Author Topic: La energia creativa  (Read 1639 times)

Lalluvia

  • Newbie
  • *
  • Posts: 165
La energia creativa
« on: Enero 01, 2009, 01:25:36 pm »
From: MINERO16  (Original Message) Sent: 18/01/2004 08:51
Hemos habado de que somos co-creadores con el Espíritu.
La energía creativa es inmanente a nuestra naturaleza.
La liberación de las energías creativas a voluntad requiere práctica.
Una vez destruidos los bloqueos, la creatividad surge desde las capas profundas como si se tratara de un pozo artesano.
Esta fuerza creativa puede ser desatada por un proceso interno e individual que permite que la energía fluya libremente.
Generalmente es bloqueada por el dolor, ya sea físico, emocional o mental.
El descubrimiento de nuestras heridas originales, las que nosotros llamamos nuestros patrones psicológicos inconscientes negativos, encierra la clave del proceso de transformación hacia la salud y la felicidad.
 
Las cuatro dimensiones de la energía creativa:
 
Comprender la naturaleza de las energías creativas, qué hacen y como funcionan, ayuda a liberarlas para conservar la salud, sanar o crear algo nuevo en nuestra vida. Los campos de energía vital son el vehículo del proceso creativo y es a través de ellos como se crean las situaciones, los eventos y las experiencias de la vida, así como nuestro mundo material.
 
Hay por lo menos cuatro dimensiones en cada ser humano.
1.-El nivel físico.
2.-El nivel aural
3.-El nivel de hara
4.-El nivel de la estrella del núcleo.
 
1.- El nivel físico.
Es el conocido mundo físico, nuestro cuerpo, éste se mantiene intacto merced a los mundos subyacentes de energía de conciencia.
Los campos de energía asociados con el cuerpo humano se han medido con aparatos como EEG, ECG o el instrumento de transferencia cuántica superconductora o SQUID,  que es un magnetómetro de alta sensibilidad.
 
2.- El nivel aural.
Aura, o campo energético humano, es la estructura o entramado sobre el que se sustenta el mundo físico. Todo lo creado en el mundo físico debe de existir antes o ser creado en los niveles estructurados de estos campos de energía vital, por lo tanto, este campo no puede resultar de lo físico, sino que lo físico resulta de lo energético. Asimismo, el aura contiene las energías de nuestra personalidad, sentimientos, sonrisas, muecas de desaprobación, el modo de andar, de sentarse, de estar de pie, etc.
Una disfunción en el campo bioenergético, o un punto débil o ruptura en el mismo puede producir una enfermedad en el cuerpo físico.
Sabemos que se compone de siete capas y cada una tiene un nivel vibratorio más alto que la siguiente inferior.
Etérica, emocional, mental. astral, voluntad divina, amor divino y mente divina.
En el etérico se originan los siete chakras que ya conocemos.
 
3.- El nivel del hara.
El nivel del hara es una dimensión más profunda que el aura.
Yace bajo de ella. Es un centro de energía alojado en el vientre inferior.
El aura se relaciona con la personalidad, el hara con las intenciones. Éstas tienen una importancia enorme en el proceso creativo.
Cuando poseemos intenciones inconscientes, mixtas u opuestas, luchamos contra nosotros mismos e interrumpimos este proceso.
El hara se corresponde con nuestra misión en la vida o con nuestro objetivo espiritual más profundo. Es el nivel de nuestro principal objetivo de nuestra encarnación.
 
Consta de tres puntos situados a lo largo de una línea semejante a un rayo láser que se haya en el eje central del cuerpo. Tiene algo menos que un centímetro de anchura y se extiende desde un primer punto situado desde un metro por encima de la cabeza, parece un embudo invertido, su extremo más ancho orientado hacia abajo, tiene algo menos de un centímetro de diámetro.
Representa nuestra primera individuación o separación con respecto a la divinidad.
Lleva también la función de la razón.
A este primer punto se le denomina punto de individuación. o punto ID.
Si seguimos la línea láser hacia abajo hasta la zona superior del pecho,, encontramos el segundo punto. Es una hermosa luz difusa. Se corresponde con nuestra emoción. Aquí albergamos nuestro anhelo espiritual, el anhelo sagrado que nos conduce a través de la vida. Nos aporta la pasión que tenemos para realizar grandes cosas en la vida.
A este punto se le llama "la cede del anhelo del alma o sede del alma. o punto SA".
El siguiente punto de la línea es el tan tien. Parece ser una bola de fuerza o un centro de existencia. De unos seis centímetros de diámetro, está situado a unos seis centímetros debajo del ombligo. Tiene una membrana dura a su alrededor lo que le da el aspecto de una bola de caucho. Puede tener un color dorado.
Se trata de un centro de voluntad. Es nuestra voluntad de vivir en el cuerpo físico.
Contiene la única nota que mantiene al cuerpo físico en su manifestación física y es mediante él que hemos extraído el cuerpo físico del cuerpo de la Madre Tierra.
Con él podemos conectarnos a una gran voluntad de fuerza de sanación para regenerar el cuerpo, a condición de que nos arraiguemos a la línea del hara a las profundidades del núcleo fundido de la Tierra.
 
4.- El nivel de Núcleo del Ser o Estrella del Núcleo.
Se encuentra por debajo del nivel del hara. Éste es el nivel de nuestra fuente interna o de la divinidad localizada dentro de nosotros. Ésta es la fuente interior de donde mana toda creatividad.
Está situado a poco menos de cuatro centímetros arriba del ombligo.
Todo el proceso creativo natural requiere la salida de energías y conciencia de la estrella del núcleo hacia las demás dimensiones.
Parece una hermosa estrella, es distinta y totalmente única en cada individuo.
Cada estrella es la fuente interna de la vida interior. En este lugar escondido somos el centro del universo. Es nuestra individualidad divina.
Ha estado dentro de nosotros desde antes de los albores del tiempo. Escapa de las limitaciones de tiempo, espacio y creencia.
A partir de este lugar interno vivimos y mantenemos nuestro ser.
En este lugar somos sabios, afectuosos y estamos llenos de valor.
Esta esencia interna no ha cambiado con el tiempo. No se ha visto afectada por experiencias negativas. Si nuestras reacciones o emociones negativas pueden haberla ocultado o encogido pero en realidad no la han alterado nunca