo a esta tierra y que por algún designio especial les dio dominio sobre ella y sobre el piel roja. Ese destino es un misterio para nosotros, pues no entendemos por que se exterminan los búfalos, se doman los caballos salvajes, se saturan los rincones secretos de los bosques con el aliento de tantos hombres y se atiborra el paisaje de las exuberantes colinas con cables parlantes...

¿Donde esta el matorral? Destruido. ¿Donde esta el águila? Desapareció. Termina la vida y empieza la supervivencia."
Escrito por Mª Carmen F... el 22 de Junio
Cinco siglos de prohibición del arco iris en el cielo americano

 
Enviado el Miércoles, 13 de Octubre del 2004 (15:51:38)  
por Eduardo Galeano

El Descubrimiento: el 12 de octubre de 1492, América descubrió el capitalismo. Cristóbal Colón, financiado por los reyes de España y los banqueros de Génova, trajo la novedad a las islas del mar Caribe.

En su diario del Descubrimiento, el almirante escribió 139 veces la palabra oro y 51 veces la palabra Dios o Nuestro Señor. Él no podía cansar los ojos de ver tanta lindeza en aquellas playas, y el 27 de noviembre profetizó: Tendrá toda la cristiandad negocio en ellas. Y en eso no se equivocó.

Colón creyó que Haití era Japón y que Cuba era China, y creyó que los habitantes de China y Japón eran indios de la India; pero en eso no se equivocó.

Al cabo de cinco siglos de negocio de toda la cristiandad, ha sido aniquilada una tercera parte de las selvas americanas, está yerma mucha tierra que fue fértil y más de la mitad de la población come salteado.

Los indios, víctimas del más gigantesco despojo de la historia universal, siguen sufriendo la usurpación de los últimos restos de sus tierras, y siguen condenados a la negación de su identidad diferente. Se les sigue prohibiendo vivir a su modo y manera, se les sigue negando el derecho de ser.

Al principio, el saqueo y el otrocidio fueron ejecutados en nombre del Dios de los cielos. Ahora se cumplen en nombre del dios del Progreso. Sin embargo, en esa identidad prohibida y despreciada fulguran todavía algunas claves de otra América posible. América, ciega de racismo, no las ve.


-------------

El 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón escribió en su diario que él quería llevarse algunos indios a España para que aprendan a hablar ("que deprendan fablar"). Cinco siglos después, el 12 de octubre de 1989, en una corte de justicia de los Estados Unidos, un indio mixteco fue considerado retardado mental ("mentally retarded") porque no hablaba correctamente la lengua castellana.

Ladislao Pastrana, mexicano de Oaxaca, bracero ilegal en los campos de California, iba a ser encerrado de por vida en un asilo público. Pastrana no se entendía con la intérprete española y el psicólogo diagnosticó un claro déficit intelectual. Finalmente, los antropólogos aclararon la situación: Pastrana se expresaba perfectamente en su lengua, la lengua mixteca, que hablan los indios herederos de una alta cultura que tiene más de dos mil años de antigüedad.


-------------

El Paraguay habla guaraní. Un caso único en la historia universal: la lengua de los indios, lengua de los vencidos, es el idioma nacional unánime. Y sin embargo, la mayoría de los paraguayos opina, según las encuestas, que quienes no entienden es
« Last Edit: Agosto 10, 2010, 11:22:01 pm by admin »