Author Topic: DZOGCHEN LA DOCTRINA BÁSICA DEL DZOGCHEN  (Read 1975 times)

Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3832
DZOGCHEN LA DOCTRINA BÁSICA DEL DZOGCHEN
« on: Julio 28, 2009, 04:28:46 pm »
 DZOGCHEN

 

LA DOCTRINA BÁSICA DEL DZOGCHEN

El peregrino Buddhista necesita avanzar sin caer en la trampa de la serpiente, Mara, y discriminar perfectamente la Dualidad.

----------------------------------------------------

 Sabiendo la verdad de la No Dualidad, entonces puede estar libre del peligro de la Ignorancia.

 

Los Sabios, aquellos que han comprendido la eficacia de la vigilia, gozan de la vigilia, y son transportados a las esferas de actividad en las que trabajan los Nobles.

REFUGIO
Busquemos refugio y alojamiento en la iluminación; en la doctrina relativa y la absoluta, la acción correcta con benevolencia, las intenciones correctas con compasión, las actitudes correctas con alegría y la ecuanimidad con gozo; en la corrección, en la más venerable desafección de las pasiones, y en la pureza.
Busquemos refugio y alojamiento en la doctrina del Mahaprajnaparamita, que es la doctrina primera, la suprema, la más venerable, inamovible e imperecedera. De ella salen todos los Buddhas del pasado, presente, y futuro. Emplead su gran sabiduría para llegar a la otra orilla y para derrotar las aflicciones y las pasiones que emanen de las sensaciones, emociones, y pasiones de la mente.

 

A partir de aquí, se presentan las Doctrinas de Dzogchen.

Para una mente no preparada para ver más allá de las palabras,
pueden parecer intelectuales y difíciles de entender.

Los que quieran seguir este camino deben buscar a un Maestro adecuado.

 

Está claro que no sólo en los tratados de Grandes Maestros,
sino en los tratados de todas las tradiciones nacidas de sus conceptos,
todas las apariencias externas, incluso las que se presenten como sólidas,
son consideradas como productos de la mente.

La ciencia moderna está claramente de acuerdo con estas ideas.
 

 

 
La mente es una energía invisible, capaz de dar energía al cerebro visible.
Entonces, está claro que la mente y los pensamientos no son producto del ser humano.
Al contrario, el ser humano es producto de los pensamientos.

Es muy importante no confundir el cerebro visible con la mente.

Es la mente la que permite la visibilidad del cerebro y del cuerpo humano entero.

La aparente existencia del ser humano como un ente separado del resto del universo es también producto del error de los pensamientos, que son fundidos en la Dualidad.

El concepto de una mente desconocida es también producto del error de los pensamientos.

 


 
Todas las escrituras antiguas dicen que la causa del sufrimiento es el deseo y el apego, pero Buddha sabía que la verdad es mucho más profunda. El deseo y el apego son las consecuencias de un estado de la mente dual.

¿Qué significa esto? Significa que la mente ha sustituido la discriminación natural de los fenómenos por una percepción de forma y nombre en la cual cada forma y objeto aparece separado el uno del otro. Entonces, esto causa una separación de uno mismo (como objeto especial y separado), de cualquier otro humano, animal, planta, flor, roca, u otros aparentes fenómenos. La percepción de la Dualidad ha destruido la Unidad y Armonía de los universos.

Por tanto, la percepción falsa de Dualidad es la causa del sufrimiento.

 

¿Cómo disolver esta dualidad?

No por las enseñanzas en los libros. Estos incrementan tus conocimientos intelectuales.

No por los preceptos, que ayudan tu estado moral.

No por las escrituras, que pueden enseñarte la concentración en tus prácticas.

No por los tratados, que pueden enseñarte la Sabiduría.

Los preceptos, escrituras, y tratados son herramientas fantásticas, pero sólo las prácticas disuelven la causa del sufrimiento y también permiten el crecimiento de la naturaleza Buddhista.

Yun Men, en su obra, "Sentencias", dice que El Octuple Sendero y otras enseñanzas de este tipo tienen su función, pero, al incluir las enseñanzas directas y completas que son extremadamente difíciles de entender, no disuelven la Dualidad. Quedarse encallado en las sensaciones, emociones, y pensamientos es un error. Sólo puedes disolver la Dualidad con prácticas de Contemplación.

 

INTRODUCCIÓN
 

Las prácticas fueron introducidas en el Tíbet por el Gran Maestro Padmasambhava.

 

Así también, Padmasambhava fue el gran maestro pionero de la Escuela Buddhista Tántrica en el Tibet (adonde llegó también procedente de la India, el año 747 d.C., invitado por el rey tibetano) y bajo el patrocino real, convirtió el Tíbet al Buddhismo.

Padmasambhava fue muchos años discípulo de varios maestros de India, Birmania, Afganistán, Nepal y otros países importantes con grandes tradiciones espirituales. En el Libro Tibetano de la Gran Liberación, Evans-Wentz hace una descripción exquisita de su trayectoria espiritual: "Pudo reunir, como una abeja, el néctar de las más raras flores del vasto jardín oriental de conocimientos filosóficos y psíquicos."

Padmasambhava (683-712), el gran maestro pionero de la Escuela Buddhista Tántrica, el primero en la línea directa y el supremo maestro del Tíbet, explicó las enseñanzas en el sermón, 'El Conocimiento de la Mente, la Visión de Desnudez, Llamado Auto-liberación'.

La Doctrina fue escrita en la biografía según su principal discípulo, la dama Yeshey Tshogyal
 

 
Samayá, gya, gya, gya. Vasta,
Vasta, Vasta, es la Divina Sabiduría.

"Éste es el Conocimiento de la Mente, la Visión de la Realidad, la Auto-Liberación.

Para beneficio de las futuras generaciones que nacerán durante la Edad de la Oscuridad, estos esenciales aforismos aquí expuestos, necesariamente breves y concisos, han sido consignados por escrito, de acuerdo con los preceptos tradicionales.

Aunque sus enseñanzas fueron impartidas durante esta época actual, el texto de las mismas estuvo oculto en medio de un tesoro de preciosos objetos.

Que puedan ser leídos por aquellos benditos devotos del futuro."
 

 

 

 

La DOCTRINA DE LA GRAN PERFECCIÓN: DZOGCHEN
En sentido estricto, dicha vía comienza con lo que se conoce como la "introducción directa": una desocultación inicial, inmediata y súbita de nuestra condición originaria de total plenitud y perfección, correspondiente al estado del Despertar.

Su carácter intrínsecamente autoliberador hace que cualquier pensamiento valorizado delusoriamente que se encuentre presente cuando se manifieste, o que pueda surgir mientras se encuentre patente, se autolibere instantánea y espontáneamente.

La vía de la auto-liberación es el vehículo primordial o, lo que es lo mismo, el Dzogchen, el vehículo Buddhista que consiste en los tres aspectos indispensables: la base, la vía y el fruto.

 

EL ERROR (AVIDYA) ES LA ILUSORIA SEPARACIÓN DE LOS ASPECTOS DE LA BASE

 

La base es nuestra condición primordial de perfección natural y tiene tres aspectos:

El Vacío Eterno, Sin Limite y Indestructible (La Esencia)

La Sucesión Temporal y Espacial (Naturaleza Discriminativa)

Las Irritación Personales y Reacciones (Energía)

Forman una unidad indivisible sin Dualidad. Y entonces muestran la indivisibilidad del Vacío y la Forma.

La impresión de la Vacuidad es igual que la propiedad de un espejo de aceptar el ambiente externo dentro de los límites de su capacidad.

La Discriminación es la capacidad de aceptar las impresiones reflejadas. Las Experiencias de Forma son las impresiones de los reflejos particulares.

 

AVIDYA: LA PRODUCCIÓN DE LA DUALIDAD

 
Avidya, una separación ilusoria de los elementos de la base, Desarrollado en el ser humano resulta en tres aspectos distintos de energía:

Los Pensamientos y la separación espacial entre ellos

Las impresiones mentales, no materiales

Los fenómenos mentales, materiales

Esta separación ilusoria en nuestra condición primordial de perfección produce una distancia artificial entre sí y los objetos materiales que tienen sus raíces en los mismos pensamientos. La ruptura tiene raíces en los pensamientos y la generación de una Identidad.

"El Pensador es nacido del Pensamiento"

Paradójicamente el Pensamiento crea al Pensador y no el revés.

 

LA DESOCULTACIÓN DE LA NATURALEZA PRIMORDIAL

 
El error llamado "avidya", el cual implica las delusiones de los pensamientos y las ilusiones de la aparente existencia de dualidad, permite la condición para la manifestación consciente de las sensaciones, emociones y pasiones, que oculta la verdad de la No- Dualidad. La No-Dualidad es el estado de la naturaleza primordial de todo eterno.

Todos los métodos verbales, abstractos, y simbólicos de las enseñanzas y prácticas tienen el único propósito de guiar al adepto en el gran Camino del Yoga Interno y de disolver la Identidad personal. Y la mente Dual.

Cuando la mente está firmemente atrapada en los atascos de Mara, puede que sea necesario romper primero las cadenas de los hábitos y sistemas que inhiben los avances.

Eso se llama el yoga externo.



 

LA DISOLUCIÓN DE LA EXCITACIÓN

 
Las actitudes cargadas por las sensaciones, emociones, y pasiones, sostenidas por las delusiones e ilusiones, implican una tensión y excitación mental y corporal.

Si, a raíz de mirar la mente por las enseñanzas, se disuelve en una instante o después de un camino gradual, la dualidad, el cuerpo-mente pierde toda la tensión y el estrés no natural y hay una relajación total y una experiencia de bienestar mas allá de la mente.

El Dzogchen es un vehículo que permite una comprensión progresiva e irreversible con la disponibilidad de una vía directa.

No es necesario, entonces, producir visualizaciones y otras experiencias que no estaban originalmente manifiestas.

"En el reino de la Sabiduría que transciende toda meditación, que brilla por luz propia, donde no es posible extraviarse, los conceptos vacuos, la auto-liberación y el Vacío original primordial, son los del Dharmakáya. Sin la comprensión de esto, no es posible alcanzar la Finalidad del Sendero."

Estas enseñanzas, extremadamente profundas e inconmensurables, agotan todo conocimiento. Pero no hay dos cosas tales como la contemplación y un contemplador.

Cuando se las contempla exhaustivamente, estas enseñanzas que conducen a las practicas se funden en una sola unidad, el estado primordial.

Así, se logra la finalidad de la búsqueda, y termina, así mismo, la búsqueda misma. No queda más nada que buscar. No hay necesidad de buscar. No hay buscador.

Pero se necesita andar en el mundo de los sentidos con la clara comprensión de la NO-DUALIDAD siempre presente.

"Este estado inconfundible de la Clara Sabiduría sin comienzo del auto-reconocimiento, Es exactamente lo mismo que se expone en la Doctrina de la Gran Perfección."

 

LA INCONFUNDIBLE CLARA SABIDURÍA.
ENTONCES, TODO ES ILUSIÓN

 
"No habiendo cosa alguna en la que meditar, no existe ninguna meditación. No habiendo cosa alguna en la que extraviarse, no hay ningún extravío si uno es guiado por la memoria."

Sin meditar, sin extraviarse, mirad hacia dentro al Verdadero Estado, en el cual brilla resplandecientemente el auto-reconocimiento, el auto-conocimiento y la auto-iluminación. Estos, que así brillan, son llamados, "La Mente Bodhisáttvica".




Concluyen aquí las Enseñanzas Básicas de la Suprema Doctrina Dzogchen del Despertar Súbito.

Una compilación de comentarios y varios textos introductorias de Dzogchen.