Author Topic: GRAVES DENUNCIAS CONTRA SAI BABA  (Read 5947 times)

Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3832
GRAVES DENUNCIAS CONTRA SAI BABA
« on: Febrero 13, 2009, 03:21:00 pm »
GRAVES DENUNCIAS CONTRA SAI BABA

POR ABUSOS SEXUALES A SUS DISCÍPULOS

 

Las celebraciones por los 75 años de Sai Baba  se han oscurecido por la gran cantidad de denuncias sobre abusos sexuales que el hombre-dios practicaba con sus discípulos jóvenes. Observemos algunos de los artículos publicados recientemente sobre el pequeño gurú de la India.

 

 


TRADUCCIÓN DEL ARTÍCULO DE CUBIERTA DE LA REVISTA
“INDIA TODAY” DEL 4 DE DICIEMBRE DEL 2000

Vínculo al original de la revista en inglés con fotos:
http://www.india-today.com/itoday/20001204/index.shtml



Prueba de Fe
Las celebraciones del 75º cumpleaños del hombre-dios
concentran su atención en su obra de educación, salud, y bienestar social,
pero las alegaciones de abusos sexuales aún continúan.

AL LLEGAR A SUS 75 AÑOS, LA ESPIRITUALIDAD DEL MÁS DURADERO HOMBRE-DIOS DE
LA INDIA
SE TAMBALEA EN CONTROVERSIA.

Por Amarnath K. Menon y Ashok Malik en Puttaparthi


Un Dios Acusado

De todas las cualidades que sus discípulos le atribuyen a Sathya Sai Baba,
hay una que casi todos los indios considerarían como verdaderamente divina:
la puntualidad. El jueves 23 de noviembre, para marcar su septuagésimo
cuarto cumpleaños – o usando la grandilocuencia oficial, “El Septuagésimo
Quinto Año del Advenimiento del Sri Sai Avatar” – Sai Baba llegaría en
automóvil al Estadio Sri Sathya Sai (SSS) Hill View en punto de las siete de
la mañana. Como siempre, llegó rayando.

Las gradas del estadio -que acomodan a 30,000 espectadores cuando devotos de
Sai Baba como Sunil Gavaskar, Alvin Kalicharan, Sanath Jayasuriya y Sachin
Tendulkar ayudan a organizar torneos de “cricket”- estaban casi repletas. El
pasto, un extraordinario parche verde en Andhra Pradesh  que forma parte de
la ordinariamente árida región de Rayalasima, acomodó a 100,000 devotos
sentados sobre su verdor. En el escenario – una construcción estilo
película, en rosa, azul pálido y amarillo, con ángeles alados tocando
trompetas y laterales que mostraban los símbolos de las principales
religiones del mundo- se encontraba sentado un notablemente inquieto
invitado mayor, el Ministro de la Unión de Desarrollo de Recursos Humanos,
Murli Monohar Joshi. A su lado, el trono de plata en espera, al igual que la
multitud, de la llegada del Maestro.

Joshi estaba allí desde las 6:30 a.m., pero el resto de la multitud había
comenzado a llegar desde las 4:00 a.m. A las 5:15 a.m., un policía comentó,
que el acostumbrado color blanco que visten los devotos de Baba había casi
borrado el verde del pasto. Si había 100,000 o más personas adentro, había
otras tantas afuera. Puttaparthi, un pueblo que puede acomodar unas 20,000
personas, era hoy anfitrión de unas 250,000, con su precaria estructura a
punto de estallar.

De hecho, todo Puttaparthi parecía estar esperando en este coliseo privado,
la triunfante llegada del César de cabellera afro. Un minuto antes de las
siete, el enjaezado elefante hizo su entrada, seguido de una banda de
metales, grupos de niños danzantes y finalmente, el propio Sai Baba,
saludando suavemente con la mano desde su motorizada carroza de oro y plata.

Mientras que se soltaban globos con el retrato de Sai Baba y resonaba el
saludo de los 21 cañonazos, pasaba la gran marcha. China, Arabia Saudita,
Liechtenstein, Las Islas Caimanes, Nauru, Australia, Samoa Occidental:
abanderados de 165 países se presentaron ante Baba. Después vino el himno de
cumpleaños. Un coro multi-étnico cantó el trilingüe Redentor de la
Humanidad...avatar de la yuga Sai al tono del Happy Birthday to You.

El discurso de despedida fue, por supuesto, el discurso de Baba de noventa
minutos en telegú  en torno al amor, la verdad y la unidad de Dios, sobre
cómo “El mal nombre es deuda, la reputación riqueza, sobre “la constante
toma integrada de conciencia” traducido simultáneamente con fervor
evangélico por su servidor de mucho tiempo, Anil Kumar Kamaraju. El
Predicador de Platino finalmente se retiró en su Mercedes blanco – su otro
auto es un BMW color vino.

La escena cambió a las cocinas del vecino Prasanthi Nilayam (Morada de la
Paz), el extendido ashram de 40.47 hectáreas de Sai Baba. Era la hora de
alimentar a la multitud.

La Decisión Que Cambió Todo

El número de la concurrencia puede que haya sido mayor que el de costumbre,
pero la adulación y el ambiente no podría haber sido del todo desconocido
para Sai Baba. Él es, después de todo, uno de los hombres-de-Dios más
duraderos de la India; han pasado sesenta años desde que el adolescente
Sathyanarayana Raju regresando de la escuela, tiró los libros y le dijo a su
cuñada: “Ya yo no soy su Sathya, yo soy Sai”, la reencarnación de Sai Baba
de Shirdi.

Esa “Gran Declaración” cambió el destino de un individuo – así como el de un
pueblo. De una indefinida aldea, Puttparthi pasó a ser hoy en día, un pueblo
de bastante movimiento. Tiene una población flotante de 10,000 en días
normales con un 50% más cuando está a toda fuerza – el pueblo sobrevive
gracias a la industria de Sai Baba.

Durante la víspera del cumpleaños, mientras Prasanthi Nilayam y sus
alrededores se ajetreaban con la actividad de la Conferencia Mundial  Sai,
la asamblea del Instituto SSS de Enseñanzas Superiores –una supuesta
universidad cuyo vice-rector es S.V. Giri, ex secretario de educación de la
Unión- y otras numerosas funciones, el comercio de Puttaparthi estaba en su
elemento.

Era “tiempo festivo”, por lo que el Hotel Sai Santosh triplicó su tarifa de
Rs 350 ($ 7.75 USD) por noche el 21 de noviembre a 1,000 ($ 22ºº USD) por
noche 24 horas después. Devotos de Italia que llegaron unas horas antes de
que comenzara la fiesta pagaron Rs 1,000 por una cama y una almohada en el
vestíbulo del Hotel Sai Plaza. Muy cerca de ahí el “World Peace Café y
Panadería Alemana” está haciendo un gran negocio ofreciendo, entre otras
cosas, sandwiches de queso de yak, bollos daneses, pan francés, bagels
(bollos judíos), tacos vegetarianos, ramas de canela de la China, y dos
marcas de café descafeinado, una suiza y la otra norteamericana. Puttaparthi
le servía al mundo.

Sin duda alguna, los turistas Sai visitaron a los cincuenta vendedores de
alfombras de Kashimir que han abierto tiendas en Puttaparthi, la tienda de
objetos de arte tibetano y la feria de textiles y artesanías que se invitó a
sí misma a las celebraciones del cumpleaños. Como siempre en la India, las
finanzas de la religión sólo podrían ser comparadas con la de la política.
Durante las celebraciones, Joshi estuvo acompañado por miembros del Congreso
Parlamentario como S.B. Chavan y Shivraj Patil y toda una comitiva de
políticos de menor importancia.

Desde P.V. Narasimha Rao hasta N. Chandrababu Naidu, todos los ministros
jefes (los cabecillas de los estados) le han rendido reverencia a Sai Baba.
Las dos excepciones han sido el difunto Neelam Sanjiva Reddy, quien era,
como el sabio de Puttaparthi, originario del distrito de Anantapur y N.T.
Rama Rao, quien debido a su propia inclinación hacia las túnicas color
azafrán y la divinidad, consideraba el carisma de Sai Baba como rival al
suyo propio.

A donde van los netas, siguen los babus ( A donde van los políticos sigue el
hombre). El club de burócratas estuvo presente en grandes números en
Puttaparthi esta semana pasada. H.J. Dora, director general de la policía en
Andra Pradesh y chofer de Sai Baba cada vez que el líder religioso visita
Hyderabad, también estaba presente. Así como P.L. Sanjiva Reddy, secretario
del Departamento de Asuntos de Empresa en el Centro.

A través de los años, el establecimiento de Sai Baba ha sido servido por
toda una galaxia de servidores públicos. Los ex jefe secretarios de Andrah
Pradesh I.J. Naidu y N.V. Natarajan trabajaron para él después de ser
jubilados. Otro ex miembro de la IAS, P. Sitapathi, es actualmente pro de
Sai Baba. K. Chakravarthy, un oficial de la IAS (Servicio Administrativo de
la India), con veinte años de servicio, renunció al gobierno en 1981 para
convertirse en el jefe de matrícula del Instituto SSS de Estudios Superiores
y es ahora el secretario del Fideicomiso Central SSS, el fulcro de
Puttaparthi. P.N. Bhagwati, ex presidente del tribunal de justicia, y Y.V
Anjaneyulu, del Tribunal Superior de Andhra Pradesh, son miembros de la
directiva del  Fideicomiso Central de Sathya Sai Baba. Como así también lo
fue el Magistrado V.B. Eradi hasta que fue destituido recientemente y la
Jueza Padma Khastagir hasta su muerte. Ex jefes de la fuerza aérea O.P.
Mehra y N.C. Suri son devotos de Sai Baba. Justo antes de su tomar su cargo
como jefe del ejército, el General S. Padmanabhan visitó Puttaparthi.

La intensa concentración de poder es tanto una ventaja como una desventaja
para Prasanthi Nilayam. Los servidores públicos traen con ellos su afición
por las sombras chinescas. Las multitudes se supone que sean controladas
hasta el punto de la regimentación. La prensa es una obstrucción
innecesaria. Los subordinados casi que tienen que chocar sus talones y
dirigirse a los funcionarios mayores del ashram como “Señor”. De cierta
forma es la respuesta espiritual al Shastri Bhavan (Parlamento) de Delhi.

El otro lado de la moneda es que Sai Baba es el único poseedor del derecho
de veto. El pesa las ecuaciones entre las tertulias que compiten entre sí y
los mantiene a todos en línea. Por lo que, cuando se trata de la más pequeña
decisión, sólo “Swami” la puede tomar – pero nadie se atreve a preguntarle.
Al igual que muchos otros formadores de instituciones, Sai Baba cree en un
mando centralizado. Esto tiene sus inconvenientes. Cuando las acusaciones de
pederastía  (ver historia incluida) comenzaron a ser asestadas, nadie en
Prasanthi Nilayam estaba listo para contrarrestarlas.

Hoy en día, hasta el intento de asesinato a Sai Baba en 1993, en el que
murieron su chofer y su cocinero y los cuatro discípulos convertidos en
supuestos asaltantes, sumariamente matados a tiros por la policía, está
ligado a pleitos dentro del círculo de los más allegados a Baba.

A pesar de las intrigas, para literalmente decenas de millones de personas
alrededor del mundo, Baba es objeto de reverencia. Mientras que él mismo
dice, “Yo soy Dios y tú también eres Dios. Hay una divinidad latente en
todos nosotros”, para los creyentes él es la personificación del
Todopoderoso.

“¿Puede un mortal ordinario mantenerse luciendo joven?¿Sin usar lentes y sin
arrugas?” Pregunta el asombrado Mitsuru Iwakai, un estudiante de artes
creativas que estaba pasando seis meses en Puttaparthi.

¿Dónde queda Sai Baba en el panteón de los hombres místicos del este? En
términos de influencias políticas, el único que se le puede igualar es el ya
difunto Chandrasekhara Saraswathi, el shankaraya (hombre santo) de Kanchi,
que murió en 1994 a la edad de 99 años. Mientras que la influencia del
shankaraya provenía de un antiguo legado, Sai Baba es un preceptor que se
hizo a sí mismo. En una sociedad gobernada por una estricta jerarquía de
casta, el origen de su familia de gente vaquera de la comunidad de
Bhattaraju – consanguíneos de la atrasada casta de los Kapus y análogos a
los Yadavs del norte de la India – no se puede negar. Tampoco es Baba un
dios celoso. Uno puede adorar a Cristo, o Krishna o Allah, dice él, y
continuar creyendo en él. Esto indudablemente lo ha hecho más atractivo.

Al contrario del permisivo libertinaje de Rajnish, Sai Baba es bastante
convencional, a hombres y mujeres no les es permitido vivir o comer juntos
en Prasanthi Nilayam. Comparado con la filosófica profundidad de Jiddu
Krishnamurthi o Swami Ranganathananda, Sai Baba puede lucir bochornosamente
epigramatorio: “¿Qué es juventud? Tú piensas como Hanuman”, “Ayuda siempre,
daña nunca.” Aún así parece hablar el idioma – si no en palabras en longitud
de onda – del discípulo en particular. Sus seguidores explican que él
embrutece su mensaje para llegar a una mayor audiencia.

El último punto es la clave para los futuros planes de Sai Baba. El ha
pronosticado que va a morir en el 2022 y que ocho años después nacerá de
nuevo en la aldea de Gunaparthi en el distrito Mandya de Karnataka de una
mujer llamada Kasturi. Su próximo avatar se llamará Prema Sai Baba y no
tendrá nada que ver con Puttaparthi.

Al principio, Sai Baba usaba sus “milagros” – en 1990, P. Ramachandra Reddy,
un anestesista de Hyderabad recuerda: “La curación milagrosa del Swami me
ayudó a sanar el ataque de parálisis que yo tenía en mi brazo izquierdo” –
para ganarse seguidores. Ahora se da cuenta que hay necesidad de un impacto
más duradero, como escuelas, hospitales y proyectos de agua potable. Los
primeros 74 años han sido para convertir al individuo en una institución.
Los 22 años restantes se convertirán en un esfuerzo por la inmortalidad.


Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3832
Re: GRAVES DENUNCIAS CONTRA SAI BABA
« Reply #1 on: Febrero 13, 2009, 03:21:32 pm »
DATOS SOBRE SAI BABA

EL MUCHACHO DE PUEBLO, DE UN HOGAR DE CLASE MEDIA,
SE REÚNE AHORA CON MINISTROS Y MANEJA EL IMPERIO DEL ALMA


Su origen: Nació el 23 de noviembre de 1926. Su padre, Pedda Venkama Raju;
su madre, Easwaramma. Le dan por nombre Sathyanarayana Raju

Sus primeros años: “Materializa” caramelos y lápices para sus compañeros de
escuela. A los catorce años se declara como la reencarnación de Sai Baba de
Shirdi. El santo de Shirdi, en Maharashtra, que falleció en 1918.

Evolución: En 1944 viaja a Bangalore. Su primer viaje como sabio. Se deshace
de la camisa de rayas y el dhoti (tela de algodón que se amarra alrededor de
la cintura como falda) por una túnica. Inicialmente en gris claro, después
en blanco y después color azafrán.

Regresa a Casa: Entre 1948 y 1950 construye Prasanthi Nilayam.

La política de Sai Baba: Hasta la fecha nunca le ha pedido a sus 25 millones
o más seguidores que voten por nadie en particular. Pero tiene mucha
influencia política y muchos discípulos entre los funcionarios.

Quiénes son cercanos: Desde P.V. Narashima Rao y S. B. Chavan hasta P.N.
Bhagwati y T. N. Seshan.

El Fideicomiso Central Sathya Sai Baba administra la Academia de Música de
Prasanthi Nilayam. El Fideicomiso Médico administra el hospital de Rs 3,000
millones ( $ 67 millones USD). La extensión total de la propiedad es de 245
hectáreas.

Otras residencias: Sai Baba tiene ashrams en Whitefield, cerca de Bangalore
y en Kodaikanal, donde pasa los meses de marzo a junio.

Hay 2,560 Centros Sai en el extranjero. Elementos Sai administran 75
escuelas. Sorprendentemente, Sai Baba ha salido de la India sólo una vez, a
Uganda en 1968.


* LOS DEVOTOS HABLAN *
ENTRE LOS CREYENTES,  HAY UN GRAN FONDO DE FE


“Baba dice que la materia es energía. Si pones tu voluntad en algo lo puedes
crear.”

“Yo fui presentado a Sai Baba por S.B. Chavan. Baba me ayudó a presidir en
el Lok Sabha  (House of Commons o Cámara de Representantes) por un total de
cinco años (1991-96). Cuando se formaba un desorden en la Casa, yo cerraba
los ojos y pensaba en Baba para no alterarme. Esos pensamientos de Baba sin
duda alguna ponían la Casa en orden.
Shivraj Patil, ex presidente del Lok Sabha


“Baba se me apareció en un sueño y me enseñó a esperar pacientemente mi
tiempo.”
Jatte Madsen, empleada de correos, Dinamarca


  “La primera vez que vine a la India en 1977, yo tenía 19 años. Después de
haber terminado mi relación con una mujer india, yo le dije a Baba que se lo
había dejado todo a él. Estoy aquí desde el 9 de noviembre para su
cumpleaños y hasta me tocó recibir ‘carshan’ (bendición desde el auto). El
me saludó con la mano y nuestros ojos se encontraron. Estoy seguro de que
Baba me encontrará una compañera india pronto.”

SAI BABA
UN DIOS ACUSADO


¿Qué pasa cuando la fe se desploma? Para los ex devotos de Sathya Sai, es
como si en un instante hubiesen perdido a su dios para siempre. Es una
experiencia devastadora que los transporta de una prometida ‘moksha’
(liberación) a un infierno privado. Una desilusión que tiene tres etapas –
rechazo, pesar e indignación. Al final, el enfado satura todo. En la
actualidad, un pequeño, pero creciente número de devotos – tanto extranjeros
como indios – todos establecidos fuera del país, se juntan en enfado,
alegando que su divino avatar no es más que un abusador sexual de niños y
jóvenes.

Uno de ellos es Jeff Young, un norteamericano que era, hasta hace poco,
presidente de la Organización Sai en la región Sur Central de los Estados
Unidos. El alega que su hijo Sam fue sexualmente molestado por el
hombre-dios desde 1997 (cuando Sam tenía 16 años) hasta 1999 – una alegación
que fue expuesta por primera vez en el Daily Telegraph de Londres.

Cuando fue contactado por INDIA TODAY, Young confirmó los cargos. “El abuso
sexual incluía que Baba le agarraba la cabeza a Sam y lo obligaba a que le
hiciera sexo oral... Baba le acariciaba y le chupaba el pene a Sam y se
enfadaba porque éste no podía tener una erección. Sam dijo que no le
gustaban los muchachos de esa manera. Baba entonces le prometió que se
cambiaría en una bella mujer y tomaría a Sam dentro de él, pero eso nunca
ocurrió”.

Para los Young, ésta fue una espantosa aserción. Ellos llevaban veinte años
de reverenciar a Baba como bueno. Ahora se estremecen de pensar que se
sentían “bendecidos” creyendo que el hombre-dios estaba asistiendo al
bienestar espiritual de su hijo y alegan que en todo ese tiempo estuvo
sometiendo a Sam a un sistemático abuso sexual. En una sola visita, ellos
recuerdan haber recibido siete entrevistas privadas, mientras que Sam fue
llamado a entrevistas él solo 21 veces.

En los últimos meses, una letanía de alegaciones similares a las de los
Young han salido a la superficie, en su mayor parte inspiradas por un
documento llamado “The Findings” (“Los Descubrimientos”) que puede ser
encontrado en internet. (Ver Art. I de esta página “Los Descubrimientos”)
Este documento escrito por un ex devoto inglés, David Bailey, que enlista
gráficas alegaciones de abuso sexual por un número de ex devotos de Baba, se
ha convertido en un catalizador para que otros expongan sus historias y se
generen más páginas críticas de Baba. Hari Sampat un ingeniero de Chicago
que sirvió como voluntario de seguridad interna en el ashram de Baba de 1992
a 1995 declara: “Yo había oído de estas actividades de pederastía. Las
investigué y encontré que eran reales. Fue entonces que me di cuenta de que
tenía que exponerlo todo.” (Ver Art. XV –Cómo Funciona la Organización)

Sampat, y otros como él del Reino Unido, de los Estados Unidos, Europa y
Australia han identificado víctimas de abuso sexual de Baba y las han
animado a que hagan sus relatos en los medios de comunicación de diferentes
países. Estas crecientes alegaciones están hoy en día siendo tomadas muy en
serio en muchos de los países del occidente ocasionando una proliferación de
defecciones en los grupos de Sai Baba.

En la Gran Bretaña, después del artículo en el Daily Telegraph, el MP de
Trabajo, Tony Colman, introdujo el tema en el Parlamento. Un ex ministro
llamado Tom Sackville también se refirió al asunto diciendo: “Las
autoridades han hecho muy poco hasta ahora y eso es una pena”. Existe ahora
un movimiento para exhortar al gobierno británico a que manifieste avisos a
las personas que quieran visitar el ashram de Baba.

En Australia también, The Sunday Age sacó un artículo sobre el abuso sexual
de Baba.

En Munich, Alemania, Jens Sethi, un ex devoto que alega que él también fue
molestado ha levantado una queja en la oficina del Procurador Público.

En Suecia, el grupo central Sai ha cerrado sus puertas, así como una escuela
basada en programas educativos ideados por educadores del ashram de Baba en
Puttaparthi.

En los Estados Unidos, desilusionados devotos “están bombardeando” a la
oficina de la Secretaria de Asuntos Exteriores, Madeleine Albright, a
diario.  Cuando fueron contactados por INDIA TODAY, un oficial del
Departamento de Estado en Washington, D. C. expresó: Nuestra embajada en
Delhi y nuestro consulado en Chennai han sido informados sobre estas
alegaciones. Pero esto más bien parece ser un asunto para las cortes de la
India”.

El impacto de estas acusaciones es muy difícil de discernir dentro de la
comunidad Sai. La mayoría de los devotos no les hacen caso. Dice Sheela
Kumar, una devota india del Caribe que también da clases en un Sai Bal Vikas
(grupo de estudio de niños): “Todos los avatares tienen enemigos. Hasta
Cristo tuvo enemigos. Lo que ha hecho Baba no lo ha hecho nadie. Esto crea
celos”. Otros oficiales en el ashram de Sai Baba aluden al hecho de que
estas alegaciones han existido por décadas. Y uno de los mayores en la
Organización Sai afirma: “Con cada crítica Sai Baba se vuelve más y más
triunfante”.

El grupo más allegado alrededor de Baba ataca los cargos de abuso sexual de
dos maneras. Uno, simplemente denunciándolo como un ataque anti-Hindú-
especialmente porque la mayoría de los que hacen los cargos son extranjeros.
Y dos, predicando que todo lo que Baba hace es una “enseñanza”. Aun cuando
esté haciendo algo que luzca como inmoral o malo. Ellos alegan que lo hace
por un propósito y por lo tanto no puede ser cuestionado.

Los devotos también están contra atacando la guerra de internet con dos
frentes. Primero, a todos se les exhorta a evitar internet. Hal Honig, un
oficial de la plana mayor en New york, explica: “Swami nos dice que no
miremos a internet sino al interior”. Y segundo, poniendo páginas en
internet que apoyan las enseñanzas de Baba. Una de éstas es ‘The Sai Critic’
que exhorta a los devotos a creer sólo en sus experiencias propias con Baba,
declarando: “Cuando la duda entra por la puerta del frente, la fe sale por
la puerta de atrás”.

Pero los rebeldes de Baba continúan planteando el problema, aunque el lodo
no se haya pegado todavía, por lo menos entre los devotos. La mayoría de
ellos alegan que hay un cierto patrón para los acosos sexuales de Baba.
Usualmente, añaden, él “escoge sus víctimas” durante su ‘darshan’ diario
otorgándoles entrevistas privadas. Alega Keith Ord, otro ex devoto que ahora
vive en España: “En la primera entrevista me frotó contra su pelvis...en la
segunda, acarició mis genitales y en la última estaba usando más fuerza y me
preguntaba si me gustaba estar pegado a Baba.

Baba, alegan los críticos, también acosa sexualmente a los jóvenes
estudiantes en las escuelas y los colegios universitarios del ashram. Un ex
alumno, Krishna Kumar, que ahora trabaja en Singapur, dice: “Cuatro de mis
compañeros de escuela me contaron cómo Baba en ocasiones les ungía los
genitales con aceite”. Al principio la mayoría de los devotos se creen que
esta experiencia tiene algo que ver con ‘hacer despertar el kundalini’.
Sampat afirma: “Pero pronto se dan cuenta que este comportamiento no tiene
nada que ver con el kundalini y es pura lujuria.” Estudiantes como Kumar
alegan que la mayoría de la gente del ashram es conocedora de estas
actividades y que los muchachos que Baba escoge son llamados
“muchachos-en-forma”. Estos jóvenes en-forma, añaden los críticos, obtienen
un margen permisivo académico y no se espera de ellos la observancia las
reglas del ashram. Sin embargo, la ‘forma’ nada más dura uno o dos meses,
después son descartados por Baba y sujetos a mucho tormento por parte de sus
compañeros. Para muchos de estos jóvenes, destacan los críticos, los abusos
sexuales son muy traumáticos porque no les pueden decir a sus padres, ya
que, por lo regular, ellos mismos son devotos. Estos jóvenes sufren
depresiones y sentido de culpa (si no han cooperado debidamente) por haberle
fallado a su Dios que tan sólo les estaba haciendo una prueba.

Hasta ahora, no hay quejas formales que se hayan hecho en la India. ¿Quiere
decir esto que la mayoría de los abusos se llevaron a cabo con occidentales?
Jed Geyerhahn, un norteamericano que alega haber sido molestado por Baba
cuando tenía 16 años, no está de acuerdo con esa teoría (Ver Art. XIII –El
Caso de Jed Geyerhahn). “Yo lo que creo es que los jóvenes occidentales lo
están diciendo y los indios no. Los jóvenes occidentales no tienen tanto que
perder”. Los críticos destacan el puro poder de Baba en la India y cómo sus
devotos están en los peldaños más altos del gobierno. Tomaría mucho valor
irle a la contraria a Sai Baba, Inc.

Aun entre los occidentales, excepto por una persona, nadie ha llevado el
caso de Sai Baba a la corte. Los críticos dicen que es porque saben que no
tienen el poder para poder llevar a Baba a la corte – las alegaciones
corresponden a la jurisdicción de la India. Además aunque se levante un caso
en la India, el abuso homosexual es muy difícil de probar. Los expertos en
ley criminal dicen que la ofensa caería bajo el Artículo 377 del código
penal de la India que lista la sodomía como ofensa. Sin embargo, si una
sodomía real no ha tomado lugar, como en todos estos casos, entonces probar
un “acto innatural” es muy difícil.

Pero, a fin de cuentas,  la mayoría de estos desilusionados ex devotos dicen
que están determinados a luchar para que se inicie algún tipo de acción
legal y seguir presionando hasta que algo suceda. Glen Meloy, quien fue
devoto de Baba por 26 años y ahora moviliza a las víctimas, es más sucinto:
“Yo puse a Baba en el pedestal más alto. Para mí, él era el Dios de dioses”,
dice. “Ahora le está usted hablando a alguien que le está poniendo la misma
dedicación a exponerlo.”(Ver Art. XXII – Por qué Dejé la Organización Sai)
Pero aun la verdad puede que resulte elusiva.
(entrevista con Arthur J. Pais en San Francisco, Ca.)

Establecido en Sidney, Hans de Kraker fue un ferviente devoto de Sai Baba
por cinco años. Sus alegaciones de abuso sexual en contra el hombre-dios
aparecieron por primera vez en el Sunday Age el 12 de noviembre de este año.

Alegaciones enviadas por medio de un atestiguamiento firmado a INDIA TODAY:
“Cuando yo estaba haciéndole reverencia según la costumbre india, toqué sus
pies. Entonces me agarró la cabeza y la apretó contra su pelvis. Él estaba
haciendo gemidos. El mismo sonido que después confirmaría mis pensamientos.
Tan pronto como me quitó la presión de mi cabeza y yo la levanté, Sai Baba
levantó su túnica y me presentó su miembro medio erecto diciéndome que ése
era mi día de suerte y empujó sus caderas hacia mi cara. Después de una
cuidadosa consideración, decidí que esto no era lo que yo quería o lo que
debería estar haciendo y le respondí a Baba que yo sólo quería su corazón.
Entonces dejó caer la túnica, como quien es sorprendido “con las manos en la
masa” y me dijo que yo tenía su corazón. Después continuó a ofrecerme otra
‘oportunidad para la buena suerte’ que yo rechacé de nuevo.” (Ver Art.
XVI –Las Experiencias Personales de Hans de Kraker)

Kraker, hasta ahora no ha comenzado ninguna acción legal en contra Sai Baba
en su país. El ashram de Sai Baba en Puttaparthi ni niega ni confirma estos
cargos.

JENS SETI es un alemán establecido en Munich. El fue devoto de Sai Baba por
diez años. Sus acusaciones fueron presentadas por primera vez en la revista
Focus el 18 de septiembre.

Alegaciones enviadas a INDIA TODAY por medio de una atestiguación firmada:
“En la sala privada, Baba me dijo: “Ven”, y me besó en los labios por largo
rato. Yo me resistí y él dijo gorgoteando “No tengas miedo. Esta es una
buena oportunidad, tantos llevan meses esperando y no la van a tener”. Me
pidió que me quitara los pantalones, le bajó la cremallera a la bragueta y
metió su mano derecha por debajo de mi ropa interior. Sin que yo se lo
pidiera, comenzó a masajear mis genitales. El esperaba una erección pero no
ocurrió porque yo no sentía ninguna estimulación sexual. Tampoco yo había
venido a Puttaparthi para ese tipo de juego. Yo estaba de verdad hastiado.
Baba estaba frustrado y tuvo la desfachatez de decirme “Está muy débil, no
gastes energía”. Cuando me le quedé mirando, me di cuenta de la verdad
acerca de él. Tenía una vibración tan maligna en ese momento. Enseguida me
sacó del cuarto sin decir una palabra.” (Ver Art. VI – Experiencias de un
Devoto)

Sethi recientemente presentó una queja con el Procurador Público en Munich.
El ashram de Sai Baba no tuvo comentarios sobre las alegaciones.

CONNY LARSSON, de Suecia, fue devoto de Baba por 21 años. Sus alegaciones
aparecieron por primera vez (en parte) en el Daily Telegraph de Londres el
20 de octubre de este año.

Alegaciones (relatadas a INDIA TODAY): “Baba me llamó para varias
entrevistas privadas. Yo no sabía que sucedía entre él y yo, pero le creí
cuando me dijo que él era Dios y me estaba ayudando con mis problemas. Fue
extraño, porque él hizo esto físicamente mediante mis genitales, untándole
aceite algunas veces, luego masturbándome y pidiendo que se lo hiciera a él.
También me hizo sexo oral varias veces. El siempre parecía que lo disfrutaba
muchísimo. Cuando me pidió que le hiciera sexo oral yo me negué, debido a mi
pasado en el que había sido abusado sexualmente cuando era niño.” (Ver Art.
IV –Por la Verdad)

No se ha presentado ninguna queja formal. El ashram guardó silencio de
nuevo.

La controversia puede que sea uno de los nombres de Sai Baba. Él ha sido
acosado por alegaciones antes, aunque ninguna ha sido comprobada.


UN VERANO SANGRIENTO


El 6 de junio de 1993, se oyeron tiros en el ashram de Baba. En el escuálido
incidente, cuatro personas fueron muertas a manos de la policía (todos
devotos), pero pasó como un intento de asesinato al hombre-dios. Hubo muchas
preguntas. ¿Por qué mató la policía a los cuatro? ¿Dónde estaba Swami en ese
momento?¿Por qué cuatro devotos de mucho tiempo se le voltearon de pronto a
su dios? La policía justificó su acción diciendo que no tuvo otra opción, ya
que habían encontrado a los cuatro asaltantes en los aposentos de Baba  con
puñales en las manos. Como de costumbre Baba prefirió quedarse callado sobre
el asunto.


ENTRE LÍNEAS


A mediados de los años 80, Tal Brooke escribió el libro Avatar of  Night
(Avatar de Noche) en el que relató en detalle los acosos sexuales de Baba de
hace 20 años. Esto se convirtió en una controversia instantánea y fue
reprobado por los seguidores de Baba. Ellos lo describieron como un crudo
intento para hacer dinero rápido. En la actualidad una segunda edición del
libro ha salido al mercado.