Author Topic: La fuga de Atalanta  (Read 2617 times)

Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3847
La fuga de Atalanta
« on: Noviembre 04, 2008, 11:07:15 am »
De: Hongo_Cosmico  (Mensaje original) Enviado: 10/09/2008 08:51 a.m.
Hola Cuervo y amigos. Me permito el lujo de traspasar a aquí unos comentarios acerca del trabajo alquímico de Michael Maïer, <st1:PersonName w:st="on" ProductID="La Fuga">La Fuga</st1:PersonName> de Atalanta, un compendio de emblemas que podemos desgranar aquí para lo que se aceptan todas las intervenciones, así que será de agradecer cualquier aportación desde una óptica shamanica y acorde con las interpretaciones a la par, realizadas por este alquimista europeo del pasado. Como carezco de escaner no se pueden colgar aquí las laminas grabadas por el mismo autor, en un estilo post-medieval… sin embargo estas aparecen descritas en el ejemplar que dispongo de su obra por lo cual será fácil situarse. Me interesa la prespectiva shamanica de un trabajo de esta índole, y muy especialmente para lograr entender la alegoría desde un mensaje cercano y quizás mas llano, al tiempo que pueden surgir comparaciones interesantes y enriquecedoras. Quizás así la praxis de todo lo mencionado en dicho libro se haga mas asequible y entendible, al margen claro está de la susodicha teoría.

<o:p> </o:p>

Paso pues a empezar, con el humilde intento de sacar alguna cosa clara de los emblemas. Es el trabajo de toda una vida así que todos mis respetos hacia el autor. Adjunto también comentarios del conocedor del tema Santiago Sebastián.

<o:p> </o:p>

LAMINA I, según se mire.

TITULO: El viento lo llevó en su vientre.

TEXTO: Si el embrión que está encerrado en el ventoso vientre del Bóreas, llegara a ser dado a luz vivo, él solo podría superar todos los trabajos de los héroes con su arte, su fuerte cuerpo, su mente. No sería para ti como un Caeso ni un inútil aborto, ni como un Agrippa, si no un nacido bajo buena estrella.

<o:p> </o:p>

VOCABULARIO:

Bóreas: Bóreas (en griego Βορέας, ‘viento del norte’ o ‘devorador’) era, en la mitología griega, el dios griego del frío viento del Norte que traía el invierno. Bóreas era muy fuerte y tenía un violento carácter a la par. A menudo era representado como un anciano alado con barbas y cabellos desgreñados, llevando una caracola y vistiendo una túnica de nubes. Su equivalente romano es el dios Aquilón.<o:p></o:p>

Pausanias escribió que Bóreas tenía serpientes en lugar de pies, aunque en el arte se le solía representar con pies humanos calzados con coturnos. Como los otros tres dioses-viento (Céfiro, Euro y Noto), era hijo de Astreo y de Eos.<o:p></o:p>

Caeso: La palabra Caesar (César romano) proviene de Caeso, que significa cortar. Lo cual hace referencia al carácter bélico del Cesar, pero en este caso debe interpretarse como nacido con cesárea. Sin embargo no he podido encontrar referencias al personaje mitológico de Caeso.

<o:p> </o:p>

COMENTARIO:

Maïer empieza la serie de los emblemas buscando el mote para el primer emblema en el mas antiguo de los textos alquímicos: <st1:PersonName w:st="on" ProductID="La Tabla Esmeraldina"><st1:PersonName w:st="on" ProductID="La Tabla">La Tabla</st1:PersonName> Esmeraldina</st1:PersonName>, atribuido al legendario Hermes Trismegisto (hace poco me enteré de que era una firma utilizada por los diversos sacerdotes, nunca un personaje de carne y hueso –nota-) o al egipcio Thot (en este caso se trataría de un dios). La leyenda de Trismegisto tuvo gran aceptación entre los autores antiguos, aunque se habló de tres personajes bajo este nombre: uno muy antiguo, nieto de Adán, que vivió antes del diluvio y que había edificado las pirámides de Egipto. Después del diluvio habría vivido Hermes Trismegisto II, que estuvo en Babilonia y que habría sido el maestro de Pitágoras. Finalmente, un supuesto Hermes Trismegisto III, fue médico y filósofo, que ya escribió sobre alquimia propiamente dicha, nació en Egipto y allí diseñó hermosas ciudades. Pero lo mas admitido en la versión legendaria es que <st1:PersonName w:st="on" ProductID="La Tabla">la Tabla</st1:PersonName>, en caracteres fenicios, fue descubierta por Sara, ya viuda de Araham, en una cueva del Hebrón (el río que significa Hebreo, de donde viene la palabra ibris, o híbrido), donde estaba encerrado Hermes, que la sostenía con las manos. Lo mas asombroso es que ya Noé habría tenido en el arca a la citada tabla.

<o:p> </o:p>

Hoy se acepta la versión árabe como la mas antigua de <st1:PersonName w:st="on" ProductID="La Tabla Esmeraldina"><st1:PersonName w:st="on" ProductID="La Tabla">la Tabla</st1:PersonName> Esmeraldina</st1:PersonName>, la cual probablemente habría sido traducida al Sirio, aunque pudo haberse basado en un original griego. En cualquier caso parece que la tabla llego al Islam procedente mas bien de Siria que de Alejandría, ya que los relatos de su descubrimiento mencionan generalmente el diluvio. Lo mas importante de este texto es la conexión de <st1:PersonName w:st="on" ProductID="La Tabla">la Tabla</st1:PersonName> con <st1:PersonName w:st="on" ProductID="la Piedra Filosofal"><st1:PersonName w:st="on" ProductID="la Piedra">la Piedra</st1:PersonName> Filosofal</st1:PersonName>, y se supone que Adán ya llevaba consigo la piedra filosofal cuando fue expulsado del paraíso.

<o:p> </o:p>

“Es verdadero, sin falsedad alguna, cierto y muy cierto. Lo que está encima es igual que lo que está abajo y viceversa para que se cumplan los milagros de una sola cosa. (la unidad, el universo en si mismo)

Y como quiera que todas las cosas fueron por la contemplación de una sola, así también todas las cosas surgieron de esta única cosa por un simple acto de adaptación.

<o:p> </o:p>

El padre de ello es el Sol, la madre, <st1:PersonName w:st="on" ProductID="la Luna.">la Luna.</st1:PersonName>

El viento lo llevaba en su seno y la tierra es su nodriza.

Es el padre de todas las cosas maravillosas a lo largo y ancho del mundo.

El poder del mismo es perfecto.

Si fuese arrojado a <st1:PersonName w:st="on" ProductID="la Tierra">la Tierra</st1:PersonName> separaría el elemento tierra del elemento Fuego, lo sutil de lo grosero.

Con gran sagacidad asciende suavemente de la tierra hacia el cielo.

Desciende de nuevo a la tierra y reúne en si la fuerza de las cosas superiores y de las cosas inferiores.

Así poseerás la gloria del brillo de todo el universo y toda oscuridad huirá lejos de ti.

Esta cosa es recia fortitud de toda fortaleza, ya que vence a toda cosa muy sutil y penetra a toda sustancia sólida.

Es así como fue creado este mundo.

Por consiguiente, se alcanzarán adaptaciones maravillosas.

Por esta razón me llaman Hermes Trismegisto, porque poseo tres partes de la sabiduría del mundo entero.

Lo que tenía que decir sobre la operación del Sol está consumado.”<>

<o:p> </o:p>

Maier en su discurso trata de la jerarquía de los elementos: la tierra es el elemento mas pesado, (el ego) pero si se hace pesada salen el agua (las emociones) y luego el aire (el pensamiento), aunque este último se convierte en fuego (lo sutil) que ya es divino. Las diferencias entre los metales se deben a las proporciones en que el azufre (solución para la ira, principio masculino) y el mercurio (solución para la depresión, principio femenino) están combinados. En la última parte de su discurso, Maïer señala que el hijo de la filosofía guarda una posición intermedia entre el cielo y la tierra porque en el aire, (pensamiento) desde el que asciende al cielo (lo divino arquetípico) o desciende a la tierra (el ego o la materia fija) trata de unir las fuerzas mas altas con las mas bajas.

Lo importante es, como señala en los últimos versos del epigrama, que el hijo nazca con buena estrella, y no sea abortivo. (que no sea rebelde para que se pueda proseguir con el trabajo)

<o:p> </o:p>

Por otra parte, según decía Yates, Maier opinaba que Agrippa era un pseudo-alquimista.

Este consideraba a Agrippa de tal modo por no trabajar seriamente con los metales, lo concreto-físico, conductores de la parte del trabajo mas filosófica.

<o:p> </o:p>

Mi pregunta es para Cuervo: ¿Cómo crees podría aplicarse físicamente el nacimiento al que hace referencia Maier en su primer epigrama?

<o:p> </o:p>

Muchas gracias, espero que la lectura no haya sido demasiado pesada.

<o:p> </o:p>

Un abrazo y hasta la próxima.