Author Topic: Buscando activamente la verdad  (Read 2699 times)

Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3847
Buscando activamente la verdad
« on: Marzo 02, 2009, 11:14:02 am »
Prólogo


He pasado la última mitad de mi vida persiguiendo activamente la verdad.

 

En las páginas que siguen he dibujado un mapa general de lo que he ido aprendiendo, con las mínimas palabras posibles. Entre las cubiertas de este libro no encontrarás pruebas, sino más bien ideas y principios que te dan comprensión y perspectiva de las pruebas que existen dentro de ti y a tu alrededor. Cuando más investigues estas ideas por ti mismo, más inteligentemente podrás evaluar la exactitud de mi mapa.


Si la ignorancia es una bendición, ¿por qué buscar la verdad? Porque la libertad permanente es mucho más valiosa que el confort temporal. La verdad te libera de la manipulación, los errores y la desilusión que inevitablemente trae consigo la ignorancia. Quieres saber y ninguna cantidad de gratificación externa puede satisfacer ese vacío interno ansioso de ser llenado con significado, propósito y comprensión.


Hubo un tiempo en que la sociedad padecía la ignorancia de la superstición, hoy en día padece la ignorancia del escepticismo. Cuando las personas se ven confrontadas a un punto de vista desafiante, muchos ven tan solo que se aparta de su propia visión, descartando así verdades superiores fuera de su reconocimiento tan rápidamente como lo harían con aquellos engaños obvios según su umbral de credibilidad.


El conocimiento superior es por tanto un conocimiento marginal porque aquellos que lo persiguen han sido exiliados hasta la periferia de la sociedad. Estos buscadores marginales de la verdad siguen sus corazones y abren sus mentes, porque han dado prioridad a la liberación de sus almas antes que a las convenciones sociales.


Trata este libro como una hipótesis de trabajo, una conjetura instruida que ha de ser puesta a prueba por tus propias experiencias, investigación y perspicacia.

 

Quédate con lo que tiene sentido para ti y deja el resto para otra ocasión.

 

Volver al Contenido
 

 


La Base


Empezamos con lo más simple y obvio.

 

Ves a través de tus ojos, oyes a través de tus oídos, sientes a través de tu cuerpo, y piensas a través de tu cerebro. Pero tú no eres ni tus ojos, ni oídos, ni cuerpo ni cerebro, son sólo instrumentos a través de los que experimentas el mundo. Así pues, ¿qué eres? Recuerda que cualquier cosa que pueda serte arrebatada no puede ser tú. Como tu vestimenta o tu cabello; sin ellos estarías desnudo o calvo, pero continuarías siendo tú.


Ahora despréndete de tu cuerpo y de tu cerebro. ¿Qué queda? ¿Sabías que hay personas que han regresado tras haber estado muertos durante unos minutos, recordando todo lo que había sucedido mientras estaban fuera?


Sí, en ocasiones recuerdan haber flotado por encima de sus cuerpos sin vida, viendo y escuchando a los doctores y enfermeras cómo trabajaban con ellos. A veces han flotado lejos, explorando lo que había alrededor, antes de ser devueltos a la vida Incluso sin sus cuerpos y cerebros, había algo todavía vivo, consciente y que experimentaba. Esto demuestra que no eran sus cuerpos, como tampoco lo eres tú.


Piensa en tu cuerpo como en un personaje de un videojuego. Para interaccionar con el juego del mundo necesitas interpretar un personaje del juego. Pero no eres el personaje, tan sólo lo controlas desde fuera del juego. Lo mismo ocurre con tu cuerpo. Para interactuar con el mundo físico necesitas un cuerpo físico. A través del cuerpo, tu mente, que existe fuera del mundo puede jugar el juego llamado vida. Un juego en primera persona en el que miras a través de los ojos de un personaje, y haces que parezca como si estuvieras dentro de su cabeza.

 

Pero en realidad, estás sentado frente a tu ordenador. De igual manera, aunque te sientas a ti mismo dentro de tu cabeza física, en realidad estás localizado más allá, en otra dimensión. Cuando muere tu cuerpo es igual que si murieras dentro del juego. No le ocurre nada a tu yo real ya que, recuerda, no eres tu cuerpo. Tu yo real, que es esencialmente tu mente o espíritu, merodeará un ratito por allí, quizá deje el juego por ahora, quizá empiece el juego como un personaje nuevo. Pero en esta vida sólo tienes un turno, por lo que es importante seguir vivo durante tanto tiempo como sea necesario, y mantener tu salud y energía en un buen nivel en tanto te estés divirtiendo con el juego.


Tu yo real nació en este cuerpo, en este mundo, y ha olvidado que es tan solo un personaje.

 

No recuerda de dónde vino, a dónde va, por qué está jugando y cuál es el objetivo del juego. Todo ha quedado envuelto en las experiencias diarias de la vida. Ahora estás aprendiendo lo que realmente eres: un espíritu que no puede ser dañado o matado incluso aunque el cuerpo sufra daño o muera.

 

Y como en un juego, algunas de las cosas que suceden siguen un guión, es decir estaban destinadas a suceder desde el principio.

 


Cuerpos Etérico y Astral
A diferencia del cuerpo, tu mente no es en absoluto física. No puedes tocar o pesar tu mente. Para que esta mente no-física trabaje a través de un cuerpo físico, se necesitan un par de capas intermedias interconectadas. Estas capas se conocen como el cuerpo etérico y el cuerpo astral. Adoptan la forma de tu cuerpo y son lo suficientemente físicas como para influir en el cuerpo a la vez que son influenciadas por la mente. Normalmente no puedes ver el cuerpo etérico ni el astral, pero con una forma especial de visión o un instrumental específico se puede detectarlos.


El cuerpo etérico parece una copia brillante y fantasmal de tu cuerpo físico. Es un modelo de energía que guía el crecimiento y comportamiento de tus células biológicas de forma organizada, manteniéndote vivo y saludable. Piensa en el cuerpo etérico como si fuera el campo de un imán atrayendo un montón de raspaduras de metal, marcándoles un modelo ordenado.

 

Hace lo mismo con las células de tu cuerpo físico. Sin el etérico, tu cuerpo físico finalmente se desmoronaría. La gente que pierde sus miembros en un accidente, a menudo sigue sintiendo que hay algo allí aunque el miembro físico ya no exista. Sienten la parte etérica que sigue intacta. Normalmente el etérico se interpenetra con el cuerpo físico, pero durante el sueño puede expandirse y quedar suspendido sobre él durante un rato. La energía de que está hecho el cuerpo etérico es energía de fuerza vital.

 

La fruta y verdura frescas tienen montones de ella porque están vivas, y todo el mundo sabe que lo crudo es más saludable que lo cocinado, aunque no todo el mundo sepa que es porque al cocinarlo se elimina la energía de fuerza vital de la comida.

Menos físico todavía que el etérico, pero también más vibrante y sofisticado, es el cuerpo astral. Le hace al cuerpo etérico lo que el etérico le hace al físico. Básicamente influye en la forma y comportamiento del etérico. La diferencia con el cuerpo astral es que en lugar de tratar con energía de fuerza vital, el astral trata con energía emocional y creativa. En lugar de accionar las células corporales, acciona los sentimientos. Los tipos de sentimientos que habitualmente tienes determinan la forma y color de tu cuerpo astral. Pero dado lo cercano a la mente que se halla el cuerpo astral, la forma en que aparece es a menudo más simbólica que otra cosa. Por ejemplo, una persona enfadada o malvada tendrá un cuerpo astral que parece todo retorcido y espantoso, incluso aunque el cuerpo físico parezca normal.


Resumiendo, la mente influye al astral, el astral influye al etérico, y el etérico influye al cuerpo físico.

 

De esta manera la mente puede controlar el cuerpo. Es decir, si siempre tienes pensamientos negativos, éstos afectarán tu cuerpo astral y lo llenarán de emociones negativas, que a su vez influirán al cuerpo etérico, oscureciéndolo y debilitándolo, lo que con el tiempo causará enfermedad en el cuerpo físico. Por eso, para estar sano es importante no quedarse enganchado todo el tiempo en el estrés, los inútiles pensamientos negativos y los malos sentimientos. Habréis observado que la gente protestona y quejica son los que siempre se ponen enfermos.


También los niños caen enfermos más fácilmente que los adultos. Ello es en parte porque su sistema inmunitario físico todavía no tiene práctica en luchar contra la enfermedad, y en parte porque su cuerpo etérico es más suave y frágil.

 

Si comes más comida viva, como frutas y vegetales, te enfocas en las cosas felices de la vida que te llenan de gratitud y cesas de agobiarte por lo que no puedes cambiar, reducirás en gran medida la frecuencia con que caes enfermo, independientemente de cuál sea tu edad.

 

Volver al Contenido
 

 


Conciencia


La naturaleza de los sueños
Pasamos una tercera parte de nuestros días durmiendo. Durante un tercio de nuestras vidas estamos durmiendo. Muchas personas ignoran lo que ocurre mientras duermen, y se preocupan sólo de despertarse sintiéndose renovados. Pero para alguien que tenga sesenta años, significa que veinte años de su vida permanecen ignorados.

 

Se puede sacar partido de este tiempo desperdiciado prestando atención a tus sueños, que son importantes por varias razones.


El cuerpo físico necesita dormir para recomponerse tranquilamente, crecer y recargarse a sí mismo. Sin sueño el cuerpo se queda sin los químicos necesarios para mantenerse activo. A través de los sueños, el cerebro selecciona y archiva aquellos pensamientos e imágenes captados durante el día antes de colocarlos apropiadamente en la memoria, como la desfragmentación del disco duro de un ordenador para que trabaje mejor.


También los cuerpos astral y etérico reponen su energía durante el sueño. Cuando el cuerpo etérico está bajo de energía, puede ser que te sientas débil y que tengas problemas en prestar atención. Cuando el cuerpo astral se halla bajo de energía, puede ser que te sientas hecho un asco, que te distraigas fácilmente, incapaz de hacer nada creativo. Para recargarse, tanto el cuerpo etérico como el astral pueden expandirse durante el sueño, e incluso desplazarse fuera del cuerpo físico para empaparse de energía, de forma parecida a como las plantas despliegan sus hojas para captar el sol.


En cuanto a la mente, el sueño hace algo asombroso. A través de los sueños, la mente sintoniza importantes mensajes que de otra manera no pueden introducirse mientras la persona está despierta. Hay tres maneras principales en las que los sueños son útiles para la mente.


Primero, en el nivel más básico, los sueños pueden comunicarte problemas relativos a lo que has estado haciendo, pensando o sintiendo recientemente. Como cuando has estado haciendo algo perjudicial sin saberlo, o permitiéndote sentirte enfadado y deprimido durante demasiado tiempo, o cuando has estado pensando sobre iniciar un nuevo proyecto que va a ser sólo una pérdida de tiempo. Mensajes como éstos pueden serte mostrados en sueños.


Segundo, los sueños pueden hablarte del futuro. Experiencias importantes en las que puedes verte involucrado dentro de un par de días o semanas pueden aparecer primero en tus sueños. ¿Qué tipo de experiencias? Bueno, positivas, como logros o sorpresas inesperadas, o negativas que podrían estresarte, entristecerte o enfadarte. Si aprendes acerca del futuro a través de tus sueños, puedes realmente estar preparado para manejar malos rollos, e incluso en ocasiones impedir que ocurran desde el principio. De esta manera los sueños pueden trabajar como un radar para mostrarte lo que está por venir.


Y tercero, los sueños pueden ser videojuegos emocionales si aprendes como llevar a cabo, dentro de ellos, lo que estás soñando. Son los llamados sueños lúcidos, donde "lúcido" significa consciente o alerta. En un sueño lúcido sabes que estás soñando y por tanto puedes hacer cualquier cosa que quieras. Puedes volar alrededor y explorar el panorama del sueño, atravesar paredes o levitar y cambiar la forma de los objetos, hablar con extraños personajes del sueño o escuchar música del sueño... Cualquier cosa, todo ello creado por alguna parte de tu propia mente. Los sueños lúcidos también te pueden permitir hablar con parientes fallecidos o con seres de otras dimensiones que se deslizarán en tu sueño si los llamas.


El primer paso para utilizar tus sueños es recordarlos. Para hacerlo, asegúrate de que duermes lo suficiente. Cuando te despiertes, no te lances a pensar en lo que harás ese día. En lugar de eso trata de recordar tan solo lo que soñaste. Lo más útil es tener un bolígrafo y una libreta de notas cerca de tu cama, y cada vez que te despiertes anotar todo lo que recuerdes. No sólo te ayudará más tarde a acordarte de los sueños, sino que también le dice a tu mente que recordarlos es importante.


Automáticamente, en los próximos días o semanas encontrarás que tus sueños son más fáciles de recordar.


El segundo paso es interpretar su significado. Esto es delicado porque los sueños son principalmente simbólicos. Significa que el mensaje que contiene está envuelto en un enigma de imágenes, palabras y temas que no han de ser tomados literalmente. Por ejemplo, soñar que te áfaca un oso no significa que en realidad vayas a ser atacado por un oso, pero podría significar que vas a tenerte unas palabras con una persona desagradable. O soñar que estás atrapado por un tornado puede significar que te verás envuelto en una tensa experiencia emocional muy pronto.

 

Al escribir tus sueños puedes compararlos con lo que realmente ocurre en tu vida, o con cualquier cosa importante que te ocurra en los próximos días, y con el tiempo aprenderás a interpretarlos más certeramente. Para iniciarte puedes utilizar un diccionario de sueños que te aporte sugerencias sobre lo que un símbolo suele a menudo significar.


Debes también saber que hay seres astrales negativos, es decir formas de vida sin cuerpo físico, que se alimentan de tu energía emocional de miedo o enfado, y que en ocasiones te rondan cuando duermes para entrar a la fuerza en tus sueños, convirtiéndolos en pesadillas. Principalmente suelen escoger a los niños porque los jóvenes tienen cuerpos etericos más débiles y son más fáciles de asustar. Se pueden identificar estos sueños por lo muy enfadado o asustado que te hacen sentir, y por lo disparatados que son.


Si tienes pesadillas a menudo, antes de irte a dormir trata de recordar algo feliz, luego visualiza que tu habitación y tu cuerpo están iluminados con una brillante luz dorada, luego reza, o desea que te protejan mientras tú duermes tranquilamente.


Esto ayuda a mantener lejos a las criaturas negativas astrales. O, si aprendes a soñar lúcidamente, puede ser que te enfrentes a un monstruo durante una pesadilla, di le entonces que no tienes miedo y pregúntale qué quiere, lo que transformará al monstruo en algo impotente.


Aprender a soñar lúcidamente requiere práctica. Hay diferentes técnicas, y una de popular es tomar algo que ocasionalmente veas o hagas en tus sueños y que también veas o hagas mientras estás despierto, como un tipo de animal, un color, una persona, un lugar, o una acción. Entonces, siempre que veas o hagas esto mientras estés despierto, mira a tu alrededor y pregúntate si estás soñando. Haz una prueba como hacer sonar un interruptor de luz, recordando lo que hiciste durante la última hora, mirando al reloj o algunas palabras impresas, o contando tus dedos. Si estás soñando, entonces habrá algo raro en todo esto.

 

Si sigues haciendo esto durante por lo menos una semana, entonces se convertirá en una costumbre que tú harás con toda naturalidad incluso en sueños, y esto te ayudará a darte cuenta de si estás soñando. Otro método consiste en observar las tenues formas de luz tras las pestañas cuando uno se va a dormir. Mientras se está relajado pero mentalmente despierto, se convertirán en imágenes vividas y luego en un sueño lúcido.


Los sueños también pueden enseñarte lecciones sobre tí mismo y el mundo. Suelen desarrollarse como documentales vividos que aportan aspectos concretos y significativos acerca de la imagen mayor de "todo esto".


Generalmente, los sueños te muestran la "cara" de cosas que de otra manera tú podrías no esperar. Al fijar los problemas que existen indicados por un sueño, o preparándote para manejar los que surjan, puedes hacer que tu vida se deslice más suavemente. En lugar de dar tumbos a ciegas, tienes pistas de lo que está pasando tras el escenario. Pero tendrás que separar los sueños significativos de los sin sentido, provenientes de cuando tu cerebro clasifica trozos de memoria, o de una criatura astral que trata de alimentarse.

 

Sólo recordando los sueños, y haciendo lo mejor que puedas para explicártelos, aprenderás con el tiempo a filtrar las tonterías.

 


Encarnación y reencarnación
Si tu mente puede existir sin el cuerpo, entonces ¿dónde estaba la mente antes de que nacieras? ¿Y qué le ocurre a la mente tras la muerte del cuerpo?
Mira, la vida es como un sueño en el que nacer es como quedarse dormido y morir es como despertar de nuevo. En el intervalo, tu mente piensa, siente y vive a través de un personaje temporal, tal como la harías en un sueño.

 

Haber nacido es similar a como un actor interpreta un papel temporal para una película. El mismo actor interpreta diferentes papeles en diferentes películas, de la misma manera que la mente ha nacido en diferentes cuerpos durante diferentes vidas.


Cuando una persona muere, su espíritu finalmente regresa a la dimensión de la que vino. Allí el espíritu sopesa la vida acabada de vivir, y tras marcar algunos objetivos de lo que toca hacer la próxima vez, encuentra el cuerpo correcto y el tiempo correcto para nacer de nuevo.


Esto es denominado reencarnación. Es como ir a una tienda de juegos, dar una vuelta, encontrar la máquina que te gusta, jugar un rato, y cuando acaba el juego mirar a tu alrededor para jugar un juego diferente.


Pero incluso mientras estás jugando, estás también fuera del juego, es sólo una parte de tu mente la que por el momento está absorta en controlar el personaje del juego.


De igual manera, aunque estemos en esta dimensión física, hay una gran parte de nosotros mismos por ahí arriba, en una dimensión más elevada que sumerge sólo una pequeña parte de nosotros mismos en nuestro cuerpo. Esta pequeña parte es con lo que pensamos y sentimos justo ahora. Llamemos a la parte grande el yo superior y a la parte pequeña, el yo inferior. El yo superior es quien tú eres cuando estás plenamente despierto fuera de este sueño llamado vida. El yo inferior es quien eres dentro del sueño.

 

Sería por tanto más correcto decir que la reencarnación es simplemente el yo superior que extiende partes de sí mismo en diferentes cuerpos, en diferentes tiempos, a través del nacer, y recuperando esas partes a través del morir. Somos como marionetas de dedo, la marioneta es quien somos nosotros para los demás en esta vida, el dedo que mueve la marioneta es nuestro yo inferior, y la mano es nuestro yo superior.


¿Por qué la gente elige nacer en este mundo?

 

Existen tantas respuestas como personas. Algunos están aquí para hacer algo, para experimentar algo, para aprender cosas que no podrían hacer fuera de este mundo. Es la misma razón por la que la gente juega juegos o mira películas, obtienen la experimentación de cosas que no podrían de otra manera.


Estar vivo en la Tierra, en un cuerpo físico, puede resultar difícil. La vida es como una carrera de obstáculos, un programa de pesas, o un recorrido rápido por un tema penoso.


Además de la diversión y de la alegría de estar vivo, también hay el enfado, el miedo y el sufrimiento. Pero todo el paquete negativo es lo que hace al juego estimulante y único. La vida es como trabajar esculpiendo los músculos del alma, y los retos que enfrentamos en la vida son las pesas que moldean nuestros músculos espirituales, si tenemos la fortaleza para manejarlos.


Otra razón por la que alguien pudiera venir aquí es para ayudar a otros a despertar. Piensa en un estudiante universitario que regresa a la escuela para ayudar a otros estudiantes en el aprendizaje de cosas que él ya domina. El problema es que nacer borra la memoria de dónde vienes y de quién eres realmente, y es como si el universitario entrara en la escuela habiendo olvidado que ya se graduó. Los temas pueden parecer le extrañamente familiares y fáciles para él, y de esta manera todavía puede ayudar a los demás.

 

Pero si se dejara absorber por las evasiones que suelen encontrarse en una escuela, podría olvidar incluso lo que aprendió en la universidad, y quizá incluso cafear.


Es el riesgo que estas almas ayudantes enfrentan cuando se encarnan en la Tierra. Podrían distraerse tanto con la vida que nunca descubrieran el gran conocimiento que hay en su interior, fracasando en aquello que vinieron a hacer, que es utilizar ese conocimiento para ayudar a los demás.


Quizá tú eres un alma ayudante. Si disfrutas imaginando cosas, reflexionando en los misterios del universo, y te sientes feliz cuando otras personas encuentran maneras de mejorar sus vidas y a sí mismos, lo más probable es que seas un alma ayudante. Por ello es muy importante que le dediques algo de tiempo a pensar, leer, aprendiendo acerca de las grandes verdades para familiarizarte tú mismo con quién eres realmente y con lo que realmente sabes.


En el fondo, ya sabes estas verdades, pero las has olvidado. Es difícil recordar porque comparado con tu yo superior, el yo inferior está increíblemente dormido y distraído, por lo que recuperar lo que muy en el fondo ya sabes es parecido a aprenderlo por primera vez. La diferencia es que si alguna verdad está ya en tu interior, aprenderla de nuevo se hace más rápido y con un apasionante sentido de reconocimiento.

 

Sentirás algo especial cuando acabes comprendiendo lo que ya sabías en tu interior más profundo. Lleva el sello de la verdad. En lugar de un "... bueno, vale.."como cuando aprendes algo mundano, será un ..."¡Uau! ¡Esto tiene realmente sentido! ¡Sorprendente! , o un ...¡Oh! ¡Ahora lo comprendo!. Así es como reconoces la verdad, no sólo tendrá sentido sino que sentirás que es correcta.

 

Cuando tanto la cabeza como el corazón están de acuerdo con una idea, presta atención.
 

Volver al Contenido

 

 


Despertando


Mi objetivo es darte una perspectiva general de lo que he aprendido en relación a la verdad, y proporcionarte algunos indicadores de cómo puedes descubrir lo mismo o algo mejor por ti mismo. Con esta finalidad déjame compartir contigo las tres técnicas más poderosas para que puedas acelerar.

 

Son: recolectar, contemplar y meditar.

 


Recolección
Recolectar significa leer, observar y escuchar las fuentes de información relacionadas con los temas tratados en este libro y en otros sitios. También significa recopilar hechos de tus propias experiencias, y de lo que te has dado cuenta sobre el mundo. Por eso, leer libros, páginas Web, revistas que traten este material, seguir cursos o programas de radio, mirar películas y documentales, mantener discusiones con otras almas ayudantes interesadas en la verdad. Estás recopilando ideas de las cuáles extraer lo que podría ser verdad.

 


Contemplación
Contemplando es cuando ocurre lo mágico. La comida no sirve para nada a menos que la digieras, y lo mismo ocurre con las ideas que no se contemplan. Contemplar significa reflexionar, colocar juntas las piezas del rompecabezas, hacerse preguntas y darse posibles respuestas, revolver las ideas en tu mente y ver qué encaja, sentarse y pensar.

 

Es viajar por tu mente como en un safari, a la caza de nuevas intuiciones. La forma más fácil de hacerlo es con un boli y una libreta de notas. Empieza tomando apuntes de qué pasa por tu mente, los puntos principales de lo que has recopilado, algún tema o problema sobre el que todavía estés preguntándote. Luego lanza algunas ideas, piensa en las posibilidades y trabaja las cosas.

 

Haciéndolo así descubrirás ideas clave que explotarán en tu cabeza. Cuando aparecen primero tienen la forma de bolas de pensamiento, que son como enmarañados ovillos de ideas que puedes sentir pero que quizá no sepas cómo expresar en palabras de forma correcta. Dibuja estas bolas de pensamiento en forma de frases e imágenes antes de que se te olviden, luego te será más fácil convertirlas en explicaciones claramente escritas.


Lo que realmente ocurre cuando contemplas es que estás abriéndote a ti mismo a mensajes desde los niveles más profundos de tu mente, algunas veces incluso con el


propio yo superior. Tu labor es desenredar estas bolas de pensamiento en explicaciones comprensibles, y conseguir que tengan sentido y se sientan correctas.

 


Meditación
Meditar es aquietar y centrar la mente para estar consciente de ti mismo en el momento actual. Normalmente podrías tener pensamientos que van y vienen sin orden ni concierto, conversaciones, recuerdos y canciones desfilando por tu cabeza durante todo el día, como en algún circo loco montado entre tus orejas. Eso no es bueno porque tu mente no obtiene nunca una pausa de ese caos. Es como tratar de conducir con gente que va saltando en sus asientos y pegando gritos, vas distraído y no estás por la faena.


Meditación es cuando te tomas unos pocos minutos para aquietar tu mente. Hecho a diario sirve para ganar en conciencia, mejorar tu energía y tranquilidad, ampliar tu habilidad para concentrarte, y te convierte en un pensador más claro.


He aquí cómo meditar: encuentra un lugar tranquilo, siéntate con la espalda recta, cierra tus ojos, y enfoca tu atención en una sola cosa. Si tu mente vagabundea, tráela de regreso a esa única cosa. Móntenlo por espacio de cinco a treinta minutos.

 

He aquí algunas sugerencias, desde las más sencillas a las más difíciles, desde las menos potentes hasta las más efectivas:

cuenta tus respiraciones de uno hasta cinco, y repite

repite en silencio la palabra "amor" cada vez que respires

observa los pensamientos que atraviesan tu cabeza como si fueran los de otra persona

empezando por los dedos de tus pies, presta atención a cómo se siente cada pequeña zona de tu cuerpo, hasta llegar a la parte superior de tu cabeza, y repite

siente mentalmente la presencia del espacio que te rodea, luego de tu casa, de tu vecindario, de tu planeta, del espacio exterior; siéntete rodeado por el universo entero

mantén tu mente centrada en el "aquí" y "ahora"

coloca tu mente en un estado de concentración como si estuvieras a punto de solucionar un inesperado problema matemático, pero tan solo permanece en esta estado de tranquila disponibilidad

piensa en cosas sin utilizar ninguna palabra

obsérvate a ti mismo observándote a ti mismo

sabe que eres eterno e ilimitado, y llénate de poder divino, humilde gratitud, servicio sin egoísmo, compasión, y alegría exuberante.

A largo plazo, la meditación también puede activar tus poderes psíquicos, pero eso ocurre únicamente cuando menos lo esperas, y si estás preparado para utilizarlos de forma responsable.

 

Por encima de todo, la meditación ayuda a crear y a reforzar la conexión entre el yo superior e inferior.

 

Volver al Contenido

 

 


Un juego llamado vida


La vida también es como un juego de rol de ordenador que tú (como yo superior) ayudas a diseñar y que luego experimentas. El argumento general del juego se decide de antemano, pero cómo se desarrolle en realidad depende de cuan bien tú juegues y de las elecciones que hagas.

 

¿Cuál es el objetivo del juego?

 

Experimentar y comprenderte mejor a ti mismo, a los demás y a la realidad. Cualquier cosa por la que pases en la vida, que te afecte para lo bueno o para lo malo, está allí para cumplir este propósito.


Esas experiencias están ahí para ayudarte a convertirte en más listo y sabio. Contienen lecciones de aprendizaje, y están arregladas para ti por el diseñador del juego; el yo superior que lo diseñó, y que todavía puede efectuar cambios en el juego mientras lo juegas.


Para darte una mejor idea de a qué tipo de lecciones me refiero, he aquí algunas ideas: aprendes de lo que realmente eres capaz de hacer sobreponiéndote a tus miedos; aprendes la sabiduría de manejar situaciones complejas con el mejor resultado para cada uno de quiénes están involucrados; aprendes cómo se sienten los demás cuando les hieres a través de elecciones egoístas; aprendes a distinguir lo bueno y verdadero de lo oscuro y falso; aprendes cómo seguir las partes oscuras de ti mismo que te traen dolor y desgracia, pero que siguiendo lo que es bueno en ti te aporta paz y felicidad; aprendes lo que realmente tiene significado y valor, y qué son ilusiones que no hacen feliz a tu alma; aprendes sobre lo que significa realmente el amor; y aprendes cómo trabajar la realidad y cómo hay tantas limitaciones de las que puedes liberarte si las comprendes y les pegas una patada en el culo.


Tú, el yo inferior, no decides qué lecciones necesitas, pero tú decides el ritmo y tipo de experiencia que necesitas para aprender una lección en particular. Por ejemplo, si tienes una mente abierta, y te gusta aprender, la experiencia puede ser fácil y excitante porque es todo lo que necesitas para alcanzar el objetivo. Pero si eres obstinado, y te quedas pegado a tus pensamientos, la experiencia puede ser más dura para que la lección pueda penetrarte.

 

Si una experiencia no llega a poder transmitirte su mensaje, se repetirá bajo circunstancias similares aunque diferentes, a fin de que tengas otra oportunidad. Pero cuanto más la ignores, más dolorosa será la próxima experiencia que se repita. Así pues, la clave para tener una vida más fácil y excitante es prestar atención a lo que tus experiencias tienen que enseñarte, y luego utilizar lo que aprendes para hacer mejores elecciones en el futuro.

 

Estas lecciones sencillamente te hacen comprender lo que viste antes, cambiando por eso tu enfoque de la vida para mejorar. Pero si el mismo mal episodio continúa repitiéndose entonces hay algo que no estás captando, o si lo hiciste, algo que no estás poniendo en práctica.


No siempre es fácil imaginar qué debe ser, pero pregunta a tu yo superior y quizá la respuesta te llegará a los pocos días como una realización, o pregunta a alguien que sea más sabio que tú y te haga algunas sugerencias.

 


Libre albedrío y destino
En relación al libre albedrío y al destino, ambos son reales y existen a la vez. El libre albedrío es tu habilidad para escoger y actuar en tus elecciones. El destino es el proyecto que determina el curso de tu vida. Algunas personas se preguntan cómo puede existir libre albedrío si el destino determina que tus elecciones están ya decididas de antemano.

 

La respuesta es que el destino decide sólo qué debes aprender y por qué, no cómo lo aprenderás ni cuándo. Esto último depende de tu actitud y de cuan obstinado o perceptivo seas en estas lecciones. El destino de una bellota es convertirse en un roble, pero cómo este árbol lo llegue a ser no está todavía decidido. Tu destino es llegar a ser todo lo que ya eres realmente, pero cómo lo consigas depende de ti.


Cuando vivimos según nuestro destino, es decir cuando usamos a la vez nuestras mentes y corazones para hacer elecciones más inteligentes y aprender antes y de forma más clara de nuestras experiencias, las cosas fluyen suave y felizmente. Pero las personas tienden a ser tozudas y no demasiado perspicaces, por lo que difícilmente llegan a realizar todo lo que vinieron a hacer y a aprender aquí, dado que su vida finaliza antes que tengan la oportunidad de corregir sus errores.

 

Esa es una de las razones por las que encarnan: para finalizar lo que empezaron. Si tan sólo tuvieran la oportunidad de considerar las ideas que ahora estás leyendo, podrían haberse ahorrado algo de sufrimiento al no tener que repetir tantas lecciones.


Los únicos verdaderos errores en la vida son aquellos que van directamente en contra de tu destino, como cuando ambiciosamente vas tras algo que en el fondo de tu ser sabes que es un error hacer. Pero incluso siguiendo tu destino, tendrás tantas elecciones disponibles sobre cómo llegar ahí.

 

El destino es el punto donde debes llegar, el verdadero error es escoger como punto de llegada uno de incorrecto; el libre albedrío significa escoger el punto de llegada correcto, pero conservar la libertad de dar los rodeos que quieras por varias carreteras.

 

Volver al Contenido

 

 


Mente sobre materia


Efectos externos de los pensamientos y sentimientos
Puede parecer increíble, pero diariamente tus pensamientos y sentimientos conforman lo que te ocurre. El mundo que experimentas refleja lo que sucede dentro de tu cabeza y corazón.


La gente que anda siempre quejándose atrae más cosas sobre las que poder quejarse. Quiénes andan siempre estresados atraen situaciones estresantes. Los que andan siempre enfadados atraen experiencias de enfado.


Si empiezas tu día con una mala actitud, acabarás teniendo un mal día. Pero si lo empiezas con una buena actitud, lo más probable es que tengas un buen día . La gente que tiene un estado mental positivo, quizá porque ven la parte positiva de los demás, aprecian la belleza que les rodea, tienen esperanza en el futuro e intentan hacer lo mejor en cada situación, atraerán mas experiencias para sentirse bien con todo.


Puedes preguntarte por qué los pensamientos y sentimientos que están dentro de ti influyen en lo que ocurre fuera de ti. La respuesta corta, es que la realidad es un gran sueño que todos compartimos, un sueño creado por todas nuestras mentes juntas. En tus sueños nocturnos, es tu mente la que crea todo lo que experimentas, y lo que afecta a tu mente afecta a tu sueño. De manera parecida, los pensamientos y sentimientos que tienes mientras estás despierto influyen la parte de realidad que tu mente está continuamente creando.


El mundo gira a tu alrededor, pero gira también alrededor de cualquier otro ser vivo. Piensa en ti mismo como en una radio, y en tus pensamientos y sentimientos como en el mecanismo sintonizador. La frecuencia es cuan rápido algo está vibrando, y la energía procedente de una torre emisora de radio está vibrando a un cierto rango. Cada estación de radio emite según su propia frecuencia. Cuando giras el dial, la radio es sensible a diferentes frecuencias, y por eso sintoniza diferentes estaciones. Tu mente, y tus cuerpos elenco y astral te sintonizan con diferentes "estaciones" de experiencia.


Cuando te revuelcas en pensamientos y sentimientos negativos, eres sensible a las bajas frecuencias, y sintonizas con una estación que está "emitiendo" este tipo de experiencia. Pero cuando cambias tu frecuencia con algo más positivo y consciente, la estación cambia a experiencias que son también más positivas.
Cuando estás consciente de alguna posibilidad, diriges por encima de ella el foco de tu conocimiento.

 

Esto la selecciona, la congela en su camino y la coloca en tus manos para que trates con ella. Observa que el problema se presenta cuando menos lo esperas, y que cuando aprendes a esperarlo para una próxima vez, no vuelve a ocurrir. Esto demuestra que anticiparse a las posibilidades negativas impide que se manifiesten, y que permanecer inconsciente de ellas permite que sucedan fácilmente.

 

Lo mismo ocurre con las posibilidades positivas, quizás estás seguro que sacaste un as en una prueba y en realidad encuentras que apenas la superaste por los pelos; o quizás ganaste un premio en un concurso sólo cuando habías olvidado todo sobre ello o nunca pensaste que podrías ganar. Anticiparte a algo disminuye sus oportunidades de manifestación. Así pues, aprende a ser consciente de los posibles problemas a fin de que puedas congelarlos, y evita anticiparte a las cosas positivas.


Por delante de ti en el tiempo hay un abanico cambiante de futuros probables. Todo son experiencias todavía posibles de ocurrir. Los futuros más probables no están grabados en piedra porque tus pensamientos, sentimientos y elecciones afectan continuamente su probabilidad; cualquier cambio que hagas ahora puede cambiar cuál de estos futuros es más probable que sea el siguiente.


Mientras los futuros permanezcan así de abiertos, puedes utilizar tus pensamientos y sentimientos para darles forma. Pero tan pronto como un futuro se convierte en absolutamente cierto, debes tratar con él a través de la preparación y de la acción. Así pues existen dos maneras de manejar las experiencias: modelándolas antes de que sean seguras, y tratando con ellas directamente una vez que son inevitables.


Por ejemplo, quizás planeas una salida en bicicleta mientras estás de mal humor y hayas olvidado completamente la posibilidad de que pinches una rueda... la emoción negativa no sólo atrae el futuro probable en el que tengas un pinchazo, sino que tu falta de estar alerta tampoco lo congela para que no suceda. Inflar tus neumáticos es muy apropiado. Pero si cambias tu actitud a una de más positiva, y a la vez llevas contigo una caja de parches y una bomba de aire, de antemano se cortan las posibilidades de tener un pinchazo.

 

En este caso, el futuro queda abierto, y a través de tus pensamientos y sentimientos desvías un probable futuro negativo a uno de positivo.


Considera ahora qué ocurre cuando el neumático de tu bicicleta tiene ya un pequeño pinchazo antes siquiera de que te subas en ella. Lo cierto es que para cuando decidas regresar se habrá deshinchado. Ni toda la previsión ni la actitud de superación previa que puedas tener evitarán que el aire salga. El futuro de tener que usar la caja de parches y la bomba de aire queda fijado, y en tanto te los lleves contigo, tendrás que tratar con un futuro cierto a través de la prevención y de la acción. Por otro lado, mantener una actitud positiva podría no evitar un cierto futuro como éste, pero puede atraer ayuda inesperada. Quizá olvidaste coger la caja de parches, pero puesto que atraes experiencias positivas alguien acertará a estar por allí cerca y te ayudará.


Es posible que por estar alerta del peligro te vuelvas tan obsesivamente miedoso con ello que tu actitud negativa realmente lo desencadene. Hay dos soluciones a este problema. La primera es no pensar adrede en los peligros: ojos que no ven, corazón que no siente, la ignorancia es una bendición, y cosas de este estilo.

 

Y sí, esto evita atraer el peligro, sin embargo no lo bloquea, así que tarde o temprano aparecerá y tu falta de conciencia y preparación te dejará herido. La segunda solución es parar de estar asustado, deprimido, obsesionado o paranoico acerca de lo que sabes o sospechas. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero es algo hacia lo que apuntar. Si puedes estar alerta sobre el peligro, saber cómo manejarlo y no lo temes de forma incontrolada, tienes toda la protección que necesitas sin atraer hacia ti la negatividad.


La conciencia, los pensamientos y la anticipación no sólo seleccionan o filtran futuros probables sino que te ayudan a tratar con ellos si acabaran ocurriendo. Así pues de nuevo, se consciente de los posibles problemas y sabe cómo contrarrestarlos sin perder tu actitud positiva. Estar consciente es como una espada, mostrarla al atacante puede asustarle y hacer que ganes la lucha sin tener que pelear; pero si de todas maneras ocurriera el ataque, entonces la espada te ayuda a sobrevivir.


La conciencia es la mayor protección que puedes tener; busca siempre expandir tu comprensión y realización. Los dos riesgos a evitar son permitir algo negativo porque lo ignores, y atraerlo porque estés consciente pero emocionalmente obsesionado con ello.

 


Tener la intención y pedir
He aquí un nuevo truco para atraer lo que tu corazón desea. Primero ponte de buen humor pensando en recuerdos felices, en personas o condiciones por las que te sientes agradecido, en algo hermoso que te rodea, o reflexiona en que eres un espíritu eterno jugando este apasionante juego llamado vida.

 

Luego, una vez que estás radiante, imagina intensamente en tu mente lo que te gustaría tener o experimentar, y decreta,

"Yo sinceramente tengo la intención de que esto o algo mejor se manifieste, para el mayor bien de todos".

Por último, siéntete confiado y agradecido de que tu petición ha sido escuchada, y arrójala de tu mente. Tan pronto como las condiciones lo permitan, recibirás inesperadamente aquello que pediste. Puede tardar algunos días o semanas el que tus futuros probables cambien alrededor lo suficiente como para permitir que esto se manifieste.


Esto funciona porque la energía que incrementas a través de sentimientos positivos atrae el futuro particular que seleccionaste a través del pensamiento vivido. Y entonces empieza a moverse hacia ti. Colocándolo luego fuera de tu mente permites que siga moviéndose sin congelarse en un lugar, tal como podría suceder si continuaras impacientemente esperando o dudando de cuándo y cómo podría manifestarse. No te preocupes sobre cómo puede suceder, sabe sólo que puede suceder de una u otra manera.


Pero atención, porque cuanto más ridícula, egoísta, controladora o perjudicial sea tu petición, menos probabilidades tienes de que llegue a manifestarse. O si se manifiesta, podría traerte más sufrimiento y pena de lo que imaginas. Así pues evita pretender que un millón de dólares caigan del cielo, que cierta persona se enamore de ti contra sus actuales deseos, o que le pase algo malo a gente que te cae mal.

 

Lo que puedes proyectar es que nunca te quedes sin dinero, que encuentres a alguien que sea perfectamente compatible contigo y te ame, que una persona que te desagrada no vuelva a molestarte. Hay una importante diferencia entre éstos, principalmente porque la manera correcta es querer algo que respete el libre albedrío de la gente.

 

Pretende algo desde el corazón y nunca te equivocarás.
 

Volver al Contenido

 

 

 

Retroalimentación de la Realidad


Sincronicidades, señales y números
Las sincronicidades son coincidencias tan extrañas y significativas que no puedes evitar pensar "\uau, qué extrafío\" cuando sucede. Lejos de ser una casualidad, las sincronicidades están fabricadas para que tú repares en ellas.

 

Te comunican un mensaje de forma parecida a como lo hacen los símbolos de un sueño. Después de todo, la realidad despierta es tan sólo un gran sueño colectivo del cuál tan sólo una pequeña porción te pertenece, y esta porción es de donde proceden tus sincronicidades. Pueden ser enviadas por tu yo superior o por cualquier otro ser fuera de nuestra realidad física. En ocasiones incluso tus propios pensamientos o sentimientos las desencadenan.


Lo que significan las sincronicidades ("sincros") depende de cuando y cómo ocurren. Pueden rodear momentos de tu vida en los que ganes nuevas y más profundas ideas. O pueden tender a presentarse horas o días antes de que se presente una situación personal emocionalmente tensa. Lo que ambos tienen en común es que son respuestas a cambios tuyos profundos y repentinos. Cuando te iluminas con una nueva realización, cambias para siempre, al igual que cuando aprendes lecciones de una experiencia doloroso o estresante.

 

Este rápido cambio en tu alma crea una onda de choque que sacude la realidad que te envuelve tanto en el futuro como en el pasado, y de igual manera que sacudir un manzano hace que caigan las manzanas, sacudir la realidad causa que caigan sincronicidades en el lugar. Estas son "sincros de retroalimentación" las clases de sincros más habituales, las que te dan retroalimentación de lo que estás haciendo o de lo que se avecina.


Otras sincronicidades hacen más que darte una señal, realmente te proporcionan interesantes oportunidades y sugerencias. Lo que las hace sincronísticas es que ocurren en un ritmo raro, quizás a través de diferentes fuentes a la vez. Por ejemplo, puede ser que por la mañana pienses que necesitarías un trabajo de verano, y ese mismo día te llame inesperadamente un amigo y te mencione un buen lugar en el que necesitan personal. O podrías entrar en una página Web sobre un cierto tema del que nunca habías oído hablar antes, y luego escuchar una conversación sobre el mismo al día siguiente. Esta "sincro de oportunidad" hace que te pares y te preguntes si hay algo superior que te está dando un codazo.


La mayoría de sincronicidades son enviadas por fuerzas positivas para ayudarte.

 

Tienden a ser sutiles y elegantes, lo suficientemente fuertes como para que repares en ellas y te intereses. En lugar de empujarte a que hagas una elección determinada, responden simplemente a lo que ya habías elegido o necesitabas; vienen en el momento oportuno, muchas para aliviarte, y tu intuición y tu lógica están de acuerdo en que la oportunidad parece buena.


Pero no todas las sincronicidades son positivas; algunas son creadas artificialmente por fuerzas negativas para meterte en algo peligroso. Las "sincros artificiales" son extrañas en exceso y presionan para que hagas algo en contra de tu parecer.

 

La señal de aviso es cuando piensas,

"No estoy seguro sobre esto, pero todo el asunto parece tan raro que me pregunto qué querrá decir..."

No, si tu intuición y tu lógica sugieren que algo no va, no piques el cebo independientemente de cuan claro parezca que está arreglada la oportunidad. En caso de duda, espera.


Luego están las "sincros negativas", que en lugar de intentar persuadirte simplemente de que hagas algo, pulsan tus botones y atornillan las cosas. Hay accidentes, trastornos, lesiones, malentendidos y otros problemas que ocurren contra toda probabilidad, y por tal razón parece que estén organizados.

 

Las sincros negativas no siempre pueden atribuirse a fuerzas negativas porque hay otros factores como una actitud negativa, el karma, y haber aterrizado en una vía errónea de vida que también pueden atraerlas. Manejándolas con gracia y aprendiendo cómo evitarlas la próxima vez, se puede cortar la frecuencia con que ocurren.


Resumiendo, las sincronicidades son coincidencias llenas de significado o sucesos improbables que surgen con un propósito. Según su clase, te pueden dar una retroalimentación sobre algún cambio que estás llevando a cabo, ya sea que cambies para mejor o para peor; pueden llamar tu atención sobre alguna oportunidad que sería útil aprovechar; pueden manipularte hacia una mala elección o atacar tu equilibrio mental y emocional.

 

Con ellas estás viendo la naturaleza hiperdimensional de la realidad en acción, tanto de la manera en que la realidad responde a tu conciencia como de la tracción de guerra entre las fuerzas positivas y negativas. Cuanto más observes este lado oculto de la realidad en acción, mejor comprenderás porqué algunas cosas ocurren como lo hacen.

 

Por encima de todo, puedes tomar decisiones estando mejor informado.

 


Karma

Lo que das te viene devuelto. Lo que tomas te es arrebatado. Esta es la ley del karma. El karma es un tipo de deuda o crédito espiritual que acumulamos y que atrae experiencias de retorno, que compensan las elecciones realizadas en el pasado.

 

Si hiciste elecciones para ayudar a otros que estaban necesitados, te traerá karma positivo y quizás en el futuro serás a tu vez ayudado. Si elegiste herir a los que eran inocentes te aporta karma negativo, y tarde o temprano puedes experimentar ese dolor tú mismo.


La ley del karma es fácil de malinterpretar o de aplicar mal, y algunas personas la rechazan porque la perciben erróneamente. Por ejemplo, el objetivo del karma negativo es ayudarte a comprender lo que ignorabas cuando hiciste tu elección negativa. La experiencia está allí simplemente para ayudarte a aprender o recordar esta lección de la forma más profunda posible.

 

Aquellos que malinterpretan el karma podrían concluir que si te enfrentas con una experiencia doloroso (como la de que abusen de ti) deberías dejar que te ocurriera ya que lo mereces porque anteriormente causaste el mismo dolor a otro. Por el contrario, incluso si la situación es un tipo de restitución de karma negativo, dado que es la lección lo que cuenta, una vez que has comprendido que el abuso es incorrecto (el núcleo de la lección) puedes y debes salir en defensa de ti mismo y acabar con la experiencia abusiva.


El karma empieza y acaba con la elección.

 

En caso de karma negativo, empieza con la elección de profanarse a sí mismo o a otro, y finaliza con la elección de deshacer y evitar futuros males, con la comprensión del problema que los causó. Si no hay elección no hay karma. Por eso si alguien es obligado contra su voluntad a perjudicar a otro, acumula poco o sólo el karma relativo al pesar que pueda tener por haberse metido en aquella situación.

 

Un ejemplo son los soldados en la guerra, si matan a un soldado enemigo en una situación de vida o muerte, han asesinado un ser humano y esto parece erróneo, pero esto causa menos karma que si regresan a casa y matan a su vecino que no significaba ninguna amenaza. E incluso, si ellos ingresaron voluntariamente en el ejército, esto trae un poco de karma que debería enseñarles la próxima vez (quizás en otra vida) a tomar decisiones más sabias. Otro ejemplo sería los que ejecutan a muerte en las prisiones, si son los que ajustician a los convictos, a veces hombres inocentes, falsamente acusados, pero la elección de ejecutarlos ha sido del sistema judicial y no suya en particular, ellos no obtienen más que el karma negativo que procede de su elección por el tipo de trabajo.


El karma acumulado en una vida puede transportarse hasta una siguiente vida. Algunas de las experiencias dolorosos que sobrellevamos pueden originarse en elecciones realizadas en una vida anterior. Esto irrita a las personas que piensan que no está bien que nos afecten elecciones que ni siquiera recordamos, y que es como ir a la cárcel por crímenes que uno no sabe.


Por otro lado, es cierto que olvidar nuestras vidas anteriores puede producirnos que nos entestemos en repetir el mismo error. Y por otro lado, las lecciones de experiencias kármicas negativas son suficientemente genéricas e independientes que no precisan que recuerdes concretamente qué es lo que originalmente las puso en movimiento.


Aprendiéndola de forma genérica asegura que es tu alma la que aprende y no tan solo el aspecto mecánico de tu cerebro. Cuando el cerebro recuerda consecuencias dolorosos de acciones pasadas, evita acciones similares para evitar consecuencias similares, pero este tipo de aprendizaje no procede de dentro del alma porque incluso los animales menos evolucionados aprenden de esta forma.

 

Cuando estos animales son manipulados para olvidar sus errores, los repiten mecánica e incansablemente. Y además el alma puede hacerlo mucho mejor porque en lugar de apoyarse únicamente en la memoria y en el instinto programado, puede comprender directa e inmediatamente la profunda naturaleza del problema y actuar al momento.


Así pues, no recordar lo que te trajo tu karma negativo no debería desesperarte porque lo único que necesitas es comprenderlo.


Conocer la ley del karma es importante por varias razones. Primero, te empuja a ser más cuidadoso con tus elecciones, palabras y acciones porque tienen consecuencias que finalmente volverán a ti. Cómo afectes al mundo ahora determina cómo el mundo te afectará a ti después.


Segundo, te hace buscar el significado más profundo que está tras tus inevitables condiciones de vida, permitiéndote comprender mejor y aceptar aquello que no puedes cambiar.


Y tercero, puedes poner punto final a experiencias dolorosos, por lo demás evitables, encontrando y aplicando las lecciones perdidas que han estrado atrayéndolas.

 

Volver al Contenido

 

 


Cosmología


Creación y evolución
¿Cómo llegan a existir la vida y la realidad?

 

Dudo que nadie pueda contestar a esto de forma total y exacta. Pero si podemos tomar en cuenta todos los hechos y observaciones, y acabar con algo que los explique lógica y consistentemente, tendremos una bonita teoría para empezar.

 

La ciencia tiene algunas respuestas, pero se limita a sí misma únicamente en las cosas físicas, dejando fuera todo lo que tenga que ver con la mente y el alma. Mejores teorías como la que sigue deberían tener en cuenta tanto los hechos físicos como espirituales.


Si la realidad física es la creación de algo que está más allá de ella, entonces este algo debe estar más allá de lo físico, debe ser mente o conciencia.

Observa cómo no son nuestros sueños los que crean nuestras mentes, sino más bien nuestras mentes las que crean el sueño. En los sueños a veces puedes rastrear la secuencia de acontecimientos hasta que alcanzas el punto en el que empezaron, que es cuando caíste dormido. La ciencia puede rastrear el universo hasta el Big Bang, pero no puede ir más allá porque más allá de ese punto la materia, la energía, el espacio y el tiempo tal como los conocemos, no existían porque todavía no se habían creado.

 

Lo que existía antes y todavía sigue existiendo más allá de la realidad física, es una mente tan infinita que mantiene en sí misma el poder de crear cualquier cosa que jamás pueda ser creada, y el potencial de experimentar hasta el último pedacito de esta creación.


Podemos llamar a esta mente Dios o Creador. Tras caer dormido tu mente se vuelve sobre sí misma y proyecta hacia delante al soñador, el paisaje del sueño y los múltiples personajes del sueño que parecen tener una mente propia a pesar de ser proyecciones de la misma mente. Soñar es la manera como una mente simple puede experimentarse a sí misma como a seres separados. Y al principio el Creador era solo una mente, infinita pero sola.


Nuestra realidad fue soñada en su existencia por el Creador de manera que pudiera explorar su único e infinito yo a través de un número infinito de mentes finitas. Una de estas mentes finitas llegaste a ser tú tras un largo proceso de desarrollo, y tu mente continuará creciendo hacia el infinito, hasta que te fusiones con la mente infinita del Creador.


Entonces tu viaje a través de la realidad habrá finalizado, pero hubiera sido sólo un sendero entre el número infinito de diferentes senderos que el Creador podría haber llevado a experimentar por sí mismo. El universo físico proporciona espacio y materia para que mentes separadas puedan tener cuerpos en los que experimentar por sí mismos el mundo y uno al otro.

 

Pero hay más que un universo... de hecho hay un número infinito de ellos, uno por cada posible ordenamiento de la materia, en cada momento del tiempo. Lo que vemos como un universo cambiante en el tiempo es en realidad una secuencia de universos estacionarios, cada uno de ellos ligeramente diferente que el anterior, parecido a como una película proyectada en una pantalla parece moverse, pero de hecho es una secuencia de imágenes quietas mostradas en rápida sucesión.


No sólo hay un universo para cada momento de tiempo, sino también uno por cada posibilidad imaginable. Si en el próximo momento sucede algo pero podría igualmente haber ocurrido de un millón de otras maneras, existe un millón y uno diferentes universos por cada único momento. Ahora considera a todos los momentos tendiendo un puente entre el principio y el final del tiempo, y podrás tener una idea de cuántos universos hay. Y todos ellos fueron pensados en la existencia por el Creador durante el nacimiento de la realidad.

 

En otras palabras, todo aquello que ha, podría, o existirá físicamente, existe ya. Estos universos forman una matriz de posibilidades completa incambiable pero infinitamente compleja. Podemos llamar a esto "la matriz de la realidad fractal" porque los fractales son patrones que permanecen detallados sin importar cuan profundamente penetres en ellos, por eso son infinitamente complejos, mientras que una matriz es una disposición ordenada de elementos o medios en los que algo puede crecer.


Sin una conciencia que interpretara su papel, la matriz de realidad fractal permanecería como una colección inactiva de posibilidades, un simple pensamiento del Creador. Lo que insufla movimiento en todo ello es la conciencia determinando continuamente qué universo experimentar a continuación, y es este proceso el que crea el tiempo.


Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3847
Re: Buscando activamente la verdad
« Reply #1 on: Marzo 02, 2009, 11:14:36 am »
Puedes observar que el tiempo parece continuar por sí mismo sin que tú tengas que elegir aburridamente el próximo momento de existencia. Esto es porque por defecto, la elección que capacita al tiempo está hecha para ti por algo conocido como la conciencia universal, que es una energía de conciencia primitiva pero omnipresente que interpenetra la realidad. Para hacer una metáfora con los video juegos, la conciencia universal es el computador que dirige el juego, la matriz de realidad fractal es el código del juego, y nosotros somos los personajes del juego.


La vida no evoluciona desde la materia, sino a través de ella. La materia únicamente proporciona los cuerpos para que la energía consciente los ocupe y utilice como instrumentos de experiencia. Cuanto más avanzada la conciencia, más complejo ha de ser el cuerpo para poder darle expresión. Una planta tiene una conciencia simple que puede existir en el cuerpo simple de una planta, pero nuestras mentes y almas son bastante más avanzadas y por ello necesitamos un cuerpo humano más complejo, porque nos permite más libertad de experimentación de la que nos permitiría el cuerpo de una planta.


Las almas, en ocasiones, crecen más que sus cuerpos, entonces se gradúan en una clase nueva y mejorada. La energía consciente en la especie de las plantas puede llegar a desarrollarse lo suficiente para llegar a necesitar una forma que pueda moverse en lugar de estar enraizada en un punto, por lo que encarna en una forma animal baja. Un animal avanzado como un gato o perro domésticos pueden crecer lo suficiente en conciencia como para encarnar como humano en una próxima ocasión.


La humanidad, como un todo, acabará graduándose en lo que podríamos llamar una forma suprahumana, alienígena o angélica, pero incluso ahora esta graduación es posible para aquellos individuos que alcanzan un nivel suficiente de avance espiritual dentro de sus vidas.

 

Más allá incluso del estadio suprahumano, la mente puede continuar evolucionando sin un cuerpo físico, existiendo en vez de ello en un cuerpo permanente de energía totalmente libre de las limitaciones del espacio y del tiempo. Llegada a este punto la mente puede ir hacia atrás en el tiempo y comunicarse, proteger o ayudar a sus varias encarnaciones del pasado; un ejemplo de ello sería el yo superior.


En resumen, las posibilidades proporcionadas por la matriz de realidad fractal son seleccionadas y animadas por la conciencia universal para producir la realidad física. La realidad física proporciona un crecimiento medio por vida para desarrollar y condensar en mentes individuales que sobrellevarán un largo viaje de avance conscientes cada vez más cerca hacia la unión con el Creador. Considera que todo ello ocurre en la mente del Creador, que tanto el cuerpo físico como la mente no-física están hechos de conciencia, pero que la materia es conciencia "congelada" en tanto que la mente es conciencia "activa".
El crecimiento hacia la polarización


Las personas están en diferentes estadios de desarrollo.

 

Todos tienen el mismo potencial para llegar a ser perfectos, pero si son almas más jóvenes les tomará algo más de tiempo, porque tienen mucho aprendizaje por delante de ellos. Algunos de éstas almas más jóvenes acaban de graduarse recientemente del reino animal, y sus primeras varias vidas como humanos son cortas y violentas. Las almas viejas son maestros suprahumanos de conocimiento y sabiduría, que han sobrepasado las limitaciones y la ignorancia que todavía desafían a los demás. La mayor parte de la humanidad está en un punto entremedio de estos dos extremos de existencia animalística o suprahumana.


Las almas jóvenes todavía no están lo suficientemente auto-conscientes como para saber la diferencia y la relación entre ellos mismos y los demás, por ello tienden a ver a la otra gente como cosas necesarias para su propia supervivencia, en lugar de cómo seres independientes que tienen sus propias necesidades.

 

Pero a medida que el alma se va desarrollando de vida en vida, va incrementando su auto-conocimiento, y acaba adquiriendo la habilidad de escoger su relación con los otros y con el mundo. Esta elección es la de elegir si ganar a expensas de los demás, manipulándolos, o ganar a través de beneficiar a los demás, ayudándoles. Es básicamente un asunto de egoísmo contra compasión, desequilibrio contra equilibrio, robar en vez de compartir, oscuridad en vez de luz. La actitud de servicio a sí mismo podemos llamarla "negativa", y la actitud de servicio a todos podemos llamarla "positiva".


La elección entre negativo y positivo es una progresión total de las pequeñas elecciones que hacemos cada día. Cuando obtienes placer del sufrimiento de los demás, cuando expresas odio por ellos, porque son diferentes de ti, cuando les haces renunciar a lo que es mejor para ellos para que te sirvan, te estás alineando con lo negativo.

 

Cuando obtienes felicidad del crecimiento de los demás, cuando recuerdas que a pesar de las diferencias todo es una expresión del mismo Creador, cuando haces elecciones basadas en lo que es mejor para todos a largo plazo, entonces te estás alineando con lo positivo. Como humanos tenemos en nuestro interior dos fuerzas opuestas, una llamándonos hacia arriba, hacia lo positivo, y la otra arrojándonos hacia abajo, hacia lo negativo. Algunos días una prevalece sobre la otra.

 

Cuanto más a menudo obedecemos a una fuerza, más se fortalece. Así, a medida que pasa el tiempo un alma tiende a alinearse a sí misma con más fuerza con una fuerza, mientras que la otra va desvaneciéndose.


En la cima del desarrollo humano está la gente que son o bien muy positivos o bien muy negativos. Los muy positivos tienen corazones de oro y la sabiduría de servir eficazmente a la humanidad, mientras que los negativos tienen corazones ennegrecidos y la inteligencia para manipular a la humanidad. Tras alcanzar una cierta pureza en positividad o en negatividad, evolucionan a un estado más allá del humano, y se convierten en algo más angélicos o demoníacos.

 

Cada uno de nosotros tiene el potencial de hacerlo parecido, según la fuerza interior con que elijamos consistentemente actuar.

 

Volver al Contenido

 

 


Las fuerzas negativas superiores


¿Qué es lo que motiva a los seres negativos?

 

Principalmente les guía el hambre, que puede satisfacerse sólo a expensas de otros. Creen que el mundo es un lugar de supervivencia y competición, en el que cada uno o come o es comido, en el que el fuerte tiene el derecho de alimentarse del débil, así que su motivación primaria es crecer más fuerte y trepar más alto en la cadena alimentaria. Cuanto más tienen, más quieren. La comida no es la única cosa de la que uno puede estar hambriento. Los predadores humanos pueden estar hambrientos de dinero, sexo, drogas o poder.


La vida ha estado en este universo durante billones de años, tiempo suficiente para que los seres extremadamente negativos evolucionen. Estos antiguos predadores suprahumanos son lo que podríamos llamar demonios o alienígenas negativos. Lo que buscan es el control total sobre todo tipo de vida en todos los universos. Convertirse en dioses de la realidad. Son fragmentos del Creador que han rechazado al Creador infinito, que buscan la unidad no a través de fusionarse ellos mismos con el Creador como los seres positivos lo hacen, sino absorbiendo toda otra vida dentro de sí mismos.

Esta absorción ocurre a través de un proceso progresivo de manipulación de las mentes, y de consumo de la energía de las almas de los demás.


Cuando un ser altamente negativo manipula con éxito tu mente, y consume tu energía del alma, pierdes tu libre albedrío, y te conviertes en instrumento de ese ser. Puedes ser utilizado para manipular a los otros para que entreguen también su libre albedrío, y así éstos pueden hacer lo mismo a otros; piensa en cómo los vampiros convierten a sus víctimas en vampiros. De esta manera los seres negativos establecen amplias jerarquías (sistemas de control escalonados) en el que cada nivel alimenta a quiénes están por debajo en tanto que sirve de alimento a los que están por arriba.


Las jerarquías negativas habrían invadido la realidad si no fuera por las fuerzas altamente positivas que ayudan a los individuos a ser conscientes de la manipulación y a resistirla. Pero no todos escuchan a las fuerzas positivas, y aquellos que escogen la negatividad, son lentamente absorbidos dentro de la jerarquía negativa.

 

Con toda probabilidad, la mitad de la vida avanzada en este universo es positiva, y la otra mitad negativa, existiendo un equilibrio entre ellas, pero la proporción fluctúa con el tiempo y varía según la localización. Algunos planetas o sectores de galaxias son altamente negativos, otros altamente positivos.

 

La Tierra se encuentra en una región mixta en la que el equilibrio de poder cambia frecuentemente en ciclos.

 


La granja de energía
De la misma manera que cosechamos y criamos ganado en granjas para comer y vestir, las fuerzas negativas cultivan a los humanos y a otros seres sensibles, por la energía de sus almas y por materiales biológicos. Para ellos no somos más que ganado para ser utilizado, una vez listo. Pacientemente surcan la galaxia creando o esclavizando civilizaciones para que les sirvan como recursos naturales.

 

En muchas maneras la Tierra es una de estas granjas en la que alienígenas y fuerzas demoníacas ordeñan nuestras energías de alma. Por horrible que suene, has de saber que hay maneras de liberarse de ser ordeñado, y que la vida en la Tierra también es una escuela o un juego que desempeña funciones positivas. Por tanto, hay esperanza; se trata tan solo de adquirir conocimiento sobre cómo operan las fuerzas negativas, para que podamos elegir una alternativa más positiva que la que nos ofrecen, y así ganar en habilidad para evadir sus intentos de engaño y de control.


Para comprender la granja de energía debemos comprender la energía del alma. Es lo que te da vida y creatividad. Es el combustible que da expresión a tu alma a través del cuerpo, el combustible que te impulsa hacia ideales más elevados, que te permite contribuir de forma significativa con el mundo que te rodea. Cuando estás bajo en energía del alma te sientes como si no estuvieras haciendo nada importante, te sientes un nada, y eres fácilmente confundido o persuadido.

 

Dormir bien por la noche, respirar más profundamente, meditar, sentirse inspirado por una nueva idea, o comer algo saludable recarga la energía del alma de diferentes grados. Sin embargo, toda una vida de ser ordeñado diariamente de la energía del alma paga su peaje. La gente que duerme poco, tienen actitudes negativas, y están derrotados en la vida, pueden marchitarse espiritualmente en el momento en que llegan a los cuarenta; se convierten en cascarones vacíos de sus yos anteriores, habiendo perdido la chispa de sus ojos, no preocupándose por hacer nada nuevo y significativo, y arrastrando los pies con el piloto automático puesto durante el resto de sus vidas.


Nacemos con un contenido básico de energía de alma para empezar a funcionar, al cuál se le añade o sustrae más energía según por lo que pasemos en la vida. La mayor parte de nuestra energía se recarga durante el sueño, cuando nuestro cuerpo etérico "abre sus poros" y como una esponja se empapa de energía directamente del Creador, que la hace fluir libremente en cada punto del espacio.

 

Una vez en nuestro interior, se convierte en materia prima energética que nos mantiene despiertos durante el día hasta que vuelve a disminuir y nos quedamos de nuevo adormecidos. Las emociones son el resultado de esta materia prima energética, transformándose en un estado más refinado. Las emociones positivas la convierten en energía de alta frecuencia, y las negativas en energía de baja frecuencia.

 

Los seres negativos suprahumanos operan en baja frecuencia, y por tanto se sostienen con energía de baja frecuencia.

 

De hecho su baja frecuencia excluye su acceso a la energía suministrada por el Creador tan fácilmente como nosotros lo hacemos, por lo que en su lugar, intentan obtenerla de nosotros. Por eso es por lo que necesitan que experimentemos emociones negativas, para que nuestra materia prima energética se convierta en la energía negativa de la que se alimentan.


Cuando sucumbimos a arrebatos de desesperación, odio, sufrimiento o miedo, temporalmente nos hundimos en una vibración baja, y aportamos energía para estos seres. Esto nos deja especialmente secos porque nuestra temporalmente reducida vibración también nos constriñe el flujo de energía que recibimos del Creador. Así, además de perder algo de energía, estamos momentáneamente impedidos de recargarnos.


También emitimos energía cuando experimentamos emociones positivas, pero esto no nos agota de la misma manera porque estar positivos eleva nuestra frecuencia, lo que nos conecta con más fuerza con el Creador, e incrementa nuestra entrada de materia prima energética, incluso mientras estamos despiertos. Por eso es por lo que estando de particular buen humor nos hace sonreír, pone alas en nuestros pies, y nos hace cantar. Nos carga con vida. También, los seres negativos no pueden consumir tan fácilmente nuestra energía de alta frecuencia. Por eso permanecer positivo es la mejor manera de evitar cederles energía a ellos.

 

El único momento en que las emociones positivas nos drenan es cuando nos atolondramos en exceso por alguna expectativa o realización egoísta, entonces rápidamente quemamos nuestra reserva energética diaria de materia prima energética, en tanto que el bajo deseo que subyace a nuestra emoción reduce nuestra conexión con el Creador.


Aparte de recolectar nuestra energía a través de las emociones negativas, los seres negativos también pueden extraernos nuestra materia prima energética directamente, siempre que se cumplan dos condiciones.

La primera es que el cuerpo etérico debe tener sus "poros abiertos" para que la energía interior sea accesible al exterior. Esto ocurre cuando estamos despiertos pero en estado de trance, como cuando estamos distanciados.

La segunda condición es que un ser negativo, o alguien con el que puedan trabajar a través, esté suficientemente cerca como para conectarse utilizando tentáculos etéricos para drenar nuestra materia prima energética.

Las personas a través de las cuales los seres negativos pueden extraer la energía de nosotros no son conscientes de su función de "pajitos para beber", pero a pesar de ello, permanecer alrededor de una de ellas puede dejarte rápidamente seco, sintiendo después un fuerte deseo de echar una cabezadita.

 

Si alguna vez estuvieras en presencia de un chupón energético, mantente mentalmente alerta y procura que cualquier intento de drenar tu energía fracase. Eso conserva a tu cuerpo etérico hermético y resguardado. Estar consciente, y procurarse protección es efectivo, y aún más si consigues también mantenerte en una estado de ánimo positivo.


No todos los que chupan tu energía están bajo el control de seres negativos. Algunos simplemente absorben energía para guardarse para sí mismos. Probablemente han adquirido el hábito sin saberlo; quizás se abusó de ellos, o se les desatendió en la vida y les hace sentir mejor exprimir la atención de otros, que es realmente un método de robar energía.

 

¿Cómo? Siempre buscan tu tiempo y tu energía, tu ayuda y consejo, sin que nunca en realidad aprendan ni crezcan por la interacción. O quizá sean los más chillones y gallitos en un grupo social, siendo los que más hablan y capitanean para recibir toda la atención y energía de los demás. Sea cual sea el caso, son vampiros psíquicos, lo sepan o no, y hasta que aprendan a encontrar la felicidad sin dejar de lado su consideración por los demás, continuarán haciendo lo que hacen.


Permanecer en guardia y procurar que tu energía se mantenga en tu campo también funciona aquí, pero como último recurso podría ser necesario mantenerse firme, y sencillamente marcharse si se vuelven demasiado absorbentes o mandones. Más adelante hablaremos más sobre este tema.


Podrías estarte preguntando si las emocionas negativas tienen algún propósito después de todo, si está bien sentirse triste cuando muere una mascota doméstica, sentirse enfadado cuando alguien te ha perjudicado, sentir miedo si estás en algún tipo de peligro. Sentirte triste puede ayudarte a reflexionar en los recuerdos felices y apreciar el valor de cosas que antes dabas por sentadas; la tristeza también puede llevarte a rendirte y a herirte a ti mismo.

 

El enfado puede motivarte para que endereces una injusticia de forma sabia, o puede cegarte para hagas algo por lo que acabes detenido. El miedo puede mantenerte en guardia del peligro y acelerar tu habilidad para escapar de él, pero el miedo también puede hacerte ver peligros allí donde no los hay.


En tanto y cuanto la emoción te impulse hacia un pensamiento y una acción constructivos, esa emoción es apropiada. Pero si te encamina hacia consecuencias destructivas a largo plazo, entones no es apropiada.


Incluso cuando una emoción negativa es apropiada, experimentarla emite energía que alimenta a los seres negativos. Eso está bien bajo circunstancias normales, tan bien como el que los restos y sobras de la cocina sean comidos por los gusanos. Cada lección de vida que aprendemos nos llega con una expresión de emoción, ya que la energía necesita marcar la lección en profundidad dentro de vuestras almas, antes de ser liberada.

 

Las emociones negativas nos ayudan a aprender, pero podemos aprender las mismas lecciones, e incluso mejor a través de las emociones positivas, si procuramos comprender y actuar con la lección de forma tranquila y rápida, en lugar de dejar que la experiencia derive en enseñarnos la lección a través del dolor como último recurso.
 

Por todo ello es en beneficio de los seres negativos que permanecemos tan estúpidos y ciegos como sea posible ante nuestras lecciones de vida, para que nos cueste numerosas experiencias dolorosas antes de que acabemos aprendiendo. Cuanto más numerosas e intensas sean esas experiencias negativas, más energía negativa gastamos para aprender la lección, y más energía negativa tienen los seres negativos para cosechar. Son como cobradores de peaje que nos cobran por utilizar su autopista, sólo que nos van distrayendo y confundiendo para que circulemos en bucles, intentando encontrar nuestro camino y pagando el peaje una y otra vez.


Para resumir, los seres negativos pueden drenar nuestra energía del alma, conectándose directamente a nuestros cuerpos etericos para recoger la materia prima energética, teniéndonos aprendiendo las lecciones a través de las emociones negativas, dándonos codazos para que expresemos emociones negativas de forma destructiva para que las consecuencias nos aporten más sufrimiento, y asegurándose de que el aprendizaje de las lecciones de vida se vaya demorando, para que se produzcan experiencias cada vez más dolorosas para ayudarnos a recordar o a comprender la lección.


Existe un método adicional que necesita que expresemos emociones negativas, sin ninguna razón productiva. Cuando vemos las noticias y nos enfadamos con cosas sobre las que no podemos hacer nada, perdemos energía para nada.

 

Cuando vemos películas y salimos con miedo, enfado o tristeza, perdemos energía para nada, porque es tan sólo una película. Lo mismo cuando nos vemos envueltos en deportes o en videojuegos. Cuando nos ponemos a discutir por nada debido a un malentendido, la energía que gastamos se desperdicia. Cuando ocurren accidentes fortuitos que nos estresan mucho, aunque las cosas acaben saliendo bien , todo esto es preocupación sin objetivo.

 

Cuando mantenemos discusiones imaginarias en nuestra cabeza, o nos hallamos constantemente distraídos con el ruido y parloteo mental, perdemos energía por un asunto que ni siquiera es real. Y además, los seres negativos continúan teniendo lo que quieren. Probablemente, sea ésta la forma primaria en que recolectan energía de los seres humanos, a través de las distracciones e ilusiones que causan que, erróneamente, entreguemos nuestra energía a pesar de no obtener a cambio nada valioso, ni siquiera lecciones.


¿Por qué es malo perder energía, si simplemente yéndonos a dormir nos recargamos, y nos despertamos sintiéndonos mejor?

 

Bien, si tu objetivo es sencillamente ir tirando en la vida, pasarte el día en el trabajo o en la escuela, y ser un miembro productivo de la sociedad, entonces hay suficiente con lo que recuperas en la recarga de lo que vas perdiendo mientras vives. Pero para alcanzar poder realmente espiritual se necesita más; para liberarse de la granja de energía, debemos acumular energía positiva día tras día.


Los humanos no tenemos súper poderes tales como leer la mente, ver los campos de energía etérica, ser capaces de levitar, hacernos invisibles o pasar a través de las paredes, porque nos falta la suficiente energía y conocimiento para hacerlo. Estar alerta y despierto durante el día te convierte en un humano que funciona bien, pero liberarte del control de los seres negativos requiere que te conviertas en masque un humano, y para eso necesitarás más energía de la que un humano normal necesita.

 

Se reduce a que te protejas contra todas las formas mencionadas de drenaje energético , a la vez que elevas tu frecuencia (mejoras tu estado de ánimo y tu estado de conciencia) a fin de incrementar la entrada energética que procede del Creador.
 

Volver al Contenido

 

 


Alienígenas


Según la ciencia moderna, los humanos evolucionaron de forma natural sobre la Tierra a partir de unos antepasados simiescos, para convertirse en la especie más inteligente de este planeta, y posiblemente de este universo, ya que no ha habido evidencia de vida inteligente en otros lugares.


Pero la verdad es totalmente lo contrario: los humanos no estamos solos en el universo, no somos la especie más inteligente, y no evolucionamos de forma natural sobre la Tierra. Innumerables civilizaciones alienígenas pueblan esta galaxia; muchas son millones de años más antiguas que la nuestra. Los alienígenas más adelantados han estado visitando la Tierra desde hace mucho tiempo; algunos son responsables de sembrar la vida humana en la Tierra, y en otros planetas compatibles.

 

Esto significa que la humanidad ni siquiera se originó en la Tierra.

 

Así pues, técnicamente hablando, también somos alienígenas, aunque hayamos vivido aquí durante tanto tiempo que lo veamos de otro modo.


Los alienígenas ocupan todavía este planeta, viviendo en bases subterráneas o subacuáticas, o en el interior de las montañas, y viajando en naves camufladas, por túneles subterráneos, o a través de portales de teletransportación.

 

Aunque hay por lo menos cincuenta diferentes especies alienígenas en la Tierra, sólo unos pocos son altamente negativos o altamente positivos.


Los negativos que mencionamos anteriormente, utilizan a la humanidad como recurso natural. Los aliens neutrales están aquí principalmente para vivir, observar y aprender. Los aliens positivos están interesados en ayudar a los individuos a escaparse de la granja de energía, y a convertirse en suprahumanos. En realidad, las cosas son más complicadas, ya que cualquier facción alienígena puede tener múltiples propósitos, pero el objetivo es que los negativos buscan básicamente utilizarnos, y los positivos buscan ayudarnos.

 

Los tipos más comunes de aliens son los grises, los reptilianos, los mántides y los nórdicos. Los grises son seres robóticos, de corta estatura, con grandes cabezones, piel pálida y ojos oscuros. Los reptilianos son seres altos e inteligentes, con pupilas rasgadas y piel escamosa. Los mántides se parecen al insecto mantis religiosa, solo que a tamaño humano. Los nórdicos no pueden distinguirse de los humanos, pero suelen ser más musculosos, con cabello exclusivamente rubio y ojos muy claros.


No es posible decir que una especie alienígena sea absolutamente positiva y otra absolutamente negativa, dado que dentro de las mismas especies puede haber ejemplos de ambas clases, pero para algunos tipos, la orientación está más delineada que para otros.

 

Por ejemplo, los grises no son una única raza de seres sensibles con libre albedrío, más bien son autómatas fabricados genéticamente, programados para hacer trabajos serviles para sus creadores reptilianos, y dado que tan sólo los aliens negativos recurren a la utilización de esclavos artificiales, la existencia de grises positivos es virtualmente cero.


Los reptilianos ocupan las filas de antiguos imperios que han conquistado y esclavizado numerosos mundos. Con el tiempo, esta actividad ha reducido mucha de su pasada individualidad, por lo que la mayoría de reptilianos de hoy en día son parte de las facciones negativas. Los reptilianos positivos están en minoría, habiéndose separado de los grupos negativos para utilizar su ingenio y su poder hacia la liberación en lugar de la manipulación.


Los nórdicos tienen más libre albedrío y diversidad que los reptilianos, siendo una raza más antigua y perfeccionada. La mitad de todos los nórdicos son negativos, y la otra mitad positivos. Los nórdicos negativos son superiores a los reptilianos, y funcionan como sus oscuros jefes supremos, siendo ambos poseídos o guiados por entidades demoníacas que les ordenan y les dan poder.

 

Los nórdicos positivos son igualmente poderosos, pero trabajan al servicio del Creador como guerreros divinos.

 


Orígenes de las dimensiones superiores
Estos aliens no son físicos de la forma en que lo somos nosotros. Pueden desmaterializarse y pasar a través de los muros, viajar hacia atrás en el tiempo, levitar, mover objetos con sus mentes, aparecer ante nosotros en su estado etérico, sin sus cuerpos físicos, hablarnos telepáticamente, introducirse en nuestros sueños, y convertirse en invisibles. Todos estos son poderes inherentes al estadio suprahumano, y efectivamente, están más avanzados porque viven en una dimensión más alta que interpenetra la nuestra.


Para introducirse en nuestro mundo, los seres de una dimensión más elevada deben enfocarse en un rango más estrecho de vibración para interceptar nuestra dimensión, de lo contrario permanecen invisibles para nosotros. Somos como peces ignorantes de que la gente fuera del acuario nos está mirando, gente que puede escoger darse a conocer dando golpecitos en el cristal, o introduciendo sus dedos en el agua.


Técnicamente hablando, y a pesar de que vengan de una dimensión más elevada, estos seres negativos existen entre nosotros y esa dimensión. Para mejor comprender esto, piensa en cómo la superficie de una mesa tiene sólo dos dimensiones (largo y ancho), mientras que el espacio entre la mesa tiene tres dimensiones (largo, ancho y alto).

 

Nuestra realidad tridimensional es simplemente una superficie rodeada por un espacio cuatridimensional positivo y negativo.

 

Entre medio es donde residen los seres con bajas vibraciones de alma. Los seres negativos necesitan una enorme energía de alma para proyectarse así mismos "hacia arriba" a nuestra realidad tridimensional, en tanto que los seres positivos pueden simplemente "dejarse caer" para visitarnos.


En su estado natural, los reptilianos existen en este espacio cuatridimensional, un nivel etérico en el que el tiempo y la realidad son más fluidos y sensibles a sus pensamientos. Con un gasto de energía pueden cambiar su nivel vibratorio para convertirse, temporalmente, en físicos como nosotros, pero para conservar energía prefieren quedarse en su ambiente cuatridimensional. Los grises están diseñados para operar en nuestra realidad, mientras son controlados telepáticamente desde la dimensión más alta. Así, aparte de ser inteligentes artificialmente, también pueden funcionar como sondas por control remoto, a través de las cuales operan las mentes reptilianas


De esta manera, los reptilianos pueden permanecer en su dimensión mientras interactúan a distancia con nosotros. Los nórdicos negativos, al tener relativamente más poder, pueden permanecer con más facilidad en nuestra dimensión. Ser de una dimensión más alta les da muchas ventajas y desventajas. Como ventaja, su tecnología etérica es cuatridimensional, y capaz de operar fuera de nuestro concepto de tiempo, por lo que los reptilianos pueden ver y manipular nuestras posibles realidades pasadas, presentes y futuras simultáneamente.

 

Es como estar en un helicóptero viendo todas las calles de una ciudad que está por debajo, mientras que alguien que está a nivel del suelo ve sólo la calle que tiene delante. Son capaces de llevar a cabo manipulaciones muy complicadas y de alto nivel, como cambiar el pasado, en pequeños aspectos, para afectar las elecciones que probablemente hagas en el presente.

 

Los aliens negativos no conocen la elección que haremos, y no pueden cambiar los cambios que ya hemos hecho, pero pueden ver y cambiar todo lo demás.
 

Como desventaja, su estado de existencia elenco les impide violar con facilidad tu libre albedrío, utilizar la fuerza para pisotear tus elecciones, ya que la fuerza es algo inherente al estado físico.

 

Pero todavía pueden pellizcar las circunstancias que rodean a tus elecciones para presionar que elijas algo malo para ti y bueno para ellos. Es pellizcando el pasado, para crear dificultades en el presente, mirando adelante para ver lo que podrías hacer, manipulando telepáticamente a las mentes más débiles de aquéllos que te rodean, como pueden crear sincronicidades negativas y artificiales.

 

Y a través de estas herramientas, manipulan mentes y hacen sufrir a las almas para que la granja de energía que manejan obtenga su producción.

 

Volver al Contenido

 

 


Orígenes de la Humanidad


Los humanos no evolucionaron en la Tierra de forma natural. Durante millones de años lo que evolucionó naturalmente fueron las distintas especies de monos que la ciencia considera nuestros ancestros. Pero a partir de varios centenares de miles de años, grupos alienígenas avanzados empezaron modificando a aquellos monos primitivos para que fueran más inteligentes y diestros, a fin de poder utilizarlos en trabajos de negros.


A partir de ese momento, estas especies más adelantadas fueron prosperando más y más, pareciéndose cada vez menos a los monos, y cada vez más a los propios alienígenas. Otros grupos alienígenas realizaron sus propias modificaciones, crearon sus propios tipos de humanos exclusivos, insertando genes procedentes de varias razas alienas diferentes.


Esto condujo a una gran diversificación de las especies humanos, diferencias en el color de la piel, tipos de cabello y otros rasgos menos obvios. Que los aliens modificaran genéticamente a la humanidad significa tan solo que crearon nuestros cuerpos, no nuestras almas. El alma es al cuerpo lo que el conductor a su coche. Cuando una empresa fabricante de coches lanza un nuevo modelo, el conductor puede adaptarse al nuevo modelo.

 

La gente de hoy en día conduce modelos que lucen muy diferente a los que la gente conducía hace aproximadamente un siglo. Lo mismo ocurre con los cuerpos que nuestras almas utilizan hoy en día, en relación a los que ocupaban en los albores de la humanidad. Las distintas razas de gente que vemos hoy se originaron de diferentes grupos alienígenas, que los fabricaron para adaptarse a distintos medios y propósitos.

De hecho, los blancos con cabellos y ojos muy claros no estaban pensados para vivir en la Tierra, sino que fueron creados para existir en planetas más lejanos, en los que la luz diurna era más amortiguada. Una teoría sugiere que existía un planeta entre Marte y Júpiter que fue destruido hace mucho tiempo, obligando a sus habitantes de piel clara a evacuar al planeta próximo más compatible, la Tierra. La aparición de gente blanca en la historia humana ocurrió tan rápidamente que la evolución natural no puede explicarlo.

 

Dado que no es su planeta natural, sufren mayores problemas de salud, tales como sensibilidad a la luz, acné, y quemaduras solares, que las otras razas más adaptadas a las condiciones de la Tierra. El punto importante es que los humanos existen por toda la galaxia, variando principalmente en su apariencia exterior y en sus habilidades congénitas, según qué grupo alienígena lo hizo.


Mientras que algunas almas humanas se originaron sólo hace poco, procedentes del reino animal, otras son mucho más viejas que incluso la creación de las especies humanas. Estas almas antiguas existieron una vez en un estado más elevado y menos físico, pero escogieron descender en cuerpos humanos más densos, a fin de adelantar con la estimulante experiencia.

 

El precio fue olvidar quiénes eran realmente, vivir en condiciones primitivas y violentas durante miles de vidas, ser utilizados como esclavos, y proveer energía del alma a los grupos alienígenas negativos que habían creado aquellos cuerpos físicos. Pero hoy en día hemos llegado al punto en que estas almas antiguas pueden finalmente tener la oportunidad de recuperar sus antiguas identidades y poderes, esta vez con todo el conocimiento adicional y la fortaleza que han obtenido, por ser humanos durante tanto tiempo.

 

Lo que más han ganado ha sido en sabiduría y discernimiento, la habilidad de pensar y distinguir la diferencia entre la verdad y el engaño, algo que no eran capaces de hacer antes de entrar en una forma humana, porque eran aislados e ingenuos como niños inocentes y sobre protegidos.


Esta es una interpretación de la historia de Adán y Eva: dos personas inocentes (almas antiguas pero ingenuas) a las que la "serpiente" (los aliens reptiloides) tentaron para que comieran del Árbol del Conocimiento (la oportunidad de aprender a discernir) y que fueron por tanto arrojados del paraíso (la existencia etérica superior) al desierto (la existencia física).

 


Cuando la civilización empezó de nuevo
Lo que hoy en día se acepta como la historia de la civilización humana apenas se remonta más allá de diez mil años atrás, empezando con las escrituras grabadas en las tabletas de arcilla por las antiguas culturas de Oriente Medio, conocidas como los Sumerios y más tarde los Babilonios.

 

Con anterioridad a esos tiempos no se dispone de otros grandes registros escritos, por lo que se supone que antes de esos diez mil años los humanos eran cazadores y recolectores primitivos, hasta que finalmente se aposentaron en pueblos y ciudades, aprendiendo a cultivar y domesticar animales.

 

Esta versión de la historia, enseñada en las escuelas, es trágica y peligrosamente incompleta.


Miles de años antes incluso de que aparecieran los Sumerios florecía una avanzada civilización denominada de los Atlantes. Abarcaba varios continentes y poseía una tecnología incluso más sofisticada que la nuestra actual. ¿Cómo se las compuso esta avanzada civilización para llegar a ser poco más que primitivos cazadores y recolectores, que posteriormente desarrollaron las antiguas culturas que conocemos?


Atlantis se vino abajo al ser devastada por un desastre global. La leyenda dice que el continente de Atlantis fue barrido por una inundación, hundiéndose bajo los océanos como castigo por haberse corrompido y maleado. Las cumbres de las montañas se convirtieron en islas rodeadas de agua, hacia las que se refugiaron con sus barcos los supervivientes de la inundación. Estos supervivientes utilizaron entonces el conocimiento, y la tecnología que habían rescatado, para construir asentamientos y empezar de nuevo la raza humana. Pero su conocimiento y tecnología fue paulatinamente perdiéndose a través de generaciones de turbulento crecimiento y migración.


Diferentes regiones se convirtieron en el hogar de diferentes grupos de supervivientes, que permanecieron aislados unos de otros, algunos degenerando rápidamente, y otros desarrollándose de forma rápida hacia niveles más avanzados para acabar sucumbiendo a la guerra, la inanición o la enfermedad.


Se desarrolló una división entre la minoría sofisticada de supervivientes, que conservaban su elevado conocimiento y tecnología, y la mayoría que se degradó en culturas primitivas. Los sofisticados se escondieron viviendo en bases subterráneas, cuevas, montañas remotas, y fortalezas imponentes. La mayoría para ganar el tiempo suficiente para trabajar con cualquier grupo alienígena, deseoso de ayudarlos a concebir y llevar a cabo un plan a largo plazo para reconstruir la civilización humana.


Cuando estuvieron preparados, se aventuraron en el exterior, y enseñaron a las masas primitivas cómo cultivar la tierra y domesticar animales, siendo a menudo percibidos como dioses benevolentes por los primitivos. El resto es historia.


Tras la caída de Atlantis, los supervivientes más avanzados, que se convirtieron en arquitectos de la nueva civilización, acordaron que era necesario reconstruir las cosas desde abajo, para borrar la memoria de aquel cataclismo y encubrir los que se fueran produciendo, a fin de que finalmente la humanidad se desarrollara una vez más en un escenario avanzado, aunque estable y controlable.

A partir de entonces, la Tierra ha sufrido varios desastres, que van desde una antigua guerra nuclear,  hasta el bombardeo por objetos procedentes del espacio exterior. Sin embargo, todo esto nos ha sido ocultado, a excepción de las pocas migajas de verdad preservadas en mitos y textos religiosos. Por ejemplo, la Tierra fue alcanzada hacia el 535 A.C. por una lluvia de fragmentos incandescentes de cometas, que sumergieron a Europa en una Edad Oscura. Sin embargo, también esto fue encubierto, y lo que hoy se nos enseña es que la Edad Oscura empezó cuando el Imperio Romano fue invadido por las hordas bárbaras, omitiendo mencionar que si los bárbaros pudieron hacerlo fue porque el Imperio se hallaba debilitado por el caos de los incendios.


El punto está en que lo que se nos enseña sobre la historia es intencionadamente incompleto, y parcialmente falso, para que, manipulando nuestra percepción del pasado, los controladores puedan manipular nuestra creación del futuro hacia uno en el que conserven e incrementen su poder.


Desde luego, la ciencia moderna no reconoce este gran cuadro de la historia porque, según su punto de vista, no existe evidencia suficiente para mantenerlo. O más bien, su versión aceptada de la historia está construida a partir de falsas suposiciones, basadas en evidencias incompletas, que han llegado a estar tan profundamente arraigadas en las mentes de los arqueólogos que cuando descubren algo que no encaja con su versión de la historia, o bien lo mantienen oculto, y destruyen las evidencias, o salen al paso con una excusa para explicarlo como si fuera cualquier otra cosa.

 

Lo hacen así para evitar perder sus puestos trabajos, además de ser tildados de locos o de impostores si osan proponer una idea, juzgada imposible por otros arqueólogos y científicos de mente cerrada.
 

Esta ignorancia no es un accidente; más bien es el resultado intencionado de un "alto" sistema educativo que anima la supresión de la verdad. Las universidades y organizaciones científicas reciben subvenciones sólo para investigar aquello que sirve al Sistema de Control negativo ("Sistema de Control") que impregna nuestro mundo.


Mientras la gente crea que la humanidad ha progresado continuamente desde los primitivos cavernícolas, hasta la moderna civilización tecnológica, sin reveses cataclísmicos, continuará sintiéndose segura para el futuro, y depositará su confianza y esfuerzo en sus actuales estilos de vida, porque el futuro vendrá para recompensarles.

 

Pero si descubriera que hace doce mil años, una civilización avanzada fue repentinamente barrida, y que lo mismo podría sucederle a nuestra civilización en cualquier momento, su fe en el futuro se debilitaría. En lugar de sacrificarse a sí mismos por las promesas económicas de la granja de energía, para que un día puedan recoger sus fondos de pensiones y disfrutarlos, podrían cambiar sus prioridades y hacer lo que les hace felices ahora en lugar de más adelante.

 

También conduciría a plantearse preguntas tales como:

¿qué tecnología utilizaban los antiguos, y cómo funciona?

¿por qué se ha escondido la verdad durante tanto tiempo?

¿cuánto tiempo tenemos antes de que la Tierra sufra otro cataclismo?

Incluso el conocimiento de cómo construyeron los antiguos las pirámides, o propulsaban sus artefactos voladores, podría conducir a pavorosas consecuencias si empezásemos a utilizar esas tecnologías, en lugar de seguir pagando a las empresas eléctricas o petrolíferas por su energía, o a la industria aeronáutica por sus viajes.

 

Por encima de todo, significaría el debilitamiento del Sistema de Control.

 

Por eso es que la verdad ha sido fuertemente suprimida, para mantener las cosas estables y predecibles.

 

Volver al Contenido

 

 


El Sistema de Control


Hoy en día lo que tenemos es un Sistema de Control diseñado que regula cada faceta de la existencia humana, a fin de hacer un seguimiento, y evitar que cualquiera pueda descubrir o hacer algo que pueda desestabilizarlo.


Tiene en su punto de mira a las personas que ofrecen a los demás el conocimiento que necesitan para ver a través del engaño, y recuperar el poder.

 

Básicamente esto regresa a la granja de energía, que cultiva la ignorancia y el sufrimiento entre los humanos para recolectar energía para los seres negativos avanzados. Sin un Sistema de Control efectivo no existiría una cosecha eficiente. Como en una granja láctea, cuanto más eficiente es su granja, y más automatizadas sus máquinas ordeñadoras, más beneficios pueden recoger.

 

Lo que sigue es una visión de conjunto, resumida y simplificada, de las áreas principales del Sistema de Control, y de cómo conforman nuestras vidas.

 


Religión
La religión le aporta a la gente un sentimiento de seguridad, a cambio de una obediencia incondicional. El lado bueno es que enaltece la devoción a ideales más elevados que el triunfo material, como ayudar a los demás, o servir a una causa divina.

 

El lado negativo es que la religión puede ser terriblemente mal empleada para programar a las personas como robots, y hacerles hacer cosas estúpidas, como odiar y matar a aquéllos que profesan una religión diferente.


El papel principal de la religión a través de la historia ha sido el de hacer que la sociedad se portara bien. Esto se hacía imprimiendo a los niños con códigos morales, e inculcándoles el miedo a la autoridad, lo que les moldeaba como seres respetuosos de las leyes y ciudadanos trabajadores. Al contrario que la espiritualidad, la religión tiene por objetivo reforzar el buen comportamiento a través de la programación y la intimidación, en lugar de con la verdadera comprensión, por lo que la mejora de la sociedad tiene como precio la ignorancia.


Hoy en día, los espiritualmente inteligentes pueden extraer y combinar las verdades de cualquier religión para incrementar su propia sabiduría. Los espiritualmente débiles entran en las religiones simplemente para pertenecer a algo, y acaban tragando y parloteando un sistema de creencias rígido, que ni siquiera llegan a comprender. Lo triste es que individuos repulsivos utilicen la religión para aparecer ellos mismos mejor de lo que realmente son, como lobos camuflados bajo pieles de cordero. Algunos de ellos incluso se han convertido en predicadores famosos, o pastores que estafan a sus miles de ingenuos seguidores.


Pero el peor propósito al que sirve la religión es drenar la espiritualidad y esclavizar a la humanidad. Dondequiera que alguien obedece ciegamente, sin cuestionar las fuentes de autoridad, en lugar de escuchar a su propio corazón, parte de su alma se marchita por abandono. Donde quiera que alguien le pide a una autoridad externa la fuerza y la ayuda, en vez de constatar que el poder divino está en su interior, la energía del alma se pierde en dirección a esta autoridad externa, y cada vez resulta más difícil acceder al poder divino interior.

 

Donde quiera que alguien cree algo sin experimentarlo, reflexionarlo o intuirlo por sí mismo, y luego lo va intentando inculcar a los demás, su habilidad para pensar nuevos pensamientos disminuye y se convierte en todavía más automatizado.

 

Las religiones organizadas fomentan todo esto.


Lo que las fuerzas negativas superiores quieren es que los humanos sean autómatas que se porten bien, que entreguen gratuitamente la energía de sus almas, y la religión les ayuda a conseguirlo. Cuando la gente en las iglesias reza hacia alguna estatua o imagen externa a ellos, su energía se dirige hacia el aire, donde es recogida por las fuerzas negativas para su propia infame utilización. Por tal razón, a menudo las iglesias pueden funcionar como el equivalente etérico a las granjas lecheras.

 

Cualquiera que tenga un sentido espiritual común haría bien en enfocarlo sobre el cultivo del amor y la sabiduría, a través de estudiar por sí mismo y de experimentar personalmente, en vez de vender inconscientemente su energía para ello a través de la religión organizada.

 


Escuela
Las escuelas son necesarias, pero están lejos de ser perfectas. La gente influyente que estableció nuestro sistema escolar moderno eran hombres de negocios que querían que los niños se convirtieran en trabajadores hábiles y obedientes, para servir en sus fábricas y oficinas. Por ello, estructuraron las escuelas para producir como churros trabajadores estúpidos, en vez de pensadores independientes y vigorosamente libres.

 

Los estudiantes que conservan su creatividad e independencia mental son capaces de ganarse la vida sin tener que trabajar en las macroempresas que forman parte del sector económica del Sistema de Control, y quizás incluso empiecen sus propios negocios, que sustraigan dinero y poder del Sistema de Control.


Así pues, aunque las escuelas enseñan a los estudiantes materias importantes, como matemáticas, lectura y escritura, sirven más para producir trabajadores eficientes, dependientes del Sistema de Control, que pensadores independientes que puedan encontrar su propio camino en la vida. La escuela hace esto a través de varias tácticas manipulativas.


El primer método es ocupar más tiempo de clase y energía en condicionar el comportamiento que en enseñar. Condicionar el comportamiento significa utilizar normas, recompensas y castigos para modelar intencionalmente los pensamientos, sentimientos y comportamientos de alguien. La mayoría de reglas escolares son innecesarias, y están planteadas para hacer sentir a los estudiantes impotentes y enfadados en vez de para mejorar el ambiente de aprendizaje.


El segundo método es martillear en la mente de los estudiantes una única vía en la vida, una que incluye complacer a la autoridad para ganar los puntos y recomendaciones que uno necesita para poder ir a una buena universidad, poder obtener la titulación que uno necesita para obtener un buen trabajo en una gran empresa, y poder obtener el respeto que uno necesita para sentirse bien y seguro cuando se jubile anticipadamente.

 

Este cuadro viene con el aviso de que si te apartas de este camino acabarás como un muerto de hambre, lo que es falso porque alguna de la gente más rica del mundo nunca terminó la universidad. No tienes que sacrificar tu libertad y sueños para que te cuide el Sistema de Control, en lugar de utilizar tu ingenio y recursos para trazar tu camino en la vida.


El tercer método incluye estructurar los libros de texto y las clases para que sean tan fragmentadas como sea posible, a fin de que cada cosa sea aprendida en porciones no relacionadas. De esta manera, los estudiantes memorizan los hechos de cada porción de un tema, y pueden solucionar los problemas de los deberes caseros.

 

Pero en sus mentes, los fragmentos nunca se fusionan para componer una gran cuadro que les de la verdadera comprensión intuitiva del tema, necesaria para utilizar las ideas y los caminos originales. Por eso los estudiantes obtienen la habilidad de hacer las cosas sólo de la manera en que se les ha enseñado, perdiendo la habilidad de encontrar maneras mejores. Así es como llegan a ser como robots programados que hacen sus trabajos sin cuestionar nada.


El cuarto método incluye retorcer los hechos en los libros de texto para crear una falsa imagen del mundo. Los libros de historia y ciencia son los peores, porque están súper simplificados para la mentalidad media, y escritos por comités con agendas políticas, por lo que la imagen real que se da a los estudiantes es escasamente precisa ya que se intenta encaminarlos para que sostengan sólo aquellas opiniones que propone el Sistema de Control.

 

En las bibliotecas públicas puede ser que se encuentren libros de historia y ciencia más fiables, pero los más peligrosos para el Sistema de Control sólo están disponibles a través de Internet, o en catálogos de libros que se especializan en temas marginales como la conspiración, lo paranormal, lo esotérico, la historia alternativa, los alienígenas, etc. Eso no quiere decir que todos los libros de las bibliotecas o de estos catálogos sean confiables, sólo que los realmente buenos no son mencionados en la escuela, y que a menudo ni siquiera están disponibles en las bibliotecas públicas.


La clave para derrotar al sistema escolar es tomar del mismo sólo lo que necesitas para llevar a cabo tus objetivos que desafían al Sistema de Control, y hacer la mayor parte de tu aprendizaje fuera de la escuela, a través de experiencias de vida, conversación, reflexión, experimentos, aficiones creativas, y cosas por el estilo. La verdadera liberad significa ganar el dinero suficiente como para hacer lo que te divierte mientras tengas suficiente tiempo y energía para disfrutarlo. Un trabajo fácil que te da a ganar lo suficiente, es mejor que un trabajo estresante con el que ganas más.

 

Si todo lo que ganes en tiempo pasado dentro del Sistema de Control, ya sean lecciones de la escuela o dinero de tu trabajo, lo aplicas hacia actividades positivas y necesarias, que van contra el Sistema de Control (como educarte a ti mismo y a otros en verdades más elevadas), entonces estás tomando el poder de algo negativo y utilizándolo para incrementar algo positivo.

 

Si eres consciente del gran cuadro, entonces puedes pasar a través del sistema escolar sin que te laven el cerebro para que aceptes objetivos que juegan con tus miedos, y van en contra de hacer feliz a tu alma.

 




Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3847
Re: Buscando activamente la verdad
« Reply #2 on: Marzo 02, 2009, 11:14:59 am »
Los medios informativos
Mientras la escuela programa a la personas hasta cierta edad, los medios informativos las programan durante el resto de sus vidas.

 

Prensa, telediarios, televisión, películas, son todos ellos métodos a través de los cuales pueden manipularse las opiniones de una persona. Se podría pensar que las noticias existen para contarles a los ciudadanos lo que está pasando en el mundo, pero en realidad están tan solo en el negocio de hacer dinero, y a las órdenes del gobierno. Por eso, las historias que explican son cuidadosamente seleccionadas para seguir su agenda, para presentar algunos turbios manejos del gobierno bajo una buena luz, o para entretener a los televidentes con historias monas que carecen de significado práctico.


De las más de un millón de cosas que ocurren diariamente, tan sólo unos pocos sucesos son presentados en las noticias. Si se selecciona tan sólo una gama de acontecimientos, el televidente ve un cuadro de los sucesos del día. Si se selecciona un grupo diferente, el espectador ve un cuadro totalmente diferente. Por ejemplo, los medios americanos presentan un cuadro diseñado para que los americanos se vuelvan paranoicos y temerosos de terroristas y criminales, de forma que apoyen las acciones gubernamentales para bombardear más países y arrebatarnos más de nuestros derechos y privacidad.


De esta manera las percepciones de la gente acerca de lo que está sucediendo pueden ser manipuladas, mostrándoles simplemente lo que las empresas de medios y el gobierno quieren que vean. No se muestra lo que no deberían saber. Las historias importantes, que podrían amenazar al Sistema de Control aportando mayor conocimiento a la gente, son obviadas a favor de noticias menos significativas, como el culto a alguna celebridad, o alguna historia sobre el rescate de un perrito.


Afortunadamente hay recursos informativos alternativos que tratan con temas reales, como el hecho de que el gobierno fue responsable de los ataques del 11 de setiembre, que América se está convirtiendo en un estado policial, en el que los ciudadanos están bajo vigilancia constante, o que el calentamiento global resultará en una escalada de desastres y la pérdida de la vida. Afortunadamente, los medios alternativos existen para dar cobertura a todo esto, aunque estén obligados a operar a través de la radio, Internet, de DVDs, y de revistas en lugar de la televisión por cable, porque aquéllos están menos reglamentados.

 

Pero mientras los medios alternativos sacan a la luz verdades censuradas, algunas agencias de noticias están profundamente centradas en las últimas atrocidades e injusticias mundiales sobre las que ninguno de los lectores puede hacer nada. Y esto ocurre para servir involuntariamente a los seres superiores negativos, que se alimentan de toda la frustración y cólera generadas por tales historias.

 

Para soslayar esto es importante tener presente el cuadro total, y mantener una actitud positiva de esperanza y compasión cuando nos enteramos de los violentos problemas mundiales
 


Industrias alimentarias y médicas
La gente sana tiene más dinero, tiempo y energía para incidir en algo que los que están enfermos, sin un duro y deprimidos. La industria alimentaria ha sido orientada por el Sistema de Control para crear dietas insanas y desequilibradas, que debiliten el sistema inmunitario de la gente e incrementen los riesgos de cáncer.

 

La industria médica está corrupta y proporciona tratamientos y medicinas súper caros que simplemente maquillan los síntomas de una enfermedad, en lugar de atacar la causa de origen. Como resultado, la gente enferma más a menudo y se endeuda con innecesarias facturas médicas.


Los médicos están ahí para diagnosticar y tratar aquello que el paciente no puede por sí mismo. Por tanto, es importante que el paciente se eduque acerca de los síntomas de las enfermedades más comunes, para evitar un gasto excesivo en visitas al médico, sólo para escuchar lo usual: beba más líquido y tome algo contra la fiebre. Muchas enfermedades comunes pueden ser auto diagnosticadas y tratadas con remedios naturales.

 

Por ejemplo, la raíz de jengibre sirve para las náuseas y mareos matutinos, pero la industria médica prefiere que pagues por algún fármaco de diseño que hace lo mismo, aunque con más efectos secundarios, y cuesta diez veces más. Los suplementos de melatonina ayudan a dormir, y el polvo de la espirulina reduce el cansancio. Hay gente que ha informado que contra el cáncer van bien el sol, el aire libre, una actitud positiva, y una dieta consistente en comidas frescas y zumos vegetales.


Aprender acerca de formas de vida sana y remedios naturales te hace ganar independencia del Sistema de Control. La dieta común debilita a la persona, la engorda, la atonta y la enferma. El fluor en las pastas dentales y en el agua interfiere con las funciones cerebrales mucho más de lo que refuerza los dientes contra las caries. La harina refinada de panes y pasteles debilita el sistema inmune, acelera la producción corporal de células grasas, y es la principal causa de diabetes.

 

La margarina (materia grasa vegetal, aceites hidrogenados) no es realmente comestible, y acaba en el torrente sanguíneo, donde obtura arterias y contribuye a los ataques de corazón. Los productos de soja no fermentada contienen sustancias no comestibles y productos químicos simulando las hormonas, que interfieren con el crecimiento infantil y desbaratan el equilibrio hormonal en los adultos. Sin embargo todas éstas son cosas que el gobierno y las industrias médica y alimentaria nos dicen que son buenas para nosotros.

Una dieta equilibrada de comidas naturales como avena y arroz integral, carnes ligeras, aceite de oliva y mantequilla, frutas y vegetales frescas es más saludable, sencilla y barata que una dieta de panes, cereales con colorantes alimentarios, carnes con conservantes y embutidos.


La industria alimentaria de comidas preparadas hace parte de su dinero aceptando e incorporando desperdicios industriales en los productos alimenticios, que es por lo que las comidas para microondas, los pastelitos envueltos y las chips contienen listas de ingredientes impronunciables.

 

Una razón más para reemplazarlos por alternativas saludables y naturales cuando sea posible.

 


La Élite
Durante miles de años, individuos que se veían a sí mismos diferentes y mejores que todos los demás se han reunido en diferentes grupos para coordinar sus habilidades y recursos, con el objetivo de ganar poder. Han acumulado riqueza y conocimiento secreto a través de siglos de ir transmitiéndolos a sus descendientes.

 

Con el tiempo, estas arraigadas e influyentes sociedades secretas y opulentas familias, que hoy en día poseen tanto poder como pueden, escriben el guión de los más importantes sucesos mundiales, como son las guerras, las depresiones económicas y el auge o desmoronamiento de las naciones. Es esta poderosa élite la que dirige el mundo hoy, y actúa como custodios humanos del Sistema de Control.

 

Estas líneas sanguíneas y grupos existen en cada raza sobre la Tierra, pero algunos son más antiguos y poderosos que otros.

 

Se ven a sí mismos como lobos que tienen el derecho natural de explotarnos a nosotros, ya que nos ven como rebaños de ignorantes ovejas que merecemos esa suerte. Eso es falso, porque mucha gente manifestaría su potencial como espíritus con conocimiento y poder si se les diera la oportunidad, en lugar de ser abrumadoramente aplastados en vida por los diversos brazos del Sistema de Control.


Sin embargo, estos grupos de élite son a su vez controlados por entidades superiores negativas.

 

Sus controladores son supervivientes avanzados de pasados cataclismos terrestres, que viven ahora en ciudades subterráneas que se extienden en red, o incluso alienígenas y grupos demoníacos que ordenan o programan a esta élite para que cumplan sus órdenes, a cambio de información y poder oculto.


En lugar de esclavizar ellos mismos un mundo, estos seres superiores negativos manipulan siempre a una élite que forma parte de la población, que es el blanco del objetivo, para que esclavicen al resto.
 

Volver al Contenido

 

 


El engaño alienígena


Si bien hay aliens positivos, vamos a concentrarnos en los negativos y en el por qué están aquí. Como otros seres negativos, ven a la humanidad como recurso natural a ser explotado. Nuestro material genético, el conocimiento latente y el poder que poseemos, nuestra habilidad para producir generosas energías de energía de alma, son cosas muy atractivas para ellos.

 

También valoran la Tierra como el premio gordo de los minerales que necesitan, el hallazgo del tesoro de tecnología avanzada escondida por otras razas alienas durante el tiempo, un puesto estratégico que les da ventaja en su poder militar y político en la galaxia. El potencial de la humanidad para jugar un papel activo en el futuro destino de otros mundos, es inmenso. Por ello, los que manejan para esclavizarnos por propia elección, para someternos realmente, controlan el futuro de esos mundos, algunos de los cuales ni siquiera están en nuestra actual dimensión física.


Este es el primer premio que tales aliens negativos buscan: el control sobre todas las almas, en todas las dimensiones y en todos los tiempos.


Por ley espiritual y galáctica, estos aliens necesitan que nosotros les entreguemos voluntariamente el planeta a ellos. Si rehusamos, y utilizan la fuerza, otras razas alienígenas tienen el derecho de intervenir y hacer que se cumplan dichas leyes. Pero si elegimos la esclavitud, entonces los que hacen cumplir las leyes no tienen derecho a interferir.

 

Por eso los aliens negativos han estado trabajando desde tiempo inmemorial, manipulándonos para que finalmente acabemos renunciando a nuestro libre albedrío. La razón de que todavía no hayan tomado el control es que necesitaban que fuésemos capaces de mantenernos por nosotros mismos, que estuviésemos unificados, deseándolo, y suficientemente avanzados como para esclavizarnos a nosotros mismos y unirnos a su imperio. Antes, nuestra población era demasiado pequeña, dispersa y primitiva. La tecnología actual existe para monitorearnos y controlarnos, los militares pueden atacar cualquier punto del mundo, y las naciones que rehúsen alinearse con el resto, pueden ser bombardeadas o sancionadas hasta que se rindan.


Por eso el tiempo está maduro para que los aliens negativos empiecen su fase final de apoderarse completamente del planeta. Si triunfan, la humanidad se convertirá en su última y quizá más poderosa baza. Tendrían mucho más poder y recursos para establecer el Sistema de Control negativo en otros mundos, y por tanto extender la granja de energía.

La fase final consiste en engañarnos para que les recibamos como ayudantes avanzados que pueden guiar a la humanidad a una nueva era de paz e iluminación. Aunque esto último es un objetivo importante, los métodos que estos aliens han preparado son engañosos, y finalmente acabarán trayéndonos justo lo contrario.

 

Estas mismas fuerzas, que han conducido secretamente a la humanidad para que utilice tecnología contaminante, que han dirigido a la élite humana negativa para que iniciara guerras mundiales, que han corrompido a nuestros gobiernos, y creado religiones enjuiciadoras responsables de la persecución de millones, estas mismas fuerzas ofrecerán soluciones para los propios problemas que antes crearon, a condición de que nos unifiquemos como un planeta bajo su liderazgo.


Durante los próximos años, nuestra élite de controladores humanos es capaz de iniciar una serie, cuidadosamente diseñada, de impactos mundiales, consistentes en extender enfermedades, hambrunas, cracks económicos, guerras desenfrenadas y recortes energéticos. Eso justificará entonces la denuncia de que los gobiernos humanos son corruptos e ineficientes, sin la espiritualidad y la sabiduría que estos aliens tienen, y que por tal razón, todos los gobiernos deberían obedecer la sabia guía de los aliens.


Dirán que la humanidad ha destruido el medio ambiente, y que únicamente si aceptamos la tecnología alienígena rescataremos nuestro planeta. Nos mostrarán milagros médicos y tecnológicos. Los aliens podrían incluso llegar a decir que ellos son chicos buenos, que necesitan nuestra cooperación para que les ayudemos a sacar de una patada en el culo a los aliens "malvados" del planeta, y que si rehusamos trabajar con ellos entonces los aliens malvados se apoderarán del planeta.


Desde luego se trataría de la misma fuerza alienígena negativa jugando al chico bueno, chico malo. Con toda la guerra, polución, corrupción y miseria en este mundo, ¿quién no aceptaría que los aliens nos rescataran de nuestros problemas?


Sólo quiénes se dan cuenta de que esto es demasiado bueno para ser verdad, y que hay algo que suena muy raro en todo ello. El resto estará demasiado aterrorizado por el contacto alien para pensar con claridad, demasiado encantado con las promesas de cambios épicos para ver el engaño. La gente quiere desesperadamente que se acabe el sufrimiento, pero su desesperación puede empujarles a elegir algo que en el fondo vaya en contra de su beneficio, como los sedientos supervivientes de un naufragio que beben agua del océano sólo para acabar muriendo por ingerir demasiada sal.


¿Qué nos deparará el futuro si la agenda alienígena triunfa? Al principio la gente disfrutará de la paz y felicidad que surgen al dejar a un lado las pequeñas diferencias, y trabajar por el bienestar común, bajo la guía de inteligencias superiores.

 

Cualquiera que se oponga a esto (como aquellos que pueden ver a través del engaño) serán etiquetados de enemigos de la humanidad, de terroristas actuando por odio racista contra los aliens, y trabajando para sabotear la promesa de paz y unidad para nuestros hijos. Esta oposición será perseguida a través de una nueva "guerra de terror", que utilizará métodos de vigilancia de alta tecnología, y patrullas de ciudadanos colaboracionistas, que encaminarán a los disidentes a ser "reformados" (lavado de cerebro).


Preparando todo esto, el gobierno ha destinado muchos fondos para la investigación de armas no letales, que son armas que permitirían a las autoridades someter a multitudes furiosas y poner fuera de combate a grandes cantidades de personas, sin matarlas, a fin de que millones puedan ser acorralados para aislarles, interrogarles, lavarles el cerebro, o incluso peor.


Con el tiempo, la sociedad sería transformada por la tecnología alienígena, incluyendo la propulsión antigravitatoria, los generadores que pueden producir energía libre, la erradicación de toda enfermedad, incluyendo el cáncer, la tecnología de visión futura para anticipar y detener crímenes antes de que puedan ocurrir, la función de computadora-cerebro, y la mezcolanza genética de ADN humano y alienígena, para crear nuevas generaciones que sean menos emocionales, más intelectuales y psíquicas. La religión sería reemplazada por una espiritualidad de diseño alienígena ,que predicara la unidad y lealtad a algún plan divino que estos aliens han venido a llevar a cabo.


Pero la tecnología creará adicción y dependencia. Atrofiará los poderes espirituales de la gente, y la habilidad para pensar independientemente, reemplazándolos por medios tecnológicos externos, suministrados y controlados por manipuladores no humanos. La espiritualidad alien tiene por objetivo acabar quitando el libre albedrío a través de programar a la gente para obedecer ciegamente, y desactivando su habilidad de discernir la verdad o detectar el engaño.

 

Incluso los cambios genéticos, que se supone incrementan los poderes intelectuales y psíquicos, simplemente harán de los humanos una raza sirviente más efectiva, porque las habilidades verdaderamente importantes como la conciencia, el libre albedrío, las emociones y el discernimiento y conocimiento interno espiritual, serán saboteados en lugar de realzados por la mezcla de ADN humano-alienígena.


Al final la humanidad se convertirá en una especie esclava, mentalmente esclavizada, espiritualmente deformada, genéticamente estropeada, lista para ser utilizada como fuerzas de asalto en la agenda negativa para conquistar otros mundos.

 

Esto ya ha sucedido en otros lugares, y algunos de los esclavos combatientes que resultaron de ello están aquí ahora haciéndonos lo mismo a nosotros.

 

Volver al Contenido

 

 


Tiempo de cambio


El futuro es precario, cuelga en la balanza entre una verdadera Edad de Oro de libertad espiritual, y una falsa edad de esclavitud espiritual. Sea lo que sea lo que acabe sucediendo, nuestra perspectiva y forma de vida de aquí a unos quince años será inimaginablemente diferente de la que tenemos hoy.

 

Si miramos hacia donde apuntan las actuales tendencias, es fácil ver que en las próximas décadas la sociedad será transformada por factores externos, como la escalada de desastres naturales y agitaciones económicas, la escalada de enfrentamientos entre los gobiernos corruptos y los ciudadanos rebeldes, la abierta revelación de la existencia de aliens, y la liberación de tecnologías, antes suprimidas, como la antigravedad y la energía libre.


Pero está ocurriendo algo más, algo más grande que los simples cambios sociales debidos a factores externos. Mucha gente está también cambiando internamente, convirtiéndose en más consciente y con más poder espiritual. También mucha gente está convirtiéndose en más ignorantes y espiritualmente oscuros.

 

Está ocurriendo un fenómeno de polarización, en el que la oscuridad se hace más oscura, y la luz más luminosa. La gente positiva se hace más positiva, y los negativos más negativos. Esta polarización crea tensiones y conflictos que acabarán resultando en una separación de caminos. La polarización ocurre también a escala global, lo que indica además lo que el futuro tiene reservado: gran tensión y conflicto, seguido por una separación de caminos.

 

Cualquiera que llegue a ser suficientemente positivo, espiritualmente consciente y energetizado, obtiene acceso a poderes que le permiten dejar la realidad física y habitar en una dimensión más alta. Este es el próximo paso de la evolución que mencionamos anteriormente, en el que un simple humano se convierte en suprahumano. Es muy difícil lograr esto solo, ya que cada uno está rodeado y aplastado por la baja conciencia y energía de cualquier otro en este mundo. Pero cuantas más personas lo logren, más fácil resulta para los demás trascender también la realidad física.

 

Esto está ya empezando a tomar forma.


Hemos alcanzado un punto en nuestros destinos en el que se abre la puerta a una existencia más elevada. No todo el mundo aprovechará la oportunidad, sólo aquellos que por determinación propia busquen y practiquen una alternativa superior a la limitada forma de vida que ofrece el Sistema de Control. Esto significa, o bien que sectores de población, de orientación positiva, conseguirán desplazar las fuerzas oscuras y cambiar el mundo en un lugar de conciencia y liberación espiritual, o bien que trascenderán colectivamente el mundo físico y entrarán juntos en una dimensión positiva más elevada.


Alternativamente, aquellos polarizados negativamente podrían o bien hacerse suficientemente fuertes como para inundar este mundo, o bien convertirse en tan negativos que "cayeran a través del suelo", y se convirtieran en suprahumanos negativos, que se unirían a los aliens negativos en su dimensión superior negativa.


Si el mundo físico se volviera inhabitable, digamos que a través de cambios climáticos o impactos de cometas, entonces entrar en una dimensión más elevada es la opción más viable para sobrevivir. En forma ideal, si tanto las almas positivas como negativas trascendieran a sus niveles respectivos, dentro de la dimensión más alta, entonces no habría lucha por el mismo planeta físico. Pero la Tierra no es la única cosa que las fuerzas negativas quieren. Desean también el control de todas las almas, en todos los tiempos y dimensiones.

 

Cuantas más almas están bajo su control, más energía y recursos pueden utilizar para controlar más almas. Por tanto, retirarse con sus esclavos a la dimensión negativa superior no sería suficiente, buscarían utilizar lo que han capturado para lanzarse a posteriores conquistas. Esto significa que incluso después del Cambio, la batalla podría continuar, sólo que se habría desplazado un grado.

 

Los humanos positivos, que anteriormente luchaban por el equilibrio en todo el globo, tras convertirse en suprahumanos, podrían encontrarse batallando también a través de todos los tiempos y dimensiones.

 


Guerras del tiempo
Por extraño que parezca, este futuro ya ha ocurrido. Ahora estamos experimentando los efectos tardíos de una guerra de tiempo entre fuerzas dimensionalmente superiores de nuestro futuro. Su tecnología y su estado de ser permiten viajes limitados en el tiempo y la construcción de la realidad.


Para ilustrarlo diré que un grupo de entidades oscuras podría viajar atrás en el tiempo e intentar sabotear un suceso que finalmente diera ventaja a las fuerzas positivas, lo que crearía un futuro diferente en el que la ventaja pasara a las fuerzas negativas. A su vez, las disminuidas fuerzas positivas podrían restablecer su supremacía viajando hacia atrás en el tiempo para introducir algún nuevo suceso que compensara el sabotaje.

 

Es algo que va hacia delante y hacia atrás. Y mientras, vamos progresando a través de nuestras vidas, experimentando la tracción de la guerra entre ambos bandos, los intentos de un bando de manipularnos o destruirnos, y los intentos del otro para ofrecernos inspiración crítica e intervención crucial que contrarresten estos intentos de sabotaje.

Debido a las leyes de los viajes en el tiempo, estas fuerzas están limitadas en el cuánto y cuan tangiblemente pueden interactuar con un individuo que sea un objetivo. Habitualmente, deben permanecer invisibles, y ejercer únicamente presión emocional o persuasión telepática - si son negativos -, o dar apoyo emocional e inspiración mental - si son positivos.

 

Pero cuanto más grave es un intento de violación por parte de las fuerzas negativas, más grave y tangible es la contra-acción de las fuerzas positivas. Por ejemplo, si un conductor que se aproxima fuera a ser manipulado para que se distanciara y derrapara en tu carril para colisionar contigo, antes de que hubiera llegado tu momento de morir, las fuerzas positivas podrían entonces mover físicamente tu coche echándolo fuera de la vía, causar que ambos coches pasaran uno a través del otro sin tocarse, o simplemente presionar mentalmente sobre tí para que redujeras con tiempo suficiente para evitar la colisión. Estos ejemplos son raros pero ocurren.

 

En las guerras de tiempo, la lucha a través de la manipulación de nuestros pensamientos y emociones es más habitual que los abiertos atentados de asesinato físico. Puedes ser presionado telepáticamente para que renuncies a una vía positiva, o molestado mentalmente para que tomes una decisión mal informada. Eso también puede cambiar el futuro.


Muchos de nosotros apenas nos damos cuenta de hasta qué punto el futuro cuelga de nuestras decisiones. Podemos no saber qué decisiones son las críticas, pero cuantas más elecciones efectuemos siguiendo nuestros corazones, y actuemos con discernimiento, más acabaremos reforzando el futuro positivo.

 

Y las fuerzas superiores positivas de ese futuro podrán apoyar más fácilmente nuestro sendero hacia llegar a ser positivamente suprahumanos, hacia llegar a ser ellos.

 


El plan
La gente media está relativamente no polarizada, en tanto que no se salen de su camino para manipular o ayudar a los demás. Desean sólo una vida confortable, y no están interesados en aprender verdades superiores, si éstas no abastecen sus conveniencias. Son habitantes disciplinados de la granja de energía, que ni amenazan a las fuerzas negativas, ni son de importancia crítica para las fuerzas positivas.

 

Luego está la gente que nació con el potencial para marcar la diferencia. Estos muestran una curiosidad natural por las altas verdades, desarrollan un deseo en su vida de ayudar a los demás, y están dotados de madurez y habilidades que parecen más avanzadas de lo que podría explicarse únicamente por herencia o programación social.

 

Estas son las almas ayudantes que mencionamos antes. En concreto, son almas suprahumanas que voluntariamente han encarnado de regreso a cuerpos físicos regulares, para ayudar a los humanos receptivos a hacer fracasar el Sistema de Control. Son seres avanzados nacidos dentro del Sistema de Control para ayudar a derrocarlo desde el interior.


Las almas ayudantes cumplen un propósito importante en el plan divino para contrarrestar la agenda de los alien negativos. Para las fuerzas superiores elevadas son como valientes paracaidistas que aceptan saltar en territorio enemigo para una peligrosa misión de liberación. Como mencioné, un riesgo que corren es que olvidan quiénes son cuando llegan. Nacer como niño humano es tremendamente traumático, y los años de condicionamiento social que siguen suprimen con eficiencia sus habilidades y recuerdos más elevados. Si sobreviven al reto con lo suficiente de sí mismos intacto, entonces pueden tener una oportunidad de llevar a cabo lo que vinieron a hacer.


Si tú no estás seguro de ser un alma ayudante, no importa realmente ya que a pesar de ello puedes elegir vivir como una. Todo lo que tienes que hacer es pensar, sentir, hablar y actuar desde el lugar más elevado de tu interior, identificar y seguir aquellos intereses que se originan en tu yo real (tu yo superior), desprenderte de la máscara de miedos y bajos deseos injertados en ti desde tu nacimiento por el Sistema de Control.

 

Es a través de millones de personas haciendo esto que la presión aplicada contra los muros de esta prisión hará aparecer grietas y las ampliará hasta convertirlas en pasos que permitan la escapada. Suena dramático, pero en términos prácticos significa que las almas superiores, que permanecen verdaderas con ellas mismas, inspiran confianza a los demás y les muestran el camino para trascender el mundo físico.

 

Todo se reduce a mantener una actitud optimista que reconozca y esquive los escollos, haciendo elecciones basadas en la intuición y la sabiduría, en lugar de en las expectativas sociales, y sirviendo para dar poder espiritual a otros según la habilidad y circunstancia.
 


El Sistema de Control Hiper Dimensional
Las fuerzas negativas ven a las almas ayudantes como amenazas impredecibles e incontrolables para su agenda. Porque el Sistema de Control depende de la gente que entrega su poder a través de sus creencias programadas sobre limitaciones ilusorias, y a través de su ignorancia de alternativas mejores.

 

Si un número suficiente de individuos despierta espiritualmente y pone en práctica habilidades y conocimientos más elevados, el Sistema de Control seguramente se desmoronará como un castillo de naipes. Así, aparte de manipular y alimentarse de los humanos, los seres negativos utilizan al Sistema de Control para suprimir o destruir a las almas ayudantes, antes de que sean lo suficientemente fuertes como para llevar a cabo su misión.


El nivel más bajo del Sistema de Control (los medios informativos, escuelas, militares, religión, etc.) manipula a las masas, y es principalmente una operación tridimensional, dirigida por personas que sacan provecho a expensas de otros. El nivel medio superior es dirigido directamente por fuerzas negativas astrales, alienígenas y fuerzas demoníacas, que utilizan sofisticadas técnicas dimensionales superiores para poner en la diana a las almas ayudantes, o reclutan individuos específicos útiles para su agenda.

 

Paso a describir las técnicas más comunes, y doy algunos métodos de defensa.

 


Agentes manipulados
El Sistema de Control hiperdimensional tiene a su disposición seis mil millones de personas, entre las que escoger a aquellas mentes débiles que pueden ser manipuladas para que rodeen y sofoquen espiritualmente a un alma ayudante en ciernes.


Cuanto menos está el espíritu presente y activo en una persona, más él o ella resultan controlables por las fuerzas negativas. En los momentos en que está distraído, cualquiera puede recibir un codazo telepático para que haga o diga algo lamentable. Cuando no estamos conscientes de nosotros mismos, nuestras emociones pueden ser rebajadas artificialmente por medio de manipulaciones tecnológicas o psíquicas, para que nos sintamos inusualmente irritables o reactivos. Nuestros pensamientos pueden ser dirigidos hacia falsas sospechas y malentendidos.

 

Estas cosas pueden ser utilizadas para crear disputas y recelos entre las almas ayudantes y sus allegados en vida, para separar lo que de otra manera hubiera podido ser una prometedora y útil relación.


Entre nosotros están aquellos que carecen de madurez de alma, tan afligidos en ausencia del espíritu, que su función es como agentes permanentes del Sistema de Control. Estas personas tienden a carecer de autoconocimiento e individualidad, fracasan en demostrar verdadera empatía y compasión, y funcionan como tiranos o sanguijuelas en la vida de los demás.

 

En su interior se echa en falta algo superior porque actúan sin corazón cuando muestran su verdadero color.

 

Las almas ayudantes a menudo han nacido en familias en las que por lo menos un padre o un hermano o hermanastro se ajusta a esta descripción. Si el alma sobrevive a esta fuente constante de tormento, se hará más fuerte con la experiencia. Si el alma sucumbe, se queda demasiado impotente y traumatizada para cumplir su propósito. Esta es la forma primaria que el Sistema de Control utiliza para tratar con las almas ayudantes, por medio de agentes permanentes que las interrumpen o distraen.


Si un alma ayudante puede ser moldeada para que adopte el recelo, la falta de auto confianza, la dependencia emocional, el odio a los demás, las actitudes enjuiciadoras, u otro tipo de disfunciones, eso deteriorará gravemente su habilidad para ayudar a otros en la vida.


Si te encuentras atrapado en una situación sin salida con un agente tiránico, ten fe de que no durará para siempre. Consigue un poco de tiempo para ti, para llevar a cabo actividades que ejerciten y nutran tus intereses y creatividad, ya que esto mantiene la llama de tu alma encendida durante las épocas de oscuridad.

 

Rehúsa internalizar las críticas contra ti que tienen por objetivo que te odies a ti mismo, pierdas confianza en tus habilidades o te hagan sentir que nada vale la pena. Rehúsa dejar que sentimientos de insuficiencia te empujen a esforzarte por objetivos vacíos, que no te son propios, como ser muy macho o endurecerte emocionalmente sólo para no aparecer débil. Rehúsa adoptar un sistema ignorante de estándares, que valora los rasgos negativos y se ríe de los positivos. El premio esencial para los seres negativos es convertirte en uno de ellos, así pues combátelo y recuerda siempre lo real que tú representas.


Los agentes permanentes también son a veces utilizados para entrar en contacto y ofrecer amistad a las almas ayudantes en los estadios activos de concienciación, a fin de llevarlos al huerto con falsas creencias. Por ejemplo, si decides lanzarte a un intenso viaje para aprender todo lo que puedas acerca de tí mismo y de la realidad, el Sistema de Control hiperdimensional toma nota y puede finalmente poner en tu camino a alguien turbio.

 

Esta persona llega a tí reflejando intensamente muchas de tus creencias, pero parece tener mucha prisa o presiona demasiado para relacionarse contigo. Luego, en el momento en que tiene toda tu atención, rápidamente conecta con un montón de desinformación, tratando de conducirte hacia una línea de creencias que te haga sentir incómodo, tratando de hacer que dudes de tu conocimiento y sabiduría anteriormente obtenido, no a través de razones sólidas sino de tácticas manipulativas.

 

A menudo se introducirán en tu vida con un montón de sincronicidades realmente curiosas, como mencionar cosas específicas que justo has estado buscando pero que nadie sabe que tienes, o contando su historia personal y su infancia con detalles que, de forma rara y demasiado estrechamente, coinciden con los tuyos. Y tan pronto como ofreces resistencia pasan de la dulzura al mal carácter en una fracción de segundo. Si hacen un giro de 180° tan pronto como rechazas doblegarte a su voluntad, es una bandera roja que revela lo que realmente estaban buscando.


Otros agentes permanentes pueden ser enviados únicamente para hundirte y consumirte. Estas personas tiran de tí para que seas su profesor, su salvador, su consejero, etc... y se presentan como emocionalmente muy necesitados y desesperados. Sin embargo, no importa lo que les digas, nunca realmente escuchan o mejoran. Esta es la diferencia entre ellos y aquellos buscadores sinceros que piden consejo.

 

En lugar de beneficiarse realmente de la interacción en forma de aprendizaje, sabiduría o fuerza, sólo te piden más y más tiempo y energía. Es como si no se preocupasen del consejo que les das, sino sólo de que te vayas vaciando con ellos. Funcionalmente, son como sanguijuelas energéticas. Ofréceles la oportunidad de aprender con tu consejo, pero si se convierten en un grano en el culo, rehusando consistentemente ayudarse a sí mismos, entonces vete.


Ambos tipos serán muy evidentes cuando los encuentres. Está la máscara superficial, y por debajo hay algo desagradable que asoma de vez en cuando. Son las partes desagradables las que permanecerán para tí. Pero recuerda que hay una diferencia entre una buena persona que tiene un mal día, y sin meditarlo demasiado te suelta un moco, y una persona peligrosa que pretende ser buena excepto en los momentos en que se le cae el disfraz.


Intuitivamente puedes sentir lo que está bajo la superficie de alguien. ¿Su encanto parece falso? ¿Parece que su rudeza no encaje con ellos? Un error fácil de cometer sería decidir si alguien es positivo o negativo basándose sólo en si actúa de forma encantadora y hace cosas lindas, o bien si es malo y agresivo. Continuamente los artistas del timo ponen a funcionar el encanto para estafar a las viejas damas solitarias, por lo que en ocasiones es necesario saber leer entre líneas para detectar a un agente permanente.


En último extremo, no importa si están espiritualmente dormidos o si carecen de espíritu, ya que cualquier persona que no esté en control de sí misma y se enrede en un comportamiento perjudicial, es un mal asunto pase lo que pase. Si alguien te está drenando, respétate a ti mismo y establece una distancia. Tratar con éxito a los agentes astutos requiere intuición.

 

Afina tu intuición prestando atención a lo que sientes cuando interaccionas con alguien, y recordando este sentimiento. Más tarde, cuando ha pasado el tiempo y han mostrado su verdadera naturaleza, puedes recordar este sentimiento y correlacionarlo. Todos aquéllos que en alguna ocasión he sentido como "erróneos", han acabado revelando de forma visible sus intenciones o propósitos negativos. Todos a los que he sentido totalmente pulidos y con buen carácter, han acabado demostrando ser almas creativas con un destello de vida.


Para evitar sospechar erróneamente de la gente, no hay que ir buscando pulgas para ver si encontramos signos de alerta en el comportamiento de alguien que nos parece regular, ya que así te forzarías a ver las cosas como deseas en lugar de cómo realmente son. Si hay un signo de alerta, ya te llegará. Lo único que tienes que hacer es evitar racionalizar esos signos de alerta cuando restallen ante tus narices. Por tanto, mantente calmado y neutral para no distorsionar tus observaciones.

 

Las entidades negativas pueden utilizar una combinación de bucles de pensamientos implantados, y orquestar mal interpretaciones para hacer que las almas positivas desconfíen unas de otras, por eso mantente alerta.


A diferencia de los signos reales de aviso, la paranoia artificialmente inducida se presenta como un impulso irracional de irritabilidad e hipersensibilidad, en lugar de un conocimiento lúcido de peligro. La diferencia entre prudencia y paranoia es que la primera es nítida, aunque serena y libre de compulsiones irracionales, en tanto que la segunda es una intoxicación.


Es importante recordar que a menudo estos agentes son inconscientes de lo que están haciendo. No hay que censurarlos por sus acciones, porque no tienen el control de las mismas. Por tanto, tened compasión de ellos y comprended que son simples peones indefensos, que están siendo utilizados en un juego que sobrepasa su comprensión.

 

Tener compasión no significa dejarles que te pisoteen, más bien significa ser comprensivo a la vez que discriminativo y firme, dando prueba de autoridad cuando sea necesario, sin tener desprecio ni odio. Y por encima de todo, no perder tu esperanza en la humanidad a causa de tus experiencias con los más negativos. Hay otras almas positivas, como tú mismo, que se cruzarán en tu camino cuando llegue el momento.

 

Y hacer amistad con aquéllos que tienen tu misma longitud de onda puede ser fuente de alivio, fortaleza y alegría.

 


Abducciones y programación mental
El método más directo e insidioso que los seres negativos utilizan para desarticular una amenaza potencial es abducirlos, alterar sus mentes, y devolverlos a casa sin recuerdos de lo que ocurrió. Podrías irte a dormir una noche, ser abducido y despertarte a la mañana siguiente, teniendo únicamente una sensación vaga de incomodidad y cansancio.


Pero durante la noche puedes haber estado a bordo de una nave alienígena, o en una base subterránea durante varias horas, mientras programaban tu mente con mensajes hipnóticos que permanecerán enterrados en tu subconsciente como bombas de relojería. En los días que siguen, estas órdenes se van activando silenciosamente, y sientes una urgencia repentina y agobiante de deprimirte, de odiar o de perder confianza en ti mismo o en los demás, de tener compulsiones irracionales o inmorales, o de decir algo que crea estallidos entre tí mismo y otros que también pueden haber sido programados.

Las abducciones son realizadas tanto por seres alienígenas negativos como por humanos negativos, con tecnología alienígena. Estos últimos forman parte de grupos altamente secretos dentro de las agencias de espionaje militar de América, Gran Bretaña e Israel, grupos que han quedado totalmente bajo el control de los aliens negativos. También se hallan involucrados miembros de la civilización subterránea mencionada anteriormente. Los tres son vistos a menudo trabajando, codo con codo, por los abducidos que de forma accidental recuerdan sus experiencias.


Los abductores poseen una tecnología extremadamente sofisticada. Como mencioné, los aliens tienen la habilidad de congelar el tiempo, paralizar y levitar a la gente a través de paredes o ventanas sólidas y dentro de sus naves, o tan sólo extraer el alma de una persona mientras el cuerpo permanece en cama. Sus naves pueden retroceder a otra dimensión, volar rápidamente al espacio exterior, cambiar de tamaño y parecer mucho más grandes en el interior que desde el exterior.

 

Las facciones militares avanzadas tienen tecnología de portal que crea un agujero de gusano entre su base subterránea y tu cama, a través del cual te transportan. Sus bases pueden estar saturadas de un campo de tiempo acelerado, de manera que puedes permanecer allí durante ocho horas mientras que sólo dos horas más tarde ya estás en casa. Pueden incluso colocar un implante en tu cerebro, a través del cual programarte a distancia cuando duermes.


Todo esto suena muy fantástico, terrorífico y loco, pero hay suficientes personas que recuerdan sus experiencias, y proporcionan indicios circunstanciales, que sugieren que lo expuesto anteriormente es muy probable que esté ocurriendo.

 

Aunque haya mucho más sobre abducciones de lo que se menciona aquí (como el hecho de que los aliens abducen también personas para recolectar material genético, con el que crear una raza de híbridos alien-humanos), el punto importante a recordar es que no todos tus pensamientos y compulsiones son necesariamente propios.


Los aliens pueden programar a sus abducidos para que se enamoren unos de otros, sólo para desconectar luego a uno y dejar al otro con la angustia y falta de correspondencia amorosa. También pueden programar sentimientos de destino, pensamientos de absoluta desesperación e inutilidad, o tomar a alguien como blanco cuando todavía es un bebé que empieza a andar, y utilizar una programación durante varios años para retorcer a un alma ayudante para que se convierta en antisocial, moralmente retorcida y emocionalmente disfuncional.

 

Los grupos militares tienden a programar en sus objetivos actitudes militantes de supervivencia y competición, como la de las pistolas, o de utilizar la violencia para solucionar problemas; algunos de estos acaban convirtiéndose en los francotiradores escolares, o en los locos que ponen las bombas que escuchas en las noticias.

 

Por eso es muy importante que observes tus pensamientos y sentimientos para evitar dar expresión a aquellos impulsos no contrastados, que son innecesariamente hostiles, depresivos, obsesivos o autodestructivos.


Los síntomas de haber sido abducido incluyen el despertarse de repente con el sentimiento aterrador de que algo maligno está escondido en la habitación. Despertarse temprano por la mañana, sintiéndose tan alerta como si no hubieras dormido, o despertarte a la hora habitual pero sintiéndote extremadamente cansado o dolorido, cosa que no se corresponde a cómo estabas el día anterior. Si tienes animales domésticos, también pueden mostrarse agotados u hostiles tras haber presenciado la abducción.

 

Tu mente podría estar extremadamente colgada o borrosa durante el día, como resultado de la intensa programación a que ha estado sometida. Podrías presentar morados anómalos, rasguños o cicatrices en tu cuerpo que no estaban ahí la noche anterior, algunos de ellos debidos a implantes que te han colocado para seguir y monitorear tu posición, signos vitales, pensamientos y sentimientos.

 

Los preliminares de una abducción incluyen tener visiones de aliens cuando cierras los ojos para dormir, ver números de aviso, o experimentar un timbre en tus oídos una o dos horas antes de irte a dormir, tener animales domésticos que se comportan de forma inusualmente irritada, o que responden a cosas invisibles que se mueven por la habitación.


No siempre es posible evitar las abducciones, pero hacer un examen de evaluación de daños, para cortar de raíz los pensamientos programados, es la primera y principal línea de defensa.

 

Las abducciones pueden ser reducidas en su gravedad y ocurrencia a través de los siguientes métodos:

Primero, es importante tener humor y confianza, rechazando el miedo y la paranoia obsesiva, porque estos últimos rebajan la vibración del alma y facilitan a los aliens de otras dimensiones, o a la tecnología militar de teletransportación, que te sintonicen y te extraigan para abducirte.

 

Segundo, es un hecho conocido que muchas abducciones ocurren cuando uno está dormido, y que la gente que puede ser secuestrada mientras está despierta (como cuando se conduce por una carretera rural sin iluminación) son aquéllos suficientemente débiles en su fortaleza y conciencia de alma. Esto muestra que el libre albedrío, la fortaleza del alma y la conciencia despierta, son obstáculos poderosos contra las abducciones.

 

Permanecer despierto por las noches, cuando hay señales preliminares de una inminente abducción, la detiene de golpe. Pero si eso no es posible, entonces puede utilizarse una grabadora que se active con la voz para recoger cualquier actividad inusual física durante la noche. Al revisar la grabación por la mañana y ser consciente de ella, los abductores lo tienen más crudo para aparecer sin ser detectados.

 

Hace varios años, durante un período de frecuentes abducciones, dejé activada una webcam para grabarme a mí mismo durmiendo. Esa noche el contador saltó seis veces, cada vez reiniciando el ordenador y deteniendo la grabación. Los abductores no estuvieron contentos de que lo hiciera, pero el incidente sirve para mostrar que este tipo de cosas interfiere con su habilidad para hacer lo que les da la gana.

 

Tercero, antes de irte a dormir puede proponerte firmemente estar libre de toda interferencia negativa durante la noche hasta que te despiertes. Puedes pedir sinceramente a las fuerzas positivas, a tu yo superior, que te protejan. Y puedes tratar de aumentar la frecuencia de tu alma, momentáneamente pensando o recordando algo que te haga sentir bien, y luego visualizar tu habitación o tu piso rodeado por un campo esférico sólido de luz brillante. Todo esto sirve para anclar tu intención, y reforzar tu elección de no ser abducido.

El nivel de tecnología utilizado en las abducciones es tan avanzado que debe tener en cuenta leyes metafísicas, no tan sólo físicas.

 

Estas leyes dicen básicamente,

"Puedes hacer lo que quieras a tu objetivo, excepto aquello que viole absolutamente su libre albedrío. Por eso hay ciertas manipulaciones que te será imposible llevar a cabo".

Uno de tales obstáculos es matar al objetivo directamente; esto difícilmente está permitido, a menos que el objetivo sea lo suficientemente débil y dispuesto (como cuando un alma tiene su fuerza debilitada tras el abuso prolongado de las drogas, o por haber invitado a fuerzas negativas a través de rituales ocultos, pensando que todos los aliens son buenos, e invitándolos a venir, etc. )

 

A causa de estas restricciones, los abductores se decantan por métodos más "suaves" y permisibles, como la programación mental, que con el tiempo puede conducir al abducido a destruirse a sí mismo si elige obedecer a los pensamientos y compulsiones irracionales.


El hecho de que tenga elección en esta situación es lo que preserva el libre albedrío, según la ley metafísica.

 

Así pues, cuanto más despierto estés de lo que te están haciendo (si se da el caso de que seas un abducido), y más refuerces tu intención de quedar libre de abducciones, menos pueden abducirte sin violar tu libre albedrío.

 


Tiempo dimensional e influencias cíclicas
Sin duda, algunos días parecen mejores y más tranquilos que otros. Algunos días parece como si se hubiera abierto el infierno, y la gente se hubiera vuelto loca. Cuando muchos individuos, en diferentes localidades, experimentan experiencias negativas similares al mismo tiempo, es que está trabajando alguna influencia mucho mayor que levantarse de la cama con el pie izquierdo.


La más fuerte de estas influencias es la luna. Según el folklore, un hombre lobo se transforma de persona normal a bestia voraz durante la luna llena. El término lunático procede de la antigua creencia de que las influencias lunares agravan la mentalidad enferma. Esto está bastante cerca de la verdad; la luna nueva y la luna llena, así como los dos o tres días anteriores y posteriores, son días en los que el potencial para la negatividad se ve altamente incrementado, a causa de que nuestra oscuridad interior se amplifica, y nos sentimos más exasperados, reactivos, ofendidos o deprimidos con más facilidad.

 

La luna llena nos trae una oscuridad extrovertida que puede empujarnos a fustigar insensiblemente a los demás, mientras que la luna nueva exacerba la oscuridad introvertida que causa que uno se convierta en hipersensible y fácilmente ofendido o desmoralizado.


Lo que ocurre durante estas ventanas lunares es análogo a cuando el tiempo es turbulento, y crea condiciones adecuadas para la repentina aparición de tormentas. A veces sólo se oye el trueno y en otras ocasiones, un tornado barre la ciudad. Las condiciones se intensifican a causa del repentino estallido de tensión entre la gente. También se intensifican las sincronicidades negativas, esos "accidentes" altamente improbables que realmente te desaniman.

 

El mecanismo tras las influencias lunares tiene que ver con los alineamientos entre la Tierra, el sol y la luna, que crea disturbios de campo gravitacional.

 

Esto enturbia temporalmente la frontera entre nuestra dimensión y la dimensión superior negativa, permitiendo que las fuerzas y energías negativas puedan manipularnos más fácilmente. Otras influencias que perturban la frontera entre dimensiones incluyen la actividad solar tipo manchas solares, las corrientes de vientos solares, y las tormentas geomagnéticas; los frentes metereológicos que pasan directamente sobre nuestras cabezas, y los recientes grandes desastres mundiales, ya que el incremento de muerte y sufrimiento aporta energía extra al Sistema de Control para que manipule otros objetivos.


Estos son tiempos en los que la granja de energía cosecha su "producción". Lo que importa comprender es que, si cuando te acercas o alejas de una luna nueva o llena, sientes que tienes un día muy malo, que sepas que se calmará como cualquier tormenta, y que algunas personas simplemente no están actuando como ellas mismas.

 

Presta atención a los sueños que tienes durante esos pocos días antes de la luna nueva o llena. A menudo te aportarán pistas simbólicas de lo que está al doblar la esquina. Si con ellas determinas con éxito la naturaleza del problema que se acerca, tu conocimiento del mismo puede incluso evitar que ocurra, al igual que puede hacerlo tu compromiso de mantenerte positivo durante la ventana lunar.

 

Sé mucho más cuidadoso durante esos momentos, y no des cuerda a tus reacciones emocionales.

 


Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3847
Re: Buscando activamente la verdad
« Reply #3 on: Marzo 02, 2009, 11:15:25 am »
Equilibrio emocional

Cuando te sientes por los suelos, te sientes por los suelos.

 

El mayor problema es que las emociones negativas injustificadas limitan la percepción, significando que dejas de reconocer, recordar u observar el lado positivo de las cosas. Tus decisiones y la marcha de tus pensamientos quedan afectados, y creas consecuencias negativas que te atascarán todavía más profundamente en el barro. Esto crea un círculo vicioso en el que una actitud negativa crea una vivencia negativa que refuerza posteriormente la actitud negativa.


Lo que convierte en injustificada a una emoción negativa es que, o bien se prolonga más allá del suceso que la ha provocado, y no sirve más al propósito de motivarte para que resuelvas el problema, o bien que desciende sobre tí sin que exista un acontecimiento externo desencadenante.

 

Un ejemplo de esto último serían las influencias lunares.

 

Ciertos días podrías sentirte muy irritable o deprimido, pero estos sentimientos surgen por sí mismos. Sólo después de que dejas que siga la marcha de tus pensamientos parece que el sentimiento encuentre justificación. Quizás, después de que te asalte un sentimiento de melancolía, empiezas a pensar sobre todas las cosas erróneas en tu vida, lo que sirve sólo para que la melancolía se haga más profunda.

 

O quizá te sientes irritado sin motivo, pero a causa de esto alguien inocentemente te coge a contrapelo, y luego de que le dejes verde estalla una lucha verbal, haciendo que realmente te sientas irritado. Pero todo esto empieza con una actitud negativa injustificada, y si la cortas de raíz no crearás las consecuencias mentales y físicas que luego la reforzarán.


La única manera de romper con un estado negativo es escoger una alternativa más positiva con tu propio libre albedrío. Libre albedrío implica escoger qué es lo que prefieres como futuro, no que te sientas justificado continuando lo que está basado en el pasado. Así pues, si estás atrapado en una actitud negativa justificada por todos los pensamientos, recuerdos y consecuencias creadas por ella, podrías fácilmente pensar: ¿Por qué debería sentirme positivo?

 

Mira mis problemas, estoy rodeado de ellos. Esto es elegir perpetuar el pasado, no iniciar un nuevo futuro. La respuesta correcta sería: Comprendo que en este momento no estoy emociona/mente equilibrado, y por esto elijo cambiar las cosas. Cambiando tu estado emocional puedes ver las cosas con más claridad, y darte cuenta de que la única razón para que tu actitud negativa se sintiera justificada antes era porque tu conciencia estaba limitada.


El primer paso es ser consciente de ti mismo mientras todavía estás bajo el influjo de una emoción negativa. Si en vez de obedecer ciegamente a la emoción, te separas y simplemente observas tus propias sensaciones internas durante un minuto (pulso acelerado, nudo en la garganta, estremecimientos de la cara, pesadez en cabeza y hombros...), te ayudarás a desapegarte del impulso para que pueda calmarse.

 

Una vez consciente de la situación, entonces puedes escoger una técnica para salir de ella. Las cosas externas que actúan rápido contra emergencias incluyen realizar algunas respiraciones profundas, comer algo (especialmente chocolate), ir a dar un paseo, o descabezar un sueño. Pero esto son sólo soluciones temporales, que rozan el ser pillado.

 

Otra solución es hablar de ello con alguien en quien confíes; a menudo cuando una actitud negativa viene impuesta externamente por fuerzas oscuras, que buscan meterte en pelea, mencionarlo a otra persona (si está abierta a esa posibilidad), detiene el atentado, y hace que la presión negativa cese de repente.


La técnica ideal es una de interna en la que transformes tus emociones negativas en positivas, grado a grado. Un método así se denomina cuerda salvavidas. Cuando te ahogas en negatividad necesitas una cuerda de salvamento que te devuelva a la playa. Algo debe llevarte desde el estado de embriaguez hasta el de sobriedad, para que tú lo mantengas.

 

Sin ello, no estás equipado para hacer la transición. Durante los estados que, en definitiva, no son más que negatividad injustificada en vez de razonamientos de manera de ser, simplemente tiéndete un "cabo" que te lleve hacia un estado más equilibrado. Esta cuerda puede ser una oración, una afirmación, una meditación, un libro que te inspire, algo que te guíe internamente para que recuperes el equilibrio emocional.

 

Como mencioné antes, la negatividad empaña la percepción y recoloca subjetivamente, distorsiona y oculta los hechos percibidos. Pero la oración, la meditación, la secuencia de hechos espirituales que vienen de un lugar de sobriedad, y están anclados en una impresión o en la memoria, sobreviven a cualquier transición que hagas hacia la negatividad, y sirven como cuerda de salvamento hacia la claridad y el equilibrio.


Si la idea te resulta atractiva, trata de crear tu propia cuerda de salvamento para utilizar cuando la necesites. Puede ser un mensaje que te escribas a tí mismo, cuando estás en un estado positivo, para leerlo cuando más tarde estés bajo presión. Puede ser algún tipo de poema corto que reflexione, progresando de grado en grado, de lo negativo a lo positivo (pena, compasión, comprensión, aceptación, confort, esperanza, gratitud, entusiasmo, alegría y finalmente, amor). Puede ser un libro de frases de sabiduría, que te recuerden las verdades espirituales y el panorama completo.

 

A veces basta con enfocarse internamente, y centrarse en la palabra "paz" o "gratitud" durante un par de minutos. En realidad, con suficiente fuerza de voluntad y enfoque, puedes prescindir del instrumental mecánico y simplemente internalizarte, pensar en tu yo espiritual y en la grandeza del universo, y esto eleva tu frecuencia a un estado muy favorable.

 

Pero si la presión es grave, la cuerda de salvamento puede ser un don del cielo.
 

Volver al Contenido

 

 


Lucha de opuestos


Un paso importante en el despertar y comenzar tu viaje hacia un mayor conocimiento, es discriminar entre lo positivo y lo negativo, entre lo que te eleva y lo que te arrastra hacia abajo. Como seres espirituales viviendo en cuerpos físicos, estamos atrapados en una batalla de opuestos. Esto se manifiesta interiormente como una lucha entre nuestras naturalezas más elevadas y más bajas, y exteriormente como una lucha entre fuerzas divinas y diabólicas.

 

Lo que está dentro resuena con lo que está afuera, lo divino resuena y trabaja junto con nuestro yo superior, y lo diabólico hace lo mismo con nuestro yo inferior. Cada momento presenta una elección, y cada elección que hacemos es una respuesta a la siguiente pregunta: ¿a quién seguirás, a lo bajo o a lo alto?


Cuando enfrentas una elección, puedes sentir influencias en conflicto. Una parte quiere esto y la otra quiere lo otro. Para la mayoría de personas dormidas, estos conflictos ocurren entre las diversas sub-personalidades que abarcan el mosaico de sus mentes inconstantes. Pero, tarde o temprano, el contraste aumenta hasta que esencialmente el conflicto llega a ser entre lo que está escrito en tu corazón y lo que está programado en nosotros social, genética y psicológicamente.

 

No siempre es necesario conocer la elección correcta en una situación, basta con que elijas desde lo más elevado y soberano que se encuentra en ti. El alma crece con las dificultades, independientemente de dónde se origine el problema.

 

Por ello, puedes defenderte sin tener que conocer los métodos específicos de engaño y persuasión empleados por las fuerzas oscuras. Sin embargo, de igual manera que la oscuridad tiene su lugar en la Creación como espejo de nuestras propias debilidades, y cataliza nuestro crecimiento, sus agentes tienen libre albedrío, y utilizan trucos extremadamente ingeniosos para conseguir su propósito. Es fácil ser descarriado, y el precio puede ser alto. La consecuencia no es sólo un retraso en el progreso, sino las oportunidades perdidas de estar al servicio de los demás. Así pues, cuanto más conocimiento, mejor.


Quizás te gustaría saber cuáles de las inusuales oportunidades puestas ante ti, son genuinas y cuáles son trampas, cómo distinguir lo positivo de lo negativo. Es un tema importante porque nuestro tiempo en esta vida es limitado, y sacar el mejor partido de él requiere discernimiento para evitar los escollos.
 

En mi combate con este tema del discernimiento encontré útil dividir las influencias en ocho categorías, basadas en si se originan de una fuente positiva o negativa, si se manifiestan dentro o fuera de nosotros, y si son formas de estímulo o de resistencia.
 

Están relacionadas seguidamente, junto con características identificativas procedentes tanto de la observación interna como externa. No necesitas memorizarlas, sólo ser conscientes de ellas.

 


Resistencia negativa externa
Esto son intentos del Sistema de Control para interferir con los individuos que están realizando o contemplando alguna forma positiva de progreso. A veces, son mensajes diseñados para inyectar miedo y duda. Otras veces se manifiestan como distracciones y desvíos. Y de vez en cuando, son verdaderos ataques de frustración, manifestados a través de extraños.

 

Sea cual sea el caso, las formas negativas de resistencia externa son amenazas vacías y compromisos opcionales. Ilusiones que sólo tendrán peso si escoges comprarlas. Atacan tu seguridad más que tu fortaleza. Más que oponerse por la fuerza a las acciones que eliges, estas influencias son meros intentos de minar tu confianza en empezarlas o proseguirlas. Sin embargo, estos mensajes pueden ser altamente manipulativos puesto que trabajan a través de cualquiera y de cualquier cosa que pueda ser influenciada por el Sistema de Control, permitiendo métodos de engaño demasiado sutiles para ser percibidos por la persona media.


Los ejemplos de resistencia negativa externa incluyen:

la crítica irracional o ridiculización de tus elecciones

mostrarte ejemplos de otros que fracasaron

multiplicidad de individuos dándote los mismos avisos sin fundamento, y al mismo tiempo, dichos de la misma manera

acosamiento como miradas feroces y malignas y enigmáticos refunfuños por parte de extraños

gente estallando de rabia contigo, sin razón alguna

sucesos electrónicos y fenómenos paranormales, que sirven como presagios excesivamente dramáticos

sincronicidades retorcidas que parecen rebuscadas y artificiales

Todo esto apela a tu ignorancia, miedo, inseguridad, vergüenza y auto importancia.

 


Resistencia positiva externa
Más que hostigar engañosamente tu libre albedrío, la resistencia positiva externa viene en forma de sutiles signos de aviso, y del bloqueo total de peligrosas vías de acción. Los signos de aviso son pistas que te guían para obtener una perspectiva más amplia de la situación, para que puedas ver algún peligro escondido.

 

Al contrario que en la resistencia negativa, estas señales y sincronicidades requieren una mente clara para hacerse una idea. El bloqueo de acciones poco sabias viene en forma de retraso en los planes. Cuando son más severas se manifiesta como un incremento de accidentes, fallos mecánicos y problemas de salud.
 

La resistencia positiva es mucho más persistente, incluyente y definitiva que el tipo negativo, mucho más una pared de ladrillos que una señal de stop.
Forzar el camino a través de esto resulta en cantidad de infortunios personales.

 

La resistencia positiva externa hace un llamamiento a la razón, a la intuición y al discernimiento.

 


Estímulo negativo externo
Son oportunidades y mensajes engañosos que hacen llamamiento a tu debilidad, ignorancia, ilusiones y deseos primarios. Son ganchos espirituales colocados en este mundo por el Sistema de Control, para hacer tambalear a los débiles.

 

Estos anzuelos están cebados con promesas vacías y sincronicidades artificiales, atractivas al ego (las partes negativas del yo inferior) o a las bajas emociones, y a veces se ven reforzadas por una "confirmación" en forma de descaradas coincidencias, diseñadas para dar la impresión de que "tenía que ser esto".


Ejemplos de estímulo negativo externo son:

gente extraña que astutamente te ofrecen oportunidades que son demasiado buenas para ser verdad

sistemas de creencias que ofrecen resultados rápidos

"realidades" que satisfacen tus demandas, y oraciones basadas en tu ego, sueños que son literales en vez de simbólicos, e involucran personajes que tratan de convencerte de algo dudoso

ideas engañosas que te son presentadas simultáneamente por muchos individuos no relacionados

anomalías físicamente imposibles

sincronicidades estrafalarias, que aparecen durante períodos de inseguridad mental, para influir en tus decisiones

demandas extrañamente calculadas para que participes en alguna forma de distracción

 

Estímulo positivo externo
La realidad se alinea cuando uno fluye. La confirmación en forma de genuinas sincronicidades y señales tiende a aparecer después de haber hecho la elección o de perseguir alguna idea o acción positiva.


Otro tipo de estímulo positivo externo es una oportunidad inesperada y accidental que responde a una llamada basada en el alma, o a una ansiosa necesidad. Lo que distingue a los tipos positivos de los negativos es que los positivos apelan a la razón e intuición, levantando los ánimos y trayéndote alivio. Los positivos carecen también de las vibraciones intuitivas de desesperada hostigación, además no están limitados a trabajar dentro del rango comparativamente estrecho de lo que es asequible al control negativo.
 

En su extremo, el estímulo positivo externo trabaja con el destino para hacer que los acontecimientos críticos se pongan en su lugar inesperadamente, y por tanto inevitablemente, siempre para lo mejor a largo plazo.

 


Resistencia negativa interna
Cuando ocurre de forma natural, la resistencia negativa interna se origina de la resistencia habitual al cambio, y la adicción emocional a las viejas formas de ser. Otros factores naturales incluyen variables químicas, astrológicas y de fases lunares.

 

Cuando se induce intencionalmente, la resistencia negativa interna se deriva de una combinación de emociones artificialmente rebajadas y de sugestiones destructivas post-hipnóticas, que colocan a la mente débil en una espiral descendente de racionalización y reforzamiento de desencadenantes. Pueden manifestarse como toques inconscientes que imitan estrechamente los pensamientos reales, y por eso son activados de pasada, o se manifiestan como compulsiones que impulsan firmemente a la mente a resistirse a una acción positiva.

 

Estos últimos aparecen más habitualmente como indecisiones o prejuicios infundados contra ideas beneficiosas. Sea cual fuera el caso, tales influencias pueden ser percibidas si te das cuenta de que suprimen la lucidez y el equilibrio emocional.


Ejemplos:

el parloteo consigo mismo con críticas incesantes

el bloqueo mental o la confusión en relación a algún pensamiento o acción constructiva

sentirse como que uno está paralizado en un trance hipnótico

quedar repentinamente envuelto en una oscura nube emocional

sentimientos de miedo y desesperación racionalizados porque se detienen en inseguridades personales

tener una inexplicable hostilidad hacia una idea o persona inofensivas

sensaciones de presión aisladas en la zona del pecho, y destinadas a imitar el más sutil instinto visceral

síntomas de desobediencia a una orden hipnótica, y liberación de la presión de otras maneras, como un inexplicable no poder estar quieto y sentimientos repentinos de ansiedad o pánico que proceden de la nada

pensamientos positivos contraatacados de inmediato por bucles de pensamientos desmoralizadores o aturdidores

 

Resistencia positiva interna
Cuando el yo inferior actúa en oposición a una más alta sabiduría, esto aparece como sentimientos internos de indiferencia o de aviso hacia algún asunto. A pesar de tus intentos por racionalizarlo, este sentimiento persiste, y sólo puede ser sofocado distrayéndote con bajos impulsos y deseos.

 

A menudo viene acompañado de una débil voz interior o de una impresión intuitiva, cuyo tono va desde el consejo calmado hasta el aviso urgente, pero que no se manifiesta nunca como crítica malévola o como orden amenazadora. Cuando está en forma de instinto visceral, este sentimiento tiende a circular a través de la zona superior del cuerpo en vez de sólo en el área del vientre o del pecho. Este último, aisladamente, puede ser accionado post-hipnóticamente para proporcionar una señal falsa.


Al contrario que con la resistencia negativa interna, la resistencia positiva pide lucidez en lugar de histeria, y pide racionalización para ignorar en vez de para creer.

 

En total, la resistencia positiva interna es el corazón y la mente diciendo "no" al unísono.

 


Estímulo negativo interno
Este te empuja a desenvolver un comportamiento precipitado, impulsivo, nocivo o aturdido, como hacer y actuar bajo bajas suposiciones, o perseguir fantasías sexuales y materiales. Los pensamientos programados pueden ser reforzados con bajas emociones e instintos animales para producir obsesión, ilusiones y prejuicios.


Las formas de estímulo negativo interno se clasifican desde las totalmente mecánicas (hábitos, costumbres, programación hipnótica) a las totalmente emocionales (hormonales, preservación del ego, instintos primarios), pero muy a menudo combinan las dos. Los tipos más sutiles simplemente visten ideas improductivas como si fueran buenas, y los tipos más extremos piden acción violenta. Cualquier tipo de estímulo negativo puede ser detectado por su naturaleza irracional, impaciente y desesperada.

 

Los síntomas físicos que acompañan un estímulo negativo interno incluyen el enmudecimiento o la paralización mental y emocional, respiración tensa, palpitaciones y presión sanguínea alta o sofocos.

 


Estímulo positivo interno
Ilumina el corazón, la mente y el alma. Una idea realmente buena será agradable tanto a la razón como a la intuición, profundizando la respiración y aportando una sensación de alivio y de conocimiento interno que anula cualquier necesidad de impaciencia.

 

Mientras que los tipos de estímulo negativo te impulsan a la acción de la misma manera como la gravedad te hace caer rodando por una colina, el estímulo positivo pone alas en tus pies. Siempre agudiza y energetiza la mente, atrayendo aspectos superiores como el asombro, la curiosidad, la alegría creativa, el entusiasmo y la satisfacción espiritual.


Si está activo a nivel mental, vendrá en forma de una realización repentina.

 

Si lo está únicamente a nivel intuitivo, se manifestará como una sensación profunda y calmada de que algo es una buena idea, al contrario que en los negativos, en los que "una buena idea" sólo lo parece después de haberla racionalizado lo suficiente como para ahogar cualquier subyacente falta de interés del alma.
 


Discerniendo entre fenómenos similares
Lo positivo y lo negativo no son nunca idénticos, pero pueden ser similares. Entrenar el criterio comprende ejercicios cada vez más estimulantes. Siempre que los enfrentes con incerteza, ve a tu interior y reflexiona en tus propias experiencias. La verdad se encuentra reconciliando el ejemplo con el contraejemplo, extrayendo perspicacia de la paradoja, al buscar un panorama más amplio.

 

Abajo hay algunos ejemplos de fenómenos positivos y de su contraparte negativa similar.

 

Cómo puedes distinguir entre :

 

"Perder la fe en lo que realmente es una buena idea", y "la intuición surgiendo finalmente de que algo era una mala idea desde el principio"

 

Ambos empiezan con esperanza, y son interrumpidos por el desánimo, por lo que de entrada parecen indistinguibles. Sabiendo que lo positivo y lo negativo no son nunca idénticos, debería existir una diferencia, y es ésta : mientras que el primero empieza con excitación de lo que es hasta encontrarse con el desánimo del ¿y si...?, el segundo empieza con el exceso de confianza de ¿y si...?, para ser finalmente vencido por lo que es.
 

En otras palabras, la pérdida de fe en una buena idea ocurre cuando los hechos son dominados por los escenarios de fracaso especulativo y parálisis mental, a través de la inseguridad y el miedo, en tanto que el reconocimiento intuitivo de una mala idea empieza desbordando entusiasmo fantaseante, y acaba en un duro despertar a los hechos.


 

"Indiferencia debido a la ausencia de interés del alma", y "programación para resistir y darse la vuelta".


Ambos manifiestan falta total de entusiasmo por una idea o línea de acción. La diferencia es la siguiente: el primero significa una falta total de entusiasmo interior. El segundo sofoca el entusiasmo a través de escenarios de fracaso e inseguridad. En el primer caso no se puede encontrar entusiasmo interior. En el segundo caso, se puede encontrar si uno presta atención a pesar del ruido.


 

"Un buen plan que encuentra obstáculos" y "obstáculos que significan que la idea es malo"


Ambos tratan con objetivos que son obstaculizados. La principal diferencia es que, en el primer caso, el obstáculo no tiene conexión con la validez real de la idea, mientras que en el segundo caso, el obstáculo muestra que la idea es defectuosa e impracticable. Lógicamente, el primero requiere superar el obstáculo, y el segundo pide que se abandone o modifique la idea.


 

"Resistencia derivada de la percepción intuitiva de peligro" y "ser programado para resistir sin paranoia"


Ambos incluyen la impresión de que ahí hay un peligro, pero la diferencia radica en conciencia frente a reactividad. El primero crea una sensación de urgencia que eleva la conciencia y agudiza la percepción, mientras que el segundo tergiversa la percepción, induciendo síntomas fisiológicos de miedo y pánico. Ambos pueden incluir el miedo, pero en el primer caso el miedo sigue a la percepción, en tanto que en el segundo caso el miedo precede y moldea la percepción.

Todo lo escrito anteriormente puede no ser totalmente universal, dado que las pruebas de criterio están hechas a medida del usuario. Cuánto de todo ello se aplique a ti depende de cuánto puedas reconocer de lo que se ha dicho en tu propia vida. El objetivo era simplemente mostrarte la necesidad de discernir entre lo positivo y lo negativo, y de ilustrar que es posible hacerlo.

 

Cualquier cosa puede caer, pero no todo puede remontar el vuelo. Cuesta poco caer en la oscuridad, pero en ocasiones se necesita un esfuerzo considerable para oponerse al empuje de esta gravedad espiritual, y todavía más, para elevarse más arriba.

 

De la misma manera que el peso determina con cuánta fuerza algo será atraído hacia abajo por la gravedad, así también el nivel de dominio que mantiene tu aspecto inferior determina cuan fuertemente somos afectados por las influencias negativas. Estas tirarán de nosotros hacia abajo, mientras sigamos encadenados a ellas, a través de nuestra repetida indulgencia en las reacciones negativas y nuestro comportamiento mecánico irreflexivo.

 

Pero a base de identificarnos y escoger lo que nos eleva, y que se origina en nuestros aspectos superiores más nobles, las cadenas se oxidan porque las descuidamos, y la posibilidad de volar se convierte en una realidad.

 

Volver al Contenido

 

 


Ayudando a los demás
 

Cuando te quedes enganchado, buscando la clase de temas planteados en este libro, inevitablemente sentirás la necesidad de hablar de ello a otras personas. No tardarás mucho en comprobar que la mayoría están cerrados a ideas alternativas. Pueden discutir contigo, actuar como si tú fueses un sonado, o reírse en tu cara.

 

Quizá una entre diez será suficientemente liberal como para mantener una conversación inteligente, pero no esperes que el resto esté tan dispuesto. No todo el mundo está preparado para pensar fuera de la caja, y cuanto más tiempo esté en estrechez mental, más le costará salirse de ella.


Por eso la gente mayor tenderá a ser menos receptiva que los jóvenes. Los peores son los universitarios que-lo-saben-todo, y que miran por encima del hombro a cualquiera que sostiene una opinión diferente. Pero nunca sabes en qué punto se halla la gente hasta que interactúas con ellos. Por tanto, guárdate de juzgarlos hasta que sus acciones hablen por sí mismas.


La buena noticia es que algunos individuos están despertando, encontrándose a sí mismos en situaciones similares a las tuyas. Por otro lado, montones de ellos se están marchitando espiritualmente, estando cada vez más vacíos y amargados. Así pues, recuerda que, dado que "salvar al mundo" requiere que la gente se salve a sí misma, sólo pueden ser ayudados los que así lo quieren. No tiene sentido frustrarse totalmente con el rechazo y el ridículo que puedes recibir de aquéllos que no están queriendo expandir sus mentes.


La forma más segura de trabajar para el mejoramiento de la humanidad es mejorarte a tí mismo, educarte a tí mismo, adquirir habilidades, y entregar el conocimiento sólo a quiénes están interesados. Se trata más de construir tu potencial para servir, que de salir afuera y tratar de hacer el bien a troche y moche. Las oportunidades reales de "hacer algo" ocurren cuando ocurren, te sentirás inspirado con una buena idea y tu situación coincidirá con que estás en el lugar correcto para que la lleves a cabo. Entretanto, prepárate.


Mejorarte a tí mismo significa llegar a ser más estable mentalmente, más equilibrado emocionalmente, adquirir sabiduría de la observación y la experiencia, teniendo mucho cuidado de tratar con las personas según su nivel de comprensión.


Educarte a tí mismo significa aprender más acerca de lo que realmente importa, de lo que realmente está ocurriendo tanto en este mundo y como dentro de tí mismo. Las cosas escondidas que manipulan a la gente, y que podrían ser detenidas si tan sólo lo supieran, y los principios positivos que, si llegan a conocerse y aplicarse, permiten que uno progrese más inteligente y poderosamente, a la vez que compasivamente a través de la vida.

Volverte más habilidoso significa encontrar tu sitio para comunicarte. Algunos son buenos transmitiendo mensajes a través de la música o el arte; otros, a través de la escritura, de conversaciones informales o de conferencias públicas. Si puedes, conviértete en un "centro de ayuda" andante, para que aquéllos que encuentres que necesitan un poco de inspiración o de ayuda para comprender algo, puedan beneficiarse de lo que tú ya has aprendido.

 

Eso es algo bueno.


Sea lo que sea lo que aprendas, asegúrate de reflexionarlo y no únicamente de memorizarlo. Mira lo que te explica, busca lo que deja de explicar. Con el tiempo te volverás hábil en discriminar la verdad del engaño, que es una habilidad muy importante, porque el camino hacia el conocimiento superior está plagado de señuelos y trampas.


Trabajar en red con otros de orientación similar funciona de maravilla. Las ideas saltan de uno a otro. Aparecen nuevas ideas, aparentemente de la nada, una persona tiene una idea y otra parece tener la habilidad necesaria para ponerla en práctica, y así sucesivamente. Así pues, ya sea en Internet o en la vida real (y probablemente en los dos) puedes ir con optimismo a conectar con otros, buscándolos o quizá colocándote a ti mismo allí a través de una página Web o de un blog, a fin de pescar a aquéllos que podrían ser mutuamente buenos colegas de equipo.

 

Sincronicidades sutiles guían estas conexiones, pero tiene que haber una probabilidad no igual a cero de que la conexión pueda siquiera suceder. Por eso, mientras tú te cuides del mecanismo, la realidad cuida del resto.

 

Tu familia espiritual existe ya ahora, dispersa por ahí, y sólo es cuestión de tiempo y preparación el que se reencuentren.

 


Qué puede hacerse
A medida que prosigues tu búsqueda, hay mucho que aprender acerca de la abundante corrupción, injusticia y explotación en este mundo, antes de que empieces a picarte por "hacer algo" sobre estos problemas. Quizás te frustre que no haya mucha más gente viendo la verdad, y que aquéllos que la ven no hagan más acciones.

 

Toda la lectura, trabajo en red y conversación puede parecer como una ineficiente utilización del tiempo, cuando el mundo parece estar incendiándose ante nuestros ojos y se necesita actuar ahora.


Es esta actitud impaciente la que convierte la energía invertida en frustración, apresuramiento y auto sabotaje. Sé sabio, y recuerda que la preparación y la coordinación son claves para una acción efectiva, y que la oportunidad la deciden factores que no siempre están bajo tu control. Actuar antes de tiempo falla el tiro de igual manera que llegar tarde.

Cuando la energía no está siendo emitida, se acumula. Cuando el tiempo no está maduro para la acción, haz preparativos para una acción más efectiva. Leer, aprender, compartir, comentar, construir, trabajar en red, practicar, todas éstas son maneras de acumular la energía necesaria para poder soltarla después, para poner en su lugar las herramientas, habilidades e infraestructura necesarias para aprovechar al máximo las oportunidades que se presenten.


Las oportunidades son como puertas abiertas. Intentar pasar a través de una puerta cerrada a cal y canto es innecesario. Observa de qué manera perseguimos los intentos más ingratos en la vida, a pesar de la resistencia interna y externa, a pesar de la desgana, de la punzante intuición, de las señales de aviso, y de que las cosas simplemente no están funcionando suavemente. Estos senderos están sembrados de obstáculos que incrementan la distracción y hacen que despilfarres esfuerzos.


Las buenas oportunidades se abren cuando estás frente a ellas, requiriendo sólo que pases por la puerta. Observa que los intentos más gratificantes vienen con ayuda interna y externa, acompañados por un genuino entusiasmo, y que las cosas se van poniendo en su lugar de forma natural. Cualquier desafío que siga estas líneas sirve para añadir emoción, y transforma el esfuerzo en éxito. Cuando se manifiesten las mejores oportunidades, no tendrás ni dudas ni vacilaciones en actuar con ellas.


Como siempre, aquí hay dos riesgos a evitar, el primero es dejar que la impaciencia, las ilusiones o la motivación deshonesta sobrepasen tu intuición y mejor juicio. Esto conduce a golpear la puerta equivocada, o quizás a forzar prematuramente el camino a través de la puerta correcta. El segundo riesgo es esperar pasivamente una buena oportunidad que surja de la complacencia crónica. Examinemos este segundo riesgo más de cerca.


Es cierto que cuando uno está en el camino correcto, todo se pone en su lugar de manera natural. Pero algunos se toman esto como excusa para la complacencia, pensando que, dado que todo se manifestará en su momento oportuno, lo único que tienen que hacer es sentarse y esperar. Lo que olvidan es que estar en el sendero correcto no significa nada si uno no anda a lo largo de él.

 

Como en una autovía con salidas, la salida correcta vendrá en su momento, pero aparcar y esperar a que la salida llegue hasta nosotros es una contradicción. Es llevando a su realización cada oportunidad previa, que se manifestará la próxima. Pero la gente que ya se atascó en su surco empiezan con un impulso cero, y por tanto deben saltar para empezar el proceso haciendo algo por voluntad propia. Es un simple desplazamiento de enfoque hacia algo interesante o estimulante, e ir hacia ello.
 

Resumiendo, la preparación y la acción son importantes por igual, cada una teniendo su propio tiempo, y estando determinadas por las circunstancias. El momento de la acción es cuando tu preparación y tu entusiasmo coinciden con la oportunidad. Si encuentras obstáculos en lugar de desafíos, entonces repasa la sinceridad de tu motivación, examina la validez de tus métodos, y busca si las condiciones están realmente maduras para recibir tus esfuerzos. La falta de progreso radica en utilizar la fuerza para superar los obstáculos, o en esperar pasivamente a que se presente la oportunidad.

 

Cuando el miedo a no ser adecuado le impide a uno entrar en acción, recuerda que el tiempo gastado quejándote puede ser mejor utilizado si te dedicas a prepararte. Y por último, sabe que todo se coloca en su lugar de la forma más elegante cuando uno está ocupado en alguna realización positiva para impedir adelantarse a la siguiente. En el fondo estamos interesados en acciones que iluminen y den poder a los demás, presentándoles una alternativa más verdadera.


Para que la ayuda sea efectiva, el receptor debe ser primero consciente de la elección, luego debe elegir, y por último debe hacer lo que sea necesario para llevarla a cabo. Es fácil ver que la ignorancia y sufrimiento actuales se originan o bien cuando las personas no son conscientes de la elección, o cuando son conscientes pero no la eligen, o cuando la eligen, pero no tienen la fortaleza y disciplina necesarias para ponerse a trabajar.


Esto pues determina cuál es nuestra responsabilidad y cual es la suya. Nuestra responsabilidad es iluminar y potenciar, y la suya es elegir y llevar a cabo. Iluminar significa presentar con claridad la elección; potenciar significa proveer a aquéllos que han escogido. Aunque podamos aconsejarles, no podemos obligarles. Aunque podamos apoyarles, no podemos llevar su carga.


Ignorar estas distinciones conduce o a desperdiciar energía, o a una dinámica que no funciona. Considera a los predicadores, a los activistas quijotescos que intentan imponer sus puntos de vista a otros, que han escogido algo diferente, o a los gurús, que crean un insano estado de dependencia, cargando el peso de sus seguidores. Para evitar estas vías erróneas, debes saber cuándo informar, cuándo ayudar, y cuándo dar marcha atrás. Todo esto llega con la experiencia, si aprendes de los resultados.


En pocas palabras, cuanto más tu entusiasmo interno y tu disponibilidad coincidan con la necesidad externa y la oportunidad, más probablemente estarás actuando en armonía con tu yo superior.

 

La sintonía de un momento así es :

"Ha de hacerse esto. No tengo dudas de que es lo correcto, y resulta que estoy en condiciones de hacerlo. Mi motivación viene del corazón, y estoy dispuesto a responder a la llamada".

Volver al Contenido


 


Palabras finales


¡Estamos frente a una época apasionante!

 

Las ondas del cambio están sobre nosotros. ¿Enterrarás la cabeza en la arena, y quedarás sepultado en ella, o cabalgarás la cresta de estas olas hacia la libertad?


Cuan suave o rudamente el Cambio llegue a su ejecución depende en realidad de cuan acertadamente tú y otros elijan elevarse hacia su sabiduría espiritual, su equilibrio y su comprensión. Cuánto más alta sea la frecuencia de tu alma y tu conocimiento, más sintonizarás un canal de experiencias que sean armoniosas y felices. Otros conectados contigo recibirán también un pequeño empujón hacia arriba. Cuando te elevas a ti mismo, elevas el mundo de manera indirecta pero significativa.


Naciste aquí por una razón, y esta razón se hará cada vez más clara para tí a medida que la vida se desarrolle. Si persigues lo que realmente energetiza tu alma, y te da un sentimiento interno de total realización, las cosas se pondrán en su lugar de forma automática. Tus talentos latentes serán atraídos al exterior según lo requieran las circunstancias. Responde a los desafíos con entusiasmo, y esos talentos escondidos florecerán.


Sé inteligente cuando mantengas tus creencias. Es mejor crear lo nuevo que atacar lo viejo. Diviértete con la vida, mantén tu sentido del humor, y recuerda buscar el amor, la verdad y la sabiduría por encima de todo.


¡Que tu espíritu despierte y brille!