Author Topic: El chamanismo: Un sistema ancestral de ayuda  (Read 2503 times)

Crow

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Posts: 3832
El chamanismo: Un sistema ancestral de ayuda
« on: Abril 29, 2008, 11:31:44 pm »

De los tres principales sistemas de sanación que se discuten en este libro, el chamanismo es el único que no se práctica como tal en Puerto Rico. Se incluye este sistema tradicional de ayuda debido a que es la práctica de sanación más antigua y posee elementos que se encuentran tanto en el espiritismo como en la santería.

El chamán ha sido definido como un prácticante que experimenta un estado de extásis con el objetivo de conectarse con una realidad transpersonal (Eliade, 1964). Tiene la capacidad de salir de su cuerpo y, en un estado de trance, viajar a otras dimensiones o mundos para comunicarse con otros seres espirituales (Walsh, 1990). El viaje chamánico tiene tres propósitos principales: 1) encontrar el poder o el alma perdida de una persona enferma; 2) orientar a las almas de los muertos y 3) aumentar el conocimiento de otros mundos y de los seres espirituales.

El término chamán se aplicó originalmente a sociedades de Siberia y Asia Central pero después fue extendido a sistemas alrededor del mundo. Ha sido aplicado indiscriminadamente para designar a practicantes conocidos en otras culturas como "brujos/as" , curanderos/as, magos/as, profetas, visionarios/as, entre otros. La palabra "chamán" es de origen manchú-tungu y llegó al vocabulario etnológico a través del ruso (Poveda, 1997).

Para Eliade, el chamán es diferente a otros practicantes debido a que éste se comunica con los espíritus sin convertirse en instrumento de los mismos. El chamán no es poseído por los espíritus sino que en un estado de trance viaja a otros mundos para lograr comunicarse y en todo momento mantiene un control relativo de la experiencia.

El chamanismo ha sido descrito como "la profesión mas antigua" de la humanidad debido a que existe evidencia arqueológica que sugiere que se ha estado utilizando hace más de 20,000 años (Achterberg, 1985). Los chamanes fueron, probablemente, los primeros sacerdotes, sanadores, cuenteros, filósofos y dramaturgos. El estudio del chamanismo nos permite desarrollar una perspectiva más amplia en relación a los sistemas tradicionales de ayuda. Como tradición de ayuda que ha logrado trascender el tiempo y el espacio, el chamanismo contiene principios de sanación similares al espiritismo y la santería. Sin embargo, a diferencia de el sanador espiritista y el santero, el chamán es un experto en las técnicas del extasis, es un viajero del tiempo y, mediante su imaginación, se transporta a una realidad no ordinaria. El chamán es además un intermediario entre su comunidad y los dioses. En ocasiones tiene que librar batallas de vida o muerte con seres transpersonales que atentan contra el bienestar del individuo y de la comunidad.

Es importante aclarar que el chamanismo no es un fenómeno homogéneo, y no se practica de forma similar através de todo el mundo. En por eso que el generalizar en relación a este sistema de ayuda no es adecuado ya que lo correcto sería hablar de una pluralidad de chamanismos (Atkinson, 1992). Sin embargo, como una manera de simplificar la discusión, presentaremos los elementos comunes que tienden a manifestarse en los diferentes tipos de chamanismos.

Visión de mundo
Para el chamán, el universo está dividido en tres mundos: el mundo subterráneo, el mundo intermedio y el mundo superior (Vitebsky, 1995). A estos tres mundos se les conoce en varias culturas como "el árbol del mundo". En el mundo subterráneo se encuentran los animales de poder y los espíritus de los muertos. En este mundo (representado por las raíces del árbol) el chamán se enfrenta a todo lo que atenta en contra de la salud del individuo. También, en el mundo subterráneo se encuentran sus guías espirituales y las almas pérdidas de sus pacientes. El mundo superior (representado por las ramas del árbol) es aquel en donde habitan los maestros espirituales, los angeles, los dioses y los espíritus superiores. Los chamanes viajan al mundo superior para obtener conocimiento y sabiduría. El mundo intermedio (representado por el tronco del árbol) es aquel en el cual viven los seres humanos y constituye la realidad ordinaria. Los chamanes pueden viajar a este mundo para controlar el mal tiempo y conocer lo que esta pasando en otros sitios. Estos tres mundos están conectados através de un eje.

La visión de la realidad del chamán es una de carácter animista, en el sentido de que el mundo y la naturaleza se experimenta llena de vida, energía e inteligencia (Cowan, 1996). Es por eso que el chamán considera posible conversar con los animales y las plantas, hacerse invisible y volar por los aires. En ese sentido, la realidad ordinaria es solo una de múltiples realidades que se manifiestan en el universo.


Etiología
Para el chamán, una persona puede enfermarse debido a las siguientes causas: pérdida del alma , violación de un tabú, brujería, intrusión de un objeto y posesión espiritual . El chamán considera que el alma de una persona puede dejar su cuerpo y por diferentes razones no poder regresar al mismo. Una de las razones para que el alma no pueda regresar es que puede ser atrapada por brujos y espíritus. Lógicamente, el tratamiento consiste en encontrar el alma y regresarla al cuerpo de la persona. Para esto el chamán tiene que, en un estado de trance, salir de su cuerpo y buscar el alma de la persona en el mundo subterráneo, recuperarla y devolvérsela al individuo.

La segunda causa por la cual una persona puede enfermarse, violación de un tabú, se refiere a cuando una persona se comporta de forma indebida y transgrede las normas morales de la comunidad. Los tabúes pueden incluir alimentos que no se pueden comer y rituales que prescriben lo que se debe o no se debe hacer. La persona que ha violado algún tabú va a experimentar síntomas físicos y emocionales, y para ayudarla, el chamán estimula la confesión pública de parte del transgresor.

El tercer tipo de causa, brujería, se refiere a la idea de que una persona puede enfermarse debido a la intención malévola de otra persona, la cual es conocida por brujo. Usualmente, el chamán trata de contrarestar esta influencia devolviéndola al que la originó para que así el poder malévolo pueda ser destruido.
En el chamanismo también se cree que las enfermedades pueden ser causadas por objetos que entran al cuerpo de la persona y deben ser removidos para que recobre la salud. La intrusión puede ser desde una piedra hasta animales tales como arañas y lagartijos. El chamán tiende a remover las intrusiones chupando fuertemente con su boca en la parte del cuerpo en donde está localizada la misma.

Por último, una persona puede enfermarse debido a que su conducta está siendo controlada por los espíritus. Esta posesión lleva a la persona a comportarse anormalmente y a experimentar síntomas como mareos y ataques de coraje. El chamán puede tratar de llevar a cabo un exorcismo de las siguientes maneras (Rogers, 1982):

1. Puede conversar con el espíritu con el objetivo de persuadirlo para que no intervenga mas en la vida del individuo.
2. Puede enviar a su guía espiritual para que luche con el espíritu y éste decida abandonar el cuerpo de la persona.
3. Puede utilizar métodos que hagan que el cuerpo de la persona poseída no sea un lugar agradable para el espíritu. El chamán puede darle al paciente una poción con un sabor desagrable. También, el cuerpo del paciente puede ser cubierto con orina y excremento para obligar al espíritu a salir del cuerpo.
4. Puede utilizar amuletos u objetos que tengan el poder de repeler los espíritus causantes de enfermedad.

El chamán considera que la enfermedad puede ser transferida del paciente a objetos animados o inanimados, tales como animales, piedras y vegetales. El chamán puede también transferir la enfermedad del paciente a su cuerpo para después expulsarla del mismo en un lugar apartado.

Para el chamán, el propósito de la práctica de la sanación no es evitar la muerte ni el dolor sino ayudar al individuo a conectarse con su alma y encontrarle significado a la vida. Desde esta perspectiva , la enfermedad tiene su origen y significado en el mundo espiritual. Tener salud significa estar en armonía con las diferentes dimensiones de la vida (Meadows, 1991).

Proceso de convertirse en chamán
¿ Quién se convierte en chamán?

Usualmente los individuos se inician en el chamanismo de tres formas principales: auto-selección, transmisión hereditaria y la confrontación de una crisis que los lleva a considerar el rol de chamán . No importa cual sea el método de selección, el futuro chamán debe participar de un período de adiestramiento riguroso y pasar una serie de pruebas.

El chamán usualmente es una persona con unas características muy especiales dentro de una cultura. Por ejemplo, en algunas culturas el que una persona nazca con una deformidad física es signo de que puede ser chamán. En otras, si una persona logra sobrevivir a la descarga de un rayo tiene entonces potencial chamánico y en algunas comunidades ser mujer es un requisito para poder convertirse en chamán. Varias culturas entienden que para ser chamán hay primero que estar enfermo, física o emocionalmente, y pasar por el proceso de curarse de esa enfermedad.


Etapas en el proceso de convertirse en chamán

En la mayor parte de las culturas convertirse en chamán requiere un proceso que se caracteriza por períodos extensos de soledad y aislamiento. El futuro chamán tiene que enfrentarse a diferentes tipos de sacrificios, pruebas y aprendizaje. Grim (1983) ha identificado tres etapas principales: el llamado de los espíritus, la enfermedad o el abandono de las actividades sociales y el surgimiento del chamán.

Rituales para entrar al estado chamánico de conciencia

El chamán utiliza una gran variedad de rituales para alterar su conciencia y lograr un estado de trance (Achterberg, 1985). A continuación se describen algunos de ellos:
1. Condiciones de altas temperaturas: Los nativos americanos utilizan un ritual de sanación conocido como "sweat lodge". Este ritual requiere un lugar cerrado en el cual se ponen piedras que han sido calentadas por horas. Las personas se sientan en el centro y experimentan el calor intenso generado por las rocas. Estas altas temperaturas producen cambios fisiológicos que alteran el ritmo cardiáco, producen náuseas y mareos.
2. Deprivación física y sensorial: Antes de realizar algún tipo de trabajo el chamán puede ayunar o dejar de dormir por varias noches. En algunas culturas el chamán se abstiene sexualmente por un tiempo determinado cuando va a relizar algún ritual importante. También, para facilitar la deprivación sensorial la mayor parte del trabajo chamánico se hace en la obscuridad o con los ojos cerrados.
3. Uso de plantas sagradas:

Las plantas que causan visiones y alucinaciones tienen un rol importante en el chamanismo que se practica en diferentes partes del mundo. El chamán las utiliza como una manera de facilitar el acceso al mundo espiritual através de la experiencia del trance. Sin embargo, es necesario aclarar que las plantas no son esenciales para el trabajo chámanico. Debido a que las drogas que producen estas plantas se utilizan con un propósito espiritual se consideran sagradas. Algunas de las plantas que se utilizan son peyote, ayahuasca, datura y el cactus de San Pedro.

4. Estímulos auditivos

El chamán utiliza el sonido del tambor , las maracas y otros instrumentos de percusión como una manera de alterar su consciencia y tener contacto con otras dimensiones. Jilek (1974) encontró que el sonido de tambor produce frecuencias caraterísticas de las ondas thetas, las cuales están asociadas con los estados de sueño, hipnosis y trance.

El chamán tiene "canciones de poder" que usa como una forma de ponerse en sintonía con el mundo espiritual y protegerse de malas influencias. Cada chamán tiene sus canciones de poder que recibe de sus guías espirituales. Usualmente, el chamán mientras canta, ejecuta una danza con el objetivo de facilitar el acceso al mundo espiritual.
Iniciación chamánica

La iniciación chamánica es un proceso complejo y doloroso en donde muchas veces la salud mental y física del individuo está en juego. Es un período en donde la persona interactúa con el mundo de los espíritus con el objetivo de aprender sobre la naturaleza de las enfermedades y las formas de curarlas. En algunas ocasiones la iniciación envuelve también retirarse a un lugar apartado y solitario en donde se tienen visiones producidas por alucinógenos. El futuro chamán experimenta visiones espirituales que le permiten transformar su personalidad y adquirir poderes que facilitarán su trabajo como sanador.

Una temática predominante en la iniciación chamánica es la muerte y el renacimiento. El chamán tiene visiones en donde percibe su cuerpo desmembrado o se percibe como un esqueleto. En estas visiones, el futuro chamán experimenta su muerte para luego resucitar como una persona transformada totalmente.

Otro tema común en la iniciación chamánica es el carácter sexual y erótico de la relación entre el chamán y su espíritu guía. Muchos chamanes se refieren a su espíritu de poder como su esposa/o espiritual y describen experiencias de tipo sexual con los mismos

Espíritus de poder y maestros

Para poder realizar cualquier tipo de tarea , el chamán debe pedir la ayuda de sus espíritus de poder que se encargaran de protegerlo y orientarlo (Brown, 1994). El chamán cuenta con una gran gama de entidades espirituales a su disposición: ancestros, plantas y animales de poder. Sin el espíritu guardian es imposible ser chamán debido a que este poder lo protege del mal que debe confrontar para ayudar a su paciente.

Salud mental del chamán
Se ha debatido en la literatura si el chamán tiene o no problemas de salud mental (Noll, 1983; Devereux, 1961; Dow, 1986). En el pasado, se consideraba que el chamán era un individuo que sufría de condiciones como histeria, epilepsia o psicosis. Sin embargo, hoy en día la mayor parte de los académicos están de acuerdo en lo siguiente: No podemos generalizar en relación a la salud mental de los chamanes ya que, a pesar de que algunos tienen problemas de desequilibrio mental, gran parte de ellos son individuos con una gran estabilidad emocional (Noll, 1983; Noel, 1997; Smith, 1997).

Se ha señalado que la iniciación chamánica es una manifestación de enfermedad mental pero que el chamán tiene la capacidad de trascender la misma y obtener un grado de integridad superior a las demás personas de la comunidad. En ese sentido se ha hablado del chamán como un sanador herido porque ha logrado curarse de una condición incapacitante y ese mismo proceso lo ha ayudado ha desarrollar la capacidad para ayudar a otros.

Nos parece que el problema radica en aplicar los conceptos occidentales sobre lo que es la realidad a las experiencias del chamán, una actitud que Harner ha llamado "cognicentrismo". El hacer esto tendrá como resultado el evaluar las experiencias chamánicas como patológicas. Para entender el mundo del chamán, es necesario considerar el contexto en que se expresan estas experiencias y el signicado que tienen dentro de la cultura. Si hacemos esto entenderemos que usualmente el chamán es un individuo que ha logrado una integración psicológica que le permite ser guía y mentor de su comunidad. En muchos casos ha experimentado la enfermedad en carne propia lo cual le permite tener un entendimiento más profundo de lo que significa la misma.

Apropiación del chamanismo
Los estudios del chamanismo pueden dividirse en dos grandes períodos: 1) una primera etapa en donde se interpreta el chamanismo desde una perspectiva patológica y como una práctica basada en supersticiones; y 2) una segundo período en donde existe una tendencia a romantizar el chamanismo y a utilizarlo como modelo ideal para el desarrollo personal (Cowan, 1996; Meadows, 1991).

En el primer período los científicos sociales se interesaron en el chamanismo por ser una práctica cultural de pueblos "subdesarrollados" y por su carácter excéntrico. Esta actitud los llevó a considerar al chamán como un individuo anormal y con tendencias esquizoides. A finales de los 70's surge un movimiento que considera que los estudios en torno al chamanismo estaban plagados de prejuicios y etnocentrismo. Esta reconsideración y revaloración del chamanismo ha tenido como consecuencia que se interesen por el mismo grupos de la nueva era, escuelas de psicología transpersonal, la psicología junguiana y movimientos ambientalistas (Noel, 1997; Sandner & Wong, 1997; Smith, 1997). Estos grupos han encontrado en el chamanismo una visión de mundo que se adapta muy bien a sus intereses y perspectivas filosóficas. Debido a esto, hoy encontramos en los Estados Unidos y otras partes del mundo centros de estudios chamánicos que tienen como objetivo enseñarle a las personas a utilizar las técnicas chamánicas para su desarrollo personal y resolución de problemas (Harner, 1990; Ingerman, 1991, 1993). Existen también enfoques terapéuticos basados en el chamanismo y modelos de servicios de salud mental que intentan integrar métodos chamánicos (Doore, 1988).

Esta apropiación del chamanismo por los occidentales ha sido criticada por varios investigadores (Noel, 1997; Atkinson, 1992). Se argumenta que el proceso de convertirse en chamán se da en un contexto cultural diferente al de la sociedad contemporánea. De acuerdo a esta lógica, enseñarle a un occidental a convertirse en chamán puede ser contraproducente e inapropiado. Además, se considera que se están utilizando y explotando estas técnicas chamánicas sin ningún tipo de conciencia sobre las consecuencias para el individuo y la sociedad.

Conclusión
Podemos resumir diciendo que el sistema del chamanismo tiene las siguientes características:
1. El chamán a través de un estado alterado de conciencia tiene la capacidad de comunicarse con un realidad alterna.
2. El chamán cultiva relaciones con animales de poder, espíritus guías y otros seres sobrenaturales.
3. El chamán utiliza técnicas de sanación tales como extracción de objetos, recuperación del alma y rituales de danza.
4. El chamán valora objetos y lugares especiales que facilitan su desarrollo como sanador.

Las similaridades entre el chamanismo y los dos sistemas de ayuda que hemos discutido (espiritismo y santería) son obvias. En en estos tres sistemas de ayuda el sanador trabaja bajo un estado alterno de conciencia (trance) que le permite comunicarse con otras realidades. El santero, el médium espiritista y el chamán utilizan la ayuda de seres transpersonales para lograr ayudar a sus clientes. Algunas técnicas que utiliza el chamán se parecen a las del santero y el médium espiritista. Por ejemplo, la extracción chamánica puede compararse con los despojos y el trabajo de causas. En el espiritismo y la santería se cree también que algunos objetos tienen poder (resguardos y amuletos) como en el chamanismo.

La principal diferencia entre el chamanismo y los sistemas folclóricos que se practican en Puerto Rico radica en que el chamán realiza un viaje para comunicarse con las otras realidades mientras que el santero y el médium espiritista no llevan a cabo este tipo de jornada. En el espiritismo y la santería los prácticantes son "poseídos" o montados por los seres espirituales.

El chamanismo contiene principios universales de sanación que van a manifestarse en otros sistemas de ayuda. En ese sentido este sistema tiene bases arquetipales que trascienden el tiempo y el espacio. El chamanismo seguirá vigente en el próximo milenio pues es un patrón de conducta enraízado en la psique de los seres humanos.