Author Topic: Ejemplos prácticos - Magia con cuerdas - Scott Cunningham  (Read 13693 times)

ArjunaV

  • Newbie
  • *
  • Posts: 133
Ejemplos prácticos - Magia con cuerdas - Scott Cunningham
« on: Marzo 04, 2008, 10:16:33 am »
CUNNINGHAM, Scott. Poderes Terrenales. Llewellyn español, 2000, USA.


Capítulo 12: (pag 105-113).

La Magia del Nudo.

La magia de los nudos existe desde hace aproximadamente 4000 años, cuando en el Cercano Oriente fueron producidas tablillas de escritura cuneiforme, las cuales describían varios tipos de magia, incluyendo el uso de los nudos. A pesar de que ha sido conocida en todas las culturas y probablemente en todas las épocas, la magia del nudo en la actualidad está cayendo en desuso y probablemente será olvidada.
¿Por qué se olvidaría una forma de magia sencilla, práctica, efectiva y reconocida? Probablemente por el hecho de ser sencilla y práctica.
Pues, frecuentemente, la magia se ha realizado con rituales hasta el punto de la irracionalidad; algo fácil era mirado con recelo por aquellos que practicaban rituales solemnes y estilizados.
La magia del nudo es aún tan poderosa como lo fue  2000 años a.n.e, y está produciendo todavía excelentes resultados.
En la cultura contemporánea hay muchos “sobrevivientes” de la magia del nudo. Un “sobreviviente” popularmente, es una costumbre o superstición, practicada o recordada por aquellos que han olvidado sus orígenes.
Por ejemplo, ¿por qué nos amarramos una cuerdita en un dedo para acordarnos de algo? El acto de atar un nudo lleva una idea, concepción o pensamiento abstracto a una forma física y concreta. Así, cuando usted ata un nudo en su dedo mientras piensa acerca de lo que se quiere acordar, está haciendo una conexión mental entre el nudo (lo físico) y el pensamiento o recuerdo que quiere evocar (lo mental). En un nivel más mágico, usted no ata el nudo para que le recuerde un asunto sinó para recordarlo por sí mismo.
Una de las técnicas de la magia del nudo es la atadura, especialmente alrededor de la imagen de una persona, literalmente “atando” la imagen con una cuerda, o  la imagen a un objeto, con la intención de inhabilitar las acciones y pensamientos de otra persona.
“Está atado a hacerlo” se escucha desde la época cuando esto se creía literalmente, una persona haría algo si su imagen era atada.
¿Parece exagerado?  Cientos de años atrás habían muchas leyes y estatutos en contra de la atadura de imágenes o del trabajo del nudo en la magia.
En realidad, en una época todos los adornos doblados, con ataduras o trenzados se consideraban paganos e idólatras en Alemania, mientras por otra parte, los nudos mágicos eran esculpidos en las iglesias para evitar la entrada de los “espíritus” o magia pagana.
La historia de la magia del nudo es en verdad larga y fascinante, pero las técnicas básicas son aún más interesantes. Aquí las presentamos pero es quizás necesario recordarlas.
Las acciones que usted realiza durante el hechizo o la magia no son tan importantes como la necesidad existente en ellas. Debe enviar su propia energía (a través de su emoción) hacia la necesidad, o sino la magia será infructuosa.
La magia no es la repetición mecánica de palabras y acciones; es una experiencia emocional en la cual las acciones y palabras se usan como puntos o claves focales para liberar el poder que todos poseemos.

Las Cuerdas.

La magia del nudo se realiza generalmente con cuerdas. Estas pueden ser de cualquier color, pero hay asociaciones específicas con colores, las cuales están enunciadas en el apéndice.
Las cuerdas deben ser de materiales naturales, tales como la lana o el algodón. Evite cuerdas de plástico rígidas y duras como el nylon, rayón o poliéster.
Para la mayoría de hechizos no se necesitará más de uno o dos pies de cuerda; sin embargo, si hay varios nudos use una buena cantidad porque estos abarcan gran longitud.
No mantenga las cuerdas mágicas a la vista, para que no sean usadas en otras cosas, pues recibirán dichas vibraciones.
Si quiere trenzar, tejer o hilar sus propias cuerdas, ellas se harán mucho más poderosas, ya que serán trabajadas por sus propias manos y usted se puede concentrar en su necesidad mientras las elabora. La acción de trenzar es en sí un acto de magia.

Hechizo sencillo con un nudo.

Tome una cuerda de cualquier color, preferiblemente que esté hecha de fibra natural. Visualice firmemente su necesidad; coja la cuerda, sienta toda la emoción que pueda y finalmente ate un nudo firme a ésta.
Hale las puntas de la cuerda hasta que estén tensas, esto libera el poder para que se cumpla su objetivo.
El poder no está dentro del nudo; éste se libera para convertir su necesidad en manifestación. La cuerda atada es una imagen. Hasta que ésta aparezca, mantenga la cuerda con usted o en algún lugar seguro de la casa.
Asegúrese que el nudo no se desate. Si esto sucede, inicie otro hechizo de esta clase,
Cuando su necesidad se ha manifestado en lo físico (siempre, por supuesto, en forma natural –un collar de diamantes o pasajes para un viaje por todo el mundo no aparecerán cinco segundos después de que ha realizado un hechizo de riqueza o viaje-) podrá hacer una de varias cosas con la cuerda.
Puede incluso quemar la cuerda, para asegurarse de que nunca se va a desatar, enterrarla en un lugar donde se desintegre, o dejarla en un lugar seguro donde nadie la toque.
Este hechizo se puede hacer con cualquier necesidad. Si algún día quiere deshacerlo o revertirlo, tome la cuerda y desate el nudo. Sin embargo, esto no siempre funciona, así que esté prevenido.
Si ha quemado o enterrad ola cuerda, no se podrá revertir el hechizo. Pero realmente no interesa, si su necesidad es verdadera, el tiempo no la alterará y seguro que en diez años usted mirará atrás y no querrá revertirlo.
La información anterior se incluyó estrictamente porque es tradicional.

Hechizo destructivo con un nudo.

Si encara un problema, una situación o una posible amenaza, hay un hechizo de nudo para esto.
Tome la cuerda y visualice firmemente el problema en todas sus dimensiones. Póngale emoción, ya sea furia o sucumbiendo en lágrimas, de cualquier manera funciona.
Luego ate firmemente el nudo. Aléjese de éste, fuera de la habitación, si es posible. Báñese, coma, haga lo que sea para que su mente se aleje del hechizo y pueda relajarse.
Cuando logre una estabilidad emocional, vuelva al nudo; desátelo cuidadosamente y vea cómo el problema va desapareciendo; disolviéndose en el polvo que es arrastrado por el puro y refrescante viento del Norte. Y el hechizo está hecho.

Atadura de objetos.

La atadura es un ejemplo práctico de cómo una lesiva forma de magia puede convertirse en un efectivo e inocuo procedimiento mágico.
Si un amigo necesita algo prestado y usted duda dejar el objeto fuera de sus manos, pero debe hacerlo, tome el objeto (si es algo lo suficientemente pequeño para moverlo en la mano y apretarlo) y una cuerda. Literalmente ate el objeto a su cuerpo. Levántese o siéntese por unos minutos, visualizando la situación en que usted recibe el objeto de nuevo por parte de esa persona.
Luego corte la cuerda (¡No desate el nudo!) y préstelo a alguien temporalmente. Asegúrese de que volverá a sus manos.
Si el objeto es muy grande, como un carro, tome un pedazo de cuerda, ate su mano o brazo a una de sus partes (por ejemplo una rueda, a la antena, etc.) y proceda como en el otro caso.
Coloque la cuerda en un lugar seguro hasta que el objeto regrese a sus manos.

(...)

Una curación.

Ate nueve nudos en un hilo rojo y póngaselo alrededor del cuello como ayuda para curar molestias y enfermedades.
Esto es especialmente efectivo para los dolores de cabeza.

Otra curación.

Ate al enfermo (o a usted mismo) con una cuerda roja, luego desate el nudo y tire la cuerda a una hoguera, diciendo:
¡Envío la enfermedad al fuego,
que se consuma a medida que se quema la cuerda,
que desaparezca como el humo!
A medida que la cuerda se quema, visualice cómo también va desapareciendo su enfermedad.

La atadura de protección.

Tome una cuerda y átele nueve nudos visualizando un escudo, una luminosa espada, un gancho asegurado y un arma de fuego; cualquier objeto que usted asocie con protección contra la hostilidad, fuerzas externas y violencia física. Cuelgue la cuerda en su casa o cárguela como protección personal.

Un amuleto egipcio.

En una cuerda larga, ate siete nudos y luego un nudo cuadrado para unir las puntas. Cárguelo para protegerse.

La escalera de deseos.

Consiga un pedazo largo de cuerda del color que corresponda a su necesidad. Obtenga también nueve semillas, nueces, pedazos de corteza, flores secas o ramitos de hierbas que estén relacionados mágicamente a su necesidad.
Tome un trozo de hierba y átele con la cuerda un nudo alrededor, hálelo tensa y firmemente visualizando su necesidad.
Repita este proceso ocho veces más, hasta que la cuerda quede con nueve nudos, y cada uno de ellos debe sostener un pedazo de corteza o una flor, luego saque la cuerda, levántela al cielo y diga:

¡Escalera de nudos que suma nueve,
yo te he realizado para que me muestres
la necesidad que quiero poseer.
Esta es mi voluntad;
Que así sea!


Cuelgue la escalera de deseos en un lugar importante de la casa, o enróllela alrededor de un candelabro donde se haya colocado una vela del color apropiado.
La escalera de deseos no es solamente efectiva para la magia, sino que también en muy decorativa.

Observaciones sobre la magia del nudo.

Desafortunadamente, la gran cantidad de hechizos de nudos que aún sobreviven en esta época son negativos. Aunque son de interés histórico, tales hechizos no tienen lugar en una discusión de esta naturaleza, pues dicha magia no es divina y sólo conducirá a la destrucción de sus realizadores. Sin embargo, hay otros procesos e información de tradiciones con nudos que son bastante apropiados.
Cuando se hace cualquier clase de magia es recomendable tener el cabello suelto y sin trenzas, si es largo. El simbolismo es obvio: los nudos o giros pueden inhibir el poder.
Sin embargo, cuando se realiza un hechizo de protección, el cabello recogido o trenzado, más ropa tejida o de croché (los sacos son ideales en invierno) son ventajas valuables.
Por esta razón una red es extremadamente protectora. Una gran cantidad de magos y hechiceras de mar tienen una red en sus casas.  No sólo se relacionan con la atmósfera de la playa, sino que también es muy poderosa. Para este asunto también puede servir un macramé colgante.
Si se despierta y tiene nudos en el cabello, se dice que los duendes y las hadas han estado jugando con éste mientras dormía. La asociación de hadas y duendes con nudos es bastante antigua, data de época en que la magia era una ciencia.
Si algún día necesita hacer un hechizo y no tiene una cuerda a mano, o no puede usar una, simule la acción de tomar un pedazo de cuerda y hacerlo los nudos, visualizando firmemente su necesidad como si fuera un hechizo de nudo normal.
Esto será tan poderoso como el hechizo que haga con una cuerda real en sus manos. ¡Y si desea asegurarse de recordar algo importante, ate una cuerda a un dedo de la mano!