Author Topic: FALLAS DE LA BIBLIA 36  (Read 1796 times)

Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3832
FALLAS DE LA BIBLIA 36
« on: Octubre 17, 2008, 09:46:49 am »
FALLAS DE LA BIBLIA
por Dennis McKinsey

Número 36
Diciembre de 1985


COMENTARIO

PROFECÍAS (Parte 2 de 4)

El Comentario del número anterior empezó a enumerar las profecías cuyo cumplimiento fue distinto del predicho, y aquí continuaremos la lista:

12) "Y Hasor será morada de chacales, soledad para siempre: ninguno morará allí, ni la habitará hijo de hombre" (Jeremías 49:33). Nunca dejó de vivir gente en Hasor, y el lugar aún hoy sigue habitado.

13) "De cierto os digo: hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del hombre viniendo en su reino" (Mateo 16:28) y "También les dijo: De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios que viene con poder" (Marcos 9:1, Lucas 9:27). Estas profecías muestran que la venida de Cristo sucedería durante la vida de personas que existían entonces. Pero, ¿cuándo vino con poder el reino de Dios? No puede invocarse a 2 Pedro 3:8 ("Mas, oh amados, no ignoréis esta una cosa: que un día delante del Señor es como mil años y mil años como un día") para huir del problema, porque Jesús dijo varias veces que sus contemporáneos verían su retorno. Todos ellos han muerto hace tiempo y todavía se está esperando el reino de Dios.

14) "Mas Jesús callaba. Respondiendo el pontífice, le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, Hijo de Dios. Jesús le dijo: Tú lo has dicho: y aun os digo, que desde ahora habéis de ver al Hijo de los hombres sentado á la diestra de la potencia de Dios, y que viene en las nubes del cielo" (Mateo 26:63-64, Marcos 14:61-62). El sumo sacerdote nunca vio al Hijo del hombre sentado a la diestra de Dios y viniendo en las nubes del cielo.

15) Dios le dijo a Isaías que le prometiera a Acaz que Rezín y Peca no lo lastimarían: "Aconteció en los días de Acaz (...) hijo de Uzías, rey de Judá, que Rezín rey de Siria, y Peca hijo de Remalías, rey de Israel, subieron a Jerusalén para combatirla; mas no la pudieron tomar (...) Entonces dijo Jehová a Isaías: Sal ahora al encuentro de Acaz (...) y dile: Guarda, y repósate; no temas, ni se enternezca tu corazón a causa de estos dos cabos de tizón que humean, por el furor de la ira de Rezín y de Siria, y del hijo de Remalías, por haber acordado maligno consejo contra ti el sirio, con Efraín y con el hijo de Remalías, diciendo: Vamos contra Judá, y asustémosla, apoderémonos de ella (...) El Señor Jehová dice así: No subsistirá, ni será" (Isaías 7:1-7). Pero Rezín y Peca masacraron a Acaz y sus hombres: "Por lo cual Jehová su Dios entregó [a Acaz] en manos del rey de los sirios, los cuales le derrotaron, y cogieron de él un gran número de prisioneros, que llevaron a Damasco. Fue también entregado en manos del rey de Israel, el cual lo batió con gran mortandad. Porque Peca, hijo de Remalías, mató en Judá en un día a ciento veinte mil, todos hombres valientes..." (2 Crónicas 28:5-6). La promesa de Dios, la profecía, falló.

16) De acuerdo con Ezequiel, Nabucodonosor tomaría y destruiría Tiro y saquearía sus riquezas: "Porque así ha dicho el Señor Jehová: He aquí que (...) traigo yo contra Tiro a Nabucodonosor, rey de Babilonia, rey de reyes (...) Tus hijas que están en el campo matará a cuchillo (...) y tus torres destruirá con sus martillos (...) a tu pueblo matará a cuchillo, y las estatuas de tu fortaleza caerán a tierra. Y robarán tus riquezas..." (Ezequiel 26:7-12); "Todos los que te conocieron de entre los pueblos, [Tiro, ] se maravillarán sobre ti: en espanto serás, y para siempre dejarás de ser" (Ezek. 28:19). Pero Nabucodonosor no tomó ni saqueó Tiro. Su sitio de trece años fracasó. Tomó los fortines de avanzada, pero la ciudad estaba sobre una isla y permaneció impenetrable. "... Nabucodonosor rey de Babilonia hizo a su ejército librar gran esfuerzo contra Tiro. Toda cabeza se encalveció, y pelóse todo hombro; y ni para él ni para su ejército hubo paga de Tiro, por el esfuerzo que libró contra ella. Por tanto, así ha dicho el Señor Jehová: He aquí que yo doy a Nabucodonosor, rey de Babilonia, la tierra de Egipto; y él tomará su multitud, y cogerá sus despojos, y arrebatará su presa, y habrá paga para su ejército. Por el esfuerzo que libró contra ella le he dado la tierra de Egipto: porque trabajaron por mí, dice el Señor Jehová" (Ezequiel 29:18-20). Nabucodonosor no conquistó Tiro, así que Dios le regaló Egipto como compensación. Ningún historiador, ni griego ni fenicio, menciona que Nabucodonosor haya tomado, saqueado o destruido Tiro. Doscientos cuarenta años más tarde, Alejandro Magno logró conquistar Egipto.

17) "Y vendrá espada a Egipto, y habrá miedo en Etiopía, cuando cayeren heridos en Egipto, y tomaren su multitud, y fueren destruidos sus fundamentos. Etiopía, y Libia, y Lidia, y todo el conjunto de pueblo (...) caerán con ellos a cuchillo (...) Y sabrán que yo soy Jehová, cuando pusiere fuego a Egipto, y fueren quebrantados todos sus auxiliadores (...) Así ha dicho el Señor Jehová: Haré cesar la multitud de Egipto por mano de Nabucodonosor, rey de Babilonia. Él, y con él su pueblo, los más fuertes de las gentes, serán traídos a destruir la tierra: y desenvainarán sus espadas sobre Egipto, y henchirán la tierra de muertos. Y secaré los ríos (...) y no habrá más príncipe de la tierra de Egipto, y en la tierra de Egipto pondré temor (...) Y pondré fuego a Egipto..." (Ezequiel 30:4-16); "así ha dicho el Señor Jehová: Heme aquí contra Faraón rey de Egipto, y quebraré sus brazos (...) Y esparciré a los egipcios entre las gentes, y aventarélos por las tierras. Y fortificaré los brazos del rey de Babilonia, y pondré mi espada en su mano; mas quebraré los brazos de Faraón (...) y sabrán que yo soy Jehová, cuando yo pusiere mi espada en la mano del rey de Babilonia, y él la extendiere sobre la tierra de Egipto" (Ezequiel 30:22-26).
a) Las multitudes de Egipto nunca han sido exiliadas ni dispersadas entre las naciones.
b) Ni Etiopía ni Libia ni Lidia cayeron junto con Egipto. Nunca tuvieron un conquistador común.
c) Egipto nunca tuvo incendios de importancia.
d) Nabucodonosor nunca destruyó Egipto.
e) Siguió habiendo gobernantes en Egipto mucho tiempo después de Nabucodonosor.
f) Los ríos de Egipto nunca se secaron.
g) Nunca sucedió ninguna de las calamidades que, según Ezequiel, Nabucodonosor traería sobre Egipto.

18) "En comparación de los otros reinos [Egipto] será humilde; ni más se alzará sobre las gentes: porque yo los disminuiré, para que no se enseñoreen en las gentes" (Ezequiel 29:15). Pero en la década de 1.820 Egipto conquistó y sojuzgó Sudán.

19) "Y Babilonia (...) será como Sodoma y Gomorra, que destruyó Dios. Nunca más será habitada, ni morarán en ella más generaciones; ni hincará allí tienda el árabe, ni pastores tendrán allí redil: sino que dormirán allí bestias fieras (...) Y en sus palacios gritarán sátiros, y dragones en sus casas de deleite: y abocado está a venir su tiempo, y sus días no se alargarán" (Isaías 13:19-22); "... perpetuos asolamientos serás [, Babilonia,] ha dicho Jehová (...) para poner la tierra de Babilonia en soledad, y que no haya morador" (Jeremías 51:26, 29, 51:37, 43, Isaías 13:20).
a) Desde tiempos de Isaías, Babilonia nunca ha estado deshabitada ni desolada.
b) Los árabes siguen visitándola.
c) Los pastores siguen criando allí.
d) Nunca se ha conocido a Babilonia por los sátiros y dragones de sus palacios. De todos mdos, como los sátiros son criaturas míticas, la profecía nunca pudo haberse cumplido.
e) Al parecer, los días de Babilonia se han alargado, pues ha seguido existiendo por más de dos mil años.

20) "No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas: no he venido para abrogar, sino a cumplir. Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas..." (Mateo 5:17-19). Pero sí pasó la jota y la tilde de la ley antes de su consumación. En realidad, Pablo prácticamente abolió toda dependencia de la antigua ley y Jesús ignoró varias de sus regulaciones.

21) "De cierto os digo, que no pasará esta generación, que todas estas cosas no acontezcan" (Mateo 24:34). Jesús dijo esto después de enumerar toda una serie de sucesos futuros. Pero el Hijo del hombre no ha venido como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, ni las tribus de la tierra lo han visto venir sobre la nubes del cielo con poder y gloria. Ni ha enviado él sus ángeles con gran voz de trompeta para juntar a sus escogidos de los cuatro vientos. El sol no se ha oscurecido; la luna no ha dejado de dar su luz, y las estrellas no han caído del cielo. Más de dos mil años han pasado y esta profecía no se ha cumplido, aunque Jesús afirmó con firmeza que sucedería durante el tiempo de su generación.

22) "De cierto, de cierto os digo: Vendrá hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios: y los que oyeren vivirán" (Juan 5:25). Vendrá hora y "ahora es", lo que indica que los muertos oirían la voz de Jesús y vivirían en aquel tiempo.

23) "El extranjero que estará en medio de ti [Israel] subirá sobre ti muy alto, y tú serás puesto muy bajo. El te prestará a ti, y tú no prestarás a él: él será por cabeza, y tú serás por cola" (Deuteronomio 28:43-44). De acuerdo con esta profecía, los judíos no prestarían dinero, sino que lo tomarían prestado. Si los judíos siempre hubieran estado endeudados, en vez de ser grandes prestamistas, los cristianos hablarían de la veracidad de esta profecía y no el fracaso que ha sido.


DIÁLOGO Y DEBATE

[cartas que Biblical Errancy recibió durante la época de su distribución original en inglés]


De B. W. en Federal Way, Washington

Acierta usted. ¡La razón no puede explicar la Biblia! Yo no puedo entender muchas de las cosas que están allí. Algunas se pueden demostrar históricamente, etcétera, pero, ¿dónde está la prueba de la veracidad de las cosas espirituales? Yo simplemente no entiendo. No obstante, tampoco entiendo mucho de las teorías de Einstein, pero creo en ellas porque parecen funcionar. También creo en la Biblia, porque cuando pongo en práctica sus principios, parecen funcionar bastante bien. Tal vez estoy viendo el mundo color de rosa, pero resulta que me gusta la idea de un Héroe que me salvó de ve tú a saber qué. También me gusta la idea de vivir para siempre en un lugar que se llama cielo. Todo eso me parece muy entretenido y disfruto mucho tener una relación con Jesús. Sé que usted probablemente me crea tonto, ignorante, reacio a enfrentar los hechos y todo lo demás; yo sólo le tengo una pregunta. Si me equivoco, ¿qué va a pasarme? Tendré una vida feliz y satisfactoria y me arriesgaré a morir como un perro (sin vida después de la muerte). Creo que en realidad le tengo dos preguntas, porque aquí va la segunda: Si usted se equivoca, ¿qué va a pasarle?


Respuesta del Editor

Al menos por una cosa debo felicitarlo. No nos envía una respuesta apologética repleta de racionalizaciones, falsificaciones ni dobles significados que pretendan probar que lo negro es blanco. Usted se salta la retórica usual y va directo al grano. Hace a un lado la razón y admite con franqueza que cree en la Biblia porque le gusta "la idea de un Héroe que me salvó de ve tú a saber qué" y "la idea de vivir para siempre en un lugar que se llama cielo". Por desgracia, B. W., usted concede mucha menos importancia a la veracidad que a la felicidad y el sosiego. Pero si tiene razón, y la exactitud y la confiabilidad no tienen importancia real, entonces del mismo modo la gente podría creer en cualquier cosa que la haga sentir bien. Huelga decir que esto dejaría a millones de personas a merced de cualquier vendedor charlatán concebible. No sé si tiene usted hijos, B. W., pero si es así, ¿qué les desea? Hace varios años estaba de moda el lema "Si se siente bien, hazlo", y a los creyentes les ofendía la inmoralidad implícita en él. Ahora usted nos dice: "Si se siente bien, crean. No se preocupen por la ausencia de razones o evidencias". Segundo, dice creer en la Biblia porque "cuando pongo en práctica sus principios, parecen funcionar bastante bien". No estoy seguro de a qué principios se refiere. Los poderes que supuestamente se conceden a quienes creen y oran suelen no aparecer, mientras que sus enseñanzas morales pueden encontrarse en muchos libros religiosos. No lo culpo por agregar calificativos de apariencia a su comentario. Sólo alguien cegado a la realidad diría que esos principios son confiables. Tercero, si su comentario de que "disfruto mucho tener una relación con Jesús" es justificación suficiente para creer, entonces otros podrán justificar su relación con las drogas, el alcohol, las sectas y el ocultismo porque también la disfrutan mucho. El placer no es sustento de lo bueno, lo saludable ni lo veraz. Cuarto, su resumen final de la apuesta de Pascal es muchísimo más débil de lo que se da cuenta usted. Es comprensible que tenga una influencia más fuerte sobre quienes han vivido en una sociedad dominada por el cristianismo. Le convendría leer el Comentario sobre la apuesta de Pascal en el número 22 de Fallas de la Biblia. En esencia, lo que está diciendo es que lo sabio es creer y no tomar riesgos. Pero no es así de simple. ¿Creer en qué? ¿Sabe cuántas creencias religiosas distintas hay? Según su lógica, para estar realmente seguros habría que aceptarlas a todas, lo cual es imposible, pues muchas son mutuamente excluyentes. ¿Por qué debemos suponer que sólo las enseñanzas cristianas pueden ser válidas? Quinto, según otras religiones, algunas creencias cristianas traen la condenación sobre sus seguidores. Los musulmanes, por ejemplo, sostienen que creer en la trinidad es un camino seguro a la perdición. ¿Cómo puede estar seguro de que se equivocan? ¿No está apostando? Pregunta usted: "Si me equivoco, ¿qué va a pasarme?". Según muchos, usted se equivoca y muchas cosas van a pasarle. De hecho, dentro del mismo cristianismo decenas de sectas y denominaciones se han excomulgado mutuamente. Sin siquiera saber el grupo cristiano al que usted pertenece, le puedo asegurar que más de una denominación ya lo ha condenado irremediablemente. ¿Cómo sabe que se equivocan? ¡Y me acusa a mí de apostar! Sexto, la Biblia atribuye a Dios actos que sólo pueden calificarse de espeluznantes: matar, engañar, causar adulterios, ordenar matanzas, tener favoritos, practicar la injusticia, castigar a muchos por los actos de uno, y ordenar el canibalismo. (El número 5 de Falls de la Biblia muestra una lista mucho más completa.) ¿Qué sentiría por un libro que lo describiera a usted de esa manera, B. W.? Si Dios todavía no le ha hecho nada, ¿no puede ser que simplemente lo está dejando quieto para, en el Día del Juicio en que usted cree, mostrarle toda la ira que le tenía desde el comienzo? Recuerde que es usted y no yo quien protagoniza estos ejemplos. Finalmente, dice: "Tendré una vida feliz y satifactoria y me arriesgaré a morir como un perro (sin vida después de la muerte)". Incluso ha ignorado las enseñanzas de su propio libro, según el cual su destino es comparable al de un perro: "Porque el suceso de los hijos de los hombres, y el suceso del animal, el mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros; y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia: porque todo es vanidad. Todo va a un lugar: todo es hecho del polvo, y todo se tornará en el mismo polvo. ¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres suba arriba, y que el espíritu del animal descienda debajo de la tierra?" (Eclesiastés 3:19-21). No puede cubrir todas las bases, B. W., así que la única alternativa sensata es adoptar una adonde dirijan las evidencias con mayor peso.


CARTAS AL EDITOR


Del Reverendo D. F. S en Milwaukee, Wisconsin

Cada mes espero su siempre interesante y agradable revista. [...] Estoy considerando la posibilidad de tener un programa radial semanal, aunque por ahora sólo estoy en la fase de discusión. Duraría 15 ó 30 minutos y sería difundido por unas 100 emisoras en todo el país. Al principio sería grabado. Más tarde, de vez en cuando sería en vivo, con la opción de llamar por una línea gratuita. Éste probablemente sería un programa de 15 minutos. Será un programa religioso, pero no sería cristiano, y buena cantidad de los episodios se basaría en su publicación: una discusión honesta y abierta sobre la Biblia. Me gustaría saber si le interesa la idea de ser un invitado frecuente, o siquiera ocasional. Nosotros correríamos con todos los gastos y estaríamos dispuestos a pagar honorarios razonables. Hasta podríamos darle publicidad y promoción a su revista. Todavía estamos en las primeras etapas y esta petición, por supuesto, es informal.


Respuesta del Editor

Me encantaría aparecer en cualquier programa en el momento que usted escoja. Sólo llámeme o escríbame. Ya les he pedido a los lectores que llamen a sus emisoras locales, en especial a las que tienen programas de entrevistas, para organizar posibles intervenciones de Fallas de la Biblia. [...]


De J. G. en Oak Park, Illinois

Mientras escribo estoy viendo el programa de John Ankerberg. El Dr. Walter Martin, un polemista bautista y otro fundamentalista trinitario están discutiendo con dos pentecostales unidos que son fundamentalistas antitrinitarios. Desafortunadamente, los fundamentalistas trinitarios ganaron. Si yo fuera a debatir con el Dr. Martin solamente sobre la trinidad, temo que pierda o quede empatado. Yo podría asestarle golpes devastadores en historia y filosofía, pero él decididamente ganaría en erudición griega, dado que no sé griego. ¿Puede proporcionarme usted un argumento antitrinitario rápido que pueda derrotar a cualquier cristiano trinitario, incluso a un fundamentalista inteligente como Martin, o un a teólogo jesuita o dominico con doctorados? (...) Como la inmensa mayoría de los cristianos es trinitaria, cualquier librepensador valoraría la utilidad retórica de un argumento antitrinitario a prueba de idiotas.


Respuesta del Editor

Ha tocado usted una de las creencias cardinales del cristianismo. El núcleo del argumento apologético al respecto es que sólo hay un dios, pero tres personas separadas y distintas. Cada una es dios, pero sólo hay un dios. El trinitarianismo es una idea imposible de concebir, comparable a creer en un caballo que al mismo tiempo fuera blanco y negro. La mejor estrategia es reducir el concepto a sus detalles específicos. ¿Cómo puede Dios en la Tierra hablar con Dios en el cielo o en otra parte y existir todavía un solo dios? La mayoría de los cristianos ni siquiera está enterada de que el problema existe. De modo que primero debe explicarles el embrollo y luego mostrales por qué éste no tiene escapatoria. Los dos pasos son importantes. Después de discutir este tema varias veces y haber pasado recientemente más de cinco horas con un par de ministros y laicos de la Iglesia de Cristo, he concluido que la palabra "trinitario" es inútil, sólo un eufemismo. Los cristianos son, a lo sumo, triteístas, no trinitarios. Creen en tres dioses bajo el disfraz de tres personas. Quieren que la deidad sea un ser definido, cuando en realidad no es más que un sustantivo colectivo, como la "humanidad". Es más beneficioso dedicar el tiempo a mostrarles a los creyentes que no pueden ni siquiera concebir lo que están tratando de describir que tratar uno mismo de entender esa creencia. Quien intente visualizar un caballo que al mismo tiempo sea negro y blanco va a desperdiciar su tiempo. A menudo los clérigos intentan presentar la trinidad como un misterio ajeno a las facultades humanas, algo que se debe creer, no entender. Desde luego, no es un "misterio" sino un imposible. Es impreciso discutir este tema porque el concepto es vago, incluso para sus defensores. Si usted, J. G., discute sobre esto con los apologetas, algo que yo recomendaría, cuénteme lo que le respondieron. No hay mejor método para desarrollar un enfoque eficaz. Lo felicito por su búsqueda de una estrategia efectiva. Eso es precisamente lo que los demás deberían estar haciendo. No se ha armado ningún programa para enfrentar a los creyentes en su propio terreno y ésa es una de las principales razones por las cuales ellos han dominado el escenario por tanto tiempo. Han tenido una especie de santuario privilegiado adonde pueden huir. Confiados de tienen la verdad y nada más que la verdad, nunca han encontrado un desafío serio en su propio territorio. Si encendemos la lámpara de la verdad y entramos en la caverna de la oscuridad, algunos de sus habitantes tendrán que irse o acercarse a la salida cuando vean llegar la luz. No lo dude. Las preguntas sobre qué debemos decirles a las distintas posiciones apologéticas tienen importancia crucial y son siempre bienvenidas. Puede que yo no tenga la mejor respuesta, porque todos estamos aprendiendo, pero intentaré. Por cierto, vi el programa de televisión que mencionó. Muchos apologetas combativos se parecen a los mercenarios del viejo oeste. Su principal preocupación es eliminar las amenazas a su territorio y por eso nuestra instrucción necesita más municiones. ¿Está seguro de que los trinitarios ganaron el debate? Recuerde que Ankerberg controla la grabación y decide qué se transmite. Yo recomendaría ver el programa entero antes de decidir. Las transmisiones cristianas son aún menos confiables que los libros de sus comentaristas. ¿De verdad cree que los etíopes hambrientos son los principales beneficiarios de todas esas donaciones? No hace falta ser revisor fiscal para saber que, cuando ningún órgano gubernamental está vigilando el destino ni la procedencia de esos millones de dólares, abundan las oportunidades para el engaño y la corrupción.


De Mark Potts, en 8510-A East 66th Place South, Tulsa, Oklahoma 74123

Aquí va un minieditorial para Fallas de la Biblia. Los creyentes quieren que creamos lo siguiente:
1) En el principio Dios creó un hombre y una mujer perfectos. Pero se corrompieron.
2) Dios envió el Diluvio para destruir la maldad en la Tierra. Pero la gente posterior al Diluvio es igual de mala que la anterior.
3) Dios nos dio su ley por medio de Moisés. Pero obedecer la ley no basta para salvarnos.
Ahora, según los cristianos, Dios ha formulado un "plan de salvación" que tenemos que aceptar. Dada su descripción del historial de éxitos de Dios, ¿qué base tenemos para suponer que este último programa funcionará? A propósito, quiero que evalúe el siguiente argumento: Los cristianos me han dicho que Mateo 19:16-21 (la salvación por obras) sólo se aplica al hombre con quien Jesús estaba hablando y a nadie más. Si es así, entonces Juan 3:1-21 se aplica sólo a Nicodemo y a nadie más. Del mismo modo, Hechos 16:30-31 se aplica sólo al carcelero de Pablo, mientras que Romanos 10:9 se aplica sólo a los cristianos en Roma a quienes Pablo escribió su carta. Si las recomendaciones sobre la salvación se dirigen a personas específicas, ¿cómo sabemos si esas instrucciones espirituales se aplican a una persona o a todo el mundo? Hace poco fue encarcelado un predicador local por desacato a la corte. Su iglesia administra una guardería y se niega a solicitar una licencia de funcionamiento, pues eso significaría reconocer una autoridad diferente de Jesús. Pero sus actos son claramente antibíblicos, pues según Romanos 13:1-7 las autoridades civiles derivan su poder de Dios (...)


Respuesta del Editor

Su creciente habilidad para criticar la Biblia demuestra suficientemente que hay que crear programas de entrenamiento (cursos, seminarios, institutos, etcétera) para enseñarle a la gente, sobre todo a los jóvenes, a exponer la Biblia en todos los espacios posibles. Miles de analistas instruidos podrían ofrecer el equilibrio que tanto necesita el país.


De J. H. en Visalia, California

Usted presentó un argumento que hace un tiempo se me había ocurrido. Le pregunté a un predicador fundamentalista qué lo salvaba a uno del infierno. Y me contestó: "aceptar a Jesús como salvador". En ese caso, todos los que nunca han oído hablar de Jesús (incluyendo a los que vivieron y murieron antes de la era cristiana) nunca tuvieron oportunidad de salvarse. Y esto me lleva a una pregunta más general: ¿dónde está exactamente la virtud de creer en algo? ¿O la perversidad de no creerlo? Y ya que andamos en ésas, ¿dónde está la virtud de nacer de una virgen? Continuando: si uno se salva por la "fe" y la creencia, entonces el cielo incluirá a los píos sádicos de la Edad Media y a los criminales convertidos, mientras que en el infierno habitará la benigna inteligencia de gente como Darwin, Freud y Russell (...) Son sólo algunas ideas mías. Me gusta mucho su revista y me alegra que la esté publicando. Es emocionante e informativa. También me impresiona mucho su completo conocimiento de la Biblia y la diestra manera en que lo emplea.


NOTAS DEL EDITOR:
1) Para aclarar: Aunque normalmente no se tratan temas extrabíblicos en Fallas de la Biblia, de ninguna manera están excluidos. De hecho, no sólo sería bastante difícil trazar una línea clara de delimitación, sino que algunos temas e información por fuera de la Biblia afectan directamente su veracidad. La Biblia es el núcleo alrededor del cual fluye la conversación, pero nunca hemos dudado en incluir temas como la existencia histórica de Jesús, los problemas científicos relacionados con el Diluvio y la geografía bíblica, cuando son directamente relevantes a los errores de la Biblia.
2) Varios líderes notables de organizaciones ateas y humanistas han estado usando obscenidades, humor escandaloso y otros recursos vulgares en sus discursos, escritos y apariciones televisadas en todo el país. Esta revista desea distanciarse de tal comportamiento de manera inequívoca. No sólo nos parece personalmente repulsivo, sino tácticamente irracional. En lo que con ligereza se llama movimiento de libre pensamiento, el estereotipo religioso más común es el de personas entregadas a un frenesí de inmoralidad y libertinaje. Un comportamiento de esta reprobable naturaleza sólo refuerza tales sospechas y proporciona armas para los creyentes. La principal razón por la cual hay que evitar actividades de este tipo es que no tienen lugar en un ambiente decente.