Author Topic: Indígenas brasileños combaten la deforestación con ayuda de Google  (Read 1760 times)

ArjunaV

  • Newbie
  • *
  • Posts: 133
Indígenas brasileños combaten la deforestación con ayuda de Google

En el lenguaje de los surui no existe el término 'ordenador'. Sin embargo, esta tribu de la Amazonía brasileña ha comenzado a valerse de la informática para combatir la deforestación de sus tierras. Hace unos días, la empresa norteamericana Google donó a la comunidad selvática un ordenador de conexión satelital, que le permitirá acceder a los mapas de Google Earth y de esa forma obtener pruebas irrefutables de los estragos que causan al bosque, los garimpeiros (buscadores de oro), las compañías madereras y últimamente, los cultivadores de soja.

Los 1. 200 miembros de la tribu ocupan un territorio de 250 mil hectáreas de la reserva de Ministro Andreazza, en el estado de Rondonia, donde crecen, entre otras especies arbóreas protegidas, el cedro amazónico, el ceibo y la palmera gigante. El jefe de la tribu, Almir Surui, famoso por sus denuncias contra los depredadores de la selva tropical, viajó el mes pasado a Ginebra (Suiza) donde participó en una conferencia sobre el medio ambiente, auspiciada por la organización estadounidense Amazon Conservation Team (ACT).

Allí, el dirigente indígena dictó una charla sobre los esfuerzos consagrados a la protección del habitat y acerca de las violentas disputas entre sus guerreros y los invasores, que han dejado un saldo de once muertos y numerosos heridos. Almir explicó a la audiencia que rara vez los agentes federales se internan por el corazón de la Amazonía y cuando lo hacen, desestiman las quejas de los lugareños: "En una ocasión, el jefe de los patrulleros llegó a decir que los leñadores y los taladores solo existen en nuestras fantasías ya que abusamos del picote [un alucinógeno que se obtiene de la planta homónima, Lophostachys]".

Motivados por la impresión que les provocó la charla del indígena, los ejecutivos de Google que participaban en el evento, rastrearon en el sistema la región señalada, obteniendo signos inequívocos de deforestación. "Al enfocar la reserva en el mapa de Google Earth, se advierte con nitidez que los surui ocupan un islote de vegetación, circundado por franjas blancuzcas indicadoras de tierras desforestadas", dijo Megan Quinn, la portavoz de la empresa. Hecha esta observación, Google llegó a un acuerdo con el cacique para suministrarle 10 ordenadores y asistencia técnica en la misma reserva.

«En Google sentimos la obligación de ayudar a grupos como los surui en tareas tan importantes como la protección del medio ambiente. El año pasado participamos en un proyecto de las Naciones Unidas destinado a detectar zonas erosivas al este de África», señala Quinn. La tribu que nos ocupa ya ha demostrado su aptitud para el aprovechamiento de nuevas tecnologías, al trazar mapas de la reserva con la ayuda de los instrumentos del Sistema de Posicionamiento Global (GPS), proporcionados por la antes mencionada ACT.

Tras firmar el convenio con Google, Almir Surui expresó su confianza en que las autoridades asuman la responsabilidad que les cabe en la defensa del 'pulmón verde' del planeta.


Una tribu de la selva que lucha por salvar su territorio de los taladores adquirió los derechos de comercialización de carbono de sus tierras, de acuerdo a una opinión legal dada a conocer hoy por la firma de abogados Baker & McKenzie, una de las más grandes del mundo.

La opinión, que fue solicitada por Forest Trends, un grupo conservacionista con sede en Washington D.C. , podría impulsar los esfuerzos de los grupos indígenas que buscan ser compensados por la preservación de la selva en sus tierras, allanando el camino de forma efectiva para la conservación amazónica a gran escala liderada por indígenas. Los pueblos indígenas controlan más de un cuarto de la amazonia brasileña.

“Es una opinión sumamente importante”, afirmó Michael Jenkins, Director General y Presidente del consejo de Forest Trends. “Hemos demostrado que habrá oportunidad y manera para que los grupos indígenas participen en los mercados emergentes a partir de un acuerdo sobre el calentamiento global. De hecho, los grupos indígenas ahora serán parte de la solución”.

La firma Baker & McKenzie alcanzó esta conclusión con base en la constitución y la legislación brasileñas, las cuales “garantizan un régimen de propiedad exclusiva sobre la tierra de los indígenas de Brasil… que reserva para los indígenas brasileños… el uso exclusivo y la administración sustentable de los terrenos delimitados así como también… de los beneficios económicos que genere este aprovechamiento sustentable”.

   


Los Surui han trabajado estrechamente con Google Earth Outreach para desarrollar formas que les permitan cartografiar y monitorear su territorio
Aunque la opinión legal fue comisionada a nombre de la tribu Surui de Rondonia, Brasil, podría ser aplicada a lo largo y ancho de Brasil y también podría sentar un precedente en otros países.

“Este pronunciamiento podría ayudar enormemente a los Surui, y por extensión, a otros grupos indígenas de Brasil”, afirmó Beto Borges, Director de los Programas de Comunidades y Mercados de Forest Trends. “Los pueblos indígenas no solo tienen el derecho ético para recibir proyectos de créditos de carbono en sus tierras, debido a la forma en la que las han administrado durante generaciones, si no que esta opinión significa que ahora también cuentan con derechos desde el punto de vista legal. Es un gran paso hacia delante”.

El aseguramiento de los derechos de comercio de carbono de la selva desus tierras permitirá que los Surui logren ser compensados por sus esfuerzos de protección de su hogar selvático. Durante mucho tiempo la tribu ha luchado contra los intereses económicos que buscan abrir sus tierras al desarrollo y espera contar con los pagos por la conservación de carbono para ayudar a financiar su plan de desarrollo sustentable proyectado a 50 años.

“Este estudio confirma que tenemos derecho al carbono y también es un importante instrumento legal y político que reconoce los derechos de los pueblos indígenas sobre el carbono contenido en sus selvas”, pronunció el jefe Almir Narayamoga Surui, líder de la tribu Surui. “Esto ayuda en nuestro diálogo con el gobierno, las empresas y otros sectores, fortaleciendo la autonomía de nuestros pueblos para administrar nuestros territorios”
   
Google Earth layer
Estudios recientes han mostrado que las reservas indígenas son particularmente efectivas para desacelerar los desmontes en las regiones con altas tasas de deforestación. Un estudio llevado a cabo por el Centro de Investigaciones Woods Hole y el Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonia encontró que la incidencia de incendios y la deforestación al interior de las reservas indígenas se reduce a la mitad en comparación con los terrenos circundantes que no cuentan con protección.

“El mecanismo de reducción de las emisiones de carbono REDD podría mejorar el reconocimiento de que los pueblos indígenas han mantenido la condición de sus selvas y no penalizarlos por su forma de administrarlos”, informó a mongabay Vasco van Roosmalen, director del Grupo de Conservación del Amazonas-Brasil, un organismo no gubernamental que ha ayudado a que los Surui desarrollen mapas etnográficos de sus tierras. Las tierras indígenas son la barrera más importante ante el desmonte de la selva amazónica”