Author Topic: SEIS MEDITACIONES CHAN PRACTICAS : PREPARACIÓN PARA LA CONTEMPLACIÓN 1. Sen  (Read 1520 times)

Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3832
SEIS MEDITACIONES CHAN

PRACTICAS : PREPARACIÓN PARA LA CONTEMPLACIÓN

 

1. Sentarse en posición de meditación en la dirección de un muro, a unos dos metros de éste, sin marcas, manchas o distracciones. Después de hacer todos los procedimientos preliminares, con los ojos medio abiertos mira al muro como si hubiera un objeto dentro del muro, a una distancia de dos o tres metros.

Ahora lentamente expande este punto de observación como si fuera un burbuja, hasta los limites de tu visión normal. Entonces, tú estás más o menos dentro del espacio de un gran burbuja.

Sé consciente de los límites de este burbuja, como una fina piel, y con recta atención y recta energía, capta la esencia de esta piel totalmente.

Cuando estás absorbido (Eres uno con esto) y completamente integrado con esta piel, lentamente expande la piel en todas las direcciones. Si pierdes la piel comienza otra vez, y la segunda vez antes llegar al límite donde ha desaparecido la última vez, para, y con recta atención y recta energía contempla ahora toda la piel en este límite.

Cuando estás totalmente absorbido en los límites de esta piel, otra vez expande, y sigue, y sigue, y sigue en esta forma, continuamente, al infinito.

Si notas un punto donde no puedes expandir el burbuja más, usando este límite como tu punto de referencia, fíjate en este burbuja por quince minutos o menos hasta que desaparece, y cuando desaparece, mentalmente sigue en la contemplación de este espacio vacío, por tan largo tiempo como sea posible.

 

2. Entra en un parque, busca un sitio donde haya bastantes árboles con hojas, con el cielo detrás. Ponte tumbado de espaldas al suelo, y mira primero por cinco minutos las hojas, y después las hojas con la clara conciencia del cielo detrás. Después fíjate en el cielo detrás de las hojas por cinco minutos, y ve la totalidad del cielo, sin perder los detalles de las hojas.

Una vez cumples este estado en que puedes hacer la contemplación del cielo en su totalidad con la presencia de las hojas, y puedes transformar esto cuando quieres sin problemas o distracción en la contemplación de las hojas en su totalidad con la presencia del cielo, haz lo siguiente:


Fíjate en las hojas por cinco minutos, con la presencia del cielo. Nota donde están los limites del cielo. Ahora gradualmente expande los límites de este cielo hasta la infinitud, sin perder la esencia de las hojas.

Después, desde la expansión extrema del cielo en la presencia de las hojas, gradualmente reduce el cielo, más pequeño, más pequeño, más pequeño..., hasta que el cielo es sólo un punto entre la totalidad de las hojas.
 

3. Siéntate y fíjate en un objeto en el ambiente. Contempla este objeto por cinco minutos, y ve la unidad de este objeto con todos los otros objetos en el ámbito.

Rocas y agua son igualmente vacuidad

Nota que este no es un ejercicio en el que puedas usar la mente. Es muy fácil ver la unidad de todas las cosas intelectualmente… Lo que necesitas hacer es ir más allá de la mente, ver esta unidad.

Sigue en esta meditación por el máximo tiempo posible.

 
 

4. Siéntate en un sitio, y esta vez entra sin la mente en el verdadero estado de dualidad de cada elemento que ves, y ve esta dualidad más profunda, más profunda, más profunda y más profunda. Y cuando vas en la otra dirección, en la dirección de infinitud, expandiendo e incluyendo todas las cosas, ve también la dualidad presente en cualquier momento de la expansión.
 

5. Siéntate y contempla la vacuidad en cada cosa individual dentro del ámbito, y gradualmente unifica objeto con objeto, y ve la vacuidad común en cada unión.

Lentamente, expande las conexiones con otros objetos, hasta ver la vacuidad común en todas las cosas.
 

 

 

 

6. Contempla cualquier objeto, e intenta ver la esencia, no el vacío, de este objeto.

Una vez sientes que tienes esta esencia, expande tu percepción hasta la totalidad de las cosas, y ve que la esencia de lo particular es contenida en la totalidad. Ahora contempla esta totalidad hasta que es totalmente absorbida, y ve la esencia de esta totalidad dentro de lo particular, y ve que es contenida dentro de la esencia de la particularidad, sin ser igual.


Shan -Jiàn