Mi ángel a veces se esfuerza

De: Alias de MSNLUNA200620  (Mensaje original) Enviado: 29/05/2006 13:35

Mi ángel a veces se esfuerza por hacerme sonreír y muy pocas lo consigue. No es que el no sepa hacerlo, soy yo, que en mi libre albedrío, hago de la opción mi peor arma.

El trata de verme feliz, sabe que puede lograrlo y yo, íntimamente, quiero que lo consiga, es más necesito que lo haga… y me olvido que la opción es siempre mía.

Hago un rápido análisis de mi conducta y me doy cuenta que la situación no tiene salida, al menos no por este camino.

Entonces ¿qué debo hacer? Le pregunto a él, después de todo es mi ángel y Dios lo puso a mi lado para que juntos transitemos esta ruta.

Mi ángel es paciente, tiene fe en mí y yo siento que lo he defraudado en más de una ocasión y que, por supuesto, me he defraudado a mi misma.

Escucho su voz, acá, frente a mi nariz, porque es ahí donde  él se pone cuando quiere que le preste atención.

Ha trabajado duro, hace años que tiene la noble misión dada por Dios y ha soportado con estoicismo mi espíritu sordo.

Dicen que solo tres de diez retornamos para seguir creciendo y yo estoy aquí, por lo tanto soy una elegida, tan solo por estar aquí, ¿entonces?…

El me ha salvado de algunos males y puedo asegurar sin temor a exagerar ni equivocarme que de más de una muerte segura, y al mismo tiempo me ha llevado a lugares hermosos, me ha regalado bella gente con quien compartir momentos y buenas cosas.

Por eso pienso que es hora de oírlo, es hora de aprender de su propia experiencia milenaria y de enriquecerme con su amistad.

Entonces decido escucharlo:

Solo hay que cambiar el camino, en alguna bifurcación le erraste.

Ojo, no intentes volver atrás, no se puede, no sirve, es inútil y el tiempo no se recupera.

Yyy entonces?

Entonces… es más fácil de lo que supones:

Acá está tu camino, el que decidiste seguir, el que no te lleva a ningún lado, el camino circular, ¿entiendes ahora por qué no sirve retroceder? Tu camino es un círculo, avanzar o desandar es lo mismo, más acá o más allá siempre vas a estar en el mismo lugar.

Pero Dios nos regala una geometría perfecta; y en este circulo cada tanto aparecen tangentes, caminos rectos y tangenciales, caminos rectos, tangenciales y transparentes, caminos rectos, tangenciales, transparentes y Divinos.

Si lográs entender esto, si me estás prestando atención y notas que una luz ilumina tu corazón, si todas estas palabras parten de mi y sabes que soy tu ángel, que existo, que te amo, no lo dudes, llegaste al punto de la tangente, la ves por un momento, solo por un momento, indescifrable e invaluable. Estás cruzando la tangente.

Ahora hay que animarse a saltar. Es la opción, nuevamente, como siempre…

Saltar o quedarse de este lado, en la fácil comodidad de círculo, de ver siempre lo mismo, de protestar siempre por las mismas cosas, de sentir el tedio, de pasar mil veces por el mismo lugar sin que nada cambie (porque tu no cambias) de protestar por los errores ajenos, de culpar al medio por este panorama tan repetido y monótono, del eterno y perfecto circulo de la nada.

Solo saltar, solo animarse y saltar. Te ofrezco como tantas otras veces mis manos, mi cuerpo etéreo, mis alas desplegadas, solo saltar cualitativamente para seguir creciendo.

Del otro lado… un camino distinto, irrepetible, con una mañana distinta cada día, con el mismo sol, nada más que ahora sentirás el gozo de su calor, con el mismo amor pero con un sentido distinto y con sonrisas, siempre con sonrisas, porque en este camino cada paso es irrepetible  cambiante, cada momento es único y cada hecho, cada gota de amor que viertas, cada lágrima que seques, cada movimiento, por imperceptible que parezca te dará una pauta cierta de estar viva.

Lo cierto es que es tan fácil que hasta parece ingenuo y por ingenuo resulta peligroso. Muchas veces has pasado por este mismo lugar, muchas veces te he susurrado al oído que era hora de saltar y muchas otras callé porque sabía que no había llegado tu momento.

Hoy te grito, salta, ya, ahora, hoy si es tu momento, hoy dile basta al pesimismo que te aleja del amor, hoy niegate a reclamar migajas cuando te corresponden montañas, basta de conformarte, comienza a exigir tu lugar en este mundo.

Salta porque no viniste acá a sufrir.

Salta porque la vida no es un círculo.

Salta porque la luz está a cada paso.

Salta porque el amor está de ese lado.

Salta porque vale la pena caminar la senda de la vida.

Salta porque la felicidad es tu mejor arma.

Salta porque crecer es no morir.

Salta porque tu corazón late sin ataduras.

Salta por ti y por cada uno de los que amas.

Salta porque llegó tu hora de vivir la vida.

Salta porque te estamos esperando…