Author Topic: Tradición Faery - Las Tres Almas: Estructura Psíquica del Ser Humano (NO Wicca)  (Read 2904 times)

ArjunaV

  • Newbie
  • *
  • Posts: 133
Fuente: http://www.geocities.com/Athens/Rhodes/5569/3souls1.html
            http://www.geocities.com/Athens/Rhodes/5569/ha.html
Traducción: Morwën

Las Tres Almas (Parte 1):

La Estructura Psíquica del Ser Humano

En la tradición Faery, la conciencia humana se compone de tres espíritus, almas o Yo. Cada uno centrado en un lugar particular de nuestro cuerpo –en nuestro cuerpo físico y en el psíquico. Cada alma se conoce con diversos nombres.

Una breve Introducción
Parte integral de la Tradición Faery, las Tres Almas nos ayudan a entender cómo funcionamos, a intengrar la varias partes de nuestro ser, y a mover la energía para el trabajo mágico.
Las Tres Almas tienen varidad de nombres, cada uno de ellos ayuda a describirlas mejor. Se conocen en muchas culturas, y profesores Faery diferentes acentuaran unos de los nombres más que otros. Básicamente, se llaman el intuitivo Yo Joven , el consciente Yo Hablante, y el Yo Divino.
Normalmente estamos más al corriente de nuestro Yo hablante, que funciona en el día a día. Pero necesitamos aprender más acerca de los otros dos Yo para poder funcionar como plenas/os y sagradas/os Sacerdotisas/os, y para poder trabajar efectivamente con la magia, ya que nuestro Yo hablante no está en directa comunicación con nuestro Yo Divino. Es el Yo Joven, también llamado El Buscador, quien puede comunicarse con los dos, el Yo Hablante y el Yo Divino. Alineando los Tres Yo conlleva mucho trabajo sanador, para poder mantener una buena y límpia comunicación entre el Yo Hablante y el Buscador y el Yo Divino y viceversa. El Buscador es la clave en esto. No es solamente un intermediario.

La Primera Alma
Primero el Buscador. Se comunica sin palabras con los mundos a través de sensaciones puras, emociones e imagenes, ya sean visuales o auditivas. El Buscador contiene toda la memoria de las experiencias pasadas de las que emerge el instinto de supervivencia, la necesidad de buscar comida, refugio y sexo.
El Buscador se localiza en la barriga, unos 4 dedos debajo del ombligo. Mantiene una conexión directa con nuestro Espíritu Pájaro. También vive en nuestra mente inconsciente. El Inconsciente esta, paradojalmente, siempre atento. Es llamado “inconsciente” porque la Segunda Alma normalmente no es consciente de él.

La Segunda Alma

La segunda es el Hablante. La mente consciente. Racionaliza y define las experiencias sensoriales del buscador. Contiene también nuestro instinto social, y nuestra necesidad de vincularnos a los otros.
El Hablante se localiza en el centro del pecho y, como se ha dicho anteriormente, en nuestra mente consciente.

La Tercera Alma

Es el Espíritu Pájaro. Nuestro Yo Divino, la parte que realiza nuestra conexión con lo Divino. Posiblemente pueda conocer el pasado, presente y futuro.
El Espíritu Pájaro mora en nuestro Cuerpo de Luz. El Cuerpo de Luz es parte de nuestro cuerpo, peró noi es de materia sólida. Más bien es parte de nuestro Cuerpo Psíquico que rodea el cuerpo físico. El Espíritu Pájaro está justo arriba de la parte superior de la cabeza, en el cuerpo de Luz y está anclado en nuestra mente interior, en el centro exacto de nuestra cabeza. Está conectado con el Yo Divino de otros.
Para comunicarnos con nuestro Espíritu Pájaro, el Hablante debe contactar primero con el Buscador, quien puede después comunicarse con nuestro Espíritu Pájaro, ya que éste último está conectado al Buscador por una cuerda.

Las Energías de los Espíritus

La energía del Buscador tiene nombres diferentes. Se llama Mana, Prana, Raith-poder, y Fuego Azul. Se genera por una comida saludable, aire y agua límpios, sexo y ejercicio físico. Es el canal de energía que mantiene todas las cosas vivas, y se puede comparar con la electricidad biológica.
La del segundo es el pensamiento, la energía de la mente, que toma cuerpo en las ondas cerebrales. Esta es una energía astral y el Plano astral se compone de las energías combinadas de todos los seres.
La del Tercero es la energía del Espíritu Pájaro. Se llama Baraka, mana-loa, energía de los Dioses, y Fuego Blanco. Se genera por la existencia del universo y desciende a través del orden de la creación, de los grupos galácticos y de las formas de vida planetarias.

(...)

Las Tres Almas, (Parte 2):

Quienes son las Tres Almas?

El Yo Hablante

Introduciré primero al Yo Hablante, ya que es con el que estamos más familiarizados la mayor parte del tiempo. El Yo Hablante es el Ser/Yo Racional, el Yo Consciente. El Yo Hablante es nuestra “interface” con el mundo. Es lo que la mayoría de gente cree que somos. Pero el Yo Hablante no puede comunicarse directamente con el Yo Divino.

El Yo Divino

El Yo Divino no está en nuestro denso cuerpo físico, sinó que se localiza en el cuerpo etérico, que nos rodea con energía. El Yo Divino se encuentra por encima de nosotros, sobre nuestra cabeza, peró muy cerca. puede visualizarse como un espíritu alado con plumas o como una bola de fuego azul. El Yo Divino es llamado también la Diosa/Dios Interior, aunque no esté dentro de nuestro cuerpo físico, está dentro de nuestro cuerpo energético.
Nuestro Yo Divino es uno con el Dios Azul de los Faery, Dian na Glas, el cual actualmente es de color azul-verdoso, conocido también como el Dios Pavo Real. Este Dios es andrógino, con las dos características sexuales femeninas y masculinas.

El Yo Joven, el Yo Animal, el Buscador

El Buscador es nuestro Yo Inconsciente. Esto no quiere decir que no esté atento o no sea consciente, sino que sus funciones conscientes están en un nivel del que nuestro Yo Consciente no contempla. Es la parte de nosotros que hace sueños, que crea, que es instintiva.
El buscador almacena la energía y la mueve, y vincula el Yo Hablante con el Yo Divino.
Usamos el Plegaria Ha y otros ejercicios para mantener el vínculo límpio y puro. Manteniendo las Tres Almas alineadas y límpias, estamos más saludables, enteros y integrados. Podemos utilizar diariamente más energía y poder de la Naturaleza que nos rodea, ya que este alineamento es el canal de energía que usamos, no solo en nuestro trabajo mágico y espiritual, sinó en nuestras vidas diarias.

La Plegaria Ha

Pieza esencial del trabajo Faery. Su propósito es mantener las Tres Almas correctamente alineadas y el canal de comunicación puro y límpio. Eventualmente este trabajo termina estado tan integrado a ti, que ya no tienes que pensar en hacerlo, sino hacerlo de manera natural e inconsciente. Puedes realizarlo una vez o dos al día. Nosotros también lo hacemos desoués de un trabajo espiritual y antes de un trabajo mágico. De nuevo, se convierte en algo tan natural e inconsciente que no tenemos que pararnos a pensar en hacerlo.
Pero lo primero que se debe aprender es cómo hacerlo y trabar con ello de manera consciente. Para empezar, realízalo diariamente cuando te levantes. Sí, puedes hacerlo cuando aún estás dentro de la cama.
Siéntate comfortablemente. Siente la energía a tu alrededor (este es el motivo por el cual empezamos con la respiración del fuego azul). Respira comfortable y profundamente.

·   Piensa o di: "Que las Tres Almas estén alineadas en mi interior."
·   Pide al Buscador que almacene energía que estás a punto de tomar.
·   Visualiza la energía a tu alrededor.
·   Respírala hacia dentro, respirando en sets de 4 respiraciones, mientras sientes una carga fuerte.
·   Cuando estés bien cargada, pide al Buscador que divida la energía.
El Buscador sabrá que hacer con ella. No necesitas pensar conscientemente en dónde irá esta energía. Confía en tu Buscador. No necesitas tener una idea clara del porque de este trabajo, en mente. Lo primordial, es convertirte en un canal límpio de energía y alineándo tus Tres Almas, serás una persona más saludable.
·   Inclina tu cabeza hacia atrás mientras respiras hacia fuera y soplas lo que te queda de aire.
·   Envía el aliento energizador a tu Yo Divino, que visualizarás como una bola de fuego azul flotando encima de tu cabeza.

« Last Edit: Febrero 29, 2008, 11:07:51 am by Vaelia »